Ganó el negro

José Aguilar | 6 de noviembre de 2008 a las 11:41

EL sueño americano, ese que promete que cualquiera, por baja que sea su cuna, oscura que sea su piel y míseros que sean sus orígenes, puede llegar a lo más alto si pone esfuerzo, determinación y fortaleza en su empeño, se ha alcanzado con el triunfo incontestable de Barack Obama tras las elecciones más participativas -en las urnas y antes de las urnas- de la historia de Estados Unidos. Ganó el negro y, de algún modo, lo han festejado todos los negros del mundo.

No hay que quitarle ningún mérito, sino todo lo contrario. Sólo con recordar que cuando los padres de Obama se casaron ese matrimonio de negro y blanca era ilegal en algunos estados y que en parte de su país los negros no podían viajar más que en la parte trasera de los autobuses y tenían que entrar en la escuela con protección policial, ya se constata la dimensión épica de lo que ha sucedido ahora. Las barreras de la raza han caído, el sueño de Martin Luther King se ha hecho realidad al máximo nivel pensable, el cambio ha llegado.

Ha sido gracias, también, al demérito ajeno. Tener enfrente a la Administración Bush -con su sombra negra ineludiblemente proyectada sobre el candidato McCain- le ha ayudado mucho. La etapa de Bush ha sido nefasta en casi todos los sentidos. Cierto que ha debido lidiar con problemas inmensos, pero lo que ha demostrado, sin asomo de duda, es que no estaba preparado para acometerlos. Sólo por la guerra de la gran mentira -Iraq-, respuesta equivocada, falaz y deliberadamente tramposa al brutal terrorismo islamista, su gestión es de las peores entre los cuarenta y tres presidentes USA.

Deja una herencia que va a poner a prueba la entidad real de Obama: la pesadilla inconclusa de Iraq, el pantano de Afganistán, la más pavorosa crisis económica en un siglo y, sobre todo, la búsqueda de una nueva legitimación de Estados Unidos como gran potencia. Creo que esto último, que supone refundar el imperio sobre bases distintas y asumir las consecuencias de la multilateralidad del mundo, no le será especialmente difícil.

Tiene ante sí, el presidente negro, un gran tajo. Quizás ha generado tantas expectativas que será inevitable la frustración de algunas de ellas. Ya hay quien se pregunta cómo va a convencer a sus aliados para que aumenten su aportación militar a la misión afgana y, en general, a su propia defensa, cómo va a justificar sus anunciadas promesas de proteccionismo económico o cómo va a construir el prometido sistema nacional de salud y reformar la educación sin subir los impuestos y en plena recesión.

Ojalá Barack Obama no sea una esperanza fallida más. Ojalá demuestre ser lo que aparenta. Ojalá su sueño no cumpla el destino de casi todos los sueños, que es corromperse sin remedio.

  • Manolo

    Sr. Aguilar:
    Leo mucho sus articulos, pero siempre le veo lo mismo…digamos…lo que hacen la…Truchas…nadar siempre en contra corriente y, eso se lleva dentro, mismo dandole usted la razón a la incuestionable victoria de…Obama…se lo hace de manera…irónica, “Veremos si podrá” “Veremos si lo hará”, claro que no podrá hacerlo, el peor Presidente de Estados Unidos, solo alabado por el Sr. Aznar, ha sido sin duda Busch, reconocido esto y usted también lo dice por el mundo entero, pero retire por favor de su cerebro, las dudas, en el..Vaticano. Todo se cumple,que ya es decir.

    Comprendo una gran tonteria el escribir esto, pero muchas de las veces, se ganan las carreras, no porque uno corre mucho, es porque el otro corre menos, pero si así se gana usted la vida y, además se encuentra usted satisfecho siga.

    Pero tenga la seguridad, que son muy pocas las personas que le dan crédito a sus escritos.- Ejemplo siendo Huelva una de las capitales españolas, donde más barbaridades se hizo en la Guerra Civil, puede estar Gobernada por un Alcalde del P P.- Soy de Huelva.-Vivo en Cataluña y vivo bien.-
    Un saludo, de quien casi siempre le lee sus articulos.

  • Rostro Enmascarado

    Sr. Aguilar… En Mí personal opinión creo que: Es muy soez adentrarse a dar dictámenes en cuando a las elecciones estadounidenses titulando su artículo con “Ganó el negro”
    ¿Acaso usted se considera más que él para clasificarlo por su color? Porque de ser así deja mucho que desear. Además el ser blanco no le da derecho a ponerle ese tipo de simbolizaciones erróneas a un ser humano, por lo que veo se considera tipifico de su especie blanca.
    El Sr. Obama es un hombre que luchó para llegar a donde llegó y tiene el mismo derecho que cualquiera en estar ahí. Por otra parte, no le veo acierto a su desacertada evocación de si era o no prohibido casarse en aquellos tiempos entre negros y blancos o los negros debían de ir con custodia policial a un colegio. Eso es algo del pasado y de gente que como usted, piensan y viven en mundos retrógrados, porque de otra manera no concibo que aún existan personas con tan baja autoestima como para juzgar por un color, raza o religión a personas, a no ser que: Evidentemente se rija por lo suscitado en 1964 justamente en USA, donde alguien citó la siguiente frase a un hijo… “¿Sino puedes ser más que un negro, mejor que quien puedes ser?”
    Pero eso pasó cuando dos agentes gubernamentales de color blanco lucharon por la justicia ante la muerte de tres activistas negros que batallaban por los derechos humanos, gracias a los citados agentes se hizo una investigación a fondo, pues la muerte ocasionada a muchos negros en la región dejó estupefactos a infinidades de mortales, a raíz de la maldita egolatría de personajes que se consideraban mejor que otros por el simple hecho de ser “Blancos” y bajo esas falsas ideas se crearon guerras sin sentido.
    Usted habla de guerras en su comentario, pues no olvide que por culpa de individuos como usted comenzaron las peores muertes de la historia mundial, donde seres blancos ordenaron a muerte a seres negros y desde entonces hay falsas estratagemas.
    Y es así como de generación en generación se ha heredado el odio racial.
    Lamento su forma de pensar, pero como dijo el Sr. Manolo en su comentario, si se encuentra usted satisfecho siga. Aunque le considero un beligerante no de una nación sino de una raza.
    Por otro lado le dejo una pregunta… ¿La infame matanza habida en la memoria de España cuando hubo una guerra civil, tenia color? ¿O acaso fueron seres humanos blancos que sin importar raza o religión eran capaces de matar a su propio hermano por una estúpida conflagración civil? Si usted nombra el pasado de Obama, por Dios Sr. Aguilar, antes hurgue en su propia casa… Y de ser posible intente dejar esas cosas atrás, de su País y el resto del mundo, es la única manera de ir para adelante y de esa forma dejar el odio atrás.

    Atte… Un Ciudadano del Mundo.

    P.D: “Se rebaja con mezquinos sobrenombres al prójimo, cuando se necesita demostrar que se es superior a él y no encuentra otra forma de señalar esa falsa superioridad, mas que buscando lo negativo en su adversario”

  • Dama Enigmatica

    Jugando al Ajedrez… ¿Qué haríamos si tan solo las fichas blancas fueran las piezas que se mueven?… Evidente jugaríamos a ganar siempre.

    A ver…he leído su exposición y realmente no sé si tildarlo de racista o de incoloro. Porque su artículo deja mucho por desear.
    Tal vez su vista está demasiado “flaseada” por los colores, que para dar una opinión sobre los resultados políticos en USA, tiene que especificar y relacionar el color de la piel como pantalla.
    Que yo sepa no he leído por ahí nada que se refiera al color del cerebro, pero usted me dejó con una duda ¿me gustaría saber de qué gama de blancos es el suyo?, porque así tal vez entienda de donde nacen esas afirmaciones y conclusiones tan pulcras, puras y de inmaculada inteligencia proviene.
    Por si no lo sabe… las hojas blancas suelen estar vacías, hasta que una tinta negra las llena y solo entonces comienzan a tener valor, que si no fuera por ellas, su artículo ni siquiera existiría.

    Ni se moja, ni se libra, en una palabra ¿realmente que es lo que opina?
    Gracias por que al fin, se le puso un pizca de tono a una política tan realmente negra que ha sido enjabonada y lavada tantas veces para parecer transparente, que por el hecho de darle un toque de color (lease a modo de aclaración y no por puntualización coloristica) ya es toda una novedad en una política aburrida, interesada y oportunista como la que hemos ido viendo a lo largo de los años en ese país.
    Pero caballero de ahí a que “ganó el negro”… va mucho trecho.
    Los colores no ganan, lo que triunfa es el pensamiento y para humor uno de los mejores es el “humor negro”.
    Es más que evidente que muchas personas se van a ver representadas, porque antes ni existían, que la mala administración anterior no es fácil de componer, que las diferencias sociales siempre están presentes y que quizás a Obama le cueste devolver el brillo a una política corrupta, partidista, oportunista y mal llevada por “el blanco” (me remito a nombrarlo así como usted nombro su artículo), pero quien sabe… a lo mejor la casa blanca termina pintándose de otro color, no estaría mal, renovarse o morir…
    Aquí la que suscribe es blanca por muchas generaciones anteriores, así que no vayamos a usar tildes por opiniones, de ahí que aclaro mi pigmentación.

    Blanca, negra o del color que sea, lo importante es lo que se proyecta, lo que se consigue y el beneficio humano con el que muchos pueden verse agraciados.
    Más allá de todo eso… lo demás es pura palabrería para generar la atracción del lector.
    A fin de cuentas todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar… como bien canta Serrat..

    Un saludo cordial
    Y espero que en la moderación de los comentarios, el mío no sea clasificado como no apto en respuesta a su artículo, si es así recuerde la libertad de expresión,
    Afortunadamente las fichas del Ajedrez son blancas y negras para que exista el juego.

    Dama Enigmática.
    (Seudónimo de Escritora).