Bipartidismo cainita y estéril

Ignacio Martínez | 16 de mayo de 2012 a las 12:10

No doy crédito. Leo que Javier Arenas reprocha los ajustes presupuestarios al Gobierno andaluz. Es un desahogo; la Junta ha seguido el guión impuesto por el Gobierno del PP, en donde Cristóbal Montoro está con el mazo en ristre sacudiendo a toda autonomía gastosa. Pues nada, ayer en Ronda el político más votado en las pasadas elecciones ha calificado la medida de “recortazo”. Y lo ha explicado; esto viene de una agenda oculta que tiene el bipartito. (No de la necesidad y de las imposiciones del directorio europeo). Pero, eso sí, al mismo tiempo presume de que España hace sus deberes y que está en cabeza de los países cumplidores con los compromisos europeos. ¿En qué quedamos? No hay pudor.

Ni imaginación. Sacas a los políticos de este pim pam pum y se quedan en nada. Miremos a la acera contraria. Como un ataque preventivo contra el adversario, la presidenta del PSOE andaluz dio una rueda de prensa el lunes para ponerse el parche antes de que le saliera la herida. Rosa Torres atribuyó los recortes que ayer al “asalto y la imposición” del Gobierno del PP, culpable de una política de crispación contra Andalucía. Esto es lo que hay. El mundo hundiéndose y los dos grandes partidos preocupados en cómo echarle la culpa al otro. No hay vergüenza.

El vicepresidente Valderas tampoco desentona. Ayer en una entrevista en Canal Sur Radio dijo que los recortes en el presupuesto regional vienen obligados por el ajuste impuesto por el Gobierno central. Añadió que se podría conseguir el reequilibrio en las cuentas públicas combatiendo el fraude y la economía sumergida. De acuerdo. Pero una parte importante de las medidas anunciadas ayer por el Gobierno andaluz vienen de algo que PSOE e IU han obviado en sus excusas ante la opinión pública, que la Junta hizo un presupuesto imaginario para 2012 que preveía que la economía iba a prosperar y está haciendo lo contrario. El recurso no es nuevo, ya lo hizo Griñán siendo consejero de Economía y Hacienda en el presupuesto de 2009.

La invocación de Valderas a la economía sumergida es pertinente. España tiene el récord europeo en la materia detrás de Grecia. Pero es un problema difícil de combatir, porque depende del grado de conciencia cívica y responsabilidad ciudadana. En el corto plazo es imprescindible hacer ajustes. Todo el mundo está de acuerdo, con una pequeña salvedad: nadie quiere que le recorten a él. Los dos grandes partidos siguen tomando por tontos a los ciudadanos. Pero deberían mirar a Grecia en donde el bipartidismo cainita y estéril ha quedado laminado; Nueva Democracia y Pasok no controlan ya ni la mitad del Parlamento heleno. También vale el caso de Alemania. En los años 50 democristianos y socialdemócratas sumaban el 88% de los votos. En las elecciones de 2009 el 57%. Si PSOE y PP siguen jugando a las trincheras acabarán igual. Pronto.

  • Juan Lopez Bonet

    Quizás (repito. quizás) una de las normas de convivencia más bonitas que yo conozco es aquella de: “no te provoques, aunque te provoquen”. Es curioso observar la cantidad de palabras inútiles de que se llenan las bocas de los contrincantes politicos, que si fueran en serio se tendrian que retar a un duelo a pistola, porque si a mi me dijeran lo que se dicen entre ellos, no me caería bien.
    Summa summarum: el “teatro politico” es de sainete, de circo, de
    burla al que no es politico, sino que espera que hagan algo que todos podamos entender, ver y tocar

  • Jotaeme

    Estoy pensando en lo que pasó ayer en el Consejo de Políitica Fiscal y Financiera. Que un conseller tenga más visión de Estado que un ministro es preocupante y que el tal ministro vaya haciendo ajustes de cuentas, más preocupante todavía, sin entrar en ningún quíteme usted esos millones ni en dudar de la palabra de unos o las estimaciones de otros. Y no es que me pille por sorpresa. El día 25 de marzo, cuando Javier Arenas salió al balcón de la calle San Fernando a celebrar la ‘victorrota’ de las elecciones andaluzas, no me fijé en los grititos huecos y estridentes de las Báñez, Martínez -no recuerdo si también Oña- como groupies adolescentes alrededor del atropellado Javier, me fijé en el careto que se le había quedado a Montoro. En ese momento pensé: este nos las va a hacer pasar canutas, vamos a pagar con creces el resultado de las urnas. No me equivoqué y bien que lo siento. Como le han recordado algunos de sus compañeros de Extremadura y otras regiones, esos güevos a ver si se dejan ver con Madrid, o con Valencia, o con Murcia, incluso con su jefa Cospedal, que tienen una púa bastante más gorda que Andalucía. Ahí no se atreve. No le quito razón, insisto, pero le reclamo formas, un cierto civismo, un sentido de equidad. El matonismo y el desdén que practica con Andalucía es muy poco edificante y de eso no le salvan ni sus ancestros jiennenses, ni su escaño por Sevilla. O lo empeoran.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber