Inspecciones nocturnas

Jorge Muñoz | 25 de febrero de 2018 a las 2:00

PASEO COLÓN

¿Es Sevilla una ciudad silenciosa por las noches? Para el Ayuntamiento puede que sí, porque de hecho los inspectores municipales no realizan nunca una inspección de veladores o locales de copas por las noches. Pero la situación puede cambiar, al menos a golpe de tribunales. Un juez de Sevilla ha ordenado por primera vez al Ayuntamiento que realice una medición de ruidos en horario nocturno, después de que el Consistorio presentara un informe con unos datos recabados en horario de mañana, entre las ocho y media y las diez y media.
En este caso, se trata de un litigio que se remonta al año 2011 y que versa sobre el ruido que emiten unos aparatos de aire acondicionado de un edificio con funcionamiento las 24 horas del día, con el consiguiente perjuicio para el descanso de los ciudadanos. El juez condenó al Ayuntamiento a que comprobara si los ruidos que emiten las máquinas de climatización sobrepasaban o no los límites permitidos.
Tras solicitar la ejecución de la sentencia, el Consistorio presentó en agosto de 2017 un informe sobre la medición acústica y las medidas correctoras adoptadas por la empresa a la que pertenecen las máquinas.

El informe del Ayuntamiento tras las mediciones realizadas en horario diurno concluyeron que el nivel de ruido de las máquinas apenas incrementa los valores de ruido de fondo, siendo la diferencias inferior a tres decibelios, por lo que no podía determinarse con exactitud, y añadía que atendiendo a los resultados puede considerarse que las fuentes sonoras en funcionamiento en horario diurno “no inciden en un incremento de los valores de ruido ambiente”.
En el auto dictado ahora, el juez destaca que la Administración no ha justificado por qué, en aplicación de la ordenanza municipal contra la contaminación acústica, “no repitió las mediciones en otro momento en que el ruido de fondo podría ser más bajo”, dado que las efectuadas se hicieron un día laborable y en la franja horaria mencionada.
“Lo cierto es que no se logra entender el motivo por el que la Administración no accede a realizar las mediciones en horario nocturno, tal y como demanda la parte actora”, precisa el auto dictado recientemente por un juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Sevilla, que recuerda que las denuncias de los vecinos insisten en la necesidad de comprobar el nivel de ruidos en el horario en el que los focos de contaminación acústica están en funcionario y en el periodo “indudablemente más desfavorable, si se considera desde el punto de vista del bien jurídico protegido, y por tanto, de protección del descanso y la salud del ciudadano”. Dice el juez que si como sostiene la Administración se trata de un supuesto de “inspecciones acústicas municipales disciplinarias, no cabe duda de que se ha de tener en cuenta lo interesado de forma constante por el denunciante, para que las comprobaciones se efectúen en horario que considera más desfavorable, que es el nocturno”.
En la parte dispositiva de la resolución, el juez declara “insuficiente” la comprobación de la contaminación acústica efectuada por el Ayuntamiento e insta a la Administración a que en el plazo de “tres meses” realice la medición de los ruidos procedentes de las máquinas de aire acondicionado con funcionamiento las 24 horas “durante el periodo nocturno”, atendiendo de esta forma la petición de los vecinos afectados en relación con las “condiciones más desfavorables para la prueba, según la ordenanza municipal contra la contaminación acústica, ruidos y vibraciones. El auto puede considerarse un aviso a navegantes para la Administración local, que tampoco controla el ruido nocturno de bares y veladores.

 

VISTO PARA SENTENCIA

La “caza” al abogado de Manos Limpias

El expresidente de la Junta de Andalucia Jose Antonio Gri?an

El abogado del sindicato Manos Limpias en el juicio de los ERE, Rafael Prieto Tenor.

 

*La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla, la que enjuicia el caso del “procedimiento específico” de los ERE, ha pedido esta semana a las partes que se pronuncien sobre una serie de llamadas recibidas por el secretario del tribunal en las que un antiguo funcionario del ayuntamiento de Madrid aseguraba que los poderes presentados en su día por el coordinador general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernard, eran “totalmente falsos”, porque “jamás” se habían producido juntas ni nombramientos ni asambleas. Lo curioso del caso es que estas llamadas se remontan al 11 de diciembre de 2017, es decir, han pasado más de dos meses sin que se haya comunicado las mismas a las partes.

Y lo que todavía resulta más llamativo es que se trasladen a las partes la misma semana en la que el abogado del sindicato, Rafael Prieto Tenor, que ejerce la acusación popular, se posicionó a favor de las defensas de los 22 ex altos cargos –y no es la primera vez que lo hace en las 12 sesiones del juicio celebradas hasta ahora– para pedirle al tribunal que enviase al médico forense al domicilio del ex consejero de Innovación Francisco Vallejo antes de decidir si este acusados estaba en condiciones o no de comparecer en el juicio, algo a lo que finalmente accedió el tribunal y provocó la suspensión del juicio hasta mañana.

Es cierto que el sindicato Manos Limpias está totalmente desacreditado tras el escándalo de las extorsiones vinculado con Ausbanc, pero también lo es que el abogado Rafael Prieto ha mantenido en su actuación en el juicio una conducta totalmente profesional y rigurosa, hasta el punto de que no ha dudado en mostrar su apoyo a las defensas cuando entendía que debía hacerlo, a pesar de que su papel teórico es el de acusación popular. El letrado, que gracias a un préstamo personal costea su asistencia al juicio –no recibe honorarios y ha renunciado a las posibles costas del juicio–, ha defendido que asumió la defensa del sindicato con la esperanza de que “podía ser útil para la sociedad, guiándose dentro de sus convicciones, por las decisiones más acordes al Evangelio”. Habrá que cómo termina la “caza” a este letrado.

  • Uno q estaba arando...

    Dicen que a Manuel Chaves, le encantaba LA ANSELMA. Acudía en su tiempo libre ( nada que reprochar) Le gustaba tomar una copita y ver las actuaciones en directo, para las que el local NO TENÍA NI TIENE apertura. Eso sí… quien iba a toserle ni inspeccionar a LA ANSELMA con tan distinguida y BANQUILLERA clientela…? äteme usted esa mosca por el rabo… Arañe bajo esto. Esperamos sus averiguaciones…


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber