Las cláusulas suelo… por los suelos

Jorge Muñoz | 15 de septiembre de 2017 a las 2:00

 

La verdad es que era una imagen que no había visto en los juzgados de Sevilla desde hace algún tiempo. Las pilas de documentos vuelven a amontonarse en los suelos de los juzgados, en este caso con ocasión de las demandas de reclamación por las cláusulas suelo de las hipotecas. ¡Cláusulas suelo por los suelos!, singular juego de palabras que tanto le gustan a mi compañero Francisco Correal. Pero no sólo es que las demandas se acumulen en el suelo, que ya de por sí es grave al mostrar una falta de medios evidentes, sino que estas imágenes muestran que los juzgados especializados han nacido ya colapsados. En Andalucía se especializaron ocho órganos judiciales para atender el previsible aluvión de reclamaciones tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea.

2017-09-14-PHOTO-00000007

Las demandas de cláusulas suelo, amontonadas en el juzgado especializado de Sevilla.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), artífice del plan de urgencia para combatir la avalancha de demandas, hizo público ayer un comunicado en el que informaba de que los juzgados especializados en España habían recibido 57.068 demandas entre el 1 de junio y el 8 de septiembre, es decir, en sólo dos meses dado que agosto es inhábil. El Consejo señalaba que “muchos” de esos juzgados ya han dictado sentencia y están celebrando vistas previas, añadiendo que en Madrid hay previstas 159 vistas para este mes.
El comunicado indicaba que el juzgado de Madrid, con 13.064 asuntos, es el que mayor demandas ha recibido, seguido de Barcelona, con 4.644, y Sevilla, con 2.946 reclamaciones –según los datos extraídos de Lexnet, si bien la estadística del decanato sitúan la cifra de demandas recibidas en 3.044–. Más de 3.000 en estos dos meses.
En Andalucía, a Sevilla, le sigue Málaga, con 2.177 demandas, Granada (1.580), Cádiz (1.440), Jaén (1.428), y Huelva (1.150), mientras que las provincias que han recibido menos asuntos de este tipo son Córdoba y Almería, con 940 y 787 demandas, respectivamente. El CGPJ no hace ninguna alusión al colapso de juzgados como el de Sevilla, que no sólo no ha celebrado aún ninguna vista previa –y parece que no comenzarán hasta finales de octubre o principios de noviembre–, sino que además no dispone aún de los medios necesarios para desarrollar el trabajo.

El máximo órgano de gobierno de los jueces señala que muchos de los juzgados especializados están “dictando ya sentencias, la mayoría por allanamiento de la parte demandada”, es decir, cuando la entidad bancaria acepta las pretensiones de los clientes, aunque en otros caso el juez ha entrado en el fondo del asunto al no producirse el acuerdo.
La presidenta del sector de Justicia del sindicato CSIF en Sevilla, Águila Fernández, recordó ayer que los medios con los que se ha dotado a este juzgado especializado son “insuficientes” y lamentó que el reparto de asuntos “no garantice que el ciudadano vaya a tener pronta respuesta a sus reclamaciones”.

2017-09-14-PHOTO-00000008

Otra imagen del juzgado sevillano.

El Consejo anuncia que en las próximas semanas mantendrá nuevas reuniones de coordinación con las administraciones –el Ministerio de Justicia y las comunidades autónomas que tienen transferidas las competencias de Justicia– para evaluar la marcha del plan y las posibles necesidades.

Esperemos que de esa reunión surja alguna medida para agilizar la tramitación de demandas en los juzgados que están colapsados, como el de Sevilla, que ya cuenta con dos jueces en prácticas pero cuya plantilla de funcionarios no está completa.

A ver si al final va a ocurrir como con el refuerzo de la Audiencia de Sevilla por los ERE, que en parte se ha hecho a costa de la pérdida de un juez que precisamente estaba reforzando los juzgados de lo Social y que solicitó esa vacante en la Audiencia.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber