Archivos para el tag ‘José Joaquín Gallardo’

Gallardo dividió y venció

Jorge Muñoz | 17 de octubre de 2014 a las 6:00

La victoria de José Joaquín Gallardo fue incontestable. Abrumadora. Ni la atractiva apelación al cambio de la candidatura de Pablo Ollero, ni la fotografía de última hora de Tomás Gamero con el consejero de Justicia que se difundió la víspera de las elecciones, ni el tirón de la asociación de Abogados Independientes de Sevilla (Adais) de José Manuel Carrión, ni la discreta campaña de Luis Felipe Pajares Briones, han logrado desbancar a José Joaquín Gallardo, que duplicó los votos del candidato que logró la segunda plaza.
El escrutinio final de las elecciones arrojó que Gallardo obtuvo 2.213 votos totales –incluidos los de 908 abogados en ejercicio, cuyo voto se contabiliza doble– frente a los 1.059 de Pablo Ollero –al que votaron 494 letrados ejercientes–, los 650 de Tomás Gamero, los 461 de José Manuel Carrión y los 342 de Luis Felipe Pajares Briones.
Una victoria apabullante de la que, sin embargo, pueden extraerse algunas lecturas interesantes. ¿Qué habría pasado si todos los votos de las candidaturas rivales se hubieran concentrado en un mismo candidato? La respuesta, desde el punto de vista exclusivamente aritmético, es evidente. Gallardo no habría ganado, habría sido derrotado por los opositores. Sumando los votos obtenidos por los cuatro rivales de Gallardo estos habrían obtenido 2.512 votos, lo que supone 299 apoyos más que los 2.213 que ha obtenido el decano que dirige el colegio desde hace 20 años.
No se trata de quitarle méritos al histórico triunfo de Gallardo, pero la aritmética no falla. Se trata además de la primera ocasión en los comicios en los que hasta ahora ha concurrido José Joaquín Gallardo en la que la suma de los votos de los rivales supera a los que ha logrado el decano. Hasta ahora Gallardo siempre tenía más votos que todos los demás juntos.
Otra cosa distinta es que en el supuesto de que todas las candidaturas rivales se hubieran unido bajo una misma lista –y eso a pesar de que intentos hubo para que se unieran, al menos por parte de la candidatura de Pablo Ollero, con respecto a Gamero y Carrión– el resultado hubiese sido el mismo. En un cara a cara de Gallardo con un único rival el resultado es impredecible y todo dependería de la voluntad de cambio que hubiesen mostrado en ese momento los letrados sevillanos.
Y lo que sí parece claro es que esa voluntad, hoy por hoy, no existe en la Abogacía sevillana. Ni siquiera el aumento de la participación que se ha registrado en estas elecciones, en las que han votado el 32,7% de los letrados, duplicando los porcentajes que se registraron en 2010, ha hecho que se resienta el tirón que José Joaquín Gallardo tiene entre sus compañeros según el veredicto de las urnas.
Los resultados cosechados por Gallardo demuestran que la mayoría de los letrados están satisfechos con su gestión al frente de la institución sevillana, o que no han visto en ninguno de los candidatos un sustituto idóneo para asumir el decanato.
Gallardo no ha necesitado para su extraordinario triunfo ni hacer campaña electoral ni tirar de gabinetes de prensa, como han hecho otras candidaturas. Quizás la clave de su éxito esté en su asombrosa capacidad personal para estar disponible las 24 horas siempre que algún letrado necesita su ayuda. Siempre que descuelga su móvil responde con la misma pregunta:¿Eres compañero? Y a partir de ahí intenta atender al letrado.
Cierto es que la higiene democrática establece que un cargo no debe perpetuarse de manera indefinida en el poder y Gallardo lleva dos décadas al frente del colegio, pero también es cierto que son los abogados sevillanos quienes le han vuelto a dar su confianza en las urnas. En los ambientes jurídicos de la ciudad se bromea con el hecho de que hasta ahora se ha conocido a tres papas, dos reyes y a un solo decano del Colegio de Abogados de Sevilla. José Joaquín Gallardo ha logrado, por sus propios méritos –algunos dirán que por los defectos de los demás– su quinto mandato. Gallardo V.
Habrá que esperar a dentro de cuatro años para ver si el decano intentará seguir haciendo historia y batiendo récords.Y si la alternativa que en estas elecciones le ha hecho frente se transforma en realidad.

El resultado final de las elecciones. En el listado puede observarse como algunos miembros de las candidaturas rivales han obtenido más votos que los logrado por el líder de la candidatura

El resultado final de las elecciones. En el listado puede observarse como algunos miembros de las candidaturas rivales han obtenido más votos que los logrado por el líder de la candidatura

¿La hora del cambio en la Abogacía?

Jorge Muñoz | 12 de octubre de 2014 a las 9:00

Como en la conocida fábula del águila, que a la mitad de su vida tiene que optar por renovarse o morir (arrancándose el pico y las uñas para volver a cazar), la abogacía sevillana tiene esta semana su propia encrucijada, aunque en este caso la decisión no sea tan radical ni trascendental. Un total de 7.717 colegiados están convocados a las elecciones para elegir al decano y a la junta de gobierno que dirigirán el colegio durante los próximos cuatro años.

Los letrados tienen ante sí básicamente dos opciones. Renovarse o seguir. Optar por la estabilidad y continuidad que ofrece José Joaquín Gallardo, que lleva ya 20 años al frente de la institución y aspira a un quinto mandato. O probar a cambiar por completo el colegio, para lo cual cuentan con otras cuatro opciones, las que representan los letrados Tomás Gamero, Pablo Ollero, José Manuel Carrión y Luis Felipe Pajares Briones.

Deben elegir entre la experiencia en el cargo que ofrece Gallardo y la voluntad de cambio que muestran sus rivales. La decisión no es fácil y sea cuál sea no debe olvidarse que marcará el rumbo del colegio durante los próximos cuatro años. Corren además tiempos complicados para la Justicia y para los abogados, con cambios legislativos importantes y una situación de crisis económica que se ha llevado por delante muchos despachos.

De los cinco candidatos, sólo José Joaquín Gallardo, el decano más longevo en el cargo -los demás son aspirantes-, se opone a limitar el número de mandatos del decano. Frente a los argumentos de la renovación por motivos de higiene democrática y de los vicios que en el ámbito de la política suelen asociarse a la perpetuidad en el cargo, Gallardo se aferra a su puesto apelando al poder de las urnas y a la libertad de los letrados para elegir a su representante. Es la versión sevillana del grito “Vivan las caenas” con el que fue recibido en 1814 el rey Fernando VII El deseado a la vuelta de su destierro.

Tanto una como otra postura son defendibles. No hay nada más sagrado que la voluntad expresada a través de las urnas, pero también es cierto que no es conveniente perpetuarse en un puesto en cualquier cargo o puesto. Y dos décadas al frente del decano son muchos años, pero insisto la decisión es exclusivamente responsabilidad de los 7.717 colegiados que están convocados el próximo miércoles a las elecciones al decanato.

Aunque las espadas están en alto, en los mentideros judiciales de Sevilla se da por segura una nueva victoria de José Joaquín Gallardo. Pero lo que también se apunta es que habrá lucha. Que en esta ocasión Gallardo no va a arrasar a sus rivales como hace cuatro años. En las últimas elecciones, celebradas en diciembre de 2010, Gallardo logró 1.874 votos, gracias al apoyo de 887 abogados en ejercicio –cuyo voto se contabiliza doble– y de 100 no ejercientes –se contabiliza un solo voto por cada uno–. Las otras candidatas, María Amparo Garrido y María Dolores García, lograron 371 y 27 votos, respectivamente, en unas elecciones caracterizadas tradicionalmente por la escasa participación. En aquellas elecciones votaron sólo 1.106 letrados ejercientes y 120 no ejercientes, con una participación cercana al 20%.
Para estas elecciones todo apunta a que habrá una mayor participación, pero lo que no se puede saber es a quién beneficiará más ese incremento del número de votantes. En principio, el hecho de que no haya una única alternativa a Gallardo puede hacer que el voto se divida enormemente, mientras que el candidato que aspira al quinto mandato cuenta con una base electoral sólida y aparentemente fiel.

Aún así dicen que José Joaquín Gallardo está expectante, que no tiene la misma tranquilidad que en sus anteriores reválidas. La llave del despacho de Chapineros la tienen en sus manos 5.888 colegiados ejercientes y 1.829 no ejercientes. Y 293 ya han solicitado el voto por correo, que también ha crecido sobre anteriores comicios.

Quedan sólo unos días para conocer si los abogados sevillanos rememorarán aquel grito de hace exactamente dos siglos y continuarán con Gallardo o habrá sorpresas. Se augura un recuento de votos apasionante y que, según algunas fuentes, se prolongará hasta bien entrada la madrugada del jueves. Noche calentita en Chapineros.

El debate imposible

Jorge Muñoz | 8 de octubre de 2014 a las 7:00

La sede del Colegio de Abogados de Sevilla, en la calle Chapineros

La sede del Colegio de Abogados de Sevilla, en la calle Chapineros

La idea era interesante pero se gestionó mal desde el principio. Reunir a los cinco aspirantes al decanato del colegio de Abogados de Sevilla en un foro donde cada uno pudiera exponer sus propuestas para mejorar la institución, seguro que hubiera contribuido al proceso electoral que culminará el próximo 15 de octubre. En este tipo de actos suelen arrancarse algún puñado de votos, sobre todo de los indecisos, los que aún no han decantado su voto.

El primero en desmarcarse del debate a cinco bandas  fue el candidato de la Asociación de Abogados Independientes de Sevilla (Adais), José Manuel Carrión, quien declinó la invitación porque tenía un acto de su candidatura previo pero, sobre todo, porque la iniciativa había sido organizada por Guadaliuris -una Agrupación de Interés Económico a la que pertenece el bufete de los hermanos Cuéllar, del que es socio uno de los candidatos, Pablo Ollero Pina-. Carrión ofreció que el debate se celebrara en otro escenario, la Asociación de la Prensa de Sevilla, y que fuese moderado por el presidente, Rafael Rodríguez, pero su propuesta no ha obtenido respuesta.

Fuentes de la candidatura de Tomás Gamero han explicado que este candidato sí que estaba dispuesto a participar en el mismo.

Después de Carrión se excusaron los otros candidatos Luis Felipe Pajares y el aspirante a la reelección para el quinto mandato, José Joaquín Gallardo, a quien quizás interesaba menos el debate porque es el favorito en todas las apuestas y, si se traslada a este proceso lo que suele ocurrir en la política, Gallardo tenía más que perder que ganar en un debate de este tipo. O no. Nunca se sabe. Gallardo cuenta con la experiencia y los avales de quien lleva dos décadas en el cargo, aunque estos días algunos miembros de la judicatura bromean en los pasillos de la Audiencia comentando si “Gallardo estaría dispuesto a hacer como Gallardón”. Otros añaden que no lo sacan de la sede de Chapineros “ni los GEO”. Hay opiniones para todos los gustos.

Lo que sí está claro es que estas elecciones son mucho más interesantes que las que se vivieron hace cuatro años, en diciembre 2010, y en las que Gallardo obtuvo una cómoda victoria sobre los otros dos aspirantes…

La participación será la clave para la elección del decano

Jorge Muñoz | 29 de septiembre de 2014 a las 5:00

José Joaquín Gallardo

José Joaquín Gallardo

Los cuatro rivales que José Joaquín Gallardo tiene en las próximas elecciones al decanato de los abogados de Sevilla son conscientes de que el triunfo pasa por aumentar la participación de los letrados sevillanos. Se trata de la lucha contra el fantasma de la abstención, algo a lo que no contribuye precisamente la negativa de la junta de gobierno -amparándose en los estatutos colegiales- a habilitar más mesas en las sedes judiciales del Noga, Viapol y en algunos partidos judiciales para que los letrados puedan ejercer su derecho. Los letrados, si la junta de gobierno no cambia de postura, tendrán que acudir inexorablemente a la sede del colegio el día 15 para votar.

¿Y qué es lo que ocurre al final? Pues que la participación resulta muy escasa. Prueba de ello son los resultados de las últimas elecciones, en diciembre de 2010. José Joaquín Gallardo arrasó en esos comicios, pero la participación se cifró en torno a un 20%. Gallardo obtuvo entonces 1.874 votos gracias al apoyo de 887 abogados en ejercicio -contabilizan dos votos cada uno- y de 100 no ejercientes -se contabiliza un voto por cada uno-, mientras que otra candidata, la letrada María Amparo Garrido consiguió 371 votos -180 ejercientes y once no ejercientes-, y María Dolores García García 27 -13 letrados en ejercicio y uno no ejerciente-. En total, votaron 1.106 letrados ejercientes y 120 no ejercientes

Tomás Gamero Martínez

Tomás Gamero Martínez

 

Luis Felipe Pajares Briones

Luis Felipe Pajares Briones

El colegio tiene actualmente más letrados que hace cuatro años, algo a lo que ha contribuido la nueva ley de acceso a la Abogacía -que exige la realización de un máster y superar una prueba como paso previo a la colegiación y ejercicio profesional-. En concreto el censo electoral para las próximas elecciones está compuesto por 7.717 colegiados, de los cuales 5.888 están inscritos como abogados ejercientes y los 1.829, como no ejercientes, según los datos oficiales facilitados por el colegio.

Estas estadísticas representan que están en juego un total de 13.605 votos, de los cuales 11.776 proceden de los letrados en ejercicio, cuyo voto es doble. 

Con sólo 1.874 votos, Gallardo logró la victoria. De ahí que las candidaturas rivales estén realizando un importante llamamiento a la participación de los letrados sevillanos. Cuanto mayor participación haya, más probabilidades de desbancar a Gallardo creen que pueden tener, aunque algunos candidatos ya reconocen -en privado- que no van a ganar. Eso sí, sus candidaturas aspiran a caer en las elecciones con dignidad, logrando un número de votos representativo dentro del colectivo.

Pablo Ollero Pina

Pablo Ollero Pina

Como no hay más mesas que la de la sede colegial, en calle Chapineros, los rivales del decano han intentado impulsar el voto por correo, aunque según los datos oficiales sólo se han presentado 293 solicitudes de voto por correo.  Se trata de 586 votos -en el supuesto de que todos los solicitantes fuesen abogados en ejercicio-, lo que deja todo abierto hasta el día de las elecciones, el próximo 15 de octubre.

José Manuel Carrión

José Manuel Carrión

Los aspirantes al decanato disponen aún de dos semanas para intentar movilizar a la abogacía sevillana. José Joaquín Gallardo, por su parte, espera con paciencia las elecciones que pueden auparle a un quinto mandato, algo inédito. Lo que sí está claro que estos comicios son los más reñidos en las dos últimas décadas en la institución sevillana. El decano que gane, sea quien sea, saldrá reforzado del proceso.

El estado del whatsapp del candidato: “pido tu VOTO, compañero”

Jorge Muñoz | 23 de septiembre de 2014 a las 5:00

IMG-20140922-WA0000

Una captura del estado del whatsapp de José Joaquín Gallardo.

Que las nuevas tecnologías influyen cada vez más en nuestra forma de comunicarnos está clarísimo. Y que cada vez le damos más utilidad a las aplicaciones de mensajería instantánea, también. Por eso, las elecciones del colegio de abogados de Sevilla no iban a quedar al margen de estos nuevos métodos de comunicación. Todo vale con tal de que el mensaje cale. Eso quizá es lo que habrá pensado el decano en funciones, José Joaquín Gallardo, quien estos días ha cambiado su actual estado en el famoso Whatsapp.  José Joaquín, que hizo clásica la pregunta “¿Eres compañero?” nada más descolgar su teléfono móvil, ha cambiado ahora su estado en esta aplicación. En el mismo puede leerse lo siguiente en el apartado relativo a su estado: “Pido tu VOTO, Compañero”. Muy fiel al estilo Gallardo.

José Joaquín Gallardo no sólo ha variado el texto de su estado, sino también la fotografía de su perfil, que ha pasado de reflejar motivos familiares a una solemne foto de familia con los miembros de su candidatura para presidir, por quinto mandato, el colegio de abogados de Sevilla.

No es la única novedad que se está produciendo en la carrera electoral que terminará el próximo 15 de octubre para los cinco candidatos. Al menos dos de las candidaturas, la de Pablo Ollero y la de Tomás Gamero, cuentan con un responsable de prensa, encargado de las relaciones con los medios de comunicación, la concesión de entrevistas, y la divulgación de los mensajes de los aspirantes a acabar con el gallardismo. Otra de las candidaturas, la de José Manuel Carrión, creó un grupo de whatsapp con todos los integrantes de la misma para estar al tanto del proceso y de lo que vaya dando de sí la campaña. Carrión no ha variado su estado de whatsapp pero sí incluye como foto de perfil el logotipo de la Asociación de Abogados Independientes de Sevilla (Adais) que preside, con la siguiente leyenda: “El cambio depende de ti”, candidatura a las elecciones del colegio de abogados de Sevilla 2014.

¡Qué modernidad para la institución de Chapineros! Pero se trata de nuevas técnicas que ya están empleando incluso los partidos políticos. Por ejemplo, algunos dirigentes del PA no paran de bombardear los whatsapp con mensajes y enlaces de vídeos de youtube de alguno de los candidatos….. Son las virtudes y los defectos de las nuevas tecnologías. 

La pregunta clave es si todos estas nuevas tecnologías van a propiciar, por ejemplo en el caso de las elecciones al decanato de los abogados, un aumento de la participación de los letrados, algo que demandan las candidaturas alternativas a la de Gallardo porque son conscientes de que si tienen alguna posibilidad -desde aquí ya hemos comentado que el aumento de candidatos favorece al decano en funciones- ésta pasa por el aumento de la participación… Veremos qué ocurre el día 15.

Cuatro abogados contra el gallardismo

Jorge Muñoz | 16 de septiembre de 2014 a las 14:48

El decano del colegio de Abogados de Sevilla, José Joaquín Gallardo, tendrá, en esta ocasión, cuatro rivales que aspiran a desbancarle del cargo que ocupa desde hace 20 años. La junta de gobierno del colegio de abogados ha confirmado este martes las cinco candidaturas que concurrirán a las elecciones del próximo día 15 de octubre y de las que he dado cuenta en este blog días atrás. Los cuatro rivales de Gallardo son los abogados Tomás Gamero Martínez, Luis Felipe Pajares Briones, Pablo Ollero Pina, y José Manuel Carrión Durán.

En la candidatura de José Joaquín Gallardo, que aspira a un inédito e histórico quinto mandato, repiten la mayoría de los actuales miembros de la junta de gobierno del Colegio, aunque hay algunos cambios. Así, para el puesto de vicedecano en esta ocasión se presenta Óscar Cisneros -hasta ahora diputado cuarto- en lugar de Fernando Piruat de la Barrera.

La candidatura de Luis Felipe Pajares Briones lleva como vicedecano a Julio Martínez López, mientras que en la de Tomás Gamero figura Julio Criado Guerrero; María del Carmen García Rivero en la de Pablo Ollero -candidatura que se denomina “cambiar para avanzar”; y finalmente José Miguel Hidalgo en la de José Manuel Carrión.

Según ha informado el Colegio de Abogados, José Joaquín Gallardo ha quedado desde hoy en situación de suspensión de funciones, “a petición propia y por razones de delicadeza”, por lo que hasta que se celebren las elecciones asumirá sus funciones el actual vicedecano, Fernando Piruat de la Barrera, de conformidad con lo establecido en los Estatutos de esta Corporación.

Que haya cinco candidaturas para el decano evidentemente parece que beneficia a José Joaquín Gallardo, al dividirse el voto alternativo frente a la base de votantes de Gallardo, pero en unas elecciones todo es posible… Sólo hay que recordar el efecto “Podemos”… 

En cualquier caso, se trata de las elecciones más concurridas que se recuerdan en décadas. En las últimas elecciones, celebradas en diciembre de 2010, Gallardo arrasó en las urnas al obtener 1.874 votos gracias al apoyo de 887 abogados en ejercicio -contabilizan dos votos cada uno- y de 100 no ejercientes, mientras que María Amparo Garrido logró 371 votos (180 ejercientes y once no ejercientes), y María Dolores García García 27 (13 letrados en ejercicio y uno no ejerciente). En total, votaron 1.106 letrados ejercientes y 120 no ejercientesLa participación fue escasa y se cifró en torno al 20%.

José Joaquín Gallardo

El decano en funciones, José Joaquín Gallardo, que aspira al quinto mandato.

Las cinco candidaturas y sus miembros son las siguientes:

candidatura 1: 

decano: José Joaquín Gallardo Rodríguez

vicedecano o diputado 1º:  Óscar Cisneros Marco

diputado 2º:  José María  Monzón Ristori

diputado 3º:  Antonio Muñoz Ruiz

diputado 4º: Fernando A. González de la Peña Ysern

diputado 5º:  Juan Antonio Mora Cabo

diputado 6º: Patricia Martínez-Conradi Álamo

diputado 7º:  Manuel Pérez Cuajares

diputado 8º:  Consuelo Rodríguez Torné

diputado 9º:  Juan Antonio Navas Córdoba

diputado 10º: José Manuel Sánchez Carrillo

diputado 11º: Antonio Piruat Palomo

diputado 12º: José Moya Yoldi

diputado 13º: Victoria Alejandra Pantoja Rivero

diputado 14º: José Antonio del Barco Aumesquet

tesorera: Déborah Delmás Lirola

bibliotecaria: María Reyes Gallardo Navarro

secretaria: Rosa María Selva Morán

 

candidatura 2:  

decano: Luis Felipe Pajares Briones

vicedecano o diputado 1º:  Julio Martínez López

diputado 2º: Manuel Monterrubio Gómez

diputado 3º: Javier Álvarez Martínez

diputado 4º: Gloria Sánchez Pacheco

diputado 5º: Eduardo Caballero Escribano

diputado 6º: Raquel esther pino durán

diputado 7º: Antonio maría de felipe ladera

diputado 8º: Mónica roca llamas

diputado 9º: Emilio muñoz garcía

diputado 10º: Jesús lamia gómez

diputado 11º: Mercedes carrera estepa

diputado 12º: Jesús mª jurado begines

diputado 13º: Juan josé calbet gonzález

diputado 14º: María del mar ahumada sánchez

tesorera: Ángela martínez blasco

bibliotecario: Antonio romero de la puerta

secretario: José miguel sánchez mateos

 

candidatura 3: 

decano: Tomás de Aquino Gamero Martínez

vicedecano o diputado 1º: Julio criado guerrero

diputado 2º: Pablo martínez-alcalá garcía

diputado 3º: María gracia rodríguez sarrión

diputado 4º: Julia sánchez-miranda nevado

diputado 5º: Julio gonzález escobar

diputado 6º: Ignacio bilbao alonso

diputado 7º: Luis serrano de la rosa

diputado 8º: Ignacio cantillana ibarrola

diputado 9º: Marta cámara lópez

diputado 10º: Silvia utrera vinuesa

diputado 11º: José javier victoria sánchez-barbudo

diputado 12º: Álvaro del cuvillo halcón

diputado 13º: Rocío cuberto huertas

diputado 14º: Joaquín mañes postigo

tesorero: Emilio bernal romero

bibliotecario: Manuel muñoz cadenas

secretario: Pedro ignacio jiménez rodríguez

 

candidatura 4: 

decano: Pablo Ollero Pina

vicedecana o diputada 1º: María del Carmen Garcia Rivero

diputado 2º: Alejandro vázquez gonzález

diputado 3º: Max adam romero

diputado 4º: María josé pozo castellano

diputado 5º: Diego laffón benjumea

diputado 6º: Jorge carlos aguado de los reyes

diputado 7º: María amparo garrido castaño

diputado 8º: Rafael josé titos gonzález

diputado 9º: Luis felipe pou pérez

diputado 10º: Carmen marbám ríos

diputado 11º: Marcos cañadas bores

diputado 12º: Paola inmaculada codón algaba

diputado 13º: Pablo de los santos parejo

diputado 14º: María luisa jiménez santana

tesorero: Miguel antonio salazar vacas

bibliotecaria: Inés limón romero

secretario: José luis vilaplana villajos

candidatura 5: 

decano: José Manuel Carrión Durán

vicedecano o diputado 1º: José Miguel Hidalgo Ortiz

diputado 2º: Juan de trinidad rebollo

diputado 3º: Carlos rodríguez sierra

diputado 4º: Mónica garcia rosell

diputado 5º: Olmo lópez fernández

diputado 6º: José luis sariego morillo

diputado 7º: María Luisa rodríguez caballo

diputado 8º: Máximo sabugal vela

diputado 9º: José antonio gonzález cortés

diputado 10º: Isidro pallarés ruiz

diputado 11º: Jesús muñoz herrera

diputado 12º: Marta escudero crujera

diputado 13º: Juan antonio bellón ariza

diputado 14º: Auxiliadora guillén serrano

tesorero: Casimiro galán garrido

bibliotecario: Jesús bru lobato

secretario: Antonio jiménez almagro

 

Tres rivales para intentar acabar con el Gallardismo

Jorge Muñoz | 12 de septiembre de 2014 a las 5:00

José Joaquín Gallardo se enfrentará a tres candidaturas rivales en las elecciones del próximo 15 de octubre, en las que aspira a un quinto mandato tras 20 años en el colegio de abogados de Sevilla. Aunque todavía no se han formalizado las candidaturas, además del actual decano, se presentarán para el cargo los abogados Tomás Gamero, Pablo Ollero Pina y Luis Felipe Pajares Briones. Éste último es el único que, además de Gallardo, ha anunciado que concurrirá a las elecciones, aunque todo apunta que serán finalmente cuatro las candidaturas que se presentarán para dirigir una institución que cuenta con más de 7.000 colegiados.

En las últimas semanas los promotores de varias de las candidaturas alternativas a Gallardo han mantenido contactos para tratar de unir fuerzas y reducir el número de candidaturas -sin mucho éxito al parecer-, porque todo apunta a que el hecho de haya varias candidaturas favorece la posición hegemónica de Gallardo.

El actual decano, como el PSOE en Andalucía -si vale la comparación-, cuenta con una importante base electoral, un vivero de votos que se nutre principalmente en bufetes relevantes, cuyos miembros acuden en masa a votar cuando son convocados a las elecciones al decanato, algo que no ocurre con la mayoría de los letrados sevillanos, muchos de los cuales ni siquiera acuden ese día a la sede de la calle Chapineros. Y eso se nota en los niveles de participación. Salgo que surja un “Podemos” jurídico, Gallardo está más cerca de la reválida. Parece que no habrá ni sorpresas ni renovación en el decanato.

En las últimas elecciones, celebradas en diciembre de 2010, Gallardo arrasó en las urnas al obtener 1.874 votos gracias al apoyo de 887 abogados en ejercicio -contabilizan dos votos cada uno- y de 100 no ejercientes, mientras que María Amparo Garrido logró 371 votos (180 ejercientes y once no ejercientes), y María Dolores García García 27 (13 letrados en ejercicio y uno no ejerciente). En total, votaron 1.106 letrados ejercientes y 120 no ejercientes. La participación fue escasa y se cifró en torno al 20%.

entrevista Decano colegio abogados Jose Joaquin Gallardo

El decano de los abogados y aspirante al quinto mandato, José Joaquín Gallardo

No hay quinto malo… tampoco en el decanato

Jorge Muñoz | 28 de julio de 2014 a las 5:30

José Joaquín Gallardo-He conocido a tres Papas, dos Reyes y a un solo decano del colegio de abogados de Sevilla, pero no quiero a nadie más que tú en el decanato…. Esto es lo que le dijo recientemente una magistrada a José Joaquín Gallardo, poco antes de que el decano tomara la decisión de volver a aspirar a un quinto mandato al frente del colegio sevillano.

La historia del colegio sevillano en las últimas tres décadas no se explica sin la figura de José Joaquín Gallardo, el decano que siempre está disponible, a cualquier hora del día y cualquier día de la semana, incluidos sábados, domingos y festivos, para atender a un compañero.

El chiste de los tres Papas, los dos reyes y el decano corre como la pólvora por los mentideros jurídicos sevillanos, sobre todo ahora que Gallardo ha anunciado oficialmente que se presenta de nuevo al cargo, aunque  como el propio Gallardo explica hay otros responsables de colegios más antiguos que él.

también es cierto que, después de más de 20 años en el puesto, no hay ningún letrado que le haya ganado unas elecciones. Por algo será. O los más de 7.000 abogados sevillanos son muy cómodos y pasan de su colegio, o es que están contentos con la gestión de José Joaquín Gallardo. El secreto probablemente del éxito de Gallardo sea precisamente el trato que dispensa a los colegiados.  El decano siempre pregunta lo mismo cuando descuelga su móvil: ¿Eres compañero? El propio Gallardo cree que el secreto de la longevidad en su cargo está en “no defraudar la confianza” que sus compañeros depositan en él en las urnas.

Espíritu de servicio y trato personalizado. J. J. Gallardo,que además de abogado tiene una vocación frustrada de periodista, lo mismo está para resolver los grandes problemas de la Abogacía que para tratar las cuestiones profesionales e incluso en algunos casos “personales” que afectan a sus más de 7.000 compañeros. Gallardo ha sabido además manejarse en todos los ámbitos: Lo mismo participa en una protesta contra una reforma legislativa que a su juicio perjudica a los abogados, que se enfrenta a los responsables políticos de la Junta por el problema de las infraestructuras judiciales y la ficticia Ciudad de la Justicia, de la que llevamos hablando el mismo tiempo que Gallardo es decano.

Gallardo se incorporó al colegio de abogados en 1979 y en 1986 fue nombrado secretario con el decano Manuel Rojo Cabrera. Continuó de secretario en la etapa de José Ángel García Fernández, y en 1994 fue nombrado decano. Lleva 28 años vinculado al colegio y 20 como decano. Una estadística irrepetible.

Que no es bueno perpetuarse en el cargo es algo de sobra sabido. Que la renovación democrática en cualquier institución, incluido un colegio de abogados tan importante como el sevillano -cuarto en importancia tras Madrid, Barcelona y Valencia-, pasa por un cambio de las personas que tienen la más alta responsabilidad, también. Pero no debemos olvidar que José Joaquín Gallardo ha sido elegido en cuatro ocasiones por sus compañeros, en unas elecciones en las que la mayoría de las veces ha arrasado, obteniendo victorias incluso insultantes para sus rivales. Por algo será. Como dicen los taurinos, no hay quinto malo… tampoco en la abogacía sevillana. Suerte maestro.