Lampedusa, continua la llegada

Sergio Rodrigo | 17 de febrero de 2015 a las 18:36

El fin de semana pasado, alrededor de 2 mil 700 migrantes atravesaron a Lampedusa, en Italia, a través de embarcaciones, debido al asedio que sufren miles de personas en países de la región subsahariana por parte del Estado Islámico. Hasta el momento se reportan 300 desaparecidos y los albergues saturados, tanto de Italia como de la ONU, a los que llegan los migrantes reclamando asilo por conflictos bélicos.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) urgió a la Unión Europea a establecer una operación de búsqueda y rescate en el Mediterráneo con una magnitud y alcance similar a la cancelada estrategia Mare Nostrum, que salvó cientos de vidas durante el año que funcionó.

Tras la muerte esta semana de al menos 300 migrantes que intentaban llegar a Europa desde Libia, António Guterres aseveró que no puede haber duda de que la operación Tritón, vigente actualmente, es un reemplazo inadecuado del plan italiano Mare Nostrum, lanzado en octubre de 2013.

Guterres enfatizó que el objetivo debe ser salvar vidas y advirtió que si no se implementa un operativo efectivo será inevitable que mucha más gente muera en el intento de cruzar hacia Europa.

El Alto Comisionado ha instado en repetidas ocasiones a los gobiernos europeos a tomar en cuenta las necesidades de la gente que huye de conflictos y otros lastres al diseñar sus políticas para así reducir la pérdida de vidas.

 

Además, ha llamado a abordar las causas de raíz de las migraciones y a brindar alternativas legales y seguras para evitar más travesías arriesgadas en embarcaciones precarias.

Según datos de la ONU, como resultado de los conflictos en distintos países árabes y africanos, en 2014 cruzaron el Mediterráneo unas 218.000 personas y 3.500 de ellas murieron.

Marruecos desmantela el Gurugú

Sergio Rodrigo | 15 de febrero de 2015 a las 14:55

Marruecos ha arrasado los campamentos de migrantes del Monte Gurugú y se lleva a cientos de ellos con destino desconocido.

Después del anuncio del Gobierno de Marruecos de regularizar a miles de migrantes del África Subsahariana con el fin de evitar su paso a Europa los agentes de los cuerpos de seguridad marroquíes fueron ordenados a desmantelar, destruir y quemar todos los campamentos donde viven de forma clandestina cientos de migrantes entre ellos muchos bebes que esperan dar el salto.

En las imágenes recogidas por la organización PRODEIN, se muestra el estado de una los campamentos más numerosos, el Monte Gurugú a varios metros de la valla de Melilla. En las imágenes se muestra como han arrasado con todo.

Organizaciones locales han señalado que cientos de migrantes están siendo conducidos en autobuses a unos supuestos campos de migrantes, aún sin identificar, pero posiblemente en la ciudad de Errachidia en pleno desierto y cercano a la frontera de Argelia.

Crónica de un desahucio anunciado

Sergio Rodrigo | 12 de febrero de 2015 a las 10:58

Desahucio de Kenneth
En España los desahucios son una práctica diaria, y en Andalucía igual. Esto es para todos los ciudadanos, da igual su procedencia, género o edad, sin embargo a veces la presión ciudadana logra paralizarlos.

Kenneth es un migrante nigeriano, vive desde hace más de 10 años en España, donde compró una casa para su mujer y sus tres hijos. El paro lo dejó sin ingresos y no podía afrontar la deuda, pese a su propuesta de una alternativa social el banco no supo negociar.

La orden de desahucio llegó hace unos días, pero Kenneth no pensaba abandonar su casa. “Yo no tengo miedo a la policía, esta casa la compre con mi familia, estos es mío. Yo quiero trabajar y pagar a el banco, yo quiero pagar cien euros, yo no tengo trabajo, no miento” señala este migrante.

Desde la noche un grupo de activistas de Stop Desahucios se acorrala en su casa, si llega la policía pretenden evitar que se ejecute el desahucio para que Kenneth no se quede en la calle junto a su familia y pierda la casa que ha estado pagando durante más de ocho años.

La noche ha sido larga, desde la madrugada Kenneth habla con su madre en Nigeria y su mujer y sus hijos a los que envió junto a unos familiares a Sevilla. No quiere que presencien el desalojo. Los tranquiliza constantemente. Sin embargo poco a poco van llegando más solidarios con este migrante.

Los ciudadanos se convocan a través de las redes sociales y ciudadanas y desde la madrugada van formando un piquete a las puertas del bloque de este antiguo trabajador de la construcción. “No vamos a permitir que pasen a la casa” señalan alguno de estos.

A Kenneth lo arropan también algunos vecinos y compatriotas. El respaldo lo tranquiliza. Pero la llegada de su abogado y una llama de teléfono cambian el rumbo. “El desahucio ha sido paralizado”, el banco acepta la oferta de Kenneth y podrá seguir viviendo en su casa, al menos durante dos años con posibilidad de tres, bajo un contrato de alquiler social con el que pagará 100 euros mensuales.

No es muy común que logren paralizar desahucios en España, según el abogado José Cosín se ha paralizado por “la presión de los ciudadanos no ha sido la bondad de ningún banquero los que han salvado a Kenneth, han sido los ciudadanos”.

Aunque todo parecía que iba a ser “Crónica de un desahucio anunciado” finalmente la negociación con el banco, y la presión casi diaria de los activistas a las puertas del Santander han dando un respiro a este migrante que ya descansa en casa junto a su familia. En Nigeria su madre también descansa.

Salvamar, el salvavidas del Estrecho

Sergio Rodrigo | 10 de febrero de 2015 a las 8:59

Salvamento Marítimo rescata a una embarcación en el Estrecho. / S.M

Salvamento Marítimo se ha convertido un año más en el salvavidas del estrecho entre África y Europa, una llave puente para las migraciones frenadas en Ceuta y Melilla, y que buscan altarnativas como el mar para llegar a Europa.

En 2014 según el Gobierno las actuaciones relacionadas con la inmigración, Salvamento Marítimo ha atendido desde los CCS ubicados en Andalucía a 4.965 personas de 400 pateras.

De ellas, los medios de Salvamento Marítimo trasladaron a puertos andaluces un total de 3.273 personas. El resto fue rescatado por medios marroquíes y trasladados a Marruecos.

Por centros, el CCS Almería ha asistido a 1.824 personas, el CCS Tarifa a 3.135 personas y el CCS Algeciras a 6 personas.

Pero la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) en su balance migratorio en la Frontera Sur durante el año 2014, que elabora anualmente y que posteriormente se incluye en el informe Derechos Humanos en la Frontera Sur, señala en cifras globales de llegada de inmigrantes a nuestro país, que han sufrido un notable incremento en 2014, la distribución geográfica, los métodos de entrada, el género y menores, así como el origen de los inmigrantes. También las cifras de personas que, en el intento de llegar a España, han perdido la vida.

Rafael Lara, coordinador del área de Solidaridad Internacional de APDHA, ha señalado que que en 2014 se ha producido un incremento muy importante de llegadas por la frontera sur, de casi un 50% más respecto al año anterior. Este número se explica por las entradas a través de la valla de Melilla, que han sido de casi 2.500 personas, y por las llegadas a Cádiz en el mes de agosto.

“Peros estos datos no suponen ni una avalancha ni una invasión, es sólo un pequeño porcentaje de las entradas que se producen en toda Europa; ACNUR da la cifra de 207.000 entradas en el continente europeo en el año 2014”, ha apuntado Rafael Lara.

En segundo lugar, el informe presenta un incremento del número de mujeres y de menores, sobre todo si descontamos las llegadas por Ceuta y Melilla, donde acceden casi exclusivamente hombres. Importante también es el aumento de personas argelinas que entran fundamentalmente por Ceuta y Melilla. De otras nacionalidades, destacamos los sirios, que huyendo de una terrible guerra y después de vivir una odisea, entran por Ceuta y Melilla con pasaporte marroquí o camuflados entre los subsaharianos.

“Con respecto al número de fallecidos, desde la APDHA queremos señalar que nuestros datos son casi con total certeza inferiores a la realidad. A los gobiernos no le interesa investigar sobre estos temas, sólo interesa a las ONG y a entidades de la sociedad civil. Por eso es sorprendente que con todas las vulneraciones de DD.HH. que están cometiendo los Estados implicados sólo se hayan producido 131 muertes” ha destacado el responsable.

Tarajal, un año sin justicia

Sergio Rodrigo | 8 de febrero de 2015 a las 11:57

Un grupo de manifstantes reclaman justicia frente a la frontera del Tarajal en Ceuta. / @APDHA

Un bosque de pino en Marruecos corona el último refugio del viaje de decenas de migrantes que se han chocado con la valla fronteriza de Ceuta (España). En los bosques de Belyounech aguardan su oportunidad para dar el salto al continente europeo, el sueño de muchos de ellos tras años viajando por el continente africano, que cada mañana divisan el continente europeo desde lo más alto del monte.

Pero el 6 de febrero de 2014 cambió la historia de las migraciones. Apenas había comenzado el amanecer cuando un grupo de unos 400 migrantes descendían de los montes cercanos a Ceuta. Su meta era el paso fronterizo del Tarajal. Allí hicieron frente a las agresiones de los cuerpos policiales de Marruecos consiguiendo finalmente llegar a la valla española.

La guardia civil los esperaba fuertemente amados con material antidisturbio. Muchos intentaron cruzar por el mar a nado otros saltando las alambradas. El uso desproporcionado de las fuerzas españolas y la flata de auxilio a los migrantes ocasionó la muerte de al menso 15 personas, todas ahogadas.

Y es que según las propias imágenes oficiales, un relato judicial y los propios testigos los agentes españoles disparaban pelotas de gomas al mar y gases lacrimógenos para evitar la llegada de los migrantes, el resultado fue la mayor tragedia provocada por las políticas de “seguridad de fronteras”.

Hasta el momento no ha habido responsabilidad, la investigación sigue parada. Pese a la presión de organismos internacionales, entre ellos la ONU. La estrategia del ministro español, que sigue en su puesto pese a pesarle estas vidas, es una campaña de desprestigio contra los perjudicados de las migraciones, que son los propios migrantes, y no contra los que lo combaten con armas.

Un año después, no sólo no se ha asumido ninguna responsabilidad por esta tragedia, sino que la investigación en marcha no ha servido para ofrecer una explicación clara de lo sucedido ni para brindar justicia a las víctimas. Lejos de haber servido de precedente para cambiar las prácticas de control de la considerada “Frontera Sur”, la situación es cada vez más grave. La legalización de las llamadas devoluciones “en caliente” a través de la enmienda prevista en a la Ley de Seguridad Ciudadana es un grave atentado a la legislación española, europea e internacional y a la vida de las personas migrantes y refugiadas que llegan a nuestras fronteras.

Andalucía puerta de Europa

Sergio Rodrigo | 28 de enero de 2015 a las 23:14

Un ciudadanos marroquí visiona la costa española desde la orilla norte de África. /Flickr

Hace un año la actual presidenta de la Junta de Andalucía, ante el encuentro del Partido Socialista Europeo en Málaga, señaló que Andalucía debería ser “la puerta a Europa en el mediterráneo y no el fin del continente”. Ahora las relaciones fronterizas separan al pacto de la región.

Las primeras pinceladas de la acción exterior de Díaz se interpretó como una mirada al norte de África que en los últimos años ha jugado un rol primordial en la estrategia exterior de la UE, y donde Marruecos es su principal socio, principal vecino andaluz. Estrategia y rol que Susana ha asumido, y de la que ha hecho que caiga un gobierno para promover unas elecciones que costará 14 millones de euros a los andaluces.

La relación de Andalucía y Marruecos, sobre todo el norte, es una novela de amor ligada a la historia, la cultura y la convivencia. En los últimos años los puertos andaluces se han convertido en la puerta entre Europa y África. Y es normal que la cooperación transfronteriza entre ambas orillas sea buena, Andalucía juega ese papel positivo, y eso repercute en lo económico. La Fundación Tres Culturas es otro ejemplo de la búsqueda de una acción exterior ligada a Rabat.

Díaz dejó claro su posicionamiento al llegar al poder, lo expresó en el parlamento andaluz donde su posicionamiento activo ante los acuerdos pesquero entre la UE y el reino alauí, que simboliza el acuerdo económico entre ambas orilla. Su postura relataban cuáles iban a ser la intención de la socialista, pero aún así visitó a la delegación del Polisario a los niños de Vacaciones en Paz, más tarde la política real salió a la luz, incluso visitó Marruecos y a su rey.

La política de la doble moral aplicada por el ejecutivo de Rodríguez Zapatero con el Sahara, es decir, “statuo quo”, economía con Marruecos y solidaridad con el Sahara, ha sido también el enganche de su mandato. Pese al compromiso político con su socio de gobierno en la causa saharaui, brecha que parece haberse dilatado y creado la fracturación ante lo que Díaz ha llamado “radicalización”.

Ndie se iba a pensar que esta posición fuese usada por la presidenta para dar el giro radical a la Andalucía de hoy. Las posiciones opuestas y la teoría de un vecino garante de seguridad han hecho, así como el supuesto referéndum de IU, acabar con un gobierno de coalición. Aunque las interpretaciones hablan de estrategia política por parte de la socialista.

Sin embargo, el debate está abierto. Fronteras, inmigración Ilegal, tráfico de drogas, terrorismo, agricultura, pesca, etc. Son algunas de las etiquetas fundamentales de las agendas de ambos lados del estrecho que se multiplica si los intereses o relaciones se debaten entra la comunidad autónoma de Andalucía y las regiones del norte de Marruecos.

Ahora comienzan los mítines electorales, y la acción exterior es parte de la agenda política de la Andalucía del mañana, su futuro se debatirá en las urnas.

Lo cierto es que el entendimiento es básico entre dos vecinos, y el compromiso de la Andalucía después del 22 de marzo debe buscar una buena convivencia, pero el problema reside cuando se hace acosta del sufrimiento de otro pueblo, como es el saharaui, y su asumir las responsabilidades históricas y la normativa internacional al respecto.

La islamofobia tras los atentados de París

Sergio Rodrigo | 14 de enero de 2015 a las 11:29

Tras los atentados de Charlie Hebdo los países europeos están tomando medias a favor del control de internet así como aumentar la seguridad, algo que en muchos casos confronta con las propias libertades de los ciudadanos, sobre todos de los musulmanes, que se han visto no solo aumentada la seguridad sobre ellos, simplemente por ser musulmanes, sino que también crece el sentimiento islamofobos en toda Europa.

Colectivos musulmanes, ha denunciado los atentados, pero ahora también denuncian la caza y las políticas de seguridad que solo benefician al distanciamientos de las relaciones humanas, en países donde la convivencia es mayoritaria.

Los mensajes de la extrema derecha tras los atentados están sirviendo ya para que crezca -aún más- la ola de islamofobia que recorre Europa. Tanto la islamofobia como la xenofobia son sentimientos, actitudes y comportamientos execrables, que de no combatirse contaminan a toda la sociedad y ponen en tela de juicio la propia calidad democrática de la misma. La ultraderecha y los partidos antiinmigrantes y xenófobos crecen en Francia, haciendo culpables a todos los inmigrantes y a los musulmanes de lo que no es sino una minoría fanática, aunque creciente lamentablemente.

La xenofobia crece en toda Europa. Las pintadas de Jerez se enmarcan en esa ola de aguas fétidas. Para ello la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha querido mostrar su rechazo y expresar “nuestra solidaridad con la comunidad musulmana, que en casi su totalidad son creyentes pacíficos, y que hace muchos años forma parte de nuestra sociedad, con todos los derechos a los que debemos acceder la ciudadanía”.

Pero lo que ha sucedido en Jerez no es un caso aislado. Aquí en España aumentan las medidas y declaraciones racistas de mano de determinados dirigentes del Partido Popular (véase Vitoria, Sestao, Gandía, Badalona…).

Aicha, el motor de la patera

Sergio Rodrigo | 13 de enero de 2015 a las 11:04

Salvamento Marítimo español rescató hace unas semana a 47 migrantes de origen subsahariano de las costas de Andalucía, entre ellos 36 varones, diez mujeres y un bebe. Los migrantes cruzaban el estrecho de Gibraltar superando las malas condiciones climáticas (Viento y Frío), pero entre la muchedumbre de una embarcación semirrigida se encontraba la sonrisa más profunda de El Chad.

Aicha, una menor de dos años que junto a su madre, una chadiana que se enamoró en Marruecos, llegó con síntomas de hipotermia tras atravesar el estrecho de Gibraltar. Tras ser recuperada por los voluntarios de Cruz Roja su sonrisa volvía a resplandecer tras 9 horas en altamar y es que no sabía donde estaba, pero comprendía la dificultad del acto en los ojos agotados de su madre así como en sus movimientos tras pasar horas en la misma posición.

Su alegría, y su futuro, fueron primordiales para los tripulantes de esta embarcación que arropados a su esperanza se convirtió en el motor de una patera donde el remo era su principal herramienta.

Los migrantes que comprenden a numerosas nacionalidades entre ellas, Camerún, Gambia, República Centro Africana o Malí señalaron a este corresponsal que partieron desde el norte de Marruecos a media noche y fueron rescatados tras pasar toda la noche navegando con remos a manos entre el Estrecho.

A su llegada fueron atendido por los voluntarios de Cruz Roja que los trasladaron a su sede donde fueron atendidos y donde posteriormente entregados a los cuerpos policiales que custodian la sede para ser puesto a disposición de los Centros de Internamiento de Extranjeros españoles. La mayoría ha llegado en buen estado de salud pese al largo viaje que se saldó con su rescate tras el aviso de una activista española de un organismo independiente que estaba en contacto con los migrantes.

 

Hay que destacar que gran parte de ellos no había solicitado visado porque según dicen “los pobres están vetados en Europa”, otros si lo había solicitado ya que tenían familiares en Europa, pero la política fronteriza no le permitió la vía regular.

Las redes estallan mostrando a Díaz que #AndaluciaconelSahara

Sergio Rodrigo | 11 de enero de 2015 a las 10:55

El gobierno regional de Andalucía, compuesto por los socialistas españoles y el grupo de Izquierda Unida, tambalea tras la negativa de la presidenta andaluza de permitir viajar a su vicepresidente, Diego Valderas, perteneciente al grupo de izquierda, a los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, del partido socialista, ha señalado que no podrá visitar los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, considera que la visita de su vicepresidente, de IU, no sólo conlleva un riesgo económico, sino una afrenta “al único aliado estable de España y Europa” en la zona.

La socialista recibió a los niños saharauis de vacaciones en paz este verano y mostró su solidaridad con este pueblo, pero meses más tarde visitó Marruecos, pese a recalcar que la región no podía inmiscuirse en asuntos internacionales, con el fin de afianzar los lazos económicos que no benefician a los trabajadores de Andalucía. Lo cierto es que presionó para el acuerdo de pesca, que incluye las aguas del Sahara Occidental

  En Andalucía las redes sociales estallaron anoche reclamando solidaridad con la causa del pueblo saharaui que sigue atrapada en las redes de las Naciones Unidas a esperas de un referéndum. La etiqueta #AndaluciaconelSahara mostraron en twitter y facebook su apoyo a este pueblo.

 

La participación de Susana Díaz en el programa La Sexta Noche, del grupo de comunicación Atresmedia, encendió las redes tras responder a las preguntas sobre el Sahara. En las redes los solidarios se expresaban en libertad mientras que las grandes corporaciones mediáticas seguían dando voz a los altos cargos, sin embargo eso no evitó que el mensaje solidario se posicionase en el quinto lugar del listado nacional de tendencias en la red social de twitter.

Las posiciones contrarias sobre el conflicto del Sahara, y del que España es responsable tras abandonarlo a su suerte vuelve a la palestra por el intento de visita institucional del líder del gobierno de izquierda, que hace dos años si visitó los territorios palestinos en nombre del gobierno de Andalucía, y mostrando su apoyo a las causas de los pueblos ocupados del mundo.

 

Los expoliados

Sergio Rodrigo | 3 de junio de 2014 a las 12:16

Un hombre es trasladado a una ambulancia tras cruzar el mediterráneo en una zodiac. / S. Rodrigo

Un hombre es trasladado a una ambulancia tras cruzar el mediterráneo. / S. Rodrigo

Fatigados, tiritando y deshidratados. Así llegan la mayoría de personas que intenta migrar desde el continente africano a Europa, un riego que corren miles de personas cada año y que es el ejemplo de que las fronteras son franqueables por altas o peligrosas que sean.

Llega el verano y con ello se intensifican las llegadas de los migrantes a través de embarcaciones semirrígidas o en balsas de juguete al sur de Europa. El mar está calmado y el destino cerca. Este es uno de los argumentos para estos migrantes obligados en desesperación a jugarse la vida y la de sus compañeros en búsqueda de una vida mejor.

En Tarifa la distancia es casi mínima, ambos lados del estrecho están separados por 14 kilómetros, un tramo corto para personas que han recorrido miles de kilómetros. Las “toys” son económicas, pero peligrosas. En estas se suelen introducir unas diez personas que con pequeños remos cabalgan las olas del levante.

En Málaga no es muy habitual la llegada de inmigrantes, pero la instalación de una nueva valla en la zona marroquí para proteger de las migraciones a Melilla va a intensificar que los migrantes que esperan en Marruecos para llegar a Europa lo hagan a través del mar y salgan desde puntos cercanos a la zona oriental de Andalucía.

Posiblemente lo hagan en embarcaciones de plástico como los últimos casos, donde grupos de unas treinta personas se agolpan y quedan desaparecidos en medio del Mediterráneo durante horas a la espera de que el destino decida. Al llegar la mayoría están con pequeños síntomas de hipotermia, y es que el viaje es duro pero los dirigentes siguen pensando que las migraciones hay que combatirlas, y sobre todo a través de políticas de fronteras, cuando la realidad es que responde a un conflicto social, armado o político.

Y esos conflictos no interesan resolverlos. Europa sigue hablando de países desarrollados y subdesarrollados, un error ya que la realidad es que hay países expoliadores y no expoliadores. Y mientras Europa siga chupando del bote africano y erigiendo muros, miles de expoliados seguirán llegando ya que la riqueza no revierte sobre ellos y garantiza el estado consumistas de la Europa de la Unión.