Archivos para el tag ‘Magdalena Álvarez’

La Audiencia abre la puerta para revocar las fianzas millonarias

Jorge Muñoz | 14 de octubre de 2014 a las 7:00

La juez Mercedes Alaya llega a los juzgados de Sevilla

La juez Mercedes Alaya llega a los juzgados de Sevilla

La decisión de la Audiencia de Sevilla de revocar la fianza de 29,5 millones impuesta a la ex consejera de Economía y Hacienda Magdalena Álvarez puede suponer un antes y un después en la instrucción de los ERE. Al menos en lo que respecta a la fijación de las millonarias medidas cautelares, que se aproximan ya a los 3.000 millones, más del triple de la cantidad que la propia juez considera como presuntamente defraudada.

Y lógicamente también supone un nuevo varapalo para la juez Mercedes Alaya, a la que los magistrados de la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla han acostumbrado a dar una de cal y otra de arena. La Audiencia ha corregido ahora a la instructora, en un auto que podría ser extrapolable, si se presentan nuevos recursos, a los otros ex altos cargos imputados a los que se ha impuesto una fianza civil por parte de la magistrada. Aunque es cierto que no todos han contado con el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción, que en este caso se adhirió al recurso de Magdalena Álvarez y pidió que se revocara la fianza porque, como recordó la propia Audiencia, hasta ahora han resultado insuficientes los “indicios o principios de prueba de la presunta contribución de la imputada” a los hechos como para solicitar “la inmediata adopción” de medidas cautelares reales.

El propio tribunal hacía hincapié en otro aspecto importante. Aunque Alaya siga instruyendo, la decisión sobre las fianzas podría corresponder en el futuro al Tribunal Supremo si éste órgano asume la instrucción de los ERE, tras haber recibido en agosto pasado la exposición razonada que le remitió la instructora y en la que comunicaba la imputación de nueve personas aforadas, entre ellas los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

En la causa hay actualmente más de una treintena de ex altos cargos de la Administración que se podrían ver beneficiados con esta decisión de la Audiencia. De hecho, el mismo día que la Audiencia de Sevilla hizo pública la decisión de revocar la fianza a Magdalena Álvarez -a la que por cierto el juzgado ya había embargado ocho bienes inmuebles y cinco cuentas bancarias- se conoció que se habían iniciado los trámites para embargar bienes a otros 24 ex altos cargos y miembros del consejo rector de la agencia Idea para hacer frente a fianzas de responsabilidad civil por otros 40 millones de euros. Entre estos ex altos cargos se encuentran el ex consejero de Innovación Martín Soler, al que Alaya impuso una fianza de cuatro millones, y el ex interventor general de la Junta Manuel Gómez, al que se fijó una medida cautelar de 3,4 millones después de que inicialmente la juez se mostrara en contra de exigir ninguna medida cautelar a este imputado y a la ex asesora de Empleo María José Rofa -la Audiencia estimó en este último caso un recurso de la Fiscalía y ordenó a la juez a imponerle dicha fianza-.

Una pregunta subyace en estos momentos en la mente de muchos imputados: Si la Audiencia considera que los indicios que constan en las diligencias judiciales no son suficientes para imponer medidas cautelares, ¿esos indicios serán suficientes para acusar y para condenar? La propia Audiencia señala que la complejidad en cuanto a los hechos que se atribuyen a la ex consejera Magdalena Álvarez hace que no pueda decirse que fuera “prima facie de tan severa intensidad como en otros supuestos de hechos objeto de la investigación judicial en los que desde un principio se adoptaron medidas cautelares sobre el patrimonio de los afectados”.

En esta línea, muchas defensas entienden que la causa de los ERE está inflada y que, al final, todo podría quedar en nada, en unas pocas condenas de los imputados más directamente relacionados con el presunto desvío del dinero público. Personalmente no creo que el caso esté inflado, los delitos que se investigan son de tal gravedad que merecen ser esclarecidos por completo: la forma cómo se concedían las subvenciones, de manera discrecional y sin criterios de objetividad o publicidad, es claramente irregular. Pero sí comparto que al final, con el transcurso del tiempo, las dilaciones en el proceso y otros aspectos que rodean a la lenta maquinaria de la Justicia, el caso podría quedar reducido a unas pocas condenas a pesar del monumental escándalo que se ha montado durante los cuatro años que han pasado ya de la instrucción. Es algo que, desgraciadamente, se ha visto en otros grandes macroprocesos judiciales que se han celebrado en los últimos años en este país.

 

La condena de Alaya

Jorge Muñoz | 13 de marzo de 2014 a las 8:00

Magdalena ÁlvarezSi alguna suerte supone para Magdalena Álvarez que la juez Mercedes Alaya esté instruyendo la causa de los ERE deriva de que esta magistrada no formará parte, en su momento, del tribunal que hipotéticamente deba enjuiciarla, en el caso de que se mantengan los cargos contra la ex ministra. Y digo suerte porque el auto de Alaya en el que le impone una millonaria fianza es una auténtica sentencia condenatoria contra la que fuera consejera de Economía durante una década. 

La alusión de Alaya a la “probabilidad cierta” de que Álvarez y otros ex altos cargos de la Junta puedan ser condenados en un futuro por estos hechos, supone otro paso cualitativo de la instructora. Nunca hasta ahora Alaya había ido tan lejos, ni había ha tratado de esta forma a ninguno de los 144 imputados que hay en la causa de los ERE fraudulentos, sobre todo si se tiene en cuenta que la causa aún está en fase de instrucción y que Magdalena Álvarez sólo está imputada, un término que los juristas tratan sin mucho éxito de explicar que sólo representa una garantía para la persona que comparece ante un juez, que tiene derecho a defenderse y a acudir acompañada de su abogado.

Alaya ha pulverizado en un auto que tiene una extensión de sólo 11 folios la presunción de inocencia de Magdalena Álvarez, a la que la ex consejera andaluza tiene derecho, como cualquier ciudadano que es imputado en un proceso judicial. Una cosa es desgranar todos los indicios que Alaya ha detectado con respecto a la gestión de Magdalena Álvarez al frente de la Consejería de Economía y Hacienda, y otra muy distinta es anticipar una condena, aspecto que está vedado al juez instructor, cuya función consiste precisamente en investigar los hechos, reunir todas las pruebas y presentarlas de la mejor forma posible para que sea otro juez, ajeno a la instrucción, quien dicte la correspondiente sentencia una vez valorados todas las pruebas.

Alaya dictó ayer su propia sentencia, que también condena a Álvarez a la muerte civil, al imponerle una fianza millonaria que a buen seguro será incapaz de reunir. Sólo cabe preguntarse quién responderá de las consecuencias si, al final, la Justicia exculpa a Magdalena Álvarez.

Alaya mueve ficha ahora…

Jorge Muñoz | 27 de octubre de 2013 a las 9:00

La juez Mercedes Alaya, en los juzgados de Sevilla

La juez Mercedes Alaya, en los juzgados de Sevilla

Tras el auto de la Audiencia de Sevilla del pasado viernes, le toca mover ficha ahora a Alaya. La juez de los ERE ha sabido hasta ahora anticiparse a los movimientos cuando la Audiencia ha revocado alguna decisión suya y así, cuando el tribunal ha cambiado sus autos de prisión incondicional por fianzas, Mercedes Alaya ha sabido maniobrar rápidamente e imponer fianzas a otros imputados a los que había enviado a la cárcel. De esta forma, evitaba nuevos varapalos…

El auto de la Audiencia le reprocha que la imputación que en su día hizo de Magdalena Álvarez no estaba suficientemente motivada, por lo que debe concretar más los hechos y citar los delitos que se atribuyen. Pero más allá del caso concreto de la ex consejera de Economía y ex ministra de Fomento, la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla ha enviado un mensaje claro a la magistrada: la instrucción ha terminado y ya sólo queda resolver la cuestión de los aforados.

Es aquí donde Alaya puede volver a anticipar sus movimientos. La Fiscalía Anticorrupción recurrió en septiembre pasado el auto por el que Alaya preimputó a los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán y a otros cinco ex altos cargos -entre ellos José Antonio Viera-, pero ese recurso del Ministerio Público aún no ha llegado a la Audiencia de Sevilla porque se supone que la instructora está dándole traslado a todas las partes antes de remitirlo al tribunal. Pero, ¿cómo puede anticiparse nuevamente la instructora? La verdad es que puede suceder cualquier cosa: Alaya no está por la labor de envíar, de momento, la causa al Supremo, si no lo habría hecho ya sin necesidad de haber acordado la preimputación de Chaves y Griñán. Pero la juez tampoco tiene ya mucho margen y podría decidir, si no le fuerzan antes, a principios de años sobre la remisión de la causa al Tribunal Supremo.

La juez también podría anticiparse por lo que se refiere al recurso que presentó la Junta de Andalucía contra la imputación de los 20 altos cargos -incluido Magdalena Álvarez- y sobre el que aún no se ha pronunciado la Audiencia de Sevilla, aunque los magistrados se reunirán el próximo 31 de octubre para deliberar sobre el mismo. La Audiencia ha dicho que la nulidad parcial de ese auto sólo afecta en principio a Magdalena Álvarez y no a los otros altos cargos que fueron imputados con la ex consejera, pero habrá que ver qué resuelve al final el tribunal.

Lo que sí parece claro es que la próxima semana, la que se celebra la fiesta de Halloween ya tan asumida en España, va a estar movidita en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla… Lo que no sabemos es si habrá “truco o trato”. En unos días saldremos de dudas…

El esperado combate se quedó en exhibición

Jorge Muñoz | 8 de octubre de 2013 a las 22:53

Magdalena ÁlvarezEl esperado combate entre Alaya y Álvarez se quedó en una mera exhibición. Un cuerpo a cuerpo descafeinado que recordaba más a un partido amistoso en el que ninguno de los contrincantes quería tocar al otro. Respeto mutuo y fair-play.

La declaración de Magdalena Álvarez transcurrió con una normalidad inusitada para lo que acostumbran las comparecencias en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla. No hubo ningún momento de tensión ni ningún reproche por parte de la juez, que en una reciente declaración acusó al ex director general de Presupuestos de la Junta Antonio Vicente Lozano de “hacer teatro”. El interrogatorio de Alaya fue muy correcto, según aseguran los que asistieron al mismo, que también se sorprendieron por el tono del interrogatorio. Todo muy comedido y educado. La instructora realizó 38 preguntas a la ex consejera, a la que siempre se dirigió como “la señora Magdalena Álvarez”, mientras que la ex ministra respondía a la instructora dirigiéndose a la misma como “señoría”.

Alaya no fue ayer la Alaya incisiva de los interrogatorios anteriores y buena culpa de esta nueva versión moderada de la magistrada seguro que se debe a la segunda fase de la operación Heracles que la magistrada dirigió ayer en ocho provincias españolas. Los que están acostumbrados a presenciar los interrogatorios de Alaya consideran que la mente de la juez realmente no estaba ayer en la sala donde se hallaban Magdalena Álvarez y la treintena de abogados que asistían a la declaración de la ex ministra.

Parecía que Alaya estaba más pensando en el desarrollo de la Heracles 2, en cómo se habían desarrollado los diez registros domiciliarios que el día anterior había acordado en un auto y, sobre todo, las nueve detenciones que ha practicadas por los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO)de laGuardia Civil.

Una buena prueba de la actitud de Alaya en el interrogatorio es que en muchas ocasiones la juez pidió celeridad a la ex consejera en sus respuestas cuando ésta intentaba explicarse y argumentar sus contestaciones. “Vamos rápido, vamos rápido”, llegó a repetir Alaya a Álvarez para evitar que se extendiera.

 

El combate perfecto

Jorge Muñoz | 7 de octubre de 2013 a las 12:36

magdalena-AlayaLa cita es mañana a partir de las diez, si la juez Alaya no se retrasa, como suele ser habitual. A esa hora, la juez ha citado a la que fuera consejera de Economía y Hacienda durante una década (1994-2004) y ex ministra de Fomento Magdalena Álvarez para que preste declaración como imputada en el escándalo de los ERE fraudulentos. Será el combate perfecto, digno de las mejores veladas pugilísticas que se celebran en el Madison Square Garden de Nueva York, pero el escenario de los juzgados del Prado de San Sebastián de Sevilla no tiene tanto glamour. El duelo será, en cualquier caso, de gran altura dialéctica y técnica, como corresponde a las brillantes trayectorias profesionales de ambas contrincantes. El fuerte temperamento de ambas hará el resto. No faltará la tensión, como suele ocurrir en los intensos interrogatorios a los que acostumbra la juez Alaya, e incluso pueden saltar chispas por la confrontación que algunos abogados personados en la causa comparan con la de un choque de dos locomotoras funcionando a pleno rendimiento.

La expectación es máxima y se espera incluso un considerable aumento del número de letrados para asistir a la declaración de Magdalena Álvarez. Hay quien ha llegado a comentar que “por nada” se perdería el interrogatorio que enfrentará a dos pesos pesados, cada uno en su ámbito. Si van todos los letrados personado en la causa -más de un centenar- habría que buscar una sala alternativa, puesto que la que se utiliza actualmente no tendría cabida. Se supone que, a pesar de la expectación, no hará falta cambiar de sala.

En contra del criterio seguido por los últimos ex altos cargos de la Junta, que se han acogido a su derecho constitucional a no declarar, Magdalena Álvarez sí que va a someterse al interrogatorio de la juez Alaya. Entre los últimos que se negaron a declarar, después de haber comenzado a hacerlo, está el ex viceconsejero de la Presidencia Antonio Lozano, quien interrumpió su declaración después de que la instructora le acusara de “hacer teatro”.

Magdalena Álvarez ha preparado concienzudamente su declaración. Ha estudiado todo el marco legal que permitió que se utilizaran las transferencias de financiación para la concesión de las ayudas sociolaborales, una práctica que Alaya considera fraudulenta e ilegal, e incluso hay quien dice que ha estado estudiando la ley de Enjuiciamiento Criminal para defenderse, aunque para esos menesteres ya cuenta con su abogado, Horacio Oliva.

Alaya encontrará en Álvarez un rival de altura. Hasta ahora del medio centenar de imputados en la causa de los ERE que han comparecido por su juzgado, pueden contarse con los dedos de una mano los que han sabido hacer frente al vehemente interrogatorio de la magistrada, que esta misma semana se ha negado a que se graben las declaraciones para evitar “actuaciones teatrales o alegatos políticos” y que la causa se convierta en una “comparsa”, según la juez.

Sólo el ex director de Trabajo Daniel Rivera, el ex gerente de Urbanismo de Sevilla Manuel Marchena y el concejal de IU en el Ayuntamiento hispalense Antonio Rodrigo Torrijos -estos dos últimos imputados en una variantes del caso Mercasevilla, no en los ERE- han plantado cara a Alaya en los interrogatorios. También lo hicieron el ex interventor de la Junta Manuel Gómez y el abogado de Acyco Gabriel Barrero. Este último mostró calma y seguridad en lo que decía, según comentaron algunos de los  asistentes.

Aun así, hasta ahora “no hay nadie” que haya convencido de lo más mínimo a Alaya en sus premisas iniciales sobre lo que ha ocurrido con los fondos públicos. El combate con Alaya es siempre desigual, porque la instructora tiene la posibilidad de adoptar medidas muy perjudiciales para el imputado y quien se sienta frente a ella llega con un cierto y lógico temor. Aún está por llegar el imputado que la convenza de algo.

La Fiscalía Anticorrupción vuelve a avalar la imputación de Magdalena Álvarez en la causa de los ERE

Jorge Muñoz | 20 de septiembre de 2013 a las 16:22

La ex consejera y ex ministra Magdalena ÁlvarezLa Fiscalía Anticorrupción ha vuelto a avalar la legalidad de la imputación de la ex consejera de Economía y ex ministra de Fomento Magdalena Álvarez en la causa de los ERE fraudulentos. Este es el recurso del fiscal:

“El Fiscal, dando curso al traslado conferido, impugna el recurso directo de apelación interpuesto por la representación procesal de Magdalena Álvarez Arza contra el Auto de fecha 28 de junio de 2013, y ello por las siguientes

ALEGACIONES

Primera.-  Alega la parte recurrente que el auto vulnera el derecho a la tutela judicial efectiva por manifiesta falta de concreción tanto de los hechos como de los delitos en que se basa la imputación.

Como punto de partida debemos recordar ante qué tipo de auto procesalmente hablando nos encontramos, cuál sea su objeto y finalidad. El auto responde a la decisión judicial de instruir del art. 118 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal a nuevas personas, otorgándolas asi la condición de imputadas. Sería pues lo que podríamos denominar un Auto de imputación. Y he aquí el “problema”, pues tal figura no esta contemplada en el iter procesal del procedimiento penal. Nada hubiera impedido su no existencia y la mera citación de las personas para declarar sobre hechos penalmente relevantes un día determinado a fin de determinar su participación. ¿Es necesario que los imputados dispongan, mediante Auto, con anterioridad de un pormenorizado relato de todos y cada uno de los hechos que se les atribuyen y que tienen relevancia penal? O basta instruirles del art. 118 de la ley de enjuiciamiento criminal para facilitar su personación y señalar los puntos clave de su implicación.

En cambio, es plenamente exigible para el respeto de su derecho de defensa que tal relato lo mas pormenorizado posible le sea hecho en momento de prestar su declaración debidamente asistido de letrado y con todas las garantía legales y derechos, entre los que se encuentra el de no responder a todas o a alguna de las preguntas que a continuación se le formulen por las partes personadas.

Como señala la propia Audiencia Provincial de Sevilla, Sección 7ª en su Auto de fecha 31 de Enero de 2013 :

 

“1)estamos ante una decisión judicial que, detectando en el curso de la investigación de hechos delictivos de suma complejidad indicios de la comisión de nuevos hechos delictivos con aquellos relacionados, se limita a acordar extender la instrucción a tales nuevos hechos poniendo ello en conocimiento de los posibles autores a efectos de posibilitarles el ejercicio de su derecho de defensa”

2) se trata, en consecuencia, de una resolución judicial equiparable a la resolución judicial de apertura del procedimiento penal ya sea por atestado ya de otra forma de recepción de la noticia criminis como pudiera ser una denuncia o querella.

3) de este tipo de resolución judicial entendemos que es predicable lo que acerca de la resolución de admisión a trámite de denuncia o querella dice la jurisprudencia de la Sala 2ª del TS cuando proclama que no constituye todavía un acto de imputación judicial, aunque permita al querellado comenzar a defenderse en el proceso conforme al artículo 118 de la lecrim”.

 

Segunda.- Mantiene la parte recurrente la ausencia de caracteres delictivos en la utilización de las transferencias de financiación

La hipótesis delictiva manejada por la Instructora parte de la utilización de las transferencias de financiación, de un “uso perverso”, de un uso finalísticamente dirigido a burlar todos los controles de la Intervención de la Junta de Andalucía como medio para poder dilapidar los fondos públicos, favoreciendo y enriqueciendo a terceros, y esa finalidad sí es penalmente relevante e implica a todos aquellos que conociendo tal uso perverso lo hicieron posible o sencillamente no lo evitaron. La formula montada tiene una apariencia formal de legalidad pero una ultima finalidad fraudulenta, indiciariamente delictiva, que supera la categoría de infracción o irregularidad administrativa

Esta finalidad se sedimenta en hecho objetivos que parten del uso indebido de la figura de las transferencias de financiación, engordadas mediante las oportunas modificaciones presupuestarias, unido a la no consideración como subvenciones de las ayudas sociolaborales, lo que facilitaba su no fiscalización, y todo ello junto a la fórmula consagrada en el convenio entre la Consejería de Empleo y el IFA del mes de julio de 2001, que hábilmente , a los mismos efectos de evitar cualquier fiscalización que estorbara, separaba el expediente de la ayuda, que permanecía en la CEM, del pago, que se efectuaba en el IFA/IDEA.

 

Tercera.- Habida cuenta de la naturaleza y los efectos del Auto que se recurre, conforme a lo expuesto en el motivo primero, huelga pronunciarse en este momento procesal sobre la posible prescripción de los delitos de prevaricación y/o malversación, debiéndose esperar al acto de imputación judicial para poder determinar la fecha o fechas de los concretos hechos con relevancia penal que se le imputen a la recurrente.

 

Como particulares que deben ser testimoniados para la pieza separada de recurso, señalamos los presentes:

 

  • Auto de fecha 18 de mayo de 2012 (folios 18722 y ss)
  • Informes de reparos de la IGJA al expediente de Hamsa, incluido el expediente de fiscalización de disconformidad de fecha 19 de junio de 2000 (folios 18758 y ss)
  • Folios 1608 a 1611 Informe de la Intervención General de la Junta de Andalucía de fecha 4/03/2011
  • Documentación remitida por la Intervención General de la Junta de Andalucía:
  • Convenio de fecha 17  julio de 2001 entre la CEM y el IFA (folios 2615 y ss) asi como Convenio Marco CEM-IFA de fecha 27 de julio de 2000(folios 22982 y ss)
  • Testimonios ANEXO CAMARA DE CUENTAS en lo relativo a :
·      Informe definitivo de cumplimiento  de IFA del ejercicio 2003 , en especial el Anexo III  relativo a las ayudas de la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social comprometidas con terceros en cumplimientos de convenios suscritos  en el periodo 2001-2004..

 

Informe Provisional , folios  15 a 51  , en especial folios  19 vuelto  – sistema de registro de ayudas-, folio 20 vuelto – tratamiento como ayuda directa excepcional- , folio 24 vuelto – esquema de la encomienda de gestión  en 2010- , folio 27 – párrafo 90 relativo a los informes de la Intervención- , folio 27  vuelto – actuación de la Consejería de Empleo e IFA ante los informes de la Intervención – folio 28- aspectos generales  del resultado de la fiscalización- folio 35 vuelto – falta de justificación de los compromisos asumidos en materia de ayudas sociolaborales-

 

Alegaciones al informe de la Consejería de Empleo , folio 69 vuelto

 

Alegaciones del Interventor General Manuel Gómez Martínez , folios 169 a 176 .

 

Tratamiento por fichas de las alegaciones por el Equipo técnico

Folio 294 sobre naturaleza de las ayudas.

Folio 299 sobre sistema de información de las ayudas.

Folio 304 vuelto , competencia de la Consejería de Empleo  a partir del 2004.

Folio 305 vuelto , tratamiento de las transferencias de financiación

Folio 309 , vuelto , gasto plurianual que no se tramito como tal

Folio 324  vuelto  en relación al Convenio IFA Consejería de Empleo

Folio 328 en relación a pagos efectuados

Folio 336 en relación al papel de IFA/IDEA

Folio 345  en relación al informe de actuación.

Folios 381 a 384  Acta 12/12

Folios 405 a 429  informe del gabinete jurídico de la Cámara  de fecha 5/07/12

Folio 437 , utilización de las transferencias de financiación.

Folio 438 vuelto , relativo a materia presupuestaria y contable.

Folio 440 y vuelto  relativo a la actuación de la Intervención

Folios 577 a 593  Acta  de la reunión celebrada  en Consejería de Empleo  el 6/03/2012

 

  • Informe de fiscalización de la Cámara de Cuentas de Andalucía
  • Informe de seguimiento nº 7 de la UCO de la Guardia Civil sobre funcionamiento general de la Dirección General de Trabajo y Seguridad social de la Consejería de Empleo durante la época objeto de investigación en las presente causa (diligencias policiales nº 68/2012 de fecha 29 de mayo de 2012)(folios 19124 y ss)
  • Oficio de la UCO de la Guardia Civil de fecha 27 de junio de 2013 junto con todas las declaraciones y documental que se adjuntan al mismo.
  • Escrito del Ministerio Fiscal de fecha 8 de julio de 2013

 

Sevilla, a 17 de septiembre de 2013

El Fiscal Delegado