Sevilla: objetivo 2020

Jorge Muñoz | 8 de octubre de 2017 a las 2:00

La reproducción de la citación para un juicio el "10 de marzo de 2020 a las 09.30 horas"

La reproducción de la citación para un juicio el “10 de marzo de 2020 a las 09.30 horas”.

No piensen por el título que encabeza este artículo que voy a comentarles algo relacionado con las próximas olimpiadas de Tokio (Japón) previstas para el 2020. Para esa cita olímpica quedan ahora mismo casi tres años, dado que arrancarán el 24 de julio. Les propongo que se fijen en otra fecha, la que aparece en la imagen que aparece junto a estas líneas. Sí, como pueden comprobar, se trata del señalamiento de un juicio laboral por uno de los juzgados de lo Social de Sevilla. Y no hace falta que se pongan las gafas de cerca para verlo, lo que han leído es correcto: la fecha fijada para el juicio es el día “10 de marzo de 2020 a las 09:30 horas”. Y lo gracioso, aunque la cosa sea en realidad para llorar, es que antes de la fecha la citación dice que se señala “el próximo día”. El adjetivo “próximo” en realidad no debería ir acompañado nunca del año 2020, sobre todo porque para que se celebre este juicio quedan nada menos que dos años y cinco meses.
Y hablando del léxico judicial, a la Justicia le gusta rodearse de términos que expresan la celeridad que debería caracterizar su actuación y que quizás tratan de enmascarar su lamentable lentitud. Los juicios rápidos, los juicios inmediatos, el divorcio exprés, las diligencias urgentes, son algunos ejemplos de la paradójica terminología.
Pero la demora de los juzgados de lo Social es un verdadero problema para miles de ciudadanos que acuden a la Justicia para reclamar un despido, la impugnación de un grado de incapacidad o la reclamación de cantidades a la Seguridad Social.
La abogada laboralista Laura Montes conoce bien el retraso de los señalamientos de estos juzgados. “¿Cómo le explicas a un cliente que el juicio se ha señalado para el año 2020?”, se pregunta. “Cuando le dices que el juicio se ha fijado para 2020 hay gente incrédula, pero al final acaban aceptándolo con resignación”, añade la letrada, que tiene claro que el motivo del atasco es que “no hay suficientes juzgados de lo Social en Sevilla”. Aunque las demandas por despido y otras tienen una tramitación preferente –como por ejemplo los pleitos sobre derechos sindicales–, lo normal es que la vista oral no pueda fijarse antes de cinco, diez meses o incluso un año. Laura Montes pone como ejemplo que el juicio por una demanda por despido presentada en enero de este año se celebrará en 2018, un año después.
Y el retraso aumenta cuando se trata del resto de asuntos, que no tienen esa preferencia, pero que no dejan de resultar importantes para los ciudadanos, como por ejemplo cuando se reclama una modificación de la declaración de una incapacidad permanente total, que supondría una pensión mayor para el ciudadano en caso de prosperar.
El señalamiento de juicios para 2020 –o a casi tres años vista– es algo que comienza a ser frecuente en los últimos años en los juzgados de Sevilla, a pesar de los infructuosos planes de refuerzo que ha ido estableciendo el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).
Según los jueces de lo Social, la Sala de Gobierno del Alto Tribunal andaluz debería ampliar los refuerzos, sobre todo después de que desde el pasado 1 de septiembre, la jurisdicción de lo Social de Sevilla haya perdido a una magistrada de refuerzo que solicitó destino en la Audiencia Provincial, donde refuerza las secciones de lo Penal con motivo del aluvión de juicios derivados de las macrocausas como los ERE o Invercaria.
La salida de esta magistrada llevó a la junta de jueces a plantarse, a suspender todos los juicios que debía celebrar esta juez. Sin embargo, la Sala de Gobierno del TSJA rechazó el acuerdo de los jueces de Sevilla y ordenó que los señalamientos de esta magistrada fuesen asumidos por todos los titulares de los 11 juzgados de lo Social que hay en Sevilla, así como por los tres Jueces de Adscripción Territorial (JAT) que siguen realizando funciones de refuerzo de estos órganos.
La Sala de Gobierno del Alto Tribunal andaluz recordó al rechazar que se suspendan los juicios que la reducción de una plaza de los cuatro jueces de refuerzo que había hasta septiembre no obedece a una decisión unilateral alguna del presidente del TSJA, Lorenzo del Río, sino que es fruto de la petición del traslado y resolución del “concursillo” entre los JAT destinados en este Alto Tribunal.
La Sala añadió que, aunque es “plenamente consciente” de la sobrecarga de trabajo que hay en la jurisdicción Social, no puede acogerse una “suspensión general e indiscriminada de los señalamientos” asignados a la juez que ha concursado a la Audiencia, y emplazaba la solución a finales de este año, cuando podría cubrirse de nuevo la plaza de la cuarta JAT, puesto que al tratarse de un refuerzo no es posible la sustitución, argumentó la Sala en su día.
Tenga o no culpa el TSJA de lo ocurrido con el refuerzo, lo cierto es que la situación de esta jurisdicción no aguantar mucho más. La Consejería de Justicia e Interior también debería interesarse por un asunto que afecta a miles de ciudadanos.

 

VISTO PARA SENTENCIA

 

Medallas policiales en la Justicia
*La Policía Nacional otorgó esta semana, con motivo de la festividad de los Santos Ángeles Custodios, las medallas al mérito policial con distintivo blanco, algunas de las cuales han recaído en personas vinculadas al mundo de la Justicia. Así, la Policía distinguió al letrado de la Administración de Justicia de la Audiencia de Sevilla, Luis Revilla, a la fiscal Natividad Plasencia, y a la directora del Instituto de Medicina Legal (IML), Rocío Marín, quienes aparecen en esta fotografía junto a otros condecorados, en el transcurso del acto celebrado en el Palacio de Exposiciones y Congresos. Enhorabuena a todos por una distinción más que merecida.

WhatsApp Image 2017-10-06 at 13.38.32 (1)

 
El archivo de la denuncia contra Carretero

*La Fiscalía está estudiando actualmente el auto de la juez de Instrucción número 3 de Sevilla, Patricia Fernández Franco, que ha archivado la denuncia presentada contra el jefe de los servicios técnicos de Fiestas Mayores, Rafael Carretero, por las supuestas irregularidades en el montaje de la Feria de Abril. A tenor de la contundencia del acto, que no deja el más mínimo resquicio de indicios contra Carretero, todo apunta a que el departamento que dirige María José Segarra no recurrirá el archivo. El caso se desinfló cuando declaró el principal testigo de cargo, el denunciante.

  • Ángel

    ¿Dos años de retraso? Dentro de unos días voy a juicio por un tema laboral. La cédula de notificación es de abril de 2014, es decir, que he pasado tres años y medio de mi vida esperando un juicio.

  • Uno q estaba arando...

    La ANDALUCÍA, progresista y social del PSOE, es esto…


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber