Alaya subleva a los jueces

Jorge Muñoz | 24 de diciembre de 2017 a las 2:00

La juez Mercedes Alaya llega a la Audiencia de Sevilla el 13 de diciembre, primer día del juicio de los ERE.

La juez Mercedes Alaya llega a la Audiencia de Sevilla el 13 de diciembre, primer día del juicio de los ERE.

Las declaraciones de Mercedes Alaya cuestionando la independencia judicial han sublevado a sus antiguos compañeros en los juzgados de Instrucción de Sevilla y, como no, también en otras instancias superiores, como el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), a la que la juez que montó las macrocausas atribuyó por error la revisión de la sentencia del juicio de lo ERE y mostró sus dudas sobre esa segunda sentencia.
El mismo día en que se publicaron en prensa las declaraciones de Alaya, el viernes 15, los 20 jueces de Instrucción de Sevilla celebraron la tradicional comida navideña, donde la magistrada ahora destinada en la Audiencia Provincial fue la auténtica comidilla, el tema preferido de conversación y crítica. A los compañeros de Alaya no les gustaron los comentarios y el ataque a su independencia, porque ellos sí “sienten que son independientes en el ejercicio de su labor jurisdiccional”, comentaron algunos de los jueces asistentes.
Así, algunos colegas de Alaya llegan a ver incluso hasta un afán de protagonismo en las declaraciones de la magistrada, que durante más de cuatro años fue el centro del escándalo de los ERE y ahora lleva más de dos años apartada de los focos desde que la juez María Núñez Bolaños se hizo por méritos propios del escalafón judicial con la titularidad del juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla. Hay quien incluso en esa reunión enmarcó las manifestaciones de Alaya en una supuesta necesidad de “salir en la prensa” y en el momento propicio, en este caso en el arranque del juicio político de los ERE, el mayor hito de sus investigaciones. De hecho, si algo ha caracterizado a la Alaya instructora ha sido la buscada coincidencia –que la juez siempre rechazó– entre el dictado de importantes autos o resoluciones con determinados acontecimientos, como los procesos electorales o la toma de posesión del Gobierno andaluz en septiembre de 2013, cuando preimputó a los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Hay magistrados que también cuestionan que Alaya continúe llevando escolta más de dos años después de dejar las macrocausas. La tiene desde el año 2013. Las críticas a Alaya no son nuevas, algunos jueces de Instrucción ya  habían mostrado con anterioridad su malestar por las formas que Alaya utiliza cuando le toca resolver desde la Audiencia de Sevilla alguna cuestión relacionada con alguno de los casos que instruyen. Es en esta nueva faceta donde Alaya, cuando actúa como ponente de un asunto y por tanto es la encargada de la redacción de la resolución, donde está provocando malestar entre algunos de estos jueces, que afean –en privado, claro– las formas que la magistrada utiliza a la hora de redactar esas resoluciones en las que expresa el sentido de la Sala. Alaya no sólo ordena que se hagan determinadas diligencias, sino que “obliga” a los jueces a que las hagan.
Algunos magistrados recordaron cómo al inicio de la instrucción de los ERE, en el año 2011, los jueces de Instrucción ofrecieron a Mercedes Alaya la posibilidad de repartir las macrocausas entre los distintos juzgados de Instrucción, a lo que Alaya se negó con el argumento de que “nadie podía hacer” esa instrucción como ella. Al final, lo que sí adoptó la junta de jueces es excluir durante seis meses a su juzgado –que por entonces no tenía aún ningún juez de refuerzo– del reparto de asuntos ordinarios, para permitir que se centrara en esas investigaciones.
Esa actitud de Alaya, al poner de manifiesto que sólo ella podía sacar adelante las macrocausas, también generó en su momento las suspicacias entre sus compañeros, a los que la magistrada ha vuelto a disgustar ahora con sus declaraciones sobre la independencia de los jueces.
Alaya también ha indignado a los magistrados del TSJA por el fondo de sus declaraciones. Y es que, aunque supuestamente Alaya ha corregido sus declaraciones –cargando lógicamente contra el mensajero–, al decir que nunca dijo que tuviera “una incertidumbre fea” con la sentencia del juicio de los ERE sino que se estaba refiriendo en general a la falta de apariencia de independencia sobre el nombramiento de jueces, en sus aclaraciones vuelve a mantener su línea argumental. Alaya lamenta la “injerencia intolerable del poder político en el poder judicial, a través del CGPJ” que, según la juez, está “absolutamente politizado” y al que corresponde el nombramiento de los “principales miembros de los tribunales y cargos del Poder Judicial”.
No parece que estas aclaraciones hayan servido para apaciguar la ola de indignación que originó con sus declaraciones en la conferencia en Valencia. Al tiempo.

  • JESUS

    Con todo respeto: que el Consejo General del Podr Judicial está absolutamente politizado es evidente; como son ingerencias en esa independencia, los pagos de alquileres, por formación etc. que la Junta y otras entidades les hacen a los componentes de la carrera judicial. Tampoco me gusta que se acerque la decision sobre la última instancia de asuntos locales, a organos cercanos, porque sin duda son menos independientes que otros más lejanos. Alguien puede pensar que en esos cambios no hay nada torticero? ¿Cuando se hicieron que previsiones había?.

  • JULIO BLANCO ESCOBAR

    ¡VAYA JUEZA! SE HA QUERIDO CONVERTIR EN LA MUSA DE LA CAVERNA MEDIÁTICA Y LO HA CONSEGUIDO.

  • LETRADO90

    Algún día se conocerán los trapicheos de esta señora. Al tiempo

  • Carmen

    Que vergüenza de jueza, jugando a la política, que es un poder que no le corresponde.

  • Uno q estaba arando...

    El Pueblo piensa como la Sra. Alaya. Los DELINCUENTES, no.

  • Ernesto

    La verdad es que no saben como terminar de cargársela. Ha tenido, lo que otros no, para enfrentarse a los ERE, como nadie lo hubiese hecho. ¿qué le molesta a sus compañeros?

  • Perpleja

    Este artículo maltrata a una eficaz servidora pública. El autor sabrá que interés le mueve. Esta jueza ha sido valiente y digna de admirar.

  • Nazareno

    El Sr. Muñoz vuelve por Navidad. “Hay magistrados que…”, “algunos colegas argumentan…”, que si “el error de Alaya”, que si “Alaya la lía”, “los jueces ¡¡se sublevan!! contra Alaya (¿también el juez instructor Álvaro Martín?), y los investigados son tan nobles que “dan la cara”. Hay artículos que, más que informativos parecen tendenciosos por repetitivos y de un aparente posicionamiento. Parece como si los millones de euros puestos en tela de juicio se los hubiera llevado la magistrada o no pueda existir error en una instrucción tan compleja y con tantas trabas. El día que aparezca algún comentario elogioso habrá que mirar si no se trata del 28 de diciembre.

  • PPGürtel

    Alaya es lo que demostró ser durante su tiempo de Embajadora en Andalucía para instruir los ERE a la voluntad de no sabemos quien. Solo hay que comparar el Calendario de sus actuaciones con el de eventos políticos importantes del PSOE Andaluz. Y sus exabruptos de ahora obedecen a los mismos motivos que le hizo instruir la causa de aquella manera. Las vísceras deberían estar estirpadas en la Judicatura. No hay nada más cierto que eso de “por sus actos los conoceréis” que dijo Jesucristo.

  • 1barquero

    Puesyo conozco jueces que estan bastante cerca de las opiniones de la juez Alaya,….e incluso algunos mas radicales…generalizar siempre es malo y suele ser una tactica empleada por aquellos que no tienen una alta estima por la democracia….

  • JULIO BLANCO ESCOBAR

    LA JUEZ ALAYA NUNCA PERSIGUIÓ A LOS DELINCUENTES DE LOS ERES. SÓLO A LOS POLÍTICOS DEL PSOE, AUNQUE FUERAN INOCENTES. NUNCA LE INTERESÓ LA VERDAD. EN UN ESTADO DE DERECHO DEBERÍA ESTAR FUERA DE LA JUDICATURA.

  • Luis

    Jejje, como escuece a algunos. Ánimos señora Alaya, aquí algunos leguleyos encima pretenden que nos chupemos el dedo y no digo nombres porque no es necesario, basta ver al contubernio de Jueces por la Democracia, ese colectivo politizado al servicio de algunos.

  • Willy

    Nazareno, Barquero, Luis o sea Arando, no sé por qué me da que a la señora Alaya le va a caer más de una querella.

  • Nazareno

    A Willy le puedo responder, que si a la juez le caen querellas, pues que tendrá que apechugar con sus consecuencias. Motivos habrá para quienes las plantean y motivos alegará si puede defenderse de ellas.
    Yo sí creo en la justicia, si bien no creo sea criticable una opinión personal sobre la independencia judicial, tal como se expresa la juez. El libro del periodista Antxon Sarasqueta, “El abuso del Estado” (Plaza Janés 1986), ya alertaba de esta deficiencia de nuestra democracia sobre la separación de poderes y cómo se ideó y realizó en 1985 este tipo de elección de los órganos judiciales por parte del poder político

  • Uno q estaba arando...

    Luck, yo soy tu padre… Llámame Dart Vader willycete, o Jorgete o psoete o amiguete del banquillete. Qué Diciembre, para todos vosotros… Echando los dientes , mientras los del banquillo enseñan a la gente sus calvas indecentes. Este año no pido nada a los reyes… Jajajaja, que sería abusar tras ver a los honorables ( como pujoles ) haciendo el paseíllo… De Purísima y Oro… A ver si Pacheco les va dando unos consejillos. Felices y evangélicas Navidades a todos.

  • Eu

    Si, ahora va a resultar que los mil y pico millones que faltan se evaporaron solos o no existieron. Venga ya.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber