Un nuevo concepto de movilidad

Jesús Ollero | 29 de julio de 2017 a las 5:22

Muving.com - Motosharing
En pleno debate sobre el servicio de coches con conductor, emerge una compañía que propone la gestión inteligente del alquiler de motocicletas para lograr desplazamientos ágiles por la ciudad. Las crecientes dificultades para circular por el centro de las grandes ciudades y la sencillez del uso de la plataforma están permitiendo a la compañía expandir rápidamente esta moto eléctrica.

DSC_7268

Todo el concepto de movilidad y transporte está cambiando y se está adaptando a los nuevos tiempos y, mientras en el caso de los coches se agria la protesta del sector del taxi por la irrupción de servicios como Uber o Cabify, las motos han dado un acelerón considerable. Sin licencias de por medio que generen situaciones de tensión, el motosharing irrumpe y la apuesta de Muving.com es tan ambiciosa como palpable: ciclomotores en alquiler, a precio por minuto, con todo el control del servicio a través del teléfono móvil y el equipamiento adecuado para que la moto se convierta en un vehículo conectado.

La dimensión del proyecto es tal que, desde el principio, tiene contemplado expandirse a ciudades europeas y americanas, y durante la primavera han pasado de las 30 motos que formaban la fase beta desarrollada en Cádiz, origen de la empresa, a las 300 que ya tenían repartidas por Málaga, Sevilla, Barcelona y Madrid, añadiendo esta semana otras 40 en la capital costasoleña para un total de 90 en la ciudad; en ese orden han ido implantando un modelo complementario al transporte público y tan competitivo que les hace crecer por semanas: 18 céntimos el minuto. Es decir, un trayecto tipo de 10 minutos, en la mayoría de los casos suficiente en un desplazamiento estándar, cuesta 1,8 euros, similar al precio del transporte público en Madrid (1,5 euros el univiaje de autobús y entre 1,5 y 2 el de Metro), Sevilla (1,40 el autobús y entre 0,82 y 1,37 el Metro) o Málaga (1,30 el autobús y 1,35 el Metro) y por debajo de Barcelona (2,15 en ambos casos).

El funcionamiento es a través de una app en la que darse de alta y acompañar el carnet de conducir, de forma que el usuario queda activado un vez comprobado que la documentación es correcta. La geolocalización permite ubicar las motos cercanas disponibles, que puedes reservar por 15 minutos hasta llegar a una. Desde la propia app se acciona la apertura del transportín para coger el casco (y una redecilla desechable para el pelo) que desbloquea el arranque de la moto. Una vez finalizado el servicio, el casco se guarda en su sitio y desde la propia app se da por finalizado, la moto se apaga cuando los sensores comprueban que el baúl está cerrado. “Cuando alcances un gasto de 10 euros te hacemos un cargo, para no incomodar al usuario”, subraya Horacio Pérez, director general.

Previsión de “miles de motos” en dos años

La previsión de Muving incluye “miles de motos en dos años y una facturación de entre 5 y 10 millones de euros”. Los números van en serio: “Cada moto vale 4.000 euros, más baterías de repuesto y piezas de recambio; en total unos 5.000 por moto. Y ya somos 40 personas en nómina”.

Hay dos claves que invitan a los impulsores de Muving a tener la certeza de que el proyecto va a alcanzar una dimensión enorme. La primera es el giro del concepto del vehículo como propiedad al as a service: “Es una tendencia imparable que hoy es pionera, poco conocida, y en poco tiempo esperamos que se imponga de forma popular. Igual que se pasó en las empresas del data center y los ordenadores en propiedad al cloud pasará con los vehículos, de la propiedad al servicio”.

La segunda tiene que ver con el propio sector de la automoción: “Todos los fabricantes están haciendo betas porque van a pasar de ser industria a operador; los coches ya no caben y los ayuntamientos están echando a los coches del centro de las ciudades. Si no hay sitio para coches el vehículo en propiedad va a ser un artículo de lujo”, sostiene Horacio Pérez, que cita como ejemplo la tasa diaria por circular por el centro de Londres (8 libras diarias para coches particulares salvo los eléctricos) o la prohibición de vehículos que no sean eléctricos por el centro de Oslo a partir de 2019.

“No queremos saber nada que no sea eléctrico”, afirma tajante. “Nuestras motos son eléctricas y controlamos en remoto cómo van de carga, de manera que por la noche se hace una ruta para recargar las que sean necesarias”. Y más aún, la estructura auxiliar del negocio evitará vehículos de combustión:“Las furgonetas de nuestros mecánicos las estamos sustituyendo también por vehículos eléctricos: cero gasto en gasolina. Nuestro lema es Muévete sin dejar huella, un guiño al mundo ecológico. No buscamos sólo favorecer la movilidad sino hacerlo de manera sostenible”.

DSC_7148

El cuestionario

¿Qué innovación histórica le parece más relevante?
Internet, el móvil, el smartphone; en definitiva, la revolución de la sociedad de la información.

¿Qué capacidad/es, habilidad/es cree necesarias para gestionar el mundo que viene?
Agilidad, eclecticismo.

¿Qué libro recomendarías para entender el futuro inmediato?
Las empresas exponenciales es uno de los últimos que he leído sobre nuevos mantras.

¿Decisión empresarial de mayor peso?
La inversión, siempre y cada día mas, pues la incertidumbre es total y deriva de todos los ámbitos

¿Una empresa (relativamente) poco conocida que crea que revolucionará su sector o impactará en la vida de millones de personas?

¿Qué serie está viendo ahora?
No veo series, consumen mucho tiempo.

¿Un afición al margen del trabajo?
Montaña, running, trout fishing.

¿Qué redes sociales utiliza?
No soy partidario: Whatsapp si acaso y LinkedIn.

¿Perfil interesante que recomiende seguir en redes?
Ninguno.

¿Coche, moto o bicicleta?
Moto.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber