Cinecracia: romper la barrera temporal de la sala de cine

Jesús Ollero | 9 de septiembre de 2017 a las 5:34

Youfeelm.com – Cine
Si se sueña con proyectar una película que uno no pudo ver en pantalla grande, o que la vio pero quiere volver a hacerlo, organizarlo en esta plataforma y vender un número suficiente de entradas es lo único necesario para eliminar el riesgo del exhibidor, dar un salto en el tiempo y hacerlo realidad. Esta iniciativa ya cuenta con más de 200 eventos organizados por todo el país.

Raúl Díez y Esperanza Moreno.

Raúl Díez y Esperanza Moreno.

QUIÉN no ha pensado alguna vez en poder ver en una pantalla de cine una película que, por cuestiones de edad pero también por circunstancias personales, no pudo apreciar en una sala grande, en su pase de estreno. De este anhelo surge una plataforma que pretende desterrar el impedimento temporal para disfrutar de ese clásico que nos enamoró en la tele o ese thriller que nunca nos pudo impactar en su totalidad en el televisor de casa. Y, además, permite que uno mismo sea quien plantee qué película reprogramar en una sala de estreno, qué sueño cinéfilo pretendemos hacer realidad.

Eso es Youfeelm, una plataforma de cine bajo demanda pero en pantalla gigante cuyo funcionamiento sólo implica vender un número mínimo de entradas por adelantado para proceder a la proyección de la película y cubrir gastos. Para ello, esta solución cuenta ya con una amplia red de salas por todo el país que encajan en su programación la proyección planteada en la fecha y hora en la que se plantee.

La casualidad, y la causalidad, llevó a dos jóvenes andaluces a soñar con lo que llaman cinecracia. Raúl Díez y Esperanza Moreno coincidieron en Melbourne, al otro lado del mundo, con una beca Talentia. Él estudiaba un máster de gestión de industrias creativas y culturales. Ella, periodismo y relaciones internacionales. Ella había trabajado en el festival de cine latino de Chicago; él no tenía experiencia previa pero el sector le encantaba. “Con las distancias, en Australia se estila mucho fletar aviones si no se pierde dinero. Ahora se ha extendido más, pero hace cinco años el crowdfunding parecía la panacea. Y estaba el cine. Se nos apelotonaron los conceptos en torno a estas tres cosas”, resume Raúl Díez, cofundador.

Cierto que todas las salas no están siempre llenas precisamente, y que en ocasiones la asistencia a algunos pases es testimonial. Así que esta propuesta cubría una necesidad de las salas y una carencia del público, en ocasiones más interesado en un título concreto de años atrás que en uno de estreno.

“Los exhibidores a veces no arriesgan porque una película no tenga el suficiente interés, pero así se garantiza que sino un aforo mínimo el pase no se hace y se elimina el riesgo”, explica Díez, quien insiste en que los usuarios “plantean la película que quieren ver y cuándo, se realiza una precompra y si es viable, se proyecta”.

El “cine bajo demanda en salas” cuenta ya con una red de 85 salas en 42 provincias, realizando más de 200 eventos desde que comenzaron en junio de 2015, y pretenden organizar proyecciones, que a veces incluyen coloquio o mesa redonda posterior, en todo el país. Ahora hacen entre 5 y 6 por mes: “La idea es al menos duplicar en un año, rondar los 12-15, y nos parece una perspectiva realista”.

¿Dónde está el negocio? “Nos llevamos un porcentaje de las entradas. Prevendemos (el cobro de la entrada es automático una vez el evento se confirma) y al llegar al aforo mínimo el evento avanza; el precio de las entradas varía, depende también de los costes y los distintos acuerdos con distribuidoras y exhibidores”. Así, el riesgo se convierte en cero.

La inversión ha sido propia, sumada a un microcrédito de la Fundación Cajasol. Luego llegó una subvención del Ministerio de Cultura. “Hemos hecho una apuesta importante en recursos tecnológicos. Ha habido momentos en los que la estructura era muy pequeña pero hemos ampliado plantilla y nuestra evolución ha variado. Estamos en el camino correcto”, apunta con apreciable convicción.

Una nueva salida para distribuidores y salas

Reconoce Díez que se les ha recibido de forma desigual y valora a distribuidoras “que han entendido que es otra forma de rentabilizar su catálogo y reponer títulos”. Curiosamente los documentales es lo que mejor está funcionando, por tener nichos muy marcados y haberse quedado prácticamente fuera del circuito de exhibición tradicional. “Nacido en Siria se estrenó en pocas ciudades y se añadieron 16 ciudades más bajo demanda. Ha pasado con más títulos. Fueron 300 personas en Murcia a ver un documental del Síndrome de Rett, cuya proyección sumó en total más de dos mil espectadores, y 4.000 el de Siria”. Datos que hablan del potencial de la iniciativa.

Presumen de haber llenado una sala en pleno agosto sevillano y estiman entre sus grandes aportaciones poder hacer eventos privados, minifestivales de cortos e incluso actividades escolares.  Han estrenado web con muchas funcionalidades y acaban de firmar con Warner, “la primera de las majors en dar el paso. Y negociamos con cadenas de cine grandes”.

 

 

El cuestionario
-¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
Cualquier invento o innovación que tenga que ver con la mejora de nuestra calidad de vida (eso no incluye el palo selfie), me parecen relevantes. Desde la rueda, hasta la impresión 3D de órganos vitales.

-¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
La capacidad de trabajar (y vivir) a varios niveles, poder mantener varios focos de atención en diferentes dimensiones y tareas. Para ello, va a ser imprescindible dominar las nuevas herramientas y saber gestionar eficientemente el conocimiento y la información (en un mundo infoxicado) y todo ello, sin volvemos locos.

-¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
Un mundo feliz (Aldous Huxley) ya que creo que nos adentramos en un mundo en el que reina la búsqueda de la felicidad fácil, instantánea, y todo lo que ello significa.

-¿Decisión empresarial de mayor peso?
Las empresas son personas. Todo lo que tenga que ver con la gestión de los recursos humanos es crucial. Captar y retener talento y cuándo/cómo hacerlo son decisiones clave.

-¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?
Moviepass está revolucionando el sector cinematogrático.

-¿Qué serie está viendo ahora?
Leftovers.

-¿Un afición al margen del trabajo?
Una afición que mantengo desde pequeño y que, gracias a la tecnología me llevo en el bolsillo a todos lados, es el ajedrez. Ahora tengo partidas abiertas con siete personas de diferentes países.

-¿Qué redes sociales utiliza?
Las tengo todas aunque no les dedico mucho tiempo. Por saber qué se cuece a nivel personal y profesional.

-¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Si te gusta el cine recomendaría aparte de @youfeelm a @elchicomorera o al realizador José Ortuño (@jose_f_ortuno).

-¿Coche, moto o bicicleta?
Sin dudarlo: bicicleta.

Independencia y vanguardia como base de la creatividad

Jesús Ollero | 2 de septiembre de 2017 a las 9:29

The Game Kitchen – Videojuegos
Siendo un sector muy goloso económicamente, han preferido ceñirse a proyectos que les llenan por encima de la posibilidad de realizar juegos en economía de escala. Asumen el precio de la independencia y de la transgresión, pero aprovechan su talento para obtener recursos en un mercado absolutamente global, sin prejuicios y donde únicamente cuenta la experiencia de juego

El equipo de The Game Kitchen, con Mauricio García a la derecha

El equipo de The Game Kitchen, con Mauricio García a la derecha

Convertir la afición en profesión no está al alcance de cualquiera. Y hacerlo de manera independiente a través de financiación propia y crowdfunding se antoja un privilegio que en The Game Kitchen valoran profundamente, hasta el punto de anteponer la capacidad de desarrollar proyectos sin tener que dar explicaciones a poder disfrutar de un exponencial crecimiento en la industria del videojuego, a la vista del singular éxito del episódico The last door y el insólito respaldo inversor a Blasphemous, su actual proyecto.

Lanzado a financiación colectiva en Kickstarter en mayo de 2017, Blasphemous es el juego español que más ha recaudado en la plataforma de la historia, 333.000 dólares (275.000 euros), no demasiado para la industria convencional pero sí para ser un videojuego indie. De “comer fideos”, como subraya Mauricio García, CEO de The Game Kitchen, a causar una notable expectación con un proyecto basado en el folclore popular construyendo una experiencia de juego “impactante partiendo del principio de los creadores japoneses, que nutren las historias de sus costumbres locales con personajes basados en leyendas. Tenemos un montón de años de historia y de elementos artísticos a los que sacar punta, y a partir de esa inspiración darle una vuelta hacia lo fantástico y que sea sorprendente para alguien que no conozca esto, y aun así le intrigue y le guste”. En resumen, la herencia cultural del sur pero con un perfil fantástico hacia un desarrollo de impacto.

Vanguardia e independencia al margen, hay algo que los diferencia del resto de estudios. “Somos andaluces y tenemos una cultura muy particular que otros no tienen. Construir una fantasía estética a partir de esos elementos es una gran ventaja que no tiene un estudio de Canadá, por muchas ayudas y exenciones fiscales que tenga. Si exportas esto la gente se va a quedar a cuadros”.

De momento no han recurrido a financiación y, al comenzar, ninguno de los integrantes de The Game Kitchen tenía perfil de negocios. “Yo era programador y sólo me interesaba la parte técnica. No dominábamos el lenguaje de la administración, íbamos un poco a lo loco. Cuando nos hemos ido enterando nos hemos dado cuenta de que como creativos independientes es difícil encontrar un perfil de inversor que comparta esta visión”. Esa independencia tiene un coste y “juegos de autor como éstos no son los más rentables del mercado. Pegar un pelotazo es poco probable. Los juegos de móviles sí se mueven en economías de escala y pueden generar un pastizal. Nosotros somos más modestos, más de vanguardia, y nos gusta nuestra independencia”. Aun así tienen en plantilla a seis personas –“todos con el mismo tipo de contrato”–, y tres artistas externos por encargo. “La mente artística es Enrique Cabezas, el que tiene la responsabilidad de darle forma a los proyectos”, reconoce Mauricio García, que ejerce de productor.

De un juego de futbolín a referencia ‘indie’

“Teníamos el anhelo de dedicarnos a los videojuegos pero no sabíamos cómo; antes era más complicado porque la tecnología no estaba más democratizada, los recursos online eran limitados y no existía formación especializada”, recuerda Mauricio García. Estuvieron varios años, después del trabajo, echando un par de horitas en casa aprendiendo y probando hasta que se estrenaron con Extreme table soccer, un futbolín, presentaron Rotor’scope a DreamBuildPlay, certamen mundial de Microsoft para Xbox 360: segundo premio y 10.000 dólares. “Empezamos a creérnoslo y montamos la empresa a finales de 2010. Cada uno en su casa y alguno ni siquiera en Sevilla”. Todavía no se llamaban The Game Kitchen sino Nivel21. Arrancaron como consultoría especializada en videojuegos y fueron aprendiendo el negocio. A finales de 2013 lanzaron la primera campaña de crowdfunding para The last door. “Nuestro primer juego sin ser un encargo. Un proyecto minimalista. Conseguimos 6.000 libras (hasta 2015 no podían lanzarse proyectos de Kickstarter en España) y financiamos el primer episodio”. El estreno tuvo continuidad, nada menos que cuatro años de desarrollo hasta llegar a finales del año pasado a ocho episodios divididos en dos temporadas.

Esa retroalimentación económica esperan mantenerla ahora, aunque reconocen que quizás haga falta un poco más de lo que ya tienen para el desarrollo de Blasphemous, si bien The last door “sigue generando y va todo al mismo fondo. Vamos a intentar sacarlo en alguna plataforma más, como Nintendo Switch, y aumentar el retorno para reinvertirlo”. Entiende Mauricio García que puede resultar un éxito comercial dentro de lo que es un videojuego indie, “y como artistas independientes el mejor caso al que aspiramos es que en el siguiente proyecto tengamos suficiente dinero para no parar”.

A pesar del ruido que han generado y su capacidad para atraer inversión no tienen especil intención de crecer. “Nos gustaría seguir siendo un estudio pequeño de 8-10 personas porque es el tipo de proyecto en el que disfrutamos, y lo que sí queremos es que los productos tengan un resultado suficiente para financiar el siguiente, y con eso venga asociada la libertad creativa para experimentar con vanguardias y mantener un sello de autor”.

 

El cuestionario

-¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
Claramente, Internet.

-¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
Ética, sostenibilidad y solidaridad.

-¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
No suelo leer ese tipo de libros. El que más me ha ayudado últimamente ha sido Comunicación no violenta, un lenguaje de vida.

-¿Decisión empresarial de mayor peso?
Abandonar el mercado móvil y la consultora, y centrarnos en el juego indie significativo.

-¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?
The Game Kitchen ;)

-¿Qué serie está viendo ahora?
El cuento de la criada.

-¿Un afición al margen del trabajo?
Conocer gente diversa.

-¿Qué redes sociales utiliza?
Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp y YouTube.

-¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Why maps, en YouTube.

-¿Coche, moto o bicicleta?
Bicicleta. Coche, cuando salga el Tesla Model 3.

 

La selección de insectos para la polinización en invernadero

Jesús Ollero | 26 de agosto de 2017 a las 6:03

Polyfly – Agricultura
Esta empresa ha desarrollado una cría de un tipo de sírfido (mosca de las flores) que favorece el desarrollo de las semillas en condiciones de calor extremo mejorando también el rendimiento en los frutos y reduciendo el volumen de género descartado por falta de calidad; al tiempo, solventa las nuevas variedades de semillas generadas por el I+D y los cultivos considerados difíciles.

Fernando López, Marc Vaez-Olivera y Yelitza Velásquez, impulsores de Polyfly

Fernando López, Marc Vaez-Olivera y Yelitza Velásquez, impulsores de Polyfly

Que la agricultura es un pilar básico de la economía andaluza es una obviedad, pero además es de los sectores donde la tecnología está adquiriendo mayor relevancia, en particular en lo que se ha venido a llamar AgroTech, pero no sólo en una vertiente tan asociada a la productividad y a la eficiencia en los recursos empleados. También emergen soluciones vinculadas a procedimientos biológicos que no sólo protegen la producción de elementos externos sino que favorecen la calidad del resultado.

Una de las soluciones donde hay puestas más expectativas es en la almeriense Polyfly, un modelo que busca solventar las problemáticas de polución en la producción agroalimentaria. Es, básicamente, un proyecto de cría de insectos polinizadores destinados a la producción de semillas y cultivos en invernadero. En concreto, sírfidos. Crían un tipo de mosca -bajo el nombre de GoldFly- autóctona del sur y que aguanta muy bien las temperaturas elevadas. Los sírfidos (moscas de las flores) ya se utilizan en el control biológico de los procesos agrícolas; “las larvas ya se usan aquí porque son depredadores de pulgones, y los agricultores ya los conocen y usan para el control de plagas. Las nuestras no son depredadores sino polinizadores, que favorecen un desarrollo medio mejor tanto del fruto como de la semilla, y reducir el número de fruto descartados por falta de calidad. Aumenta el rendimiento de la producción y mejora la productividad del cultivo por hectárea”, explica con detalle Marc Vaez-Olivera, francés afincado en Almería y asociado para este proyecto con la entomóloga venezolana Yelitza Velásquez y el ingeniero técnico agrícola almeriense Fernando López.

Este tipo de mosca tiene un comportamiento similar a las abejas o abejorros pero con la ventaja de ofrecer gran resistencia a altas temperaturas y condiciones ambientales difíciles, lo cual facilita su empleo en invernaderos. La introducción de abejorros no fue bien recibida por los agricultores en un primer momento, pero su asentamiento para la producción agrícola debe suponer un respaldo rápido para el uso de la mosca de las flores.

Polinización: la mosca frente al abejorro

Vaez-Olivera pone el foco en las casas de semillas, que desarrollan variedades de cultivo nuevas cada año. “Invierten en investigación y las nuevas variedades suelen ser más complicadas para la polinización, porque abejas y abejorros no se sienten tan atraídos y el néctar es bajo. Esta mosca es muy activa y resistente, y permite una producción mejorada en cultivos difíciles”. Se consideran difíciles verduras como coliflor, brócoli, zanahoria o apio, pues “son complicadas desde el punto de vista de la polinización y las nuevas variedades de semillas para estos productos no son fáciles de fecundar”.

Una caja con crisálidas en un invernadero

Una caja con crisálidas en un invernadero

Progresivamente, la mosca de las flores mejora su competitividad y Polyfly ya está “en el mismo rango de precio que la mosca común, que comercializa una empresa holandesa líder de su ámbito; en cuanto escalemos seremos competitivos también con las abejas, demostrando que se aumenta la productividad en los cultivos con nuestra mosca”, sostiene Vaez-Olivera, quien dice haber empezado con los cultivos difíciles por esta circunstancia.

Las verduras es donde esta solución está ofreciendo unas resultados más destacables, de manera que en Polyfly entienden que “va a ser nuestro mercado potencial, pero también hemos visto interesantes los frutos subtropicales, como la chirimoya, el mango o el aguacate”.

Hasta llegar al punto actual, y conseguir la proyectada escalabilidad, han debido sortear una circunstancia propia de la cría de insectos de cierta complejidad. “La cría todo el año es problemática, es como domar a un nuevo animal, y hemos desarrollado esta tecnología que permite producir intensivamente estas moscas”. Superado este escollo están en pleno desarrollo comercial, con la producción lista y detectando “en qué cultivos se consigue el mejor rendimiento, para lo cual estamos en conversaciones con los invernaderos de Almería”. Mientras, las casas de semillas les contactan por problemas en determinados cultivos y las pruebas que están realizando empiezan a solucionar estas contingencias.

Sus perspectivas son exponenciales. Polyfly está en una producción de 50.000 pupas (crisálida) cada semana. “Este año viene marcado por proyectos de I+D con clientes y ya el año próximo escalaremos la producción ampliando la red de clientes”, centrándose en las casas de semillas “por tener un presupuesto elevado en I+D que nos permitirá captar recursos para alcanzar los 200.000 euros produciendo 250.000 pupas a la semana”.

Polyfly está también desarrollando una segunda mosca polinizadora enfocada a condiciones frías y nubladas y destinada a regiones de clima continental y oceánico, cuya comercialización está prevista para 2018. Al tiempo, plantea la posibilidad de un acuerdo con una empresa líder del sector biológico para obtener clientes en todo el mundo.

Mosca de las flores Goldfly

Mosca de las flores Goldfly

 

El cuestionario
-¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
Las energías renovables (los paneles solar en particular). Básicamente, utilizar las tecnologías desarrolladas gracias al ingenio humano para poder satisfacer las necesidades energéticas usando de manera sostenible lo que ofrece la naturaleza.

-¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
Adaptabilidad, determinación y optimismo.

-¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
La tercera revolución industrial, de Jeremy Rifkin.

-¿Decisión empresarial de mayor peso?
La creación de la empresa… ¡fuera de Francia!

-¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?
Agriprotein (http://agriprotein.com). Empresa surafricana dedicada al reciclaje de detritos orgánicos y la producción de piensos sostenibles gracias a los insectos.

-¿Qué serie está viendo ahora?
Planet Earth II, de sir David Attenborough.

-¿Un afición al margen del trabajo?
Deportes (squash, alpinismo) y dibujo.

-¿Qué redes sociales utiliza?
Facebook y LinkedIn.

-¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Kilian Jornet en Facebook y Richard Branson en LinkedIn.

-¿Coche, moto o bicicleta?
¡Bicicleta!

El punto de encuentro entre las marcas y las tiendas

Jesús Ollero | 19 de agosto de 2017 a las 5:01

Shopinshop.site  – E-commerce
El comercio no sólo ha modificado su estructura de compra/venta, sino que le ha dado la vuelta por completo a la distribución; esta plataforma permite enseñar la mercancía y poder colocarla en cualquier punto: ya trabaja con 125 marcas que tienen la opción de mostrar sus productos en multitud de tiendas de toda España y lanza ahora su plan de expansión internacional.

Jorge Molinero, con el equipo de 'Shopinshop'.

Jorge Molinero, con el equipo de ‘Shopinshop’.

EN un mercado global donde las compras por internet se multiplican exponencialmente y las grandes franquicias copan el mercado, llamémosle, analógico, poner en contacto a marcas de moda y complementos con establecimientos de venta multimarca resulta esencial para que ambas partes puedan crecer ante la evolución actual de las compras. Shopinshop.site aparece para intentar resolver la dificultad de las marcas para enseñar su producto de forma presencial y, de esta forma, encontrar dónde vender, y además ofrecer respuesta ante el panorama de las tiendas multimarca, asfixiadas en general por las franquicias y con unos clientes contagiados por las prácticas de estas cadenas, tendentes a una alta rotación de los productos.

Jorge Molinero detectó esta problemática y desarrolló una plataforma para que parte y parte resolvieran la evolución del mercado y de las costumbres de compra. La influencia de Zara, que renueva de forma rápida y ágil la oferta de sus establecimientos, ha mandado al cajón del olvido esa costumbre de acudir a ferias de muestras para encargar todo el género de la temporada siguiente. “Se compraba todo con un año de antelación y el riesgo era muy alto, pues influye mucho la temperatura, lo frío o templado que sea el invierno, por ejemplo”, explica Molinero, que fundó Shopinshop junto a Alejandro Castellanos, antiguo compañero del IESE.

Y además, la tienda tiene una gran necesidad de diferenciarse para poder competir con franquicias y grandes cadenas. Así, esta plataforma plantea un buscador con numerosos filtros disponibles para encontrar la mercancía que encaje mejor con el perfil de tienda, y a la tienda la posibilidad de comprar en buenas condiciones aunque se trate de pedidos pequeños, pensados para que tengan una salida rápida al mercado.

Aquí es donde aparece el valor diferencial de Shopinshop. Que se encuentren fácilmente tiendas y marcas es sólo el punto de inicio. “La plataforma permite que además de realizar la venta en firme, la venta típica de pago, se realicen ventas en depósito de forma que la tienda tiene tres meses para vender el producto, y al cabo de ese tiempo devuelve el excedente y abona lo que ha vendido”, detalla Molinero. De esta manera, esta solución contempla ambas formas de venta, lo cual resulta “muy atractivo para las tiendas porque minimiza el riesgo, y muy positivo para las marcas medianas porque testea la aceptación que tenga la ropa”.

Este marketplace que contacta a marcas y tiendas arranca en enero de 2016, a la vuelta de Molinero tras dos años dirigiendo una empresa en Chile, pero hasta diciembre no estuvo el desarrollo finalizado. “Empezamos pensando que sería más sencillo pero tardamos casi un año en tener lista toda la aplicación con un proveedor externo”. Este verano dan un paso más que puede ser de gigante. “El primer gran cambio del servicio se sustenta en dos situaciones: la internacionalización del servicio y cambios en el diseño interno y externo para hacer la plataforma más intuitiva y más interesante para favorecer las ventas, siguiendo también los comentarios que nos han hecho marcas y tiendas para mejorar”.

Portugal, paso inicial de la internacionalización

A pesar de la lógica dificultad de acostumbrar a las partes implicadas a un cambio en el modelo de compra, ya trabajan con 125 marcas y 370 tiendas en más de 130 ciudades y localidades españolas, y considera “vital” tener tiendas por toda España para dar el siguiente paso: “Portugal será el primero, ya está la plataforma en inglés y portugués y en septiembre empezamos. La hoja de ruta es crecer lo máximo posible en Portugal y atacar el Benelux porque tenemos un colaborador en Bélgica para captar marcas y tiendas. En seis meses queremos ser la plataforma de referencia en España y Portugal. Hay plataformas en Francia y en Holanda, pero en España no la hay de estas características”.

El cuestionario
¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
Internet. En 20 años han cambiado totalmente las reglas de la comunicación, los negocios y la vida.

¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
A las más reconocidas tradicionalmente (esfuerzo, compromiso, empatía o inteligencia emocional) sumaría la adaptación a entornos globales que cambian a un ritmo vertiginoso.

¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
La biografía de Elon Musk El empresario que anticipa el futuro permite visualizar algunos de los cambios inminentes de nuestra sociedad.

¿Decisión empresarial de mayor peso?
Comenzar a emprender.

¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?
Ojalá el proyecto de Juan Martínez Barea, Universal DX Diagnostic: desarrolla tests de sangre para la detección temprana de cáncer.

¿Qué serie está viendo ahora?
Para ser original, Juego de Tronos.

¿Un afición al margen del trabajo?
Viajar y la fotografía. Tengo una web: www.aventurayfotografía.com.

¿Qué redes sociales utiliza?
Sólo tengo Facebook y casi me limito a contar los viajes que realizo.

¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Puromarketing, Agencia Magnum, modaes.es, Iese…

¿Coche, moto o bicicleta?
Me encantan los tres, pero me muevo en coche.

La escucha activa y el análisis para la toma de decisiones

Jesús Ollero | 12 de agosto de 2017 a las 5:35

Opileak – Análisis de información y datos
Las nuevas formas de comunicación y de información requieren seguimientos especializados y la plataforma desarrollada por la filial de Dinamic Area permita la recogida de grandes cantidades de datos en webs, foros y redes sociales, dotándolos de ciertos parámetros para su posterior análisis, algo que desde septiembre incorporará a sus clientes y a la administración autonómica.

Pablo Adanero, CEO de Dinamic Area y responsable de Opileak.

Pablo Adanero, CEO de Dinamic Area y responsable de Opileak.

Una sociedad conectada requiere de soluciones en tiempo real y las redes sociales, además de formar parte de la actividad diaria, profesional o de ocio, de cualquier grupo de población generan una cantidad de contenido que hay que observar, valorar y analizar. El entorno web, comenzando con los foros y siguiendo con los portales digitales, habían advertido de la necesidad de controlar lo que se dice de cualquier sector, empresa o institución, y el social media subrayó un nuevo elemento: lo que se dice de las personas.

Esta necesidad encierra una notable dificultad: interpretar grandes cantidades de datos que en muchas ocasiones arrastran matices y, por lo tanto, resultan ciertamente complejos de escrutar. Ese es el objetivo final de Opileak, herramienta de escucha activa que combina la recogida de datos con su análisis, clasificación y valoración, obteniendo claves de la imagen que se proyecta para poder tomar decisiones, modificarlas o comprobar nuevas necesidades.

Detrás de Opileak está Dinamic Area, una empresa surgida al abrigo de la Universidad de Sevilla, vinculada a grupos de investigación de Informática, siendo el desarrollo de proyectos de software a medida su actividad principal. Parte de los beneficios de esos proyectos son los que han permitido impulsar, de manera independiente, la plataforma de escucha activa, lanzada en 2014 y a la que se une como accionista en 2015 la tecnológica Tier1, ofreciendo recursos y un nuevo impulso y dimensión al proyecto, basado en una tecnología propia que permite realizar escucha activa en redes sociales y portales de internet y aplicar “técnicas de minería de opinión, de manera que se pueda categorizar el contenido que se detecta”, explica Pablo Adanero, CEO de Dinamic Area y responsable de Opileak.

Este mes de julio, Opileak ha ganado el concurso de monitorización de redes sociales licitado por la Junta de Andalucía, que empezará a funcionar en septiembre y que incluirá la escucha de “todo lo que suceda en Andalucía, tanto términos relacionados con la región como con los distintos perfiles de las consejerías y empresas públicas, de manera que se identifiquen las preocupaciones e intereses del ciudadano andaluz, y poder clasificar toda esa información según los usuarios, temáticas, áreas de gestión, áreas de territorio, etc, y valorar ese contenido”, explica Adanero.

Precisamente ahí ha estado la principal dificultad para explotar la plataforma, el análisis. Si en 2017 el objetivo es consolidar productos para conseguir que se autofinancie y tenga capacidad para seguir evolucionando, a medio plazo Opileak “debe convertirse en una empresa independiente y seguir creciendo en el análisis de datos al margen de la matriz de software”. Así, a partir de septiembre no sólo ofrecerán el servicio de escucha sino también “de análisis y consultoría por sectores, proporcionando por ejemplo a pequeños y medianos ayuntamientos servicios de atención al ciudadano sobre los servicios públicos; con tecnología de chatbots podemos detectar e interactuar con el ciudadano cualquier incidencia para poder tramitarla”.

Dos frentes: el comercio y el sector público

La especialización sectorial será una de las claves de un crecimiento que debe permitir llegar el próximo año al medio millón de facturación. Comercios y administraciones públicas son los dos grandes frentes abiertos por Opileak, estudiando tendencias e intereses de moda y compras en el primer caso y potenciando la atención directa en el segundo. “Todos los ciudadanos no están en redes y en foros, pero es un reflejo de la sociedad, un muestreo digital de un área de población”.

Y como una plataforma de escucha tiene un alto perfil de abstracción “no es fácil explicar su utilidad, y a los clientes les cuesta interpretar la información que recibe por falta de analistas de datos”, de manera que llegan a pensar que les va a dificultar el trabajo cuando “les va a ayudar a acertar”. La plataforma de referencia, la anglosajona Radian6, “es personalizable pero tienes que hacerlo tú, y eso refleja cuál es el momento de este sector. La comercialización no es fácil porque a los clientes les cuesta ver el beneficio, de manera que en 2016 añadimos personal de comunicación para poder aportar esa parte de interpretación que permita rentabilizar la información y el servicio. Que se entienda mejor lo que ofrecemos, en definitiva, y cerrar más proyectos”.

Para completar esto y dar el siguiente paso, uno de los socios de Dinamic Area, Fernando Ortega (el tercero es Roberto Aguilar), está investigando para su tesis una forma de que la tecnología pueda identificar el contexto y el entorno restando la ambigüedad de algunos mensajes para “valorar de manera más clara la información que se recibe”.

 

Gráficos de datos proporcionados por Opileak para las pasadas Elecciones Generales

Gráficos de datos proporcionados por Opileak para las pasadas Elecciones Generales

 

 

El cuestionario

¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
La revolución continua que supone la computación y cómo se ha incorporado en todo nuestro entorno. Tal vez, la que más cambios ha generado es el SmartPhone.

¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
El orden, y las herramientas nos invitan a dejar que ellas trabajen; debemos seguir manteniendo el control en un mundo donde cada vez estamos más expuestos a cosas que no controlamos o no podemos controlar.

¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
Yo, robot, de Isaac Asimov, sobre todo ahora que se ven los primeros coches autónomos y las situaciones que suceden.

¿Decisión empresarial de mayor peso?
Las relacionadas con la entrada de socios; en nuestro caso, la empresa sevillana Tier1.

¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?

¿Qué serie está viendo ahora?
The walking dead.

¿Un afición al margen del trabajo?
La ciencia ficción en general. Me encanta ver películas de este género (y más si son antiguas).

¿Qué redes sociales utiliza?
LinkedIn y Twitter, y de vez en cuando Facebook.

¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
@emergenciassev en Twitter, un servicio público muy interesante.

¿Coche, moto o bicicleta?
Coche, aunque me encantaría que fuera la bicicleta.

El ‘Booking’ de las clases para el carnet de conducir

Jesús Ollero | 5 de agosto de 2017 a las 6:01

Bugaloop.com – Autoescuelas
Sacarse el carnet de conducir puede ser un auténtico calvario, y a veces no es fácil encajar el ritmo de vida de cada cual con la asistencia a las clases; entre esa circunstancia y la necesidad de las autoescuelas de dar salida a las horas menos concurridas aparece una plataforma que encaja oferta y demanda permitiendo adaptar horarios y dar salida a los tramos menos ocupados

El equipo de Bugaloop

Miguel Aldana, en el centro, junto a Paula Galván y Francisco Guillén

Tenían los usuarios y la plataforma, pero no vendían absolutamente nada. Modificando detalles y adaptando la oferta Bugaloop está logrando convertirse en lo que sus gestores llaman el Booking de las autoescuelas. Un comparador y buscador con ofertas para que las empresas cubran las horas de menor actividad y el usuario obtenga un servicio más competitivo en ese reto que a veces se torna odisea que es sacar el carnet de conducir.

El planteamiento de Bugaloop es tan sencillo como eficaz su desarrollo, pero no siempre lo fue. Una autoescuela se inscribe gratis en la plataforma –cobran comisión “a éxito de servicio”– y desde ese momento oferta la preparación para el carnet de conducir, tanto clases teóricas como prácticas en vehículo. Y en muy poco tiempo consiguieron tener 2.500 usuarios registrados para acceder a esa oferta de horas que las autoescuelas de están siendo capaces de cubrir con sus clientes tradicionales.

¿El problema? “No vendíamos nada”, reconoce Miguel Aldana, CEO y fundador de Bugaloop.

Licenciado en administración y dirección de empresas, su padre tiene una cadena de autoescuelas –“normalmente la primera o la segunda todos los meses en número de alumnos presentados en España”– y decidió hacer frente a un proyecto que suponía una notable evolución en un negocio muy analógico después de estar un tiempo trabajando en la ciudad inglesa de Newcastle y de hacer el máster en negocios digitales de Esic cuando su padre le pidió que volviera.

De hecho, no presentó su idea como proyecto de fin de máster porque varios compañeros no lo veían viable. Lo comentó con profesores y decidió arriesgar, lanzando una beta en febrero de 2015 que al final de ese año ya tenía 2.500 usuarios registrados.

Pero no funcionaba. Y eso que, en los inicios mismos del proyecto, ya habían recibido el apoyo de Vicent Rosso, cofundador de Blablacar, a quien Aldana literalmente asaeteó en un evento en Málaga. “Me interesaba mucho un acuerdo con ellos, ofrecerle gratis el acceso a la plataforma para sus usuarios, porque muchos de ellos no tiene carnet. Nunca pensé que sería socio y pondría pasta, sólo pensaba en que me dijera si estábamos haciendo bien las cosas para conseguir inversión”, relata. Costó mucho más de lo que pensaba, a pesar de la ayuda de Rosso: “Modifiqué el documento tal como me dijo y lo envié a varios fondos, pero no me contestó ni me cogió el teléfono absolutamente nadie”. Ante este panorama, la empresa aguantó ganando premios. “Nos ha ido bien en eso”, reconoce. “En la peor racha que hemos tenido, había un concurso para startups del grupo Marlboro: se presentaron 860 proyectos y el premio eran 20.000 euros. Y de repente Vicent me llamó para pedirme permiso para entrar en la ronda de financiación que teníamos abierta. El mismo día ganamos ese premio. Algo vio en nosotros Vicent para apostar por nosotros porque teníamos un volumen de usuarios muy alto pero no vendíamos nada”.

De “no vender nada” a una subida exponencial

A resultas de los consejos de Rosso y del Cubo (AOF) cambiaron el modelo de negocio. “Dejamos de vender clases sueltas para hacer paquetes y empezamos a vencer, llegamos a mil clases en unos meses. Ahora estamos facturado tres veces más que el año pasado, cerrando el primer semestre con cerca de 4.000 clases”.

¿Dónde estaba entonces el problema del Booking de las autoescuelas? “En definir qué producto estándar ofrecer”. Así, crearon tres paquetes. “La costumbre en el norte es examinarse del teórico por libre pero en el sur la gente va a la autoescuela. Matrícula teórica y cinco clases prácticas fue el primer paquete y el importe era razonable porque suele ser la captación de todas las autoescuelas. Luego añadimos bonos de 5 y de 10 clases”. Funcionó, y flexibilizaron cosas permitiendo a las autoescuelas crear bonos aparte para cubrir de menos actividad, ya fuera del comparador.

El crecimiento está siendo exponencial, a un ritmo de entre el 25 y el 35% mensual, y eso a pesar de la huelga de examinadores, algo que no debe impedir que al empresa cierre el año con una facturación equivalente a toda la inversión realizada hasta ahora. Su principal mercado sigue siendo el andaluz (80% del total) y en el sur ya funcionan en Sevilla, Málaga y Córdoba, además de Bilbao o Madrid. “De aquí a un año esperamos estar en las principales ciudades, las que tengan un volumen de actividad suficiente”, avanza. Y de ahí a Europa. “Es un sistema que puede aplicarse fuera de España porque en general el funcionamiento del sector es parecido, las diferencias no son sustanciales. Hay países donde hay un número mínimo de clases, como Portugal o Italia, pero eso no interfiere en nuestro funcionamiento”. El sistema incluye poder valorar en tiempo real a la autoescuela, el servicio y el profesor para “frenar la guerra de precios y que se elija también por las opiniones”.

En septiembre abrirán otra ronda de inversión para mejorar la programación y posicionarse adecuadamente en Madrid y Barcelona. También añadirán calendario para poder concertar directamente las horas que cada autoescuela oferte.

 

El cuestionario

¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
Al tener que ver con nuestro sector, el coche eléctrico.

¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
Humildad, sabiduria, inteligencia, empatía y liderazgo.

¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
Futuro Perfecto, de Steve Johnson

¿Decisión empresarial de mayor peso?
Despedir a familiar o amigo o socio.

¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?
Tesla.

¿Qué serie está viendo ahora?
Vikingos.

¿Un afición al margen del trabajo?
Estar con los amigos.

¿Qué redes sociales utiliza?
Facebook e Instagram.

¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Javier Perez Caro.

¿Coche, moto o bicicleta?
Coche.

Un nuevo concepto de movilidad

Jesús Ollero | 29 de julio de 2017 a las 5:22

Muving.com - Motosharing
En pleno debate sobre el servicio de coches con conductor, emerge una compañía que propone la gestión inteligente del alquiler de motocicletas para lograr desplazamientos ágiles por la ciudad. Las crecientes dificultades para circular por el centro de las grandes ciudades y la sencillez del uso de la plataforma están permitiendo a la compañía expandir rápidamente esta moto eléctrica.

DSC_7268

Todo el concepto de movilidad y transporte está cambiando y se está adaptando a los nuevos tiempos y, mientras en el caso de los coches se agria la protesta del sector del taxi por la irrupción de servicios como Uber o Cabify, las motos han dado un acelerón considerable. Sin licencias de por medio que generen situaciones de tensión, el motosharing irrumpe y la apuesta de Muving.com es tan ambiciosa como palpable: ciclomotores en alquiler, a precio por minuto, con todo el control del servicio a través del teléfono móvil y el equipamiento adecuado para que la moto se convierta en un vehículo conectado.

La dimensión del proyecto es tal que, desde el principio, tiene contemplado expandirse a ciudades europeas y americanas, y durante la primavera han pasado de las 30 motos que formaban la fase beta desarrollada en Cádiz, origen de la empresa, a las 300 que ya tenían repartidas por Málaga, Sevilla, Barcelona y Madrid, añadiendo esta semana otras 40 en la capital costasoleña para un total de 90 en la ciudad; en ese orden han ido implantando un modelo complementario al transporte público y tan competitivo que les hace crecer por semanas: 18 céntimos el minuto. Es decir, un trayecto tipo de 10 minutos, en la mayoría de los casos suficiente en un desplazamiento estándar, cuesta 1,8 euros, similar al precio del transporte público en Madrid (1,5 euros el univiaje de autobús y entre 1,5 y 2 el de Metro), Sevilla (1,40 el autobús y entre 0,82 y 1,37 el Metro) o Málaga (1,30 el autobús y 1,35 el Metro) y por debajo de Barcelona (2,15 en ambos casos).

El funcionamiento es a través de una app en la que darse de alta y acompañar el carnet de conducir, de forma que el usuario queda activado un vez comprobado que la documentación es correcta. La geolocalización permite ubicar las motos cercanas disponibles, que puedes reservar por 15 minutos hasta llegar a una. Desde la propia app se acciona la apertura del transportín para coger el casco (y una redecilla desechable para el pelo) que desbloquea el arranque de la moto. Una vez finalizado el servicio, el casco se guarda en su sitio y desde la propia app se da por finalizado, la moto se apaga cuando los sensores comprueban que el baúl está cerrado. “Cuando alcances un gasto de 10 euros te hacemos un cargo, para no incomodar al usuario”, subraya Horacio Pérez, director general.

Previsión de “miles de motos” en dos años

La previsión de Muving incluye “miles de motos en dos años y una facturación de entre 5 y 10 millones de euros”. Los números van en serio: “Cada moto vale 4.000 euros, más baterías de repuesto y piezas de recambio; en total unos 5.000 por moto. Y ya somos 40 personas en nómina”.

Hay dos claves que invitan a los impulsores de Muving a tener la certeza de que el proyecto va a alcanzar una dimensión enorme. La primera es el giro del concepto del vehículo como propiedad al as a service: “Es una tendencia imparable que hoy es pionera, poco conocida, y en poco tiempo esperamos que se imponga de forma popular. Igual que se pasó en las empresas del data center y los ordenadores en propiedad al cloud pasará con los vehículos, de la propiedad al servicio”.

La segunda tiene que ver con el propio sector de la automoción: “Todos los fabricantes están haciendo betas porque van a pasar de ser industria a operador; los coches ya no caben y los ayuntamientos están echando a los coches del centro de las ciudades. Si no hay sitio para coches el vehículo en propiedad va a ser un artículo de lujo”, sostiene Horacio Pérez, que cita como ejemplo la tasa diaria por circular por el centro de Londres (8 libras diarias para coches particulares salvo los eléctricos) o la prohibición de vehículos que no sean eléctricos por el centro de Oslo a partir de 2019.

“No queremos saber nada que no sea eléctrico”, afirma tajante. “Nuestras motos son eléctricas y controlamos en remoto cómo van de carga, de manera que por la noche se hace una ruta para recargar las que sean necesarias”. Y más aún, la estructura auxiliar del negocio evitará vehículos de combustión:“Las furgonetas de nuestros mecánicos las estamos sustituyendo también por vehículos eléctricos: cero gasto en gasolina. Nuestro lema es Muévete sin dejar huella, un guiño al mundo ecológico. No buscamos sólo favorecer la movilidad sino hacerlo de manera sostenible”.

DSC_7148

El cuestionario

¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
Internet, el móvil, el smartphone; en definitiva, la revolución de la sociedad de la información.

¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
Agilidad, eclecticismo.

¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
Las empresas exponenciales es uno de los últimos que he leído sobre nuevos mantras.

¿Decisión empresarial de mayor peso?
La inversión, siempre y cada día mas, pues la incertidumbre es total y deriva de todos los ámbitos

¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?

¿Qué serie está viendo ahora?
No veo series, consumen mucho tiempo.

¿Un afición al margen del trabajo?
Montaña, running, trout fishing.

¿Qué redes sociales utiliza?
No soy partidario: Whatsapp si acaso y LinkedIn.

¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Ninguno.

¿Coche, moto o bicicleta?
Moto.

La plataforma integral para el deporte que más crece

Jesús Ollero | 22 de julio de 2017 a las 5:32

Padelmanager.com  – Deporte
El pádel ha multiplicado por 10 sus jugadores en la última década y el boom inmobiliario incluyó multitud de pistas que han extendido su práctica; esta aplicación ofrece un servicio global para organizar partidos y torneos, y cuenta con 22.000 usuarios y 2,2 millones de páginas vistas al mes. Cubrir todo el país, desarrollar la tienda online y la internacionalización, los siguientes pasos.

Los tres socios de padelmanager.com, Javier Aguilar, Guillermo Moreno y Francisco Carrillo

CON más de cuatro millones de jugadores en España, no cabe duda de que el pádel se ha hecho un hueco tremendo en las preferencias deportivas de nuestro entorno. Basta echar un ojo a viviendas de construcción reciente (básicamente lo que se lleva de siglo) para comprobar cómo donde antes se ubicaban jardines ahora se apuesta por una pista comunitaria, amén de multitud de instalaciones públicas y privadas. Con semejante público potencial, habiendo multiplicado por 10 los jugadores en la última década, y la necesidad de reunir a cuatro jugadores, la rápida expansión de la comunidad de padelmanager.com sorprende muy poco, y su salto fuera de España es inminente aunque el desarrollo de este deporte es aún lento en Europa.

Profesor de educación física y monitor de pádel, el malagueño Javier Aguilar tuvo clara la dificultad existente tanto para reunir a jugadores como para organizar torneos y eventos. Cuando Facebook todavía no tenía la red actual y la mensajería instantánea era ciencia ficción, las ganas de jugar y la necesidad de organizarse le llevó a crear con un amigo una web en la que gestionar calendarios y ranking. La falta de colaboración de los clubes paralizó un proyecto retomado en 2014, cuando se unieron como nuevos socios Guillermo Morente, que organizaba competiciones diversas, y Francisco Carrillo, hasta constituirse como empresa en el otoño de 2015, dejar sus respectivos trabajos y lanzar un primer producto mínimo viable en el primer trimestre de 2016.

El crecimiento fue rapidísimo, con una nueva web y una aplicación desde la que apuntarse para jugar, organizar automáticamente horarios y partidos, recibir notificaciones, etc. “La respuesta fue brutal”, reconoce Aguilar. “Ahorrábamos muchísimo trabajo a los clubes y los jugadores lo tenían todo centralizado. No hacía falta que te llamara nadie. En cuestión de cuatro meses, en agosto, añadimos nuevas funciones, opciones de monitores, geolocalización etc. Y nos fuimos a 6.000 jugadores sólo en Málaga”. Nada que ver con unos inicios en los que consiguieron 2.000 jugadores pero todos los procesos eran manuales. Ahora está todo automatizado y la escalabilidad es evidente.

Torneos por nivel, ligas, rankings, tiempo real…

La actividad de cada jugador se registra en su perfil. “Lo más importante es la puntuación del ranking, de manera que se organiza a los jugadores en función de su nivel, por categorías. En la app buscas competición, circuito o liga, y puedes seleccionar a qué hora no puedes jugar; te apuntas con tu compañero directamente –la inscripción es por parejas– y hay una función de comunidad, para subir fotos y comentar, de manera que no mezclas el pádel con el resto de tus cosas”, detalla Aguilar.
La aplicación, única en España, tiene además opciones diferenciales como la generación automática de cuadros de torneo o el seguimiento en tiempo real: “Una web es muy bonita pero los jugadores lo que usan es la app, no entran en una web, y hemos apostado fuerte por hacer la mejor app posible”.

WPT Mijas 2017

La app es de uso gratuito. Padelmanager cobra “a los clubes y a los organizadores privados una cuota por estar en la plataforma y por eventos”. Aguilar considera que cuando la comunidad crezca algo más “nuestras posibilidades comerciales son tremendas: hablamos de un jugador intensivo y deportista en general”. Quieren cerrar el año trabajando con el 15% de los 2.200 clubes registrados (unos 300) y ya han organizado torneos con la fundación Real Madrid, BMW, Land Rover o Repsol.

Ya operan en 15 provincias: toda Andalucía menos Almería, Huelva y Sevilla, aunque éstas dos se unirán cuanto antes, Badajoz, Madrid, Tenerife o Las Palmas. Y en septiembre llegarán a Baleares, Vitoria, León, Barcelona… “Ya hemos superado los 22.000 jugadores, tenemos más de 2,2 millones de páginas vistas al mes y los jugadores pasan más de cinco minutos diarios navegando en la aplicación”. A futuro, pretenden instalarse en Suecia y Alemania. “Hace dos o tres años había 10 pistas en Suecia y ahora hay 200 y 10.000 jugadores. Hay mercado”.

Esta primavera fueron premiados, junto a Woulah, como la mejor startup andaluza. Les reportará nada menos que 200.000 euros de inversión, más 100.000 que han captado de un inversor privado. Eso les permitirá acometer el siguiente paso, que incluye tienda on line y mejoras en las notificaciones y búsqueda de partidos. La tienda online les permitirá “ofrecer una especie de groupon, ofertas de material nuevo, y que las marcas puedan tener un acceso directo a potenciales clientes”.

El cuestionario

¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
El acceso libre a internet y a cualquier tipo de información.

¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
La capacidad de adaptarse a los cambios y no parar de reciclarse y formarse.

¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
Cualquiera de Jorge Bucay, donde sus cuentos ofrecen visiones de la vida que a veces no se tienen en cuenta.

¿Decisión empresarial de mayor peso?
Dejar un trabajo para emprender en un proyecto.

¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?

¿Qué serie está viendo ahora?
Billions.

¿Un afición al margen del trabajo?
El deporte.

¿Qué redes sociales utiliza?
Facebook, Twitter e Instagram.

¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Aquel que te aporte algún valor.

¿Coche, moto o bicicleta?
Según el destino.

Integración tecnológica para personas con discapacidad

Jesús Ollero | 15 de julio de 2017 a las 5:41

Eneso.com - Dependencia
Paliar la brecha tecnológica en personas con necesidades especiales es la motivación de los impulsores de esta empresa que está sobresaliendo en el campo de la estimulación sensorial. Con dos productos muy cotizados que ya venden en Francia e Italia, en espera de Rusia, logran que tanto el usuario como el terapeuta no tengan que financiarlos ni esperar a recibir ayudas

esther_oficina
Terminar con la brecha tecnológica existente para personas con discapacidad es el eje del desarrollo de Eneso, empresa especializada en productos pensados para facilitar la comunicación y el acceso a la tecnología de este colectivo, en muchos casos totalmente al margen de las innovaciones que han removido nuestros hábitos de vida. Más allá de eso, intentan fomentar herramientas útiles y que puedan adquirirse sin necesidad de endeudarse o de esperar unas ayudas que, además de haber menguado de forma considerable, suelen tardar en llegar.

Clara vertiente social, pues, en esta startup que el año pasado se acercó al millón de facturación, que espera crecer este año un 25% y que prepara su desembarco en el complejo y amplio mercado ruso introduciendo su modelo de estimulación sensorial después de haber comenzado a comercializar dos de sus productos estrella en Italia y Francia. Los productos existentes, entienden, “son carísimos y siempre prensamos que deben ser accesibles”.

Todo comenzó con un prototipo ejecutado tras ganar un spinoff de la Universidad de Málaga, donde Esther García trabajaba. Se llamaba enPathia y era un ratón que se controla con la cabeza. Sin relación con colectivos de discapacidad, tanto ella como su socio, Salvador Sancha, tenían “conciencia de aportar a la sociedad con nuestros conocimientos tecnológicos”.

productos

A partir del éxito de enPathia añadieron a su catálogo productos de otros fabricantes. Más importante aún, el trato con los usuarios les llevó a desarrollar nuevos productos. “Hay muchas personas que necesitan acceso a la tablet como elemento de comunicación, como una persona con parálisis cerebral que no pueda tener electroescritura pero pueda transmitir imágenes hasta expresarse de manera bastante completa”, relata la cofundadora de Eneso.

Su siguiente gran paso fue Verbo, un software para Windows y para Android que permite crear “tableros de comunicación, de forma que sea tan complejo como se quiera para crear mensajes, con voz sintetizada o grabada para que pueda formar frases”, detalla.

Tecnología accesible sin esperar a las ayudas

El propósito del proyecto era evitar que la gente tuviera que esperar a esas ayudas, ofreciendo “un producto con un precio que no hiciera falta financiarlo y la misma utilidad y calidad. La tecnología no es cara. El ratón enPathia, cuando salió, era la alternativa a productos que valían 8.000 o 10.000 euros, y en casos de enfermedades rápidas no había siquiera opción”. A finales de año esperan que enPathia funcione por bluetooth.

Ese ratón fue el comienzo, pero donde están centrando sus esfuerzos es en la estimulación sensorial, enfocada no sólo para que los pacientes avancen en tareas cotidianas: también los terapeutas. “Ante una persona desconectada del mundo por una discapacidad grave utilizas un espacio grande con música, luces, incluso olores, y creas una experiencia significativa para esa persona hasta conseguir conectar con ella, por ejemplo en casos de autismo muy profundo, personas que están aisladas”.

sensorial

Empezaron a hacerse fuertes en este campo en 2013 y la atención personalizada ha hecho que se les conozca y se acelere la expansión, con cursos especializados en asociaciones de toda España donde ilustran a profesionales y familias. Funcionan en 75 salas de distintos tamaños por todo el país. Muchas de ellas en toda Andalucía pero también Madrid, Zaragoza, Asturias… “Nos encargamos de la instalación del sistema y la gestión de la sala corresponde al terapeuta”.

Dificultades han afrontado varias, crisis al margen “porque ya empezamos así y siempre hemos crecido”. Su esfuerzo se ha centrado en añadir a su base de ingeniería competencias empresariales. “Ahí hemos mejorado mucho. Todo era vocacional y queríamos universalizar una tecnología, pero el mundo empresarial es complicado. Seguimos formándonos en ese sentido, estuvimos con la empresa ya en marcha y el modelo bastante trabajado en la Farola (AOF) para tener una nueva visión, y ahora hemos entrado en un programa de BBVA (Momentum) específicamente pensado para empresas de un enfoque social”. Ya era difícil crear un prototipo a partir de competencias técnicas, “pero de ahí a crear un producto comercial hay un mundo y los nuestros tienen que ser productos muy probados”.

Su siguiente paso es un proyecto de la UMA “relacionado con brain computer interface, que es como un casco que mide la actividad cerebral, pensando en personas con discapacidad muy severa y consigan mover la silla por ejemplo a través de ese soporte”. Y no dejarse absorber por otra empresa, algo que “ya hemos evitado”.

El cuestionario

¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
La escritura.

¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
La creatividad y la perseverancia.

¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
El alquiler del mundo.

¿Decisión empresarial de mayor peso?
Seguir invirtiendo gran parte de nuestros recursos en I+D a pesar del contexto de crisis.

¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?
No es exactamente de nuestro sector, pero diría Asana Weartech, liderada por Carlos Mendoza, un Sevillano afincado en Madrid.

¿Qué serie está viendo ahora?
Unbreakable Kimmy Schmidt.

¿Un afición al margen del trabajo?
Salir con los amigos.

¿Qué redes sociales utiliza?
Sólo las corporativas: Twitter, Facebook y LinkedIn.

¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Reddit.

¿Coche, moto o bicicleta?
Bicicleta, siempre que puedo.

Gestión integral del taller para los que no saben de coches

Jesús Ollero | 8 de julio de 2017 a las 5:45

 Bubocar.com  – Automoción

Las reparaciones y revisiones de los vehículos suponen una molestia en ocasiones difícil de asumir, de ahí que esta empresa se haya orientado a liberar al usuario de toda intervención en el proceso: servicio puerta a puerta con seguimiento desde el móvil y seleccionando una red de talleres y peritos con la que esperan llegar a los mil encargos mensuales el año próximo

BUBOCAR-117

PARA un porcentaje cada vez mayor de conductores, llevar el coche al taller o pasar una revisión supone un trastorno. Si además se vive en una ciudad de cierto tamaño, las molestias se multiplican. Otra variable con peso es la relativa confianza que tradicionalmente han proyectado los talleres de coches. Con este panorama, disponer de un servicio puerta a puerta que además de supervisar todo el proceso, desde la recogida hasta la entrega, imponga ciertos estándares de servicio a los talleres que selecciona se convierte en una solución a tener en cuenta.

“Todos tenemos un amigo que dice que sabe de coches y luego… Lo que queríamos era proveernos de talleres realmente de confianza para convertirnos en ese amigo que sí sabe ”. Sergio Fuentes ha desarrollado toda su vida profesional en el sector de la automoción y los últimos 10 años fue jefe de taller en un concesionario oficial de Audi. Entendía que la relación con el cliente está desequilibrada por el desconocimiento de éste y que cualquier mala experiencia perjudicaba la confianza de un sector de trato directo con el usuario.

Es en el usuario donde centra su acción Bubocar.com, pues considera a los talleres partners mientras ellos se centran en el servicio entendido como un estándar aplicable en cualquier punto de España. A eso se le suma la posibilidad de controlar desde el móvil toda la evolución del proceso sin tener que aparecer por el taller. Con 24 servicios a precio cerrado, “seleccionas día y hora y pasa un conductor a recoger tu coche”. En función del tipo de servicio o reparación, traen el coche de vuelta en pocas horas.

Objetivo a corto plazo: mil servicios al mes

Su capacidad de gestión se multiplica y el mercado es tan gigantesco que esperan estar en 2018 en mil servicios al mes. Números cantan:22 millones de coches, 40 millones de reparaciones (1,7 visitas al taller al año por coche) y 10.000 millones de facturación. Así, en poco tiempo se ven dentro de una empresa de gran tamaño “llevando este servicio a toda Europa”. El crecimiento viene aparejado por haber resuelto la escalabilidad del servicio: “En el momento en que hemos automatizado cosas –básicamente reducir las acciones presenciales– nos hemos expandido”.

La factura media es de 250 euros, lo que indica que en muchos casos se acaban encargando más cosas de las inicialmente previstas: “La revisión anual puede costar 84 euros (incluso 60 si media oferta), la confianza que se genera es la que hace que el cliente amplíe servicios”. Dos de cada 10 llegaron por una recomendación, y tres de cada 10 ya han repetido.

Han adaptado modelos de negocio de éxito en Estados Unidos y el Reino Unido, se encuentran en plena ronda de inversión y no han encontrado en España empresa capaz de englobar toda la cadena de servicios. “Son negocios intensivos en taller y su negocio sale del taller; el nuestro va a éxito de servicio: ganamos si hay reparación”. Fuentes conocía profundamente los talleres y uno de sus socios gestiona un gabinete pericial, con lo que consideran la selección “muy afinada”. Y los talleres “han sido receptivos porque han visto oportunidades de mejora”, y también hacer frente a establecimientos sin licencia, los cuales, asegura, han ralentizado su irrupción.

Lo que sí ha cambiado es que “seis de cada 10 personas ya se informan por internet del taller antes de llevar el coche”, algo muy a destacar en un sector que, además de atomizado, es muy tradicional en su captación de clientes.

Con seis trabajadores (cuatro de ellos socios), funcionan en Sevilla y Madrid, cerrarán el año en Barcelona y esperan ampliar a Málaga, el levante o Granada. Meditan escalar el software para que “cualquier red de concesionarios pueda adaptar su servicio a esta plataforma”; los servicios oficiales están, hoy, fuera de rango: “Algunos quieren entrar pero no nos parecen competitivos en precio, siempre van a ser más caros que otros”.

Vídeo: de Historias de Luz (2016)

 

El cuestionario

¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
El coche.

¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
La empatía y la resilencia.

¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
El principito.

¿Decisión empresarial de mayor peso?
Dejar mi trabajo para emprender.

¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?
Alexa de Amazon o el proyecto Hyperloop de la empresa del fundador de Tesla

¿Qué serie está viendo ahora?
Piratas.

¿Un afición al margen del trabajo?
Pasear por el campo.

¿Qué redes sociales utiliza?
LinkedIn y Facebook.

¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Jesús Calleja.

¿Coche, moto o bicicleta?
Ojalá fuera la bicicleta pero, hoy por hoy, coche.