Archivos para el tag ‘fiscales Anticorrupción’

Más fricciones por los ERE

Jorge Muñoz | 11 de abril de 2017 a las 2:00

Juzgados del Prado Movida por el caso de los ERE  Habra que estar hasta las doce y algo para hacer varias cosas, incluido fotos a la juez Maria Nu?ez Bola?os para renovar el archivo

La juez María Núñez Bolaños sale de los juzgados de Sevilla.

El desencuentro cada vez más patente entre la juez de los ERE, María Núñez Bolaños, y los fiscales delegados de Anticorrupción, amenaza con convertirse en todo un culebrón. Y por capítulos. Si hace tan sólo unas semanas la Fiscalía Anticorrupción cargaba contra la instructora por usar argumentos sociales y “no jurídicos” a la hora de archivar la causa contra uno de los denominados intrusos, los representantes del Ministerio Público han vuelto a cuestionar una decisión de la instructora.
Esta nueva fricción se produce con motivo de una providencia dictada por la juez Bolaños el pasado 30 de marzo, en la que solicitaba a la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla que remitiera una “copia testimoniada” de todas las resoluciones que se dicten en relación con los recursos presentados en la denominada “pieza política” de los ERE, en la que se investiga el procedimiento específico que se implantó para la tramitación de las ayudas bajo sospecha y en la que están procesados los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán junto a otros 23 ex altos cargos de la administración autonómica.
En esa providencia, la juez motivaba la petición a la Audiencia de la entrega de esas resoluciones en tanto que “puedan afectar al curso del presente procedimiento”, en referencia a las diligencias 174/11, la causa matriz de los ERE de la que se han ido desgajando las diferentes piezas separadas para su enjuiciamiento por la Audiencia de Sevilla.
En el escrito presentado el pasado 5 de abril en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, los fiscales Juan Enrique Egocheaga y Manuel Fernández Guerra plantean una aclaración a la magistrada.
En concreto, la Fiscalía “interesa que para un mejor entendimiento para todas las partes de los resuelto por la magistrada instructora se aclare el alcance de la afección que el dictado de resoluciones resolviendo recursos dictados” en las diligencias del procedimiento específico –“seguidas por hechos distintos, desgajados, de las presentes diligencias previas”–, puedan “tener sobre los hechos que aún siguen siendo objeto de las presentes”. Es decir, que los representantes del Ministerio Público no entienden la petición de la juez.
La respuesta de María Núñez Bolaños no se ha hecho esperar y, en otra providencia que ahora ha sido notificada, la instructora ha zanjado la cuestión al afirmar que la petición de que se le envíe una copia de los recursos “viene justificada por considerarlo útil e ilustrativo a la presente causa”.
No sabemos qué hará ahora la Fiscalía, si dará un paso más y recurrirá la providencia a la Audiencia, pero lo que sí evidencia este nuevo cruce de escritos es que las relaciones entre la instructora de la macrocausa y los fiscales del caso no parece que tiendan a normalizarse, sino todo lo contrario. El rifirrafe entre los fiscales y la juez continúa.

Cumbre por las macrocausas

Jorge Muñoz | 26 de noviembre de 2015 a las 6:00

La juez María Núñez Bolaños, en los juzgados de Sevilla.

La juez María Núñez Bolaños, en los juzgados de Sevilla.

La salida de Mercedes Alaya de la instrucción de las macrocausas fue la solución más sensata y acertada para zanjar el conflicto planteado con la nueva titular del juzgado, María Núñez Bolaños, sobre el control de las distintas macrocausas. Pero tras esa solución, ampliamente meditada y pactada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), han surgido las primeras diferencias importantes entre la Fiscalía Anticorrupción y la nueva instructora, a la que el Ministerio Público ha recurrido varias decisiones trascendentales para la marcha de la investigación de los ERE fraudulentos.

En las últimas semanas, la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, se reunió en varias ocasiones con la juez María Núñez Bolaños –incluso hay una fotografía que publicó este periódico de ambas conversando frente a un café–, quien también se había reunido con anterioridad con los fiscales delegados de Anticorrupción, lo que suponía un auténtico cambio con respecto a las nulas relaciones que estos fiscales mantenían con la juez Mercedes Alaya, con la que era notorio que se comunicaban básica o exclusivamente a través de los escritos oficiales.
Para evitar que la situación pueda reproducirse con la nueva magistrada, el TSJA está poniendo toda la carne en el asador. El presidente del Alto Tribunal, Lorenzo del Río, que ayer se trasladó a Sevilla para asistir al homenaje de la judicatura al juez Víctor NietoMatas –que ha recibido la cruz de primera clase de San Raimundo de Peñafort–, aprovechó su visita a la capital hispalense para mantener un importante encuentro con la Fiscalía. Una auténtica cumbre por las macrocausas.
En el despacho de la fiscal jefe, María José Segarra, se reunieron por espacio de más de media hora la propia fiscal jefe con el presidente del TSJA y dos de los tres fiscales delegados de Anticorrupción –Juan Enrique Egocheaga y Fernando Soto–.
Al término del encuentro, Lorenzo del Río no quiso pronunciarse sobre la reunión, pero hay quien asegura que el presidente está muy preocupado por la situación generada por estos primeros encontronazos entre el Ministerio Público y la nueva responsable de la instrucción de las macrocausas.

20151022_121647
La preocupación de Lorenzo del Río es, hasta cierto punto, comprensible. Después del culebrón que los órganos del Poder Judicial mantuvieron en los últimos meses en relación al reparto entre Bolaños y Alaya de las distintas macrocausas, lo que menos necesita el juzgado y la propia marcha de las investigaciones es que puedan repetirse las diferencias entre la Fiscalía y la magistrada que dirige la investigación. Lorenzo del Río pretende que, dentro del respeto mutuo que la Fiscalía y la instructora deben guardar a la labor de cada uno, se mantenga abierta una vía de diálogo y de colaboración estrecha, como no podía ser de otra forma en circunstancias normales. Que los errores del pasado no vuelvan a reproducirse. ¿Qué imagen volvería a dar la Justicia en ese caso?
En los últimos años, en la etapa de Alaya, la Fiscalía Anticorrupción recurrió numerosas decisiones de la juez, que sufrió algunos importantes varapalos por parte de la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, la misma en la que Alaya está ahora integrada como una de sus cinco magistrados.
Los fiscales Anticorrupción ya han recurrido varias decisiones de la juez Bolaños relacionadas con la división de los ERE, algo en lo que todo el mundo estaba de acuerdo –salvo Alaya y las defensas de los principales imputados–. En el último recurso, la Fiscalía no se opone a la propuesta de división inicial en seis piezas separadas pero sí a la decisión de Bolaños de esperar a que haya sentencia de la Audiencia para resolver sobre otras piezas que se irán creando.