Archivo de autor

El dibujo que Twitter hace de la Madrugada

Jesús Ollero | 22 de abril de 2017 a las 5:18

macarena

En el arranque de los incidentes ya hay reflejo en zonas alejadas de la calle Arfe, donde la Policía sitúa el origen de todo. Poco después de las 4:30 se multiplican los mensajes y las ubicaciones


 

Si la teoría principal que maneja la investigación de los hechos apunta a una reacción en cadena a una pelea en la calle Arfe que se propagó rápidamente por todos los puntos donde había cofradías en la Madrugada sevillana, el rastro que dejaron los mensajes en Twitter sobre el suceso dibujan un panorama sombrío y llamativo que desparrama por gran parte de esos enclaves mensajes de alerta, calma y desazón por los hechos.

Así se desprende de la recopilación y geolocalización de mensajes realizada por Opileak para Diario de Sevilla, dentro del Observatorio de la Semana Santa que la empresa sevillana ha venido realizando desde el final de la Cuaresma. Dicho estudio recoge los mensajes efectuados en ese tramo de la Madrugada en el que se produjeron los incidentes y que cumplían al menos uno de estos parámetros: utilizar uno de los hashtags predefinidos o citar la cuenta oficial de una de las cofradías.

Con ese material se observa cómo la primera voz de alarma de los hechos nos sitúa en el Salvador a las 4:12 horas, en el que se hace referencia a “incidentes y carreras” al paso del palio del Silencio. “Parece que no ha pasado a mayores”, culmina el tuit de @ElCostalorg. Antes de finalizar ese minuto ya aparece otro mensaje desde la Carrera Oficial con un elocuente “Estampida en la Avenida”.

Desde ahí se suceden mensajes de corte similar en el Postigo, la Magdalena, Plaza del Triunfo, Encarnación, de nuevo el Salvador o San Pablo, haciendo referencia a los incidentes que atañen a cada cofradía que cruza en ese momento por esas calles, y que relatan que Los Gitanos se queda sin banda de cruz de guía, el modélico comportamiento de los nazarenos del Silencio o cómo nazarenos de la Esperanza de Triana acaban por el suelo mientras lloran algunos niños.

Los mensajes y las estampas se suceden en tiempo y lugar con un notabilísimo pico entre las 4:36 y las 4:38, y que incluye mensajes de alerta y miedo pero también de calma ante lo que parece un suceso de escasa intensidad en Reyes Católicos, Postigo, Cristo de Burgos, Cuna, Daoiz, Paseo de Colón, Avenida, Santa Ángela de la Cruz o Francos. Es decir, por las principales zonas donde las cofradías se encontraban en ese momento.

El estudio de Opileak también refleja que desde ese momento la actividad original decrece (mayoría de retuits), pues a pesar de las réplicas, la escasa intensidad de las mismas y el progresivo convencimiento de que en realidad no había riesgo, aunque se añaden calles como Trajano, Alemanes o la plaza de Molviedro.

Observando estos datos, sorprende la rapidez con la que se expande por todo el centro la onda que la investigación apunta como causante del tremendo desorden y el pánico vivido en la Madrugada.

Otro dato relevante lo aporta Ilde Cortés, social media manager de la Federación Española de Fútbol, en su estudio El tuitero cofrade, donde sitúa en 13.000 los tuits enviados sólo con el hashtag #SSantaSevilla17 (el más numeroso en el global de la semana) entre la medianoche y la entrada de la Macarena, destacando la función de la cuenta de Emergencias del Ayuntamiento para el seguimiento de todo lo acontecido durante la noche y la mañana y obteniendo cuatro de los cinco mensajes más retuiteados de la jornada, en los que se plasma la vuelta a la normalidad, la detención de las primeras tres personas o la petición de material para la investigación.

Cortés incide en que la actividad se duplica entre a partir de las 4:30 y se triplica a las 6:30 horas, reflejando los momentos en los que los incidentes empiezan a tener amplia repercusión en redes y, una vez gran parte del público ha abandonado el centro, se produjeron numerosos retuits y opiniones al respecto. La Madrugada sevillana (#Madruga) fue trending topic durante nueve horas y media, refleja el estudio de Ilde Cortés, con 20.000 mensajes y el mayor pico también a las 6.30.

En cuanto a la actividad de las hermandades relatando los hechos, nos encontramos que la Macarena tiene su perfil inactivo desde el pasado diciembre, que el Silencio y el Gran Poder sólo reflejaron el inicio y el fin del recorrido y el Calvario esperó a la tarde del Viernes Santo para comunicar, en su caso un texto de su web sobre los incidentes. La Esperanza de Triana sí relató todo el recorrido, dejando de lado las carreritas y el pánico. Por contra, Los Gitanos realizó todo tipo de referencias al recorrido, incluso reflejando la “normalidad” del cortejo a pesar de la consulta de su hermano mayor al Consejo sobre la posibilidad de suspender su estación de penitencia, y retuiteando a las cuentas oficiales de Emergencias y el Ayuntamiento para colaborar en la normalización de la noche.

La Gozadera y la cotización del mercado andorrano

Jesús Ollero | 26 de junio de 2016 a las 6:25

LAS peculiaridades de la ley electoral española, además de dar un día de tregua a los candidatos (se supone), impide publicar encuestas de estimación de voto en territorio español, de ahí que en Andorra se sigan publicando y en España se haga referencia a ellas con los nombres de los partidos ocultos en productos asociados al color de cada uno. Pues bien, el PP había recuperado en la primera entrega de la jornada de reflexión (en esa encuesta que se publica en el principado) la mitad de lo que había perdido desde que comenzaron estos sondeos el pasado martes. Podemos perdería más de un punto, el PSOE recuperaría medio y Ciudadanos unas escasas dos décimas.

Bajo el publicitario hashtag de #disfrutalafruta, @electograph ha ido publicando estas oscilaciones de lo que vino a llamar ya en los comicios de diciembre ‘el mercado andorrano’, manteniendo el agua para el PP y la naranja para C’s y cambiando a la uva para la suma de Podemos e IU (el partido morado se representó en diciembre con una berenjena) e introduciendo la fresa para el PSOE en lugar del tomate.

En su primera entrega, partían de una media de encuestras así: PP 29.4; Podemos 24.8; PSOE 21.1; Ciudadanos 14.7. Dieron este resultado: Agua 29/l (116-120). Uva 23.7/kg (83-87). Fresa 21.5/kg (82-86). Naranja 14.9/kg (38-42). Las variaciones del agua restaron del miércoles al viernes 0.50, 0.30 y 0.20. La uva se mantuvo el primer día para ceder 0.10 el jueves y ganar 0.40 el viernes. La fresa aguantó el miércoles para subir el jueves 0.20 y el viernes 0.70. La naranja perdió el viernes el 0.30 que había ganado el miércoles.

La primera entrega de ayer fue así: Agua 28.7/l (116-120), sumando 0.7 en el día. Uva 23.7/kg (83-87), perdiendo 0.30 en el día. Fresa 21.6/kg (83-87), cediendo 0.20 el sábado. Naranja 14.9/kg (38-42), restando 0.30 respecto al viernes.

La jornada de reflexión tuvo más cosas. Como hacer la digestión de la vis discotequera de Soraya Sáenz de Santamaría, con La Gozadera, que le costó al Sevilla una propuesta de sanción del inefable Tebas. Después de que Rivera fuera al debate escuchando al Arrebato ya sólo falta que Pablo Iglesias salga al balcón con una bufanda del Sevilla.

O como que un perfil de Twitter de Anonymous desconfiara de la custodia del voto por correo y acusara directamente a Correos y al PP de manipularlos. O como que el norirlandés Will Grigg no jugara ni un solo minuto en la Eurocopa después de llenar páginas de periódicos y minutos y minutos de tele. Y de que se pidiera a Soraya que entonara el ya célebre cántico sobre el delantero en su próxima actuación.

 

Tuits de campaña

El almacén del ‘youtuber’ y el síndrome de Buzz Lightyear

Jesús Ollero | 25 de junio de 2016 a las 6:25

Sepa, paciente lector, que la vida no acaba en internet pero hay mucha vida dentro y un concepto llamado youtuber que arrastra a las masas como si no hubiera mañana. Uno de esos peculiares especímenes responde por Rush Smith y tiene tal predicamento que ha conseguido que los candidatos a la presidencia participen con él de un experimento en vídeo la mar de interesante y que responde por El almacen de los juegos.

Han pasado los cuatro salvo Rajoy, quien por cuestiones generacionales y por un buen criterio de mandar a quien pueda hacerlo correctamente optó por Pablo Casado. Al jefe de comunicación del PP, antes de jugar en una tablet con aplicaciones de habilidad y coordinación –muy bien hilados para metáforas sobre política–, le preguntaron por las medidas de su programa respecto a dos industrias punteras: videojuegos y cine de animación. Casado reconoció lo que todos temen: no sabe al detalle el contenido de su programa electoral. Entre juegos hablaron de temas ligeros además de explicar la cerrazón para someterse a la investidura en el anterior proceso, justificado en no sumar más que con el PSOE, partido que según Casado bloqueó toda opción. Habló de la oferta al PSOE, que incluía respaldar a los gobiernos locales y regionales donde pudieran perder el apoyo de Podemos y las conclusiones del análisis de propuestas comunes con socialistas y con C’s: educación, empleo, pensiones, unidad nacional y lucha contra la corrupción.

 

 

El segundo en orden fue Pablo Iglesias. Con el líder de Podemos realizó un Heads Up Challenge, juego de avidinar palabras y conceptos que mostró a un candidato suave y colaborador. Un chollo de vídeo, para qué engañarnos. Como en todos los casos menos con C’s, hizo un alegato final con auriculares y eco, que en su caso parecía Matías Prats padre. Rush Smith le hizo una entrevista emitida por Periscope para el canal de política de Twitter de la que seleccionó un par de preguntas sobre cuotas de autónomos y el concepto de rentas altas, que Iglesias consideró a partir de 60.000 defendiendo una progresividad en el IRPF entre el 45 y el 55%.

 

 

Con Albert Rivera completó un día de campaña incluso desde el autobús de prensa, donde cantaron una versión de Enrique Iglesias y asistieron a un acto en la muy cervantina Almagro (Ciudad Real). Se metió en el coche del equipo de Rivera, donde coincidió con la otra Rivera, Marta, envuelta en una agria polémica en los comicios de diciembre. La entrevista con Rivera, con una breve aparición de Inés Arrimadas, se hace en Barcelona coincidiendo con el España-Turquía de la Eurocopa, ambos políticos vistiendo la camiseta de la selección tras el pulso con la alcaldesa Colau por las pantallas en la calle.

 

 

Pedro Sánchez supone la única entrevista convencional. Hablan del famoso vídeo con el que se le intentó tildar de racista y que éste vincula con la guerrilla de Podemos. Afirmó que Pablo Iglesias no será presidente, que nunca vetó a Podemos y que simpatiza con muchos de sus votantes. Rush Smith le descerraja que sufre el síndrome Buzz Lightyear –“crees que puedes volar pero luego te das cuenta que las alas son de cartón”–, y aunque el youtuber le comenta estar en la disyuntiva de votar a Podemos o al PSOE, la opción elegida para Pedro Sánchez no le favorece respecto a las otras, más naturales y frescas. Los constantes gestos le presentan inseguro y el hecho de ser el que menos duda en su alegato final con el eco en los auriculares indica que tiene la lección de su discurso perfectamente aprendida y cero improvisada. Iniciativa brillante, eso sí.

 

 

Vótame, Albert

Jesús Ollero | 24 de junio de 2016 a las 6:26

Reconozco que el arreón final del PP pidiendo a Albert Rivera que vote a Rajoy para no fragmentar el voto ante los extremistas y los radicales es de lo más surrealista que recuerdo. Han hecho un vídeo y todo con ello, y un hashtag: #AlbertVotaPP. Ajenos ya a cualquier posibilidad de asombro, porque la política española ya no está ni para eso, desde luego consigue arquear las cejas. Como poco eso.

Y además va vinculado a un vídeo de la anterior campaña en la que pedía al votante no jugar al billar con el voto, ejemplificado en una bola naranja lisa que apartaba a una azul también lisa para meter en la tronera una roja rayada, y que el tiempo no les había dado la razón sino Albert Rivera al firmar su pacto con Pedro Sánchez. Este mismo jueves, lanzaba el PP un vídeo animado en el que se advierte de la, según ellos, inutilidad de apoyar a Ciudadanos mientras unos votos de más pueden dar diputados en varias provincias a Podemos. Ojo que esto puede ser un arma de doble filo, pues igual que puede alarmar a gente también puede movilizar a otros.

Lo que está claro es que, agotado el choque con el PSOE y después de haber intentado desgastar a Podemos (con éxito escaso), la fricción con Ciudadanos ha ido creciendo hasta convertirse casi en obsesión. Y eso que la web de campaña del PP –www.ahoramasquenunca.es, reutilizada del 20D–, extravagancias al margen, está bastante bien diseñada y estructurada, y si cada partido no tuviera la comprensible manía de subrayar lo malo de los demás y exagerar lo bueno de su opción, el comparador por temas sería muy ilustrativo. Pero claro, si los brindis al sol de Podemos se acompañan en varias ocasiones con un emoticono con cara de payaso, la credibilidad se reduce un tanto. Hay varias categorías aquí: 100% viable (o sea, todo lo que propone el PP), probable, poco convincente, insuficiente, perjudicial e imposible de realizar (aquí sale el payaso).

De los cuatro principales partidos, tanto PSOE como Ciudadanos tienen todo su arsenal electoral integrado en la página web oficial de la entidad (www.psoe.es y www.ciudadanos-cs.org), no así podemos, que lanzó lasonrisadeunpais.es con un cariz mucho más convencional (quién lo diría) que la web del PP, dentro de que visualmente el partido morado va por delante del resto en general. PP y PSOE no traducen sus webs de campaña, al contrario que los emergentes. Si no bastara tener versiones en inglés, gallego, catalán y euskera, Podemos incluye entre las opciones el asturiano y el aragonés y C’s el valenciano. Y en andaluz, ¿para cuándo? Nos estamos volviendo completamente locos, oiga…

 

Tuits de campaña

Valoraciones de candidatos

Jesús Ollero | 23 de junio de 2016 a las 6:25

Sitúense en el 6 de junio. Dos semanas y poco. El estudio de la valoración de los cuatro candidatos que realiza Opileak para la web de este diario en función de que reciban mensajes positivos, negativos o neutros, daba este ranking: Rivera (7,34 sobre 10), Rajoy (7,30), Sánchez (6,77) e Iglesias (6,43). Resulta muy interesante la evolución de dos cabezas de lista: Mariano y Pablo. El primero pierde más de un punto (6,19). El otro se ha disparado (7,27 este martes; 7,07 el miércoles). Rivera aguanta (6,76), Pedro se hunde (6,10). En resumen, Pablo empezó la campaña siendo el político peor valorado de los cuatro y a poco de comenzar la campaña ya era el mejor y sus rivales se desplomaban. ¿Qué ha pasado? Veamos.

Da toda la impresión de que en los últimos días de la precampaña la artillería morada ha cargado duro contra Rivera y Rajoy, puesto que el mismo día 10 ya habían cedido bastante en cuanto a valoración: 6,32 Rivera (un punto menos que cuatro días antes) y 6,60 Rajoy (0,7 de merma). Sánchez, por contra, igualaba (6,78 y 6,77) e Iglesias incluso cedía (6,32 y 6,43) seguramente por acción del agua y la naranja del recuperado mercado andorrano.

Desde ese punto de arranque, el líder de C’s ha ido recuperando, sin aristas, como si ya no fuera el foco de la presión de la actividad de Podemos, y Rajoy ha seguido bajando tras recuperar un poco hasta el debate a 4 del lunes 13 (se situó en 6,74). Ese día, Iglesias se situó en cabeza por encima del 7 de valoración, y así hasta hoy. Rajoy bajó al tercer lugar el día del debate, y hasta hoy.

Caso peculiar es el de Sánchez. El mejor valorado en el inicio de la campaña sin variar su cifra de los días precedentes, bajó al segundo el día del debate tras marcar su máximo en este período (6,93 el día 12). Desde entonces, cuesta abajo constante que le deja un punto debajo de Iglesias. Mirando que en la recta final de la campaña se percibe un pulso Rajoy-Iglesias sin perjudicar a Rivera, la artillería de Podemos parece centrar su actividad en su rival progresista aparcando la hostilidad hacia los naranjas, que ya se están encargando de hostigar a Rajoy por el mismo motivo.

Viendo el tipo de mensajes, Iglesias y Rivera reciben el mismo porcentaje a favor (28,53% y 28,12%), muy lejos de Rajoy (25,64) y Sánchez (23,38). En los adversos sale airoso el candidato de Podemos (11,95), por delante de C’s (13,45), PSOE (14,97) y PP (15,78). Teniendo en cuenta que Sánchez ha remontado hasta recibir tantos comentarios como Iglesias con un 35% menos de usuarios y su valoración en picado, todo indica que la estructura morada ha atizado duro al candidato socialista mientras sus bots daban el adecuado cariño a su líder.

 

Tuits de campaña

Dientes, dientes

Jesús Ollero | 22 de junio de 2016 a las 6:25

SEGURO que recuerdan el célebre vídeo con el que el PSOE pretendía desacreditar al PP, y principalmente a Álvarez-Cascos, con aquel dóberman que ni los lobos de Juego de Tronos. El panorama actual ha cambiado tanto que hasta la confrontación se ejecuta de otra manera. El descrédito unido al ingenio da como resultado una puya bien dada que además sirve de refuerzo al bagaje propio (bueno o mal según la perspectiva individual) y un serio toque de atención para los que todavía cavilan a quién dar su apoyo.

Básicamente por aquí ha tirado el PP para mofarse de manera nítida del lema de campaña de Podemos e intentar desmontar el buenismo (por no decir populismo) que muchos atribuyen al partido amoratado. Se trata de una llamada de atención completamente diferente al discurso del miedo precedente y que, a diferencia de largos y sesudos argumentarios, va al foco de lo que en el PP consideran el gran problema de dejar gobernar a estos chavales extremistas que no saben de nada. #LaSonrisaDeUnPaís ha sido el hilo de la carrera electoral de Pablo Iglesias y los suyos y personajes con ese tipo de sonrisa de tal impostura que uno teme que la dejen en la mesilla de noche son los que enhebran ese otro hilo del que ha tirado ahora el PP.

El vídeo se sitúa en el próximo noviembre y muestra a una empleada que, llamada por la jefa, recibe con una monumental sonrisa que el aumento de sueldo prometido antes del verano se ha ido al garete porque la inversión ha dado la espalda a España. Y lo dice con una sonrisa de igual porte, mientras entra otro empleado con los resultados del mes anterior y una sonrisa tan grande como el agujero que prometen los números que entrega.

Y además este vídeo coincidió con la artillería de Podemos moviendo otra sonrisa, #LaSonrisaDeLaAbuela, a través de un soliloquio de una anciana de un pueblo al noreste deCáceres que sirve de perfecto vehículo para que el emergente morado explique por qué España empezó a remontar gracias a la izquierda y cómo esPodemos quien representa ahora, según ellos, esos ideales.

Total, que con una sonrisa no es suficiente nos ha quedado suficientemente claro. Que ayuda, no cabe duda, sobre todo a levantarse cuando la cosa no va como debiera. El cielo gris parece un poco más claro con buen talante y los esfuerzos cuestan un pelín menos si no se recibe un rebuzno a cambio (o una nueva subida de impuestos). Y que todo esto, el lema de Podemos y el vídeo del PP así todo junto, recuerda a la Pantoja paseando con el Cachuli por Marbella desafiando a los paparazzi. De eso no le quepa la menor duda.

 

Tuits de campaña

Moderación

Jesús Ollero | 21 de junio de 2016 a las 6:24

Significativo que el partido todavía en el poder base la recta final de esta (re)campaña en la versión siglo XXI de aquel vehemente ¡que viene la derechaaaaa! del Alfonso Guerra de los 90. El discurso del miedo, convenientemente tuneado con un halo casi purificador que han venido a llamar la moderación (ante el extremismo), tiene un doble efecto que puede no surtir el resultado esperado: el votante tradicional del PP, con un perfil de edad no precisamente bajo según el CIS, quizás acepte la idea de no asumir riesgos en un momento particularmente delicado para el futuro económico y social de España, pero al votante más joven, incluso al neófito, precisamente al que el CIS sitúa más cerca de Unidos Podemos y que con mayor determinación parece decidido a provocar un giro político en el país, ese discurso del miedo y los extremismos puede acabar reforzando el concepto, muy extendido en ciertos sectores y tramos de edad, de dejar hacer a otros a ver qué tal.

La moderación, no se puede negar, suena a beber y a comer, incluso a fumar. A placeres vitales, en definitiva. Pero aplicado a la política actual, a muchos les huele a catenaccio y les sabe a rancio. Y el esmero, ciertamente encomiable, de toda la artillería pepera en explicar que es el momento de pasos firmes y cautos y no de poner en solfa toda la estructura socioeconómica del país no hace sino reforzar la idea de Podemos como alternativa y envalentonar el ingenio de quienes quieren a Rajoy lejos del poder.

Está por ver que Podemos logre el cacareado sorpasso en lo que sería, tanto en su caso con para el preconizado descalabro del PSOE, un ejemplo estupendo de profecía autocumplida. Pero lo que sin duda ha logrado es darle la vuelta al discurso político a través de internet y este lunes volvió a dar un golpe de efecto con un vídeo puro guiño a la cultura y a su industria, uno de los sectores históricamente más alejados del partido conservador y que peor tratado se ha sentido con el plan económico de Rajoy. Detrás de #YoNoMeLoPerdería, Podemos articula un enunciado sentimental y ñoño, pero impecable audiovisualmente (Felipe Vara de Rey) y bien llevado por la actriz María Botto. Lo han vuelto a hacer. De gobernar vaya a saber, pero en esto son unos máquinas. Y a partir de ahí, de la enésima metáfora de entregar el protagonismo a la gente (aunque luego suben al escenario ellos, claro), ponen en marchha toda su estructura para convertir el hashtag en tendencia gran parte del día y lograr un impacto aún más claro que la consigna del PP, pues #LaEspañaModerada también se vio salpicada de una corriente amplísima de mensajes a la contra. ¿O era #AFavor?

 

Tuits de campaña

Los términos que se asocian a partidos y candidatos

Jesús Ollero | 20 de junio de 2016 a las 6:25

Enfilando el último tramo de la (re)campaña, resulta francamente interesante comprobar, con los suficientes días de carrera electoral, qué términos se han ido asociando a los distintos horarios. En la web de este diario podrá comprobar, por tramos de horas en cada día, qué palabras y temas han estado vinculados a Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera, así como a los partidos a los que representan.

tags

Enfrentados, los tags que ofrece Opileak en la web del periódico se acumulan en el centro, de manera que es fácil cotejar qué se habla cuando se menciona al candidato y al partido durante todo el día, todos los días. Cuanto más tradicional es el partido, más se refuerzan las ideas sobre él. Lo mismo pasa con los candidatos. En ambos casos, hay varias ideas-fuerza muy marcadas. En particular, con el PP y con Rajoy el término que ha aparecido destacado más veces durante la campaña es, de largo, españoles. En el caso de Rajoy, además destacan presidente y gobierno, mientras su partido se ha asociado a empleo, gobierno y pensiones. Se han colado estos días temas tan llamativos como mundo rural con Rajoy y Venezuela con el PP.

A Pedro Sánchez y al PSOE les ocurre algo muy parecido. La palabra cambio es la que más ha venido apareciendo en distintos tramos de horas y días, con muchísimo margen sobre socialismo. Junto al candidato se ha repetido presidente, catalán o españoles, y junto al partido izquierda y propuestas. Como curiosidad, Iglesias ha aparecido junto a Sánchez y junto al PSOE, donde también destacó youtuber. Modelneces

Con los partidos emergentes y sus candidatos, el tema se desordena absolutamente y de manera muy marcada. Los temas se repiten muy poco y el abanico se abre en exceso. Baste decir que el más repetido con Pablo Iglesias es foto y con Rivera euros. El candidato de Podemos recibe también cambio, 26J y gente, y ahí coincide con su partido, en el que gente es el término más usual con bastante diferencia sobre país, cambio, 26J o euros. En Ciudadanos ha aparecido mucho país, candidato y cambio, y fútbol el día de la pantalla gigante el Barcelona que en redes unió a Rivera con Noche grande. A Iglesias le han asociado temas tan dispares como el corredor mediterráneo, pena o actitud, y a Rivera pinchazo, Iglesias (como a Pedro Sánchez) y homosexual. En Iglesias y Podemos coinciden miedo y sonrisa, y son los únicos en los que aparecen de forma destacada aspectos concretos de la carrera electoral como pegada de carteles o spot de campaña. A Rivera y Ciudadanos les une casa, futuro (término muy destacado con todos menos con Iglesias) y el propio nombre del partido: C’s.

 

Tuits de campaña

Politibot, la revelación de la campaña

Jesús Ollero | 19 de junio de 2016 a las 6:24

politibot

Cuesta tan poco destacar en esta campaña que resulta verdaderamente sorprendente el relativo impacto que está obteniendo Politibot, una app integrada en Telegram (servicio de mensajería instantánea muy similar a WhatsApp) que ofrece multitud de información, datos, gráficos e incluso la posibilidad de que el usuario ponga a prueba sus conocimientos sobre el proceso electoral y sus integrantes. Politibot, además de ser gratis –como no podía ser de otra forma–, agrega información, encuestas, datos y temas sobre cada uno de los cuatro partidos por separado. Lo hace automáticamente, con un pequeño menú que se despliega bajo la caja destinada a escribir, de forma que el robot es capaz de seleccionar información dependiendo de los detalles que cada uno haya proporcionado a la aplicación al comenzar su uso y las opciones que haya ido eligiendo, ofreciendo un servicio cada vez más personalizado.

Al comenzar el día, gracias a la información que el usuario proporciona sobre sus intereses en el 26J, Politibot realiza una selección automática de contenidos recomendados, y da la opción de borrar el historial de noticias, imágenes y gráficos enviados para permitir que la aplicación reconfigure las preferencias. También comenta y comparte novedades en Twitter (@politibot).

Telegram, de uso muy inferior a WhatsApp, permite integrar canales de difusión, con lo que la agilidad de Politibot en esta plataforma es sorprendente. Habilitar canales para entidades y medios de comunicación, por ejemplo, se está convirtiendo en un nicho más que aceptable para la aplicación rusa en su intento por competir con WhatsApp. El contacto no es en grupo, sino que una base de datos puede interactuar con los usuarios de forma automática pero individualizada. En resumen, WhatsApp no permite todavía la interacción desde bots mientras Telegram, de código libre, está potenciando este tipo de servicios.

Detrás de esta criatura –a la que se puede acceder desde aquí: telegram.me/politi_bot– están dos periodistas (Eduardo Suárez y Martín González), dos ingenieros (David Martín-Corral y Juan Font), un sociólogo (Jorge Galindo) y un profesor de ingeniería en excedencia dedicado a la consultoría política y al análisis de datos (Kiko Llaneras). En sus primeras 48 horas de funcionamiento consiguió casi dos mil usuarios y su acogida entre políticos de todo signo, periodistas y usuarios en general ha sido extraordinaria.

Está por ver qué impacto van a lograr y hacia dónde van a mutar el proyecto una vez pasen las elecciones, pero no es más que la punta del iceberg de lo que está por venir en cuanto a mensajería.

El juego de la silla

Jesús Ollero | 18 de junio de 2016 a las 6:25

Estábamos algo huérfanos de imaginación en esta (re)campaña electoral cansina y sosa, flojuna y perezosa, en la que ya se habla descaradamente del día después y no de qué piensa hacer cada uno. Si el concepto del heteropatriarcado de Garzón va camino de convertirse en la gran memez del curso, el vídeo que ha sacado Podemos sobre los sillones bien podría merecer el reconocimiento de ser el tiro mejor dado de toda la carrera presidencial de este 2016.

Largo, y hasta con razón, se le ha reprochado a Podemos su indisimulado interés en lo que se vendría a llamar tocar pelo. Ganar. Y con ello, mandar. Están deseando mandar, como todos, y al final han transformado esa crítica en un leit motiv de campaña. Bravo. Si dicen que sólo les preocupan los sillones, pues hablemos de sillones. Y así repasan en dos minutos largos todos los sillones que afectan a nuestras civilizadas vidas y en cuáles se deciden lo que nos influye y cuáles son los sillones de las cosas que nos deberían importar. Partiendo de que hay aseveraciones que se hacen en el vídeo de un trazo grueso que puede resultar hasta estomagante, con ejemplos llevados al extremo de la negatividad en lugar de asumirlos como excepciones a corregir, las altísimas dosis de populismo no esconden que el mensaje está perfectamente hilado. Para el votante propio o para aquel que puede llegar a identificarse con ellos, absolutamente. Pero también muy bien orientado a quienes desconfían de Podemos y su troupe. Hay sillones, sillas y demás muy incómodos, algunos incluso con tres patas por lo forzadas que están, y otras incontestables. Repetimos: hay partes del vídeo (bastantes) de brocha gorda pero el resultado es brillante en cuanto al efecto que provoca. Y ahí reside su gran valor y su gran acierto.

Por estrategia o por lo que sea, Podemos retiró el vídeo de Youtube pocas horas después de lanzarlo y lo dejó subido directamente en Twitter y Facebook.

snoopy

El momento más tierno del vídeo muestra un fragmento de Snoopy, el favorito de Unai Emery, con la chavalería en pleno juego de la silla. Seguro que lo recuerdan. Es muy propio de cumpleaños y fiestas infantiles. Se ponen unas cuantas sillas, una menos que participantes en el juego, formando un círculo o un rectángulo; se pone música y todos dan vueltas alrededor de las sillas hasta que el sonido cesa y hay que buscarse las habichuelas para poner el culo a salvo. El que se queda de pie está eliminado y vuelta a empezar con una silla menos y un competidor menos hasta que gana uno. Uno. En esto se ha convertido la campaña, en una competición de eliminación hacia un pacto muy complejo. Como en Los Inmortales: There can be only one! Y ese será presidente.

 

Tuits de campaña