Zevenet: Un puro entretenimiento convertido en producto global

Jesús Ollero | 17 de junio de 2017 a las 5:24

ZEVENET. Software libre
Lo que comenzó como un ‘hobby’ para evitar caídas de sistemas informáticos e intentar resolver una contingencia de un cliente que provocaba una alteración seria en la inversión derivó en un balanceador que permite a un soporte informático defenderse de picos de demanda y de ciertos ataques; la demanda les ‘obligó’ a constituirse como empresa y triplican facturación este año.

Imagen zevenet_team

Detectar un problema y encontrar la solución. A simple vista, una secuencia lógica. Mirando un poco, un hallazgo. Laura García y Emilio Campos trabajaban juntos en HP, asociados a proyectos de la Junta de Andalucía. Empleaban su tiempo libre en un proyecto open source que buscaba reducir los riesgos productivos de una empresa por fallos de soporte informático hasta encontrar la manera de equilibrar el balanceado de los sistemas si falla una parte de esa estructura y minimizar o anular cualquier disfunción.

Una solución sencilla, barata y adaptable

¿Cuánto cuesta una fábrica parada por un fallo de sistemas o de conexión a internet? ¿O una oficina? “Pretendemos evitar los riesgos para que se siga funcionando con normalidad”, expone Laura García, CEO de la empresa sevillana. Trabajando junto a Emilio Campos (CTO) en HP identificaron necesidades técnicas que no podían ser cubiertas con la solución disponible. “Un cliente había comprado hardware y cubierto sus necesidades iniciales, pero aparecieron otras y había que pagar más. No podía seguir invirtiendo y desarrollamos esas necesidades en software libre”.

Una solución sencilla y económica, y capaz de repartir usuarios para evitar caídas, detalla Campos. “Ya había soluciones, pero el fee era alto y había que formar a desarrolladores para gestionarla desde dentro. Era un doble problema, hacerlo fácil y barato, y que una empresa no tenga que dedicar recursos a adaptar o personalizar el producto: damos la opción de hacerlo nosotros con mejoras personalizadas según el negocio”.

Eso es lo que les hace diferentes: “Sólo grandes compañías podrían permitirse esta tecnología –apunta Laura García– y así pueden disponer de ella empresas pequeñas y medianas”. Eso y su capacidad para detectar patrones que eviten Ataques DoS (negación de servicio), como ocurrió a Netflix o Amazon “y descartarlos sin que afecte al servicio”, detalla Campos. Añade García que el software libre “se confunde con gratis, pero evitamos el vendor lock-in, licencias que acaban un poco secuestrando a empresas”. El ADC (application delivery controller) es un sector que ya mueve el 15% de los 12.000 millones de dólares anuales de Data Centers. Unos 2.000 millones de dólares. “El líder del mercado –cuenta García– tardó tres meses en solucionar un bug de seguridad muy importante. Nosotros en open source podemos habilitar un parche de seguridad en 24 horas. Esta agilidad viene también de ser una empresa pequeña”.

De Sofintel a Zevenet por un competidor

¿De dónde sale Zevenet? “Intentamos registrar el producto como Zen load balancer, y uno de nuestros competidores en EEUU nos reclamó que fonéticamente se parecía a uno suyo. Esta fue una razón para buscar un nuevo nombre. Otra, dejar la consultoría. Unificamos el nombre del producto con el de la empresa”. Así, Sofintel IT Engineering pasó a Zevenet: “Quisimos mantener la Z y que incluyera las letras que forman el término zen, even significa equilibrio en inglés, además de que el nombre sirviera para el mercado global”.

Actualmente trabajan para más de 400 clientes de pago en 40 países, algunos tan poco asociados con la tecnología como Nigeria o Mauricio. Mejor aún, están triplicando facturación este año y creciendo a gran velocidad. “Cuando desarrollamos la solución empezamos a recibir muchas peticiones a nivel mundial. Llegamos a tener 600 descargas semanales del producto open source, nos pedían soporte profesional y en 2012 decidimos montar la empresa. El producto empezó a dar beneficios en 2014”. Dejaron la consultoría, pero no ciertas señas de identidad: “Somos una startup tecnológica en la que el 50% de plantilla son mujeres, nos hemos autofinanciado y el beneficio lo reinvertimos en la empresa y los repartimos con los empleados dos veces al año”. Sí han adaptado pequeños detalles: “Android llama a sus versiones con golosinas y nosotros pondremos ríos españoles. La versión 5 será Baetis en honor al Guadalquivir”.

 

EL CUESTIONARIO

–¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
El lenguaje de programación C.
–¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
Mente abierta.
–¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
How to win friends and influence people, por Dale Carnegie.
–¿Decisión empresarial de mayor peso?
Incorporación de un nuevo miembro al equipo.
–¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?
Zevenet.
–¿Qué serie está viendo ahora?
Vikings.
–¿Un afición al margen del trabajo?
Cultivo y cuidado de bonsáis.
–¿Qué redes sociales utiliza?
LinkedIn y Facebook.
–¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Cualquiera que genere contenido original sobre el tema que te guste.
–¿Coche, moto o bicicleta?
Coche compartido.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber