Justicia para la manada

Jorge Muñoz | 3 de diciembre de 2017 a las 2:00

Los cinco sevillanos acusados de la violación en los Sanfermines de 2016.

Se terminó uno de los juicios más mediáticos y polémicos de los últimos tiempos y ahora sólo queda que los jueces dicten sentencia. Justicia para la manada, los cinco jóvenes sevillanos acusados de violar a una chica de 18 años en los Sanfermines de 2016.
Nada más terminar el juicio, una de las defensas solicitó a la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra la inmediata puesta en libertad de los acusados, al estimar que las pruebas practicadas y los informes avalarían la inocencia. El tribunal respondió el pasado viernes y lo hizo en un auto en el que mantuvo a los cinco sevillanos en prisión provisional, lo que puede interpretarse como un posible anticipo de la sentencia. Es cierto que el tribunal deja abierto, como no podía ser de otra manera, el posible resultado de la resolución, al afirmar que la Sala “no ha podido establecer dicho pronunciamiento de culpabilidad, ello sin perjuicio de que la Sala pueda adoptar las decisiones oportunas sobre la situación procesal de los procesados, en función del desarrollo de las deliberaciones”.
Es decir, el tribunal rechaza la excarcelación porque dice que aún no ha deliberado o no ha llegado a una conclusión sobre la inocencia o culpabilidad de los encausados. La decisión del tribunal provocó distintas reacciones en la acusación y en las defensas, por cuanto el abogado de la víctima sostiene que la decisión no anticipa el fallo y los defensores valoran la existencia del voto particular de uno de los tres magistrados que sí era partidario de la excarcelación de los acusados.
En cualquier caso, lo que parece desprenderse del auto es que existe una profunda división en el seno del tribunal. De un lado, estarían el presidente de la Sección Segunda de Navarra, José Francisco Cobo Sáenz –que es además el ponente de la causa y por tanto el juez que ha estudiado con detenimiento el sumario y será el encargado de redactar la sentencia–, y la juez Raquel Fernandino Nosti; y de otro, el magistrado Ricardo Javier González González, el autor del voto particular que discrepa del parecer de la Sala, y que ya había emitido con anterioridad otros dos votos particulares emitidos en los mismos términos en los autos del 14 de julio y 7 de septiembre de este año.
Si la acusación particular no valora la decisión del tribunal como un anticipo de la posible condena, el abogado Agustín Martínez, que representa a tres de los cinco acusados, sí que entiende que el magistrado discrepante “ha puesto de manifiesto de manera explícita su incredulidad con la versión mantenida por la Fiscalía” en cuanto a que las relaciones no fueron consentidas. Para las defensas, este voto particular es “bastante claro y contundente”.
Si se consideran estos extremos, todo indicaría que de los tres magistrados que forman el tribunal, dos podrían ser supuestamente favorables a asumir las tesis del Ministerio Público en cuanto a que los hechos enjuiciados son constitutivos de una agresión sexual, mientras que el tercero podría posicionarse a la absolución de los cinco acusados, al estimar que no habría quedado acreditado con la contundencia que exige una condena penal la culpabilidad de los jóvenes.

El abogado Agustín Martínez, que defiende a tres de los cinco sevillanos.

El abogado Agustín Martínez, que defiende a tres de los cinco sevillanos.

De cómo se desarrollen las deliberaciones de la Sala dependerá el futuro de la manada, de cómo se inclina la balanza: si el juez que discrepa es capaz de convencer a los otros dos magistrados de que existen dudas razonables sobre si se trató de una agresión sexual o de sexo consentido, en el marco del ambiente de excesos que envuelve las fiestas de los Sanfermines junto a un elevado consumo de alcohol y otras sustancias.
La sentencia se conocerá tras las Navidades y como suele ocurrir siempre que se imparte Justicia, nunca contentará a ambas partes. Sea el resultado que sea, no hay duda de que se habrá hecho Justicia, con independencia de que las partes puedan ejercer los recursos correspondientes en caso de no estar de acuerdo con el fallo.
Será el momento también de reflexionar sobre el lamentable espectáculo mediático que se ha montado en torno a esta causa y el consiguiente juicio paralelo que, en parte, se debe a la decisión del tribunal de celebrar el juicio a puerta cerrada.
Hubiera sido más acertado que la vista oral, como pidió en su día la propia Fiscalía, tuviera lugar en audiencia pública salvo lo que respecta a la declaración de la víctima y la exhibición de los vídeos grabados por la manada durante las relaciones sexuales.

El propio tribunal reconoció su error cuando, de forma sorpresiva, decidió abrir al público las dos últimas sesiones del juicio, en las que se expusieron los informes de la Fiscalía y las demás partes, permitiendo que se conocieran detalles sobre los testimonios que la víctima, los acusados y los testigos habían rendido ante el tribunal. No hay nada mejor que la luz y los taquígrafos, también en la Justicia.

  • Menudo marrón

    Qué patético tenerle que explicar a un hijo el por qué, en qué circunstancias y cómo y cuando se le engendró, en el caso concreto del guardia civil, que con lo pendiente de Córdoba, es posible que no vaya a pisar la calle lo que le pueda quedar de vida. Tenerle que explicar que fue engendrado mientras su padre esperaba por varias condenas por violación con violencia hacia más de una mujer, no es ningún plato de buen gusto ¡Pobre criaturita y que cabecita más hueca la de la madre! ¿Y el sufrimiento para esos abuelos o estaban conforme con la decisión de la hija?

  • juan

    Los tíos son unos sinvergüenzas pero la chica se ha visto que es una calientapollas que produjo el efecto de que los acusados pensaran que tragaba. Si ademas no se opuso de forma activa como debe ser normal, el caso se presta a interpretaciones y supongo la sentencia será salomónica.

  • David

    Al parecer este Juicio está generando dudas en el propio Tribunal….. eso puede generar una duda a muchos y a preguntas de.

    ¿INOCENTES? o ¿CULPABLES?….

    Ya no está todo tan claro como muchos plantearon desde un principio.

    Lo que sea, pero que sea JUSTO…


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber