Archivos para el tag ‘enchufismo’

¿Para qué sirven las Diputaciones?

José Aguilar | 8 de octubre de 2008 a las 19:30

Es una vieja pregunta. ¿Para qué sirven? Teóricamente, para ayudar a los pequeños municipios a prestar los servicios que los vecinos demandan y que por sí solos carecen de medios para prestarles. En la práctica, cada vez más, para que los partidos que las gobiernan coloquen en ellas a sus alcaldes que han perdido las elecciones y a militantes que trabajan para su formación política, pero cobran de la institución, es decir, del dinero de los contribuyentes. Liberados a costa del erario público.

Son, por tanto, abrevaderos y colocaderos, ¿no creen? A este tema del enchufismo dedico mi columna de mañana en los periódicos del Grupo Joly, a partir del escándalo surgido en Almería, una auténtica malversación política y ética. Seguro que ustedes conocen casos parecidos en las diputaciones que tengan más cercanas.

La dimisión de Lolo Silva

José Aguilar | 30 de septiembre de 2008 a las 13:27

LA mejor defensa es un buen ataque, han debido pensar los dirigentes de IU en el Ayuntamiento de Sevilla ante las denuncias de nepotismo y corruptelas que se han vertido sobre su concejal Francisco Manuel Silva, delegado de Juventud y Deportes, que han forzado su dimisión en el cargo. Y se han puesto a ello, a atacar a diestra y a siniestra.

No se han conformado con sugerir que al denunciante PP sólo le falta sacarlos de madrugada y llevarlos ante un pelotón de fusilamiento (la perla salió de la boca del portavoz municipal de la coalición, Antonio Rodrigo Torrijos). También han arremetido contra “el periodismo basura tan semejante al fascismo” que se ha hecho eco de las denuncias y contra la propia ex portavoz parlamentaria de IU, Concha Caballero, y el coordinador provincial, Sebastián Martín Recio -jefe teórico de los ediles-, culpables de no participar en el cierre de filas partidista que la ocasión requería.

Que se expanda la tinta del calamar o que los idiotas miren hacia el dedo del sabio que señala a la luna en vez de a la luna misma distrae la atención, pero no cambia la naturaleza de las cosas: a Silva la Justicia le obligó a readmitir en el Instituto de Deportes a un funcionario al que apartó tras el robo de la cubierta de la Copa Davis y le echó para atrás una convocatoria de empleo público que no respetaba los principios de igualdad, mérito y capacidad, y se le han demostrado contrataciones de familiares o contratos concedidos a familiares en los organismos bajo su mando. De familiares y de compañeros de partido.

Creo que es por eso por lo que Manuel Silva ha terminado dimitiendo. No se le ha demostrado la comisión de ningún delito. Simplemente ha realizado una mala gestión y ha practicado el enchufismo. No ha sido víctima de ninguna conspiración mediática (doy fe de que el gremio de los periodistas es incapaz de unirse ni siquiera para conspirar). En cuanto a los intereses políticos del PP y de sus adversarios dentro de IU como motores de la operación en su contra, ésas son las reglas del juego.

La reacción de Silva y sus seguidores ante esta crisis ha sido la de la vieja política: conspiraciones, derecha reaccionaria, prensa fascista… Es curioso que lo viejo y decrépito proceda de gente tan joven. Porque hay algo que no se ha comentado lo suficiente, y es que el concejal dimisionario y sus beneficiarios y sostenedores son los jóvenes comunistas que se han hecho con el control de IU en la capital de Andalucía impulsados por quien mece la cuna de lo que queda del PCA y ante la impotencia o el aburrimiento del sector más moderado de Izquierda Unida. No esperaban mandar nunca y ahora le han cogido gusto. Pasa en las mejores familias.