España contra Cataluña (el simposio)

Fede Durán | 10 de diciembre de 2013 a las 18:29

El formidable colocón del nacionalismo catalán prolonga sus efectos y se adentra en terrenos donde más que la polémica reina el ridículo. Optar por la independencia, o por una pseudoindependencia opaca y bipolar en el caso de CiU, obliga a forzar discursos, romper convivencias y caminar sobre el fango que Pujol siempre evitó en beneficio del todo y de su bolsillo. El último tiro al aire, el más revelador de la xenofobia ideológica que impregna este tipo de discursos quejumbrosos y reivindicativos (más lo primero que lo segundo), es el simposio España contra Cataluña, organizado por el historiador Jaume Sobrequés bajo la atenta supervisión de la Consejería de la Presidencia. Sobrequés habla sin ambages de “represión”, “realidades objetivas y rigurosas” y vocación “científica y académica”, presuponiendo que la Historia es en sí misma una verdad siempre que coincida con los intereses del bando ofendido, claro, e insultando a los ofensores (en realidad los verdaderos ofendidos) al llamarlos “opinadores sin credenciales”.

Para que ustedes mismos puedan juzgar hasta dónde llegan la objetividad, el escrúpulo y el rigor de Sobrequés y sus historiadores, politólogos y sociólogos de parte, les traduzco el prólogo del simposio, que también pueden consultar en catalán si lo desean.

“Con motivo de la conmemoración del 300 aniversario de la caída de la ciudad de Barcelona en manos de las tropas de Felipe V, el Centro de Historia Contemporánea (Consejería de Presidencia, Generalitat de Cataluña) y la Sociedad Catalana de Estudios Históricos (Instituto de Estudios Catalanes) convocan el simposio España contra Cataluña: una visión histórica (1714-2014). El objetivo es analizar con criterios históricos, desde el siglo XVIII hasta nuestros días, las consecuencias que ha tenido para el país la acción política, casi siempre de carácter represivo, del Estado español en relación con Cataluña. El análisis tendrá un carácter transversal desde el punto de vista temático, cronológico y disciplinario, con la participación de historiadores, economistas, sociólogos y lingüistas. Los diversos ponentes analizarán las condiciones de la opresión nacional que ha sufrido el pueblo catalán a lo largo de estos siglos, los cuales han impedido el pleno desarrollo político, social, cultural y económico”.

“Durante estos tres días (12, 13 y 14 de diciembre de 2013), el simposio incidirá en los efectos de la represión institucional, política y administrativa a lo largo de los siglos XVIII, XIX, XX y XXI, y destacará, también en este aspecto, la represión militar y la presencia de 300 años de españolismo en Cataluña. La represión económica y social también subrayará el hecho migratorio y la acción de la Iglesia catalana. Otro ámbito de actuación constante del Estado español es la represión lingüística y cultural. Aquí, se incidirá, además, en la falsificación de la historia, la represión sobre los medios de comunicación y la españolización del mundo educativo. La represión en el campo del derecho, los exilios que han surcado nuestra historia y las referencias al País Valenciano y las Islas Baleares centrarán, así mismo, la atención de este simposio”.

A continuación añado los títulos de algunas de las conferencias incluidas en el programa.

-La represión militar: el Ejército sobre el país.

-El hecho inmigrante, ¿factor de desnacionalización?

-La apoteosis del expolio: siglo XXI.

-La falsificación de la historia.

-La españolización del mundo educativo.

-Destruir la lengua, destruir la nación: la represión lingüística.

-La uniformización legislativa española contra el derecho propio catalán.

-La economía catalana y el coste de las desigualdades españolas.

-Exiliados de todos los colores: siglo XIX.

-El exilio como desertización nacional: siglo XX.

-Contra el alma de un pueblo: la represión cultural.

  • Antonio

    Desde Felipe V ha existido una represión brutal contra el pueblo y la cultura catalanas. Eso es innegable. Y si lo dudáis estudiad un poco: palizas y castigos en los colegios a los niños por hablar catalán, prohibición de su uso en instituciones públicas y vida social, etc. La idea de España es en sí misma excluyente.

  • Fede Durán

    Podemos estudiar la historia que enseñan en la escuela catalana. O la que enseñan en la escuela andaluza. O madrileña. O vasca. O castellanomanchega. Probablemente cada versión difiera. Lo mejor con la historia es ser autodidacta, escoger títulos de uno y otro bando, vivir a ser posible en la tierra supuestamente agraviada y al final, con los años, extraer las conclusiones pertinentes.

    La Cataluña nacionalista ha construido su mensaje desde el victimismo. Supongo que es muy fácil culpar de todos los males propios al truhán ajeno, limpiando así el expediente de los de casa, tan serios, tan honestos, tan intelectualmente superiores. Al proceso independentista catalán le falta autocrítica y le sobra agresividad, empeñado como está en enfrentar dos conceptos que no son enfrentables. No se trata de España contra Cataluña porque la parte ha formado parte del todo durante cinco siglos. Y el todo, que diría Perogrullo, lo forman asimismo las partes.

    Aquí faltan amor y realismo. Faltan discursos constructivos. Y falta un imposible: que el nacionalismo antiguamente moderado de CiU admita en público el enorme error de cálculo que supone su farol. Porque era un farol, pero nadie contaba con el empuje innegable de ERC, que sí se cree desde siempre lo que dice.

    Ignoro cuál será el desenlace. Pero si hay consulta, a mí también me gustaría votar, ya que la decisión nos afecta a todos desde todos los puntos de vista.

    Dudas, hondas dudas que me asaltan:

    -¿Qué pasaría si el NO a la independencia se impone sobre el SÍ en Cataluña? ¿Cerramos entonces el asunto o volvemos a él cuando el nacionalismo considere que se han acumulado suficientes nuevos agravios?

    -¿Qué hacemos si, después de todo, no pasa nada?

    -¿Cuándo imitará la Generalitat al Gobierno de Escocia con un dossier que explique al detalle las consecuencias/riesgos de la secesión?

  • Antonio

    Fede, ¿conoces Catalunya y el sentimiento de agravio que lleva siglos gestándose? No veo en tu argumentación razones de peso ni razonamientos basados en la Ciencia Política o la Historia, que puedan convencerme. Veo muchas frases hechas, como esa del supuesto “victimismo” del nacionalismo catalán. ¿De qué nacionalismo? Del de Convergéncia, del de sectores del PSC, del de ERC, del de las CUP o de la izquierda catalana federalista o conferedalista? Yo veo otra realidad, que espero que respetes: una nación (sí, nación, porque la Politología admite y ha teorizado suficientemente la existencia de naciones en Estados plurinacionales y plurilingües)que lleva siglos queriendo seguir existiendo, pese a los intentos asimilacionistas del imperialismo español. Y una concepción de “España” excluyente desde sus mismísimos orígenes: desde que con la conquista de Al-Andalus (una sociedad autóctona, heredera de la Betica romana e islamizada) se decidió que solo podía haber una sola religión “verdadera”, que debía estar acompañada de una sola lengua (la del imperio) y una sola cultura, la castellana. La historia de este Estado es la historia de la persecución de lo heterodoxo y del diferente a esa visión uniformizadora. Yo, como andaluz, también me quiero bajar de este tren. No es el mío.

  • Fede Durán

    Toda separación significativa genera un átomo de demencia, escribía Goethe.
    Los que avanzan juntos en el tiempo en una misma dirección, de alguna manera nunca se conocen, opinaba Sándor Márai.

    Que Cataluña lleva siglos explotada por España lo dices tú, no yo, así que quizás seas tú quien deba demostrarlo. Porque a mí lo que me viene a la memoria (leída) fueron algunos de los privilegios que Franco otorgó a esas tierras (o a las vascas, donde al igual que existían industriales pro República los había, y muchos, pro dictadura), por ejemplo al desmantelar la industria textil malagueña para eliminar competencias internas.

    Yo no defiendo la unidad de España. Defiendo la historia como género literario, no como ciencia. Y ahí caben miles de argumentos y un debate que puede prolongarse hasta el infinito.

    Y niego la mayor: ¿En España existe una sola lengua? ¿Y una sola cultura? Tú que eres andaluz deberías saber que nuestra cultura es autóctona, fruto del mestizaje y de las superposiciones demográficas. Al sur emigraron vascos, catalanes, castellanos (muchos, sí); del sur se fueron judíos (no todos), musulmanes (tampoco todos), etc. Lo que me resta energía y no me apetece digerir es el debate identitario como modo de vida y como rutina. Prefiero considerarme ciudadano del mundo, ya que pienso como Machado: es español quien no puede ser otra cosa. ¿Crees que a una Andalucía independiente le iría mejor? ¿O a una Cataluña secesionada? ¿No te das cuenta de que somos todos hijos de la misma tierra, nos pese o no, y que eso implica cargar con defectos que están en nuestros genes? Me imagino a Susana de presidenta plenipotenciaria y me entran desmayos. ¿Mejoraría nuestra apuesta por la i+d, trataríamos mejor al emprendedor, dejaría la CEA de estar colonizada por señores mayores que nada entienden del doing business anglosajón, habría menos burocracia y menos chiringuitos y menos corrupción y una mentalidad verdaderamente democrática de la que España ha estado alejada gran parte del siglo XX, con sus dos dictaduras y sus intentos frustrados de catarsis? Está bien que lo creas, pero yo no me subo a ese tren.

  • Fede Durán

    También me gustaría recordar, por obvio que sea, que en 1714 Cataluña estaba con el archiduque Carlos, no con la independencia.

    Y que el nacionalismo catalán, que surge más o menos a la vez que el vasco, era federalista (Almirall), no independentista (Arana y su secesión de campanario, como dice Juaristi, ya que hablaba sólo de una Vizcaya independiente).

    Por cierto, Sabino consideraba ridículo el nacionalismo catalán. Siempre pensó que los catalanes eran tan españoles como los que más.

  • Antonio

    El nacionalismo catalán de la Segunda República era en buena parte independentista, independientemente de que hubiera federalistas y confederalistas. Pero ese no es el debate. Las naciones, como las personas, tienen derecho a evolucionar y madurar. A no ser que defiendas un esencialismo ridículo que pretende que “España” existe por la gracia de dios o desde el inicio de los tiempos. No, todas las fronteras evolucionan (a la Historia me remito) e intentar frenar ese hecho es absurdo.
    Por otro lado, yo no he hablado de que España lleve siglos “explotando” Catalunya. Digo, y lo sabe cualquier persona que haya leído sobre el tema, que el estado español lleva siglos intentando uniformizar un territorio, el estatal, nada uniforme. Lleva siglos cometiendo un etnocidio cultural en Catalunya. Como siglos antes lo realizó en Al-Andalus y en Canarias, por ejemplo. El proyecto de Estado español, profundamente intransigente, uniformizador e imperialista, ha fracasado. Porque ya no podrán impedir que en las escuelas se aprenda el catalán, o en la Administración los ciudadanos de Catalunya quieran usar su lengua. La Una, Grande y Libre está a punto de fenecer. Qué van a hacer, en pleno siglo XXI, mandar al Ejército a Catalunya otra vez? Cómo van a parar la corriente democrática que exige que la voluntad del pueblo catalán sea escuchada mediante un referéndum de autodeterminación? Wert llega ya tarde en sus intentos de españolizar manipulando las conciencias?

  • Antonio

    La última frase, la de Wert, es una afirmación, no una pregunta. Perdón por el error.

  • Fede Durán

    Al-Andalus no era Andalucía sino todo el territorio peninsular bajo dominio musulmán. Y yo no creo que haya habido tal ‘etnicidio’ ni tal uniformidad, al menos desde 1978. La prueba es que hoy tienes 17 virreinatos con sus leyes, sus teles (algunas clausuradas) y sus aeropuertos vacíos.

  • Fede Durán

    En cualquier caso, Antonio, me alegra que podamos debatir. Hay mucha gente que en España confunde ese verbo con otro mucho más feo: insultar.

  • Antonio

    Estimado Fede: ¿No crees que haya existido tal etnicidio? Aquí tienes una cronología básica de la persecución del catalán desde Felipe V:

    http://www.ccncat.cat/sites/default/files/Catalanperseguido.pdf
    Léelo y luego me rebates.
    En otro orden de cosas, Al-Andalus fue una sociedad autóctona que facilitó el primer renacimiento europeo. No coincide con las fronteras actuales de la Comunidad Autónoma de Andalucía, pero toda ella perteneció a Al-Andalus. Aunque este es otro debate, creo yo.
    Un saludo.

  • Fede Durán

    Hombre, Antonio, si el Círculo Catalán de Negocios (y Empresarios por un Estado propio) elabora un documento objetivo, prometo peregrinar al Annapurna desde Cádiz de rodillas. E insisto: no le hagamos el juego a la jerga nacionalista porque no se trataba de España contra Cataluña. El todo y las partes y todas esas cosas.

    Un abrazo.

  • Antonio

    Fede, creo que empobreces el debate negándote a rebatir, que es la propuesta que te he hecho. El documento no es subjetivo, porque no es un ensayo ni un artículo. Es simplemente una cronología de ataques contra el idioma y la cultura catalanas, por parte del aparato estatal español. Si en 1715 el Consejo de Castilla establece que “en las aulas no debe haber ningún libro en catalán, donde tampoco se hablará ni escribirá en esta lengua y donde la doctrina cristiana se enseñará y será aprendida en castellano”; si en 1837 “un Edicto real impone castigos a los niños que hablen catalán en la escuela” o si la Ley Moyano de Instrucción Pública de 1857 “ratifica la prohibición del catalán en la educación pública” los hechos son los que son y poco margen hay para la subjetividad por parte del Cercle Català de Negocis. No crees?
    Un cordial saludo.

  • Fede Durán

    ¿Has contrastado con otros historiadores esos datos? Rebatir no es tan sencillo, amigo, ni en un sentido ni en otro. Prometo reeler mi Historia de Cataluña para volver a este debate más adelante.

  • Antonio

    Fede, me alegro de haber conseguido que al menos cuestiones los apriorismos de los que partías. Feliz lectura y un cordial saludo.

  • Libertad

    Claro, por eso Casanovas que era gallego en su manifiesto alude a la lucha para salvar a la Fe católica y a España. Y es que era carlista…

    Y por eso el catalanismo de Cambó iba por el mundo pidiendo ayuda para Franco y salvar a España y Cataluña de los rojos y republicanos que asesinaron a cerca de 10.000 inocentes, muchos torturados horriblemente en dependencias de la Generalitat.

    Por eso, por esa “opresión ” española, votaron masivamente la Constitución de la “indisoluble unidad de la nación española”…

    Y para qué seguir…