Archivos para el tag ‘notarios’

La caseta recortada

Jorge Muñoz | 9 de mayo de 2017 a las 2:00

C_OU86AXYAA7UMx

La imagen de las registradoras con la pañoleta de la caseta “recortada”.

A muchos notarios no les sentó nada bien que, después de ceder su caseta de feria a los registradores de la propiedad para que celebraran una recepción, se difundiera una imagen con un grupo de jóvenes registradoras a las puertas de la caseta, pero cortando la pañoleta en la que aparecía el logotipo del Notariado. La polémica saltó en la red social twitter, donde varios notarios de diversos puntos del país mostraron su disconformidad con una noticia aparecida en una web donde se hacían eco de la organización, por primera vez, de una recepción institucional, “muy modesta pero muy agradable”, en la Feria de Abril.
El organizador del evento era el decano de Andalucía Occidental del Colegio de Registradores, Juan José Pretel, y la información iba acompañada de una fotografía en la que aparecían 11 registradoras delante de la caseta (del Notariado), a las que se tuvo la diligencia de preguntar si no les importaba que esa imagen se publicase en la revista del decanato andaluz de los registradores. “¡Las once forman un gran conjunto!”, recogía la noticia publicada en internet.
La polémica se desató pronto en la red, una vez que algunos notarios, cuyo colegio había cedido la caseta para este evento particular de los registradores, observaron con sorpresa que la pañoleta de la caseta, donde aparece el símbolo del notariado, había sido recortada en la imagen, lo que impedía que se identificara que se trataba de la caseta de los notarios.
El descontento se resumía así en 140 caracteres: “Muchas de nada por no dar ni las gracias” o “Es la caseta que pagamos todos los notarios y que prestamos para que hicieran esa foto en la que recortan nuestro logo”.

La pañoleta completa de la caseta de los notarios.

La pañoleta completa de la caseta de los notarios.

El enfado provocó la reacción inmediata en la web donde se había publicado la noticia con la foto de las registradoras, que añadió una coletilla final al texto: “La caseta fue cedida amablemente por el Colegio Notarial de Andalucía”.
Y tras este añadido, volvió la calma. Los que se habían calentado criticando el “recorte” de la pañoleta, pasaron a escribir lo siguiente: “Gracias por aclarar una noticia que sé que os viene dada, se nota el señorío, con vosotros aún es posible una concordia muy deseada”.
Fuentes oficiales del Colegio Notarial de Andalucía señalaron ayer que los registradores habían agradecido institucionalmente la cesión de la caseta de feria, en la que se acogió a los registradores pero fueron ellos los que costearon su recepción. Estas fuentes definieron a los registradores como “primos-hermanos de los notarios” y aseguraron que las malas relaciones entre ambos cuerpos “son historia”.

 

 

 

VISTO PARA SENTENCIA

La feria más larga, también para Zoido.

El debate sobre la Feria ampliada está abierto. Hay muchos que se posicionan a favor y en contra de la Feria más larga, en la que Juan Ignacio Zoido, el ahora ministro del Interior –o de Interior, de muy interior, como cada vez es más conocido– y ex alcalde de Sevilla ha estado presente, muy presente. Zoido no sólo ha asistido a numerosas recepciones oficiales durante el puente de los madrileños, sino también en los días siguientes, y ha tenido hasta su particular Lunes de resaca –con este calendario debería haber sido domingo de resaca– para continuar su pertinaz presencia en Sevilla. Juan Ignacio Zoido acudió ayer hasta la localidad de El Pedroso, donde inauguró las nuevas instalaciones del acuartelamiento de la Guardia Civil. Cada vez se parece más al que fuera ministro de Trabajo Javier Arenas, que aprovechaba todos los fines de semana para recalar en Andalucía, sobre todo en Sevilla, donde programaba numerosos actos públicos o del partido.

La colocación de la primera piedra, en 2014.

La colocación de la primera piedra, en 2014.

Las instalaciones que ayer inauguró Zoido fueron objeto de otra visita de su antecesor en el cargo, Jorge Fernández Díaz, el 4 de diciembre de 2014, cuando este último asistió al acto de colocación de la primera piedra de la nueva sede del cuartel de la Guardia Civil en El Pedroso. De la primera a la última piedra, no hay nada como la política de las inauguraciones que tanto gusta a nuestros políticos, sean del signo que sean.
En sus respectivas visitas, Jorge Fernández y Juan Ignacio Zoido, destacaron la reducción de la criminalidad en la localidad.
Zoido recordó ayer que el puesto de El Pedroso se remonta a la época fundacional de la Benemérita, puesto que ya aparecía en la organización de la Comandancia de la Guardia Civil que se publicó el 1 de octubre de 1853, integrado en la línea de Cazalla, junto a los puestos de Alanís, constantina, Lora del Río y Cantillana. Por eso, el ministro subrayó que no conservar y mejorar puestos como el de El Pedroso “sería traicionar una historia de 174 años y cercenar el futuro de las personas y familias de este entorno”.
El ministro, que estuvo acompañado por el director general de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, y por el alcalde de la localidad, Juan Manuel Alejos, transmitió a los guardias civiles que integran este puesto que suponen “una referencia para los vecinos de El Pedroso, un fiel aliado, un amigo y un comodín para situaciones de todo tipo que requieren recursos, psicología y un talento que, en ocasiones, va mucho más allá de lo estrictamente policial”, aseguró Zoido.
Las obras consisten en la rehabilitación de uno de los edificios y la construcción de nuevas dependencias oficiales.

La inauguración ayer de las instalaciones.

La inauguración ayer de las instalaciones.

El Supremo confirma la nulidad del control de legalidad de los notarios en los préstamos

Jorge Muñoz | 9 de marzo de 2016 a las 14:40

notarioLa Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha confirmado la nulidad del artículo 30.3 y 4 de la Orden del Ministerio de Economía y Hacienda de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios por falta de habilitación legal para regular la competencia del control de legalidad de los notarios, que pueden denegar la autorización de los préstamos hipotecarios o la inscripción de alguna de sus cláusulas cuando no cumplan con la legalidad vigente.

La sentencia indica que es necesaria una norma de rango legal que dé cobertura a las previsiones recogidas en la mencionada Orden que no sólo otorga la función de control notarial, sino que además establece que la decisión será recurrible ante la Dirección General de los Registros y del Notariado, según ha informado el Tribunal Supremo.

La Sala Tercera rechaza los recursos de casación interpuestos por el abogado del Estado y el Consejo General del Notariado y ratifica el fallo de la Audiencia Nacional, que a su vez estimó el recurso interpuesto por el Colegio de los Registradores de la Propiedad y Mercantiles, anulando los citados preceptos.

El abogado del Estado defendió en su recurso, entre otros motivos, que el notario es un funcionario público que en su tarea de dar fe conforme a las leyes tiene un deber genérico de controlar todos los documentos por él autorizados. Por su parte, el Consejo General del Notariado argumentó que los preceptos anulados no tienen como objeto introducir un control de legalidad, sino proteger a los consumidores y a los usuarios en el mercado hipotecario.

Sin embargo, la Sala Tercera afirma que del tenor literal de los preceptos cuestionados se concluye que establecen dicho control de legalidad del notario sobre las operaciones de préstamo en las que interviene, lo que le permite denegar la autorización del mismo o de algunas de sus cláusulas.

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Diego Córdoba Castroverde, considera que no se trata de cuestionar la oportunidad, procedencia o incluso la conveniencia de que el notario pueda ejercer esa función de control, sino si esta competencia está amparada o no, cuando resulte necesario, en una norma de rango legal.

La sentencia rechaza que los preceptos impugnados tengan cobertura legal en la Ley del Notariado, la Ley de Economía Sostenible, la Ley de Defensa de los Consumidores o la Ley de Medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social. También concluye que corresponde al legislador, y no a un departamento ministerial determinado, la aprobación de los preceptos ahora anulados por falta de cobertura legal.

Asimismo, reconoce la legitimidad activa para recurrir del Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles, a quienes no se puede considerar como simples terceros ajenos a la materia regulada en dichos preceptos.

El matrimonio como escritura pública

Jorge Muñoz | 23 de julio de 2015 a las 5:00

Testam1.jpg

Serán bodas que se asimilan a la firma de una hipoteca, al menos, en la parte de “escritura pública” que compartirán ambos documentos. La Dirección General de los Registros y del Notariado ha aprobado una circular interna del Consejo General del Notariado que regula cómo serán a partir de hoy las bodas ante notario, con la entrada en vigor de la ley de Jurisdicción Voluntaria. El proceso supone la americanización del sistema y una auténtica revolución en el mundo del Notariado, al entregar a los fedatarios competencias que hasta ahora eran de los jueces.

En esa circular interna se despeja una de las dudas que asaltaban a muchos notarios respecto a si podían celebrar ya las bodas o tenían que esperan al 30 de junio de 2017, cuando se completen cambios en las leyes del Registro Civil. De acuerdo con la disposición transitoria cuarta, el notario “es autoridad hábil” para celebrar los matrimonios a partir de hoy y hasta el 29 de junio de 2017, aunque la tramitación del expediente matrimonial en este periodo tendrá que seguir haciéndose en el Registro Civil.

La circular que el Consejo ha mandado a los 3.000 notarios que hay en España desvela cómo va a llevarse a la práctica el nuevo matrimonio ante los fedatarios públicos. Dice esta instrucción que la prestación del consentimiento por los contrayentes deberá sujetarse a las reglas previstas en el Código Civil y en la ley del Registro Civil de 1957. La escena que podrá verse es la siguiente: el notario se sitúa frente a la pareja y, con carácter previo a la prestación del consentimiento, le lee tres artículos del Código Civil. En concreto, el artículo 66, que proclama que “los cónyuges son iguales en derechos y deberes”. El artículo 67:” Los cónyuges deben respetarse y ayudarse mutuamente y actuar en interés de la familia”. El tercer artículo que leerá el notario, como maestro de ceremonias, es el artículo 68, que establece lo siguiente:”Los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente. Deberán, además, compartir la responsabilidades domésticas y el cuidado y atención de ascendientes y descendientes y otras personas dependientes a su cargo”.

Tras la lectura de estos tres artículos, el notario deberá preguntar expresamente a los contrayentes si “consienten en contraer matrimonio con el otro y si efectivamente lo contraen en dicho acto”.

La circular del Notariado añade que si los novios contestan afirmativamente a estas cuestiones, como es de esperar, el notario “declarará que los mismos quedan unidos en matrimonio, procediendo a autorizar escritura pública donde se recojan los hechos relativos a la celebración del matrimonio y el consentimiento de los contrayentes”.

En cuanto al contenido de la escritura pública de celebración del matrimonio, la misma deberá ser firmada por el notario autorizante, los contrayentes y dos testigos. En la escritura deberá hacerse constar la hora de celebración del matrimonio, y a la misma deberá unirse la resolución del encargado del Registro Civil competente “acreditativa del juicio de capacidad matrimonial, conforme a la regulación de la ley del Registro Civil de 1957 y de su reglamento”.

La circular interna explica que en esta escritura pública de celebración del matrimonio no se incluirá “ningún otro acto o negocio jurídico”, con la única exclusión del reconocimiento de “hijos habidos por ellos antes de la celebración del matrimonio”, ya que “deberán manifestar los datos de las inscripciones de nacimiento para promover las correspondientes notas marginales”.

¿Y cómo saldrán de la notaría los novios? No sabemos si habrá lanzamiento de arroz o de pétalos, pero lo que sí está claro es que cada contrayente se llevará una “copia acreditativa” de la celebración de la unión matrimonial, y el notario deberá remitir por medios telemáticos testimonio de la escritura pública al Registro Civil para su inscripción. Si el matrimonio no deja de ser, al fin y al cabo, un contrato, lo que parece es que con estas bodas cada vez se asemejará más a la firma de una hipoteca.

Los administradores de fincas y los notarios verificarán las deudas con los vecinos

Jorge Muñoz | 5 de junio de 2015 a las 11:00

Rafael del Olmo

Rafael del Olmo

Los Administradores de Fincas de Sevilla y los notarios verificarán las deudas con los vecinos. A través de este acuerdo, adoptado a nivel nacional entre el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas y el Consejo General del Notariado, ambas entidades conectarán sus plataformas tecnológicas para consultar las posibles deudas de las comunidades de propietarios.

El Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla está trabajando con el Colegio Notarial de Andalucía para adaptar el convenio firmado a nivel nacional y poder desarrollar conjuntamente acciones que redundarán en una mayor agilidad y seguridad de los procesos de compraventa de viviendas, mediante la conexión de las plataformas tecnológicas de ambas corporaciones.

Este nuevo servicio telemático permitirá certificar la existencia de impagos con la comunidad de propietarios y, en su caso, liquidarlas antes del otorgamiento de la escritura. Supone así una alternativa eficaz tanto para el comprador del inmueble como para la comunidad de vecinos.

Para el presidente de CAF de Sevilla, Rafael del Olmo, “este nuevo procedimiento se constituye como una alternativa rápida y segura tanto para el comprador de la casa como para la comunidad de vecinos”. Con esta iniciativa, señala del Olmo, se vuelve a poner de manifiesto el importante papel que desempeñan los administradores de fincas colegiados como agentes cualificados y mediadores necesarios entre la Administración y la ciudadanía”.

El procedimiento se podrá efectuar de dos modos. Por un lado, mediante la consulta telemática directa por el notario, previa aceptación del vendedor, para certificar el estado de las cuentas del propietario con su comunidad. Por otro lado, el vendedor podrá dirigirse al administrador de fincas colegiado para solicitarse dicho certificado, tras la petición del comprador. El certificado será remitido a la plataforma telemática del notariado para su posterior descarga.