Archivos para el tag ‘ceuta’

Cicatrices en la valla

Sergio Rodrigo | 1 de enero de 2016 a las 22:59

1916619_1180506601962791_9080243205184523623_n
17 kilómetros estuvo andando Faustine la Noche Buena de 2015, sus últimos pasos en Marruecos tras un año y un mes soñando con llegar a territorio de la Unión Europea.

Junto a sus más de 300 “camaradas” se aproximaron a la valla fronteriza en la zona de Benzú, Ceuta. Y tras esconderse en el bosque corrieron para tratar de saltarla, solo lo consiguieron 182 personas, dos perdieron la vida.

Recibieron los golpes y piedras de los agentes marroquíes ante de llegar a la alambrada según relata este migrante camerunés que como otros finalmente se lanzaron al mar para llegar a territorio español. Las zodiac marroquíes no le impidieron sobrevivir, pero las cuchillas para evitar la entrada a los migrantes del lado español le hirieron sus piernas.

Salió de Camerún el 25 de noviembre de 2014, apenas tiene unos 20 años, y a su tercer día en llegar a España ha comenzado a ir a calases de lengua castellana. “Esperaré a recuperarme de las heridas, seguiré estudiando y probaré suerte, luego continuare mi viaje al norte de Europa”.

Faustines es uno de los supervivientes de las más de 100 personas que perdieron su vida tratando de llegar a España desde Marruecos en 2015, sin embargo el aumento de llegadas de migrantes se combate estos días con el refuerzo de las autoridades españolas y de Marruecos, que han desplegado a cientos de agentes y militares para controlar la frontera de Ceuta.

En el lado marroquí se han desplegado fuerzas militares para evitar que los migrantes se aproximen a la frontera española. Allí el pasado 25 de diciembre al menos 2 migrantes murieron ahogados tratando de llegar a nado a Ceuta.

Más de 180 migrantes subsaharianos consiguieron entrar en tras sortear al vallado fronterizo, en las imágenes se puede apreciar la virulencia de las cuchillas que coronan la alambrada que ha registrado numerosos heridos.

#MIGRACIONES Autoridades españolas y de Marruecos han desplegado a cientos de agentes para controlar la frontera de…

Posted by Entrefronteras on Lunes, 28 de diciembre de 2015

Tarajal, un año sin justicia

Sergio Rodrigo | 8 de febrero de 2015 a las 11:57

Un grupo de manifstantes reclaman justicia frente a la frontera del Tarajal en Ceuta. / @APDHA

Un bosque de pino en Marruecos corona el último refugio del viaje de decenas de migrantes que se han chocado con la valla fronteriza de Ceuta (España). En los bosques de Belyounech aguardan su oportunidad para dar el salto al continente europeo, el sueño de muchos de ellos tras años viajando por el continente africano, que cada mañana divisan el continente europeo desde lo más alto del monte.

Pero el 6 de febrero de 2014 cambió la historia de las migraciones. Apenas había comenzado el amanecer cuando un grupo de unos 400 migrantes descendían de los montes cercanos a Ceuta. Su meta era el paso fronterizo del Tarajal. Allí hicieron frente a las agresiones de los cuerpos policiales de Marruecos consiguiendo finalmente llegar a la valla española.

La guardia civil los esperaba fuertemente amados con material antidisturbio. Muchos intentaron cruzar por el mar a nado otros saltando las alambradas. El uso desproporcionado de las fuerzas españolas y la flata de auxilio a los migrantes ocasionó la muerte de al menso 15 personas, todas ahogadas.

Y es que según las propias imágenes oficiales, un relato judicial y los propios testigos los agentes españoles disparaban pelotas de gomas al mar y gases lacrimógenos para evitar la llegada de los migrantes, el resultado fue la mayor tragedia provocada por las políticas de “seguridad de fronteras”.

Hasta el momento no ha habido responsabilidad, la investigación sigue parada. Pese a la presión de organismos internacionales, entre ellos la ONU. La estrategia del ministro español, que sigue en su puesto pese a pesarle estas vidas, es una campaña de desprestigio contra los perjudicados de las migraciones, que son los propios migrantes, y no contra los que lo combaten con armas.

Un año después, no sólo no se ha asumido ninguna responsabilidad por esta tragedia, sino que la investigación en marcha no ha servido para ofrecer una explicación clara de lo sucedido ni para brindar justicia a las víctimas. Lejos de haber servido de precedente para cambiar las prácticas de control de la considerada “Frontera Sur”, la situación es cada vez más grave. La legalización de las llamadas devoluciones “en caliente” a través de la enmienda prevista en a la Ley de Seguridad Ciudadana es un grave atentado a la legislación española, europea e internacional y a la vida de las personas migrantes y refugiadas que llegan a nuestras fronteras.

La princesa de Marfil

Sergio Rodrigo | 25 de abril de 2014 a las 14:49

la foto
Acaba de llegar, y ni se les ocurre regresar. Esa sonrisa no solo representa la infancia sino el reto de una familia que sacó a esta princesa junto a su madre de Costa de Marfil.
Hoy ha pisado Europa, ese continente que ella ni imagina, pero que su madre vio lejos durante años, y tras llegar en patera a Melilla ahora ya están a salvo.

En 2011 Abiyán vivió uno de los enfrentamiento armados más violentos tras unas elecciones complejas que enfrentaron a gubernamentales y oposición y que generaron el miedo y el terror entre sus calle. Un conflicto que tomó tintes bélicos con la intervención francesa.

De ese desastre no solo huyó esta princesa, también Letizia de siete años. Ella junto a su madre recorrió miles de kilómetros para llegar a Melilla, un viaje que me cuenta y que para ella fue “precioso”. Aunque huérfana de padre Letizia llegó a la ciudad autónoma junto a su madre, allí llevan meses esperando un pase a la península.

En ese tiempo le ha dado tiempo para crecer, ver las migraciones desde dentro y aprender español. Aunque pasó miedo en la patera, ahora tiene las cosas claras. “Quiero trabajar un poquito, conseguir algo de dinero, y hacerle una casa bonita a mi mamá”, un reto que le aguarda, pero que también sabe que para ello estudiará.

Feliz mientras desayunaba en la sede Cruz Roja en Málaga, esta pequeña apenas es consciente que estaba dentro de una lista de traslados. Un total de 63 inmigrantes de varias nacionalidades han llegado hoy al puerto de Málaga procedentes de Melilla con el objetivo de aliviar la situación del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de esa ciudad autónoma, que continúa saturado.

Treinta de ellos han sido acogidos por la Cruz Roja, un grupo en el que había catorce niños, con edades hasta los 7 años, mientras que entre los adultos sólo dos varones y las catorce restantes son mujeres.

El debate de las “devoluciones en caliente”

Sergio Rodrigo | 24 de marzo de 2014 a las 10:52

Frontera Sur

Las autoridades de España y Marruecos “deberían ratificar los procedimientos para proteger los derechos de migrantes y rechazar las expulsiones sumarias en la frontera”, así lo ha señalado Human Rights Watch de cara a la próxima reunión bilateral entre los dos países para permitir las “devoluciones en caliente”

Se prevé que España utilizará la reunión sobre temas migratorios que mantendrá el 26 de marzo con Marruecos para impulsar la adopción de un mecanismo expreso que permita la expulsión inmediata y sumaria de migrantes en situación irregular desde los enclaves españoles de Ceuta y Melilla en la costa mediterránea de Marruecos.

“Devolver a la gente sin cumplir el debido proceso ni evaluar si necesitan protección, implica una violación del derecho español, europeo e internacional”, observó Judith Sunderland, investigadora sénior para Europa occidental de Human Rights Watch. “Especialmente cuando los migrantes obligados a regresar a Marruecos se enfrentan a la violencia y otros abusos a manos de las fuerzas de seguridad marroquíes”.

La reunión programada para el 26 de marzo en Tánger analizará, entre otras cosas, cómo poner en práctica el acuerdo bilateral de readmisión vigente entre España y Marruecos, en un momento en que las miradas están puestas en el trato que estos países dispensan a los migrantes. Las medidas españolas destinadas a reforzar las fronteras con Marruecos, incluida el uso de concertinas en el perímetro de los enclaves y el uso de armas antidisturbios, han acaparado la atención luego de que 15 migrantes se ahogaran mientras intentaban llegar a nado a Ceuta a comienzos de febrero. Y un informe divulgado por Human Rights Watch en febrero describió detalladamente el severo trato impartido por Marruecos a migrantes cerca de sus fronteras con los enclaves.

Human Rights Watch, otras organizaciones no gubernamentales y el instituto independiente de derechos humanos de España han documentado casos de expulsiones sumarias ilegítimas hacia Marruecos efectuadas desde los enclaves españoles. Los testimonios de migrantes indican que miembros de la Guardia Civil española que patrullan las fronteras de los enclaves entregan a algunos migrantes a las fuerzas de seguridad marroquíes directamente a través de los vallados y sin ningún tipo de debido proceso. Las leyes migratorias españolas prohíben este tipo de expulsión y garantizan a los migrantes en situación irregular el derecho a obtener asesoramiento jurídico y un intérprete durante los procedimientos de deportación.

Las autoridades españolas han negado reiteradamente que sus fuerzas de control de fronteras lleven a cabo expulsiones sumarias, pero declaraciones recientes de funcionarios en Madrid sugieren que actualmente se pretende legalizar esta práctica a través de un convenio expreso con Marruecos dentro del marco de su acuerdo bilateral de readmisión. El acuerdo, que si bien se suscribió en 1992 comenzó a aplicarse recién en 2012, prevé formalidades mínimas para facilitar el retorno de ciudadanos de terceros países. Atentar contra las garantías, de por sí endebles, de derechos humanos como contempla el acuerdo constituiría un paso en la dirección equivocada, observó Human Rights Watch.
El ministro de interior de España, Jorge Fernández Díaz, ha indicado que aspira a modificar la ley de inmigración española para permitir expulsiones sumarias desde los enclaves. Ha llegado incluso a sostener que no se debería considerar que los migrantes ingresaron a territorio español hasta tanto hayan cruzado la “línea policial”.

“El argumento de que una persona no se encuentra realmente en España hasta que traspasa el punto donde hay un policía resulta absolutamente desconcertante”, señaló Sunderland. “España no puede mover la frontera según le apetece, ni tampoco puede desconocer el derecho de la UE ni las normas internacionales de derechos humanos”.

El derecho internacional y el de la UE prohíben la denominada refoulment, es decir, enviar forzadamente de regreso a las personas a sitios donde estarían expuestas a un riesgo concreto de trato inhumano o degradante. La Carta de los Derechos Fundamentales de la UE reconoce el derecho al asilo, mientras que la directiva de la UE de retorno establece garantías procesales mínimas para el retorno de migrantes indocumentados y exige a España tomar en cuenta ciertas circunstancias individuales y sus obligaciones en lo que respecta la prohibición de refoulement.

Es habitual que grupos numerosos de migrantes intenten escalar el vallado de 6 metros de altura que separa a Ceuta y Melilla de Marruecos. El 18 de marzo de 2014, aproximadamente 500 migrantes lograron cruzar trepando el vallado en Melilla, y concretaron así el cruce más numeroso de los últimos años.

Según estadísticas oficiales, más de 4.300 personas ingresaron de manera irregular a los dos enclaves durante 2013, en comparación con las 2.804 que lo hicieron en 2012. En noviembre de 2013, España instaló nuevamente concertinas en el vallado perimetral de Melilla (que habían sido quitados en 2007), los cuales sí han estado erigidos por sobre el vallado de Ceuta desde 2005. España también trabaja actualmente en la instalación de mallas “antitrepa”, y ha anunciado asimismo que extendería los espigones que separan a Ceuta de Marruecos.

Es el frío, no las mafias

Sergio Rodrigo | 9 de febrero de 2014 a las 10:54

Los montes de Ceuta fotografiados desde Tarifa. / Sergio Rodrigo

Los montes de Ceuta fotografiados desde Tarifa. / Sergio Rodrigo


Esta semana hemos vuelto a ver cómo centenares de subsaharianos con la mente en Europa intentaban salir de Marruecos hacia las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Éstos han sido acusado de “violentos y agresivos”, distintos calificativos que criminalizan directamente a los migrantes que huyen de situaciones de conflictos.

Tantao el delegado del gobierno en Ceuta como en Melilla insisten en achacar la problemática de las migraciones a las “mafias”. Supuestos entes organizados que ordenan a los migrantes salir en manadas hacia las alambradas o tirarse al mar.

Si la teoría de los delegados es que las mafias animan a los migrantes saltar la valla en estas fechas, ¿Por qué no se preparan? Es más, si es cierto que son bandas organizadas las que traen a subsaharianos ¿Por qué no avisan a su vecino de Marruecos en estas fechas? Profundizando: ¿cuánto cobran las mafias por saltar a Melilla? Resulta inimaginable un mafioso invitando a saltar gratuitamente.

Los que no hablan en los medios, los asaltantes, dicen que la verdad es que en el Gurugu (Marruecos), monte vecino a a Melilla, hace frío. Allí hay cientos de subsaharianos pero dicen que se esconden de “las otras mafias y de los agentes marroquíes” y que están a la espera de encontrar un momento para su viaje a Europa mientras el frío azota.

Un patera cuesta unos 1.000 euros por persona, las balsas sobre los 500 (caben un máximo de 10 personas), y otras técnicas como dobles fondos también son caras. “Llega el frío al monte, no tenemos trabajo” son algunas de las frases más entonadas por los subsaharianos, que agotados de gastar su dinero o tras sufrir robos deciden dejar el monte y dar el paso. “Saltar es gratis”, “nadar es gratis”, comentan en los aledaños de Ceuta y Melilla. Allí apenas hay agua y comida. La temporada de lluvia y el frío se aproxima y éstos no esperan. Nadie paga para ir a la valla, ellos la vigilan, ellos saltan.

Los sucesos de estos días en Ceuta donde se han visto imágenes de funerales demuestran que son ellos los organizados, ellos son el colectivo que se une para lograr el objetivo común. No hay nadie escondido.

Las migraciones no están ligadas a las mafias, son hechos puntuales, en zonas concretas, donde hay aprovechados que las usan para sacar beneficio, pero no sociedades criminales organizadas de carácter internacional. El migrante es el último de la cadena que se pone en riesgo ante los muros erigidos por la Unión Europea. Es el frío, no las mafias.

Ocho detenidos en Ceuta por reclutar yihadistas para Siria

Sergio Rodrigo | 21 de junio de 2013 a las 7:32

Yihadistas en Siria. / Youtube

Agentes de los Servicios de Información del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil han detenido simultáneamente esta madrugada a ocho presuntos integrantes de una red vinculada con filiales de la organización terrorista Al Qaeda en Ceuta encargada de reclutar combatientes para la guerra de Siria.

La red hispano-marroquí desarticulada era, según las investigaciones policiales, responsable del envío de yihadistas a los grupos afiliados a Al-Qaeda en Siria. De hecho, se tenía constancia de que decenas de personas, alguna menor de edad, habían partido tanto desde Ceuta como del territorio marroquí bajo la cobertura de esta red terrorista.

Algunos de ellos habrían protagonizado atentados suicidas mientras que otros se habrían incorporado a campos de entrenamiento como paso previo a la acción armada. Asimismo, los Servicios de Información de la Policía y de la Guardia Civil habían comprobado que varias remesas de “yihadistas” estarían esperando hacer el viaje desde España hasta Siria.

Esta red, asentada en Ceuta y Fnideq (Castillejos-Marruecos), realizaba labores de captación, adoctrinamiento, facilitación y financiación de los viajes, en contacto externo con otros terroristas y siguiendo las directrices emanadas de la organización terrorista Al Qaeda.

El Juzgado Central Instrucción, número 2, de la Audiencia Nacional, que tutela judicialmente las investigaciones, ha emitido, a su vez, los correspondientes mandamientos de entrada y registro que se están llevando a cabo en estos momentos, mientras la operación sigue abierta a la espera de más detenciones.

Refugiados

Sergio Rodrigo | 20 de junio de 2013 a las 19:12

Mohamed y Salma tras salir del colegio del CETI en Melilla. / S.R

Mohamed y Salma tras salir del colegio del CETI en Melilla. / S.R

El mundo cuenta con unos 45 millones de refugiados, en el Magreb la cifra no supera los 300.000, sin embargo son muchos los solicitantes de asilo que se ven bloqueados a las puertas de Europa, en concreto en las ciudades de Ceuta y Melilla.

Es el caso de Mohamed y Salma, dos niños de origen argelino atrapados en Melilla, el enclave español del norte de África. Estos viven desde hace dos años junto a sus padres y dos hermanos más en el Centro de Internamiento para Extranjeros (CETI) esperando una resolución que les permita continuar su viaje migratorio.

Su padre pasó por la frontera internacional de Beni Enzar en Melilla con un pasaporte falso comprado en Marruecos. Esta es una de las técnicas más usadas por los argelinos para entrar a las ciudades españolas del norte de África. Más tarde lo repitió con sus hijos y esposa que llegaron de Argila, con los ahorros de toda una vida. Ahora vive de la caridad.

Los niños reflejan la felicidad de un viaje sorprendente en una edad inconsciente para apreciar la terrible situación en la que están. Ahora residen en el CETI de Melilla, escolarizados con compañeros de otras nacionalidades, saben que están de viaje y son felices, pero no saben la realidad a la que se enfrentan sus padres para llegar al final de su recorrido.

El objetivo de su padre es llegar a la península a través de un permiso que le permita continuar su viaje a Francia, donde vive parte de su familia. El caso que tras dos años atrapados en la ciudad y tras varias órdenes denegando su acceso a la península el padre se ha cuestionado varias veces tomar la patera, medida cara por lo que optó a solicitar asilo político y ser refugiado en el centro de Sevilla capital.

Una cuestión compleja ya que las solicitudes de asilo político en el territorio nacional descendieron un 25% durante 2012 según el informe del Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas (ACNUR).

De las 2350 solicitudes de asilo estudiadas y resueltas por el Gobierno español a lo largo del año 2012, tan solo 220 personas fueron reconocidas como refugiadas y a 289 se les otorgó protección subsidiaria según la ley 12/2009 reguladora del derecho de asilo y de la protección subsidiaria.

En Melilla, el NO siempre está garantizado y muchos son los que vuelven a casa desesperados de esperar en una ciudad española administrativamente pero que no permite la salida de los inmigrantes a otras ciudades, convirtiéndola para muchos en una cárcel de 12 kilómetros cuadrados rodeados por una doble alambrada de seis metros.

Estos niños desgraciadamente están viviendo situaciones de riesgo, amparado gracias a la colaboración de las ONG, pero lo que estos menores sonrientes están viviendo la aventura de la inocencia en un viaje largo con destino inesperado, que solo los adultos saben de su real significado.