Juzgado de guardia » Archivo » La juerga policial acabó al son de la más grande

La juerga policial acabó al son de la más grande

Jorge Muñoz | 22 de mayo de 2016 a las 5:00

De los gritos de ¡la picoleta, la picoleta! a cantar por la más grande. Y no me refiero a la juez Mercedes Alaya, sino a la mismísima Rocío Jurado. Así terminó la fiesta que un grupo de mujeres policías montó improvisadamente en un autobús urbano de Jerez de la Frontera (Cádiz) que les trasladaba en esta localidad con motivo de los actos conmemorativos del XXX aniversario de la incorporación de la mujer al cuerpo de la Policía Local, que tuvo lugar en octubre del pasado año.
En un nuevo vídeo que pueden ver completo en la web de este periódico, se observa en primer lugar como otra agente, que viste igualmente su uniforme de Policía Local y en la guerrera lleva diversas distinciones, se arranca a cantar a los sones de la canción Señora de Rocío Jurado.
Las gesticulaciones y movimientos de manos imitando a la tonadillera se suceden mientras la policía canta él me dijo que era libre… La verdad es que la imitación es divertida. El resto de las agentes que viajaban en el autobús no dudan en hacerle los coros: Ahora nadie puede apartarlo de mí…. Ahora nadie puede apartarlo de mí. La letra de la chipionera impregna musicalmente el autobús.
La interpretación acaba con una gran ovación del respetable, acompañada por silbidos y aplausos. La sorpresa viene al final, como siempre cuando ya nadie se lo espera. Es entonces cuando la improvisada doble de la más grande alza sus brazos y piernas hasta encaramarse en la barra del bus. El júbilo se desata mientras la mujer continúa su acrobacia y coloca sus tacones en el techo del vehículo.
Además de este vídeo hay otra imagen de la fiesta en la que se puede observar a otra de las agentes tras lanzar las piernas hacia arriba para realizar una voltereta asida a dos barras laterales. Como comenté hace unas semanas con motivo de la difusión del primer vídeo de la juerga, estas imágenes no tendrían mayor trascendencia de no ser porque las mujeres visten el uniforme del cuerpo –de la Policía Local o incluso la Guardia Civil– y lo hacen en un autobús que está en marcha, circulando por las calles.
Evidentemente no se comete ninguna infracción de tráfico por ir cantando en un vehículo en marcha, si no habría que multar a más de uno que, seguramente, incluso cantan mucho peor de lo que lo hace la agente en este vídeo. Que nadie intente ver machismo en esta crónica, lo habría contado igual si el espectáculo lo hubiesen protagonizado agentes masculinos.
Pero lo que no puede pasarse por alto es de nuevo el espectáculo de la agente colgándose de la barra del techo, y eso sí que podría constituir en su caso una infracción en materia de Seguridad Vial. Esto es quizás lo único que pueda resultar grave del vídeo, amén de que las agentes no estaban en una celebración privada, puesto que aunque no estaban en acto de servicio sí que su desplazamiento para asistir a los actos del XXXaniversario estaba revestido de oficialidad, por cuanto para vestir el uniforme fuera de la localidad donde prestan servicio es necesaria una autorización de la Jefatura correspondiente.
La difusión de este vídeo ha llevado a los Ayuntamientos de Sevilla y Jerez de la Frontera a abrir una investigación y analizar las imágenes del vídeo.

Desde el Ayuntamiento de Sevilla. que mantiene abierto un expediente informativo y ha nombrado ya a un instructor, explicaron que si de ese estudio se desprenden motivos para presentar una denuncia por infracciones de tráfico o contra la seguridad vial, la responsabilidad no sería del Consistorio hispalense porque los hechos no se han producido en su término municipal. Además, hay que tener en cuenta de que no se trata de un acto de la Policía Local de Sevilla y que hay agentes integrantes de distintos cuerpos. No obstante, el Ayuntamiento sí que podría tomar alguna medida de carácter disciplinario por el hecho de mantener una conducta poco apropiada vistiendo el uniforme policial. “La Jefatura de la Policía de Sevilla, al igual que los responsables del resto de cuerpos de seguridad con agentes que puedan aparecer en este vídeo, sí que puede tomar medidas en caso de que se pueda comprobar de forma objetiva que una agente de la Policía Local de Sevilla que se pueda identificar de forma cierta por estas imágenes haya cometido alguna irregularidad”, explicaron a este periódico desde el gobierno local cuando se difundió el primer vídeo.

Los responsables de la PolicíaLocal están analizando “todo el material y se tomarán las medidas oportunas si se identifican agentes de la Policía Local de Sevilla que puedan haber cometido irregularidades que se vean reflejadas en éstas u otras imágenes”. Por el momento, esa investigación no ha concluido.

Aquí les dejo el anterior vídeo, por si aún no lo habían visto…

 

 

VISTO PARA SENTENCIA

 

La juez mercedes Alaya, ¿diosa o demonio?

*Éste es el sugerente título del libro que la periodista sevillana Mercedes Benítez ha realizado sobre la juez Mercedes Alaya, que investigó el caso de los ERE y otras macrocausas. El libro, que la periodista plantea como una “radiografía de la magistrada más famosa de España”, será presentado a mediados de junio en Sevilla. Antes de que la obra esté en las estanterías de las librerías ya está generando cierta expectación entre los incansables abogados que durante los últimos cinco años han intervenido en el caso. Dicen que hay incluso algún que otro letrado que está nervioso a la espera de conocer qué interioridades del caso relata la periodista. Será interesante saber a qué conclusión llega sobre la figura de la instructora, si se acerca a la divinidad, como entienden algunos, o al lado oscuro. Estaremos atentos a las reacciones.

Bolaños devuelve el dinero al ex edil García

*La juez María Núñez Bolaños, que recibió la complicada herencia de las macrocausas de Alaya, ha devuelto esta semana al ex concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla José Antonio García los 14.000 euros que éste depositó tras haber sido imputado en el caso Mercasevilla, en relación a su trabajo en una de las empresas del conseguidor de los ERE, Juan Lanzas. García depositó el dinero y la instructora ha decidido devolvérselo porque no se ha adoptado ninguna medida cautelar contra el concejal. Una decisión con la que Bolaños sigue marcando distancias con su antecesora…

 


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber