Archivos para el tag ‘argelia’

Consejo de Seguridad vota entre la guerra y la paz en el Sahara

Sergio Rodrigo | 28 de abril de 2016 a las 0:49

CS__ONU_respalda_unánimemente_el_acuerdo_de_Irán

El día clave ha llegado, este 29 de abril el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas vota el futuro de la última colonia africana, el Sahara Occidental. Tras 25 años del acuerdo de paz entre Marruecos y el Frente Polisario la región vive una posible reanudación de la guerra.

Aunque el “statu quo” se ha mantenido en la región desde hace varias décadas, la visita del Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, en marzo de 2016 ha vuelto a reanudar un proceso de paz, obstaculizado por Marruecos ante el anuncio histórico de la ONU.

Marruecos cree que la misión ha perdido valor y que sumado a las calificaciones de Ki-Moon sobre el término “ocupación”, usado en los documentos del órgano internacional, la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara (MINURSO) carece de validez, para ello propone prolongar durante dos meses la misión y acabar con ella, postura a la que países como Francia o España se han alineado en las últimas horas.

Marruecos decidió hace unos meses expulsar a más de 80 miembros civiles de la ONU del territorio saharaui y cerrar un cuartel de los Cascos Azules en Dajla (Antigua Villa Cisneros), la medida aumentó las tensiones, pero entra dentro de las líneas de acción de Marruecos sobre el conflicto saharaui. Otras de las propuestas del Reino Alauí pasan por cambiar la determinación del nombre y eliminar el incomodo término de “referéndum”.

El ejercito saharuai realiza entrenamientos militares en las zonas controladas por la RASD. / Jalil Mohamed

El ejercito saharuai realiza entrenamientos militares en las zonas controladas por la RASD. / Jalil Mohamed

Desde hace años el Frente Polisario y su delegación han tratado de que la Misión velase por la defensa y protección de los Derechos Humanos en la zona, medida bloqueada por la República Francesa, muy próxima al régimen marroquí. Ahora, y tras recomendaciones de la Unión Africana, la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) ha solicitado poner fecha a un referéndum para el territorio antes de concluir el año 2016, medida apoyada por el Secretario General.

De desaparecer la MINURSO las autoridades saharauis no dudan en volver a las armas, para ello el Frente Polisario ha desplegado fuertes ejercicios militares en el territorio controlado bajo la bandera saharaui, y donde se ha alertado a los refugiados de la inestable situación de guerra inminente que vive el conflicto.

El consejo de Seguridad ha debatido la medida de EEUU presentada este 27 de abril, la resolución de Estados Unidos, que fue presentada en el Consejo de Seguridad tiene como objetivo prorrogar el mandato de la MINURSO  hasta el 30 de julio de 2016, una prórroga técnica por dos meses (muy cercana a la propuesta de Marruecos), pero exige el regreso del contingente civil de la ONU, desplegado en el Sáhara Occidental y recién expulsado por Marruecos.

En vísperas de la votación de  la MINURSO Naciones Unidas insistió en la necesidad de mantener su misión en el Sáhara Occidental y de garantizar que disponga del personal necesario para desarrollar sus funciones, es decir al completo.

El futuro del Sahara y su conflicto, pasa estos días por uno de los momentos más tensos de sus últimos años y es que el Consejo de Seguridad debate entre la paz y la guerra.

 

Refugiados

Sergio Rodrigo | 20 de junio de 2013 a las 19:12

Mohamed y Salma tras salir del colegio del CETI en Melilla. / S.R

Mohamed y Salma tras salir del colegio del CETI en Melilla. / S.R

El mundo cuenta con unos 45 millones de refugiados, en el Magreb la cifra no supera los 300.000, sin embargo son muchos los solicitantes de asilo que se ven bloqueados a las puertas de Europa, en concreto en las ciudades de Ceuta y Melilla.

Es el caso de Mohamed y Salma, dos niños de origen argelino atrapados en Melilla, el enclave español del norte de África. Estos viven desde hace dos años junto a sus padres y dos hermanos más en el Centro de Internamiento para Extranjeros (CETI) esperando una resolución que les permita continuar su viaje migratorio.

Su padre pasó por la frontera internacional de Beni Enzar en Melilla con un pasaporte falso comprado en Marruecos. Esta es una de las técnicas más usadas por los argelinos para entrar a las ciudades españolas del norte de África. Más tarde lo repitió con sus hijos y esposa que llegaron de Argila, con los ahorros de toda una vida. Ahora vive de la caridad.

Los niños reflejan la felicidad de un viaje sorprendente en una edad inconsciente para apreciar la terrible situación en la que están. Ahora residen en el CETI de Melilla, escolarizados con compañeros de otras nacionalidades, saben que están de viaje y son felices, pero no saben la realidad a la que se enfrentan sus padres para llegar al final de su recorrido.

El objetivo de su padre es llegar a la península a través de un permiso que le permita continuar su viaje a Francia, donde vive parte de su familia. El caso que tras dos años atrapados en la ciudad y tras varias órdenes denegando su acceso a la península el padre se ha cuestionado varias veces tomar la patera, medida cara por lo que optó a solicitar asilo político y ser refugiado en el centro de Sevilla capital.

Una cuestión compleja ya que las solicitudes de asilo político en el territorio nacional descendieron un 25% durante 2012 según el informe del Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR).

De las 2350 solicitudes de asilo estudiadas y resueltas por el Gobierno español a lo largo del año 2012, tan solo 220 personas fueron reconocidas como refugiadas y a 289 se les otorgó protección subsidiaria según la ley 12/2009 reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria.

En Melilla, el NO siempre está garantizado y muchos son los que vuelven a casa desesperados de esperar en una ciudad española administrativamente pero que no permite la salida de los inmigrantes a otras ciudades, convirtiéndola para muchos en una cárcel de 12 kilómetros cuadrados rodeados por una doble alambrada de seis metros.

Estos niños desgraciadamente están viviendo situaciones de riesgo, amparado gracias a la colaboración de las ONG, pero lo que estos menores sonrientes están viviendo la aventura de la inocencia en un viaje largo con destino inesperado, que solo los adultos saben de su real significado.