Cachetes

José Aguilar | 21 de diciembre de 2007 a las 12:01

El Congreso ha puesto al bofetón fuera de la ley.

Tras el cambio en el Código Civil vigente, ya no se podrá “corregir a los menores razonable y moderadamente”, que es lo que admitía dicho texto legal. Se acabaron, pues, el cachete o la bofetada como instrumentos represivos en situaciones desesperadas (de los padres).

Supongo a la afición dividida. ¿No es exagerado reprimir así a los padres y tutores? ¿Un bofetón a tiempo no evita males mayores? ¿Se puede equiparar el cachete instantáneo a los malos tratos moral y jurídicamente punibles? ¿Es preferible sancionar estos castigos para evitar tentaciones mayores? Ya me dirán, amigos.

  • martinidemar

    Para cachete, el de la Justicia a Chaves.

  • pedro

    Golpear a un niño o una niña, sea cual sea la intensidad del golpe, es una cobardía y además no sirve para nada.

    Que conste que soy padre, y nunca he dado un cachete.

    Y me molesta mucho cuando sale gente diciendo que “todo el mundo ha dado algún cachete y no pasa nada”.

  • Dedo azul

    Me parece muy mal, en muchos casos, una bofetada a tiempo hace milagros, y si no ya me lo contaras cuanto sea tu hijo el que te los de a ti para quitarte el dinero y comprar droga. Y ahora duerme tranquilo.

  • Jose

    A mí lo del cachete no me parece más que la enésima cortina de humo para desviar la atención de lo que sistemáticamente se ha venido fastidiando en esta legislatura. Respecto a lo que ha dicho Pedro, y yo también soy padre, un cachete no me parece ni una cobardía ni una inutilidad. Depende del niño y del momento. Evidentemente no hablo de tirar el niño al suelo de un tortazo. Y siento molestar :-)

  • Miguel

    Me parece una aberración que se modifique una ley como si no hubiera diferencia entre lo que se conoce como cachete y maltrato a un menor, si lo que se pretende con esto es que haya menos niños maltratados por sus padres no creo que sea la solucion, ya que,quien hace esto con sus hijos es que no esta bien de la cabeza y le dará igual cuantas leyes existan. Creo que no tubimos bastante con la ley del menor.

  • pedro

    Además de padre soy profesor de secundaria.
    ¿También os parecería bien que los profesores/as pudiéramos dar cachetes? ¿También ese caso depende del niño y del momento, José?

  • JESUS

    Esta sociedad es muy hipócrita; por un lado, se pretende que todos seamos perfectos, padres perfectos, hijos perfectos, todos tratándonos exquisitamente.
    Pero la realidad es muy diferente; como padre de 3 niños pequeños, tengo que trabajar, aguantar a la empresa, que le importa un pimiento mis hijos; estar pendiente de todos los pagos, todas las cosas que se le ocurren al estado, autonomía y ayuntamiento; mi mujer intenta empezar a trabajar, agobiada con los niños y la casa. Y, como por desgracia mis suegros ya no viven, mi madre está muy mayor y mis hermanos y cuñado pasan un kilo, todos los problemas nos los comemos solitos.
    ¿Y quién nos defiende de los niños, cuando se ponen imposibles, entre celosos y caprichosos? ¿Y quién sigue sin descansar aguantando todo, sin ayuda?
    Es muy bonito legislar de cara al cielo; la realidad es que vivimos en un mujndo muy violento. Tenemos que estar constantemente atentos a lo que ven los niños, lo que leen; el mío ve a los compañeros, con 5 años con la playstation, viendo las películas de pokemon, todo el rato a tortazos y peleas, y sus compañeros con los piratas del caribe, otro maravilloso ejemplo de paz y convivencia.
    Yo le busco todas las películas más tranquilas, intentamos construir una familia tranquila. Pero, ¿quién nos defiende de la violencia extrema que destila el mundo actual?, ¿quién nos defienda del egoísmo, de los pisos asquerosos que nos venden, de los precios altisimos por las cosas básicas? los niños aprenden en la tele que vivir del cuento es lo mejor, y que la viloencia lo resuelve casi todo (vean los programas habituales de cualquier emisora)
    Y luego el colegio es un remanso teórico de paz, donde si un niño de cierta edad da por culo, destroza las clases y no se le puede decir nada. Yo, en principio, respeto alos maestros, y me fio de ellos; si me dice que ha tenido que reñirle-castigarle-reprenderle por algo, pienso que ha sido necesario. Un niño sin ninguna norma, sin algo que le indique un límite, se convierte en alguien que lo quiere todo, un egoísta. ¿Y qué ley nos defiende de los menores grandes que abusan, rompen cosas, destrozan, no dejan descansar,….
    Sólo pido algo de realidad, los niños no viven en utopía.

  • pedro

    Jesús, todos tenemos esos problemas, y qué tiene que ver con pegar a los niños, si no encuentras otras salidas infórmate, busca, lee, habla, porque te aseguro que hay soluciones de verdad, y no la violencia, justificada además, yo también tengo que trabajar (por cierto, cada año en un sitio, este año a más de 100 km de mi casa y mi familia, todos los días un viajecito), además de estudiar oposiciones y llevar la casa adelante junto a mi mujer, que también trabaja, y los dos solos, sin abuelos ni tíos para el día a día, y no por eso adopto una posición victimista de “a mí quien me protege”: pues las leyes, igual que a los niños.

    No, no justifiques los cachetes, que lo único que demuestran es incapacidad y falta de recursos.