Alaya y la ‘Loewe story’

Jorge Muñoz | 3 de diciembre de 2015 a las 6:00

La juez Mercedes Alaya, en el tribunal del caso Contsa.

La juez Mercedes Alaya, en el tribunal del caso Contsa.

Si el juicio contra la ex alcaldesa de Bormujos Ana Hermoso (PP) por el presunto soborno del bolso de Loewe era ya de por sí interesante por la materia de que trata –una regidora acusada de cohecho que alega en su defensa una historia de amor, la loewe story–, acaba de subir su expectación al conocerse que la implacable Mercedes Alaya será la juez que presidirá este juicio. No es la primera vez que Alaya, ahora destinada como magistrada en la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, entra en juicio. La hemos visto, por ejemplo, en el juicio por la estafa de Contsa, pero sí será la primera vez que la magistrada dirige una vista oral de estas características en la Audiencia de Sevilla.

Hace ya muchos años, en concreto en 2002, este reportero de tribunales tuvo la oportunidad de presenciar a Alaya en acción, dirigiendo un juicio, aunque en aquellas fechas la magistrada no tenía la popularidad de hoy. Era una juez de Instrucción más de los 20 que hay en Sevilla, aunque ya apuntaba maneras. En aquel juicio de faltas, se sentaban en el banquillo de los acusados siete taxistas, algunos de ellos dirigentes de alguna asociación del gremio, imputados por haber insultado al entonces delegado de Tráfico, Blas Ballesteros (PSOE), con aquella raya de tiza que dibujaron en el suelo. La sala estaba abarrotada de compañeros de los taxistas acusados, muchos de ellos incluso de pie, y Alaya ya demostró entonces su capacidad para dirigir un juicio que podía resultar conflictivo por momentos, como cuando declaró el concejal Ballesteros, en medio de la hostilidad de muchos de los asistentes. Alaya resolvió aquel juicio dictando una sentencia ‘in voce’, en la que absolvió a los siete acusados en medio de un sonoro aplauso de los asistentes. Un primer reconocimiento generalizado de la más grande, que luego alcanzaría fama a nivel nacional con el escándalo de los ERE y las otras macrocausas.

ANA HERMOSO, ALCALDESA DE BORMUJOS

La ex alcaldesa de Bormujos Ana Hermoso.

Cuando se fije el juicio contra la ex alcaldesa de Bormujos, que podría celebrarse en los primeros meses de 2016, veremos de nuevo a Alaya en el estrado. Su fama le precede. Atrás quedan las duras críticas de los abogados defensores en las macrocausas por los vehementes interrogatorios de la instructora a los imputados, lo que acabó convirtiendo el paseíllo de los imputados en una versión española de la omertá, la ley del silencio. Todos los imputados se acogían, uno tras otro, a su derecho a no declarar ante la juez Alaya, lo que permitía que la magistrada pudiera citar un mismo día a una decena de imputados, separando las comparecencias con sólo treinta minutos entre una y otra. La cosa ha cambiado con la nueva titular, María Núñez Bolaños, que ha realizado cambios en los interrogatorios, al acceder a su grabación. Ahora no hay ningún imputado que se niegue a declarar. Es más piden declarar voluntariamente.
De todas formas, la intervención del juez en un juicio con jurado está muy medida. Aún así, seguro que la vista oral será una buena oportunidad para observar a Alaya en plena acción, dirigiendo el proceso. A quien no le habrá hecho mucha gracia la designación de Alaya seguramente es a la alcaldesa, sobre todo, porque aunque el jurado es el que debe emitir el veredicto de culpabilidad o inocencia, Alaya será la encargada de valorar el veredicto y redactar la sentencia. Y ya sabemos que Alaya tiene buena pluma cuando se trata de casos de presunta corrupción. A sus autos me remito.

  • fjas

    Desde luego, en esta vida hace falta tener suerte hasta para corromperse. Si le hubieran permitido elegir juez a esta señora del bolso, no podría haber elegido otra mejor

  • Uno que estaba arando...

    Confío en que a ALAYA le toque en suerte el caso de LA CONCEJAL DEL PSOE EN LOS PALACIOS que cargaba al AYUNTAMIENTO, sus trajes de flamenca, para que lo pagasen los vecinos del municipio. Lo que en Valencia se le imputa a un presidente, en Andalucía está al alcance de cualquier concejala de pueblo del PSOE. Me pregunto a cambio de qué aceptaba el ayuntamiento de los palacios, pagar los trajes. Por lo que se ve, Andalucía es un páramo donde la desvergüenza campa, sin que las instituciones muevan un dedo.

  • […] presida su primer caso con jurado popular, en relación con el supuesto cohecho del bolso de Loewe, la Loewe story, que sentará en el banquillo a la ex alcaldesa de Bormujos Ana Hermoso por haber recibido […]


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber