Archivos para el tag ‘funcionarios’

Una guardia tranquila

Jorge Muñoz | 23 de julio de 2017 a las 2:00

guardiatranquila

Una funcionaria de guardia con una pantalla en la que puede verse el juego del ‘majong’.

El estío no pasa desapercibido en los juzgados y tribunales. El ritmo frenético que puede apreciarse en otros meses del año, con la tramitación de causas y la celebración de juicios a gogó, da paso a una etapa más tranquila que comienza a percibirse, sobre todo, en la segunda quincena del mes de julio.
Sólo los asuntos de tramitación urgente, las causas con detenidos, siguen recibiendo el impulso procesal. El resto de asuntos, menos graves por así decirlo, duermen el sueño de los justos hasta septiembre. Agosto es el mes inhábil de la Justicia, salvo para esas actuaciones urgentes.
Y esa mayor tranquilidad se percibe en los juzgados nada más acceder a los mismos. Ya no suele verse la animación que presenta el pasillo de los juzgados un día cualquiera, donde abogados y clientes se suelen citar, por lo general, a las puertas de la sede judicial del Prado de San Sebastián, o en los negocios hosteleros de las inmediaciones, muy concurridos en otras fechas y que también perciben el éxodo veraniego a la hora del recuento diario en sus cajas.
Atrás quedan las colas de ciudadanos que se producen en ocasiones anteriores a la hora de atravesar el escáner de los juzgados o de la Audiencia de Sevilla, o de cualquier órgano judicial de Andalucía. La tranquilidad de estas fechas se palpa desde ese primer contacto con las sedes judiciales.
Y esa tranquilidad también se traslada aparentemente a las plantillas de funcionarios, reducidas como consecuencia de las vacaciones estivales, al igual que ocurre en otros sectores profesionales y empresariales. Y esa relajación conlleva a que puedan captarse imágenes como la que ilustran esta crónica.
En la misma se observa las dependencias del juzgado de guardia de Sevilla. Desde la ventana de fuera se ve a los funcionarios sentados frente a los ordenadores, pero en éstos no aparece el programa informático de gestión procesal. En la pantalla está el majong, un juego tipo solitario con el que, supongo, la funcionaria trataba de sobrellevar el tedio de una guardia tranquila, muy tranquila.
La imagen llama la atención, sobre todo, porque la escena podía apreciarse perfectamente desde el exterior del juzgado de guardia, dado que la ventana permanece abierta, posiblemente para tratar de aliviar los calores extremos que acompañan estas fechas.
Que una funcionaria de los juzgados haya sido cazada jugando al solitario del ordenador mientras está en funciones de guardia no quiere decir que esta actitud pueda extenderse al resto de los funcionarios, porque eso supondría una generalización injusta. La inmensa mayoría de los funcionarios de Justicia cumplen con creces los objetivos de su trabajo y su labor no tiene nada que ver con la imagen y los tópicos que muchos ciudadanos tienen de los empleados públicos.

 

VISTO PARA SENTENCIA

Alaya y Bolaños, en el homenaje a Holgado 

*Mercedes Alaya y María Núñez Bolaños son dos de los jueces que la semana pasada asistieron a un homenaje al que fuera hasta hace poco magistrado de la Audiencia Provincial de Sevilla José Manuel Holgado Merino, con motivo de su nombramiento como director general de la Guardia Civil. Holgado recibió el cariño de sus compañeros, entre los que había muchos magistrados de los órganos unipersonales y de la Audiencia de Sevilla, así como fiscales, abogados y secretarios judiciales. Entre los jueces destacó precisamente la presencia de Mercedes Alaya y María Núñez Bolaños, que se sentaron en mesas diferentes durante el almuerzo de homenaje. No hubo ningún saludo, ni siquiera protocolario, entre las dos jueces que han marcado el pasado, presente y futuro de la instrucción de las distintas macrocausas.

holgado

 

Ciudadanos y el litigio de blas ballesteros

*El juez de lo Contencioso-Administrativo ha avalado el nombramiento de Blas Ballesteros como gerente del Consorcio Provincial de Aguas de Sevilla, una designación que fue impugnada por Ciudadanos. La formación naranja, que considera que el PSOE ha recurrido a argucias formales para “enchufar” a Ballesteros, tiene la posibilidad aún de recurrir la sentencia ante el TSJA.

No son relojes suizos

Jorge Muñoz | 1 de marzo de 2015 a las 7:00

CASO ERE La juez Mercerdes AlayaLa juez Alaya volvió esta semana a dar un golpe de efecto a la precampaña al dictar un nuevo auto con el que arranca la investigación de las posibles irregularidades en los avales y préstamos concedidos por el IFA/IDEAentre 2008 y 2013. Con ese auto, Alaya desenterraba una causa que permanecía aletargada desde el mismo momento en que se abrió, en enero del año 2014, y acordaba una batería de diligencias: informe pericial, atestado de la UCO, documentación que se reclama a la Junta, a la agencia Idea, etc.
Esa causa se abrió –a Alaya siempre se le olvida mencionarlo– a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, que pidió en noviembre de 2013 a la instructora que separara la actuación “aparentemente fraudulenta” de IDEA de la macrocausa de los ERE. Antes de que la magistrada decidiera abrir la nueva causa, la defensa del ex director de IDEA Jacinto Cañete –uno de los cuatro ex altos cargos de la Junta imputados en la nueva investigación– ya se opuso a dicha investigación al estimar que no había delito alguno en los avales y préstamos concedidos por la agencia.
El argumento de la defensa, se comparta o no, es digno de al menos algunas reflexiones. Decía el abogado Juan Carlos Alférez, que defiende a Cañete, que los hechos relacionados con los avales y préstamos de IDEA no reúnen el “reproche penal necesario para mantener viva una instrucción penal”. La defensa subrayaba que las ayudas bajo investigación estuvieron “tramitadas por personas, no por máquinas” y como en cualquier macroestructura “pueden suceder errores, ocurrir incidencias, anomalías e irregularidades”. “Los poderes del Estado no son máquinas de precisión, no son relojes suizos, están gobernados y regidos por personas”, añadió el letrado, que recordó que hasta el poder legislativo y el judicial se equivocan en ocasiones. Se equivoca el legislador y hay leyes que se declaran inconstitucionales, y yerra el poder judicial y los autos de los jueces de instrucción son revocados, las sentencias de los jueces de lo penal son anuladas por las Audiencias Provinciales, las de éstas casadas por el Tribunal Supremo las de éste anuladas por el Tribunal Constitucional y las de del Tribunal Constitucional sometidas a severos varapalos por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, argumenta la defensa.
Y en ese contexto también es admisible, según la tesis de la defensa, el error de la Administración. “Es posible que decenas de miles de funcionarios de la Administración de la Junta y centenares de altos cargos puedan errar, malinterpretar una norma, equivocarse en la toma de decisiones y, en definitiva, por qué no decirlo, contravenir unas normas jurídicas”, concluía el escrito presentado por la defensa del ex alto cargo.
Conceder un aval o una garantía sobre un préstamo, prosigue el escrito remitido en su día a la juez Mercedes Alaya, es “una operación de riesgo, no es una operación sobre tesorería o pago”, por lo que “no se compromete un crédito presupuestario ni con la formalización del aval se liberan fondos”.
Lo dicho. Como argumento de defensa, se esté o no de acuerdo, no toda irregularidad tiene por qué ser delictiva, otra cosa es que Alaya, en el ejercicio de su función, sí aprecie esos indicios de delito.