Archivos para el tag ‘seguridad vial’

Una de cada tres condenas es por delitos de seguridad vial

Jorge Muñoz | 28 de julio de 2017 a las 2:00

Guardia-Civil-alcoholemia-finalizar-Nochevieja_1095800476_63657358_667x375

Un agente de la Guardia Civil realiza un control de alcoholemia

El fiscal de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, ha asegurado que durante el año 2016 de cada tres condenas penales, una lo ha sido en el ámbito de la seguridad vial. Asimismo, hubo 55.000 penas de privación del carnet de conducir y casi 28.000 condenas a penas de trabajos en beneficio de la comunidad. También se ha detectado un repunte en los siniestros cometidos por conductores jóvenes.

Bartolomé Vargas explicó, sobre los datos estadísticos de la Fiscalía de Seguridad Vial, que en 2016 se han formulado 79.463 escritos de acusación por delitos viales de peligro, que constituyen el 29% del total de los presentados por el Ministerio Fiscal: aproximadamente uno de cada tres escritos de acusación lo ha sido por delitos contra la seguridad vial.

En el mismo año se han dictado 80.831 sentencias de condena por delitos viales de peligro, el 32% de las pronunciadas por los Tribunales por toda clase de delitos: aproximadamente una de cada tres sentencias condenatorias lo ha sido por delitos contra la seguridad vial.

Se mantienen los elevados porcentajes de procedimientos incoados y acusaciones formuladas en el ámbito de la delincuencia vial por los trámites de los denominados Juicios Rápidos: tres de cada cuatro procedimientos incoados (74,63%) y cuatro de cada cinco escritos de acusación (80,34%) lo son por el trámite de Diligencias Urgentes.

Además, casi el 90% de estas condenas son dictadas de conformidad y en un porcentaje muy alto con cumplimiento inmediato de las 55.148 penas de privación del derecho a conducir y 2.060 pérdidas de vigencia del permiso ex art. 47.3 CP impuestas en este año, y un pronto cumplimiento de buena parte de las 50.000 penas estimadas de multa y 27.954 penas de trabajos en beneficio de la comunidad asimismo impuestas en sentencia en 2016.

El Fiscal de Sala Coordinador recordó a los Fiscales y Policías de Tráfico las indicaciones del Dictamen 2/2016 sobre los delitos de homicidio (castigado con penas de hasta 4 años de prisión) y lesiones (con penas de hasta tres años de prisión) por imprudencia grave de los arts. 142.1 y 152.1 CP, que deberá apreciarse, sin automatismos y con una ponderada valoración de las circunstancias concurrentes, entre otros, en los siguientes casos:

a) adelantamientos con grave vulneración de las prohibiciones del art. 37 LSV.

b) excesos de velocidad calificados de infracción grave o muy grave de los arts. 76.a) y 77.a) LSV sancionados con 6 puntos cuando han sido determinantes de la producción del resultado.

c) marcha atrás en autopistas o autovías.

d) no detenerse en la señal de stop o ante un semáforo en rojo.

e) En los casos en que la víctima pertenece a uno de los colectivos vulnerables protegidos en la legislación vial (menores, personas de la tercera edad, discapacitados, peatones y ciclistas) cuando se detecte la grave vulneración de los deberes de precaución del art. 13.1 LSV, de moderación de velocidad del art. 46 RGCir, de preferencia del peatón y ciclista del art. 25 LSV y protección de este último en el adelantamiento (art. 35)

De otro lado, el fiscal destacó el aumento de jóvenes fallecidos de entre 15 y 24 años en un 16% hasta alcanzar la cifra de 198 en 2016 es reveladora de la necesidad de impulsar la educación vial en los Colegios, la formación para la obtención del permiso de conducir y actuaciones encaminadas a su concienciación vial en el marco de una Estrategia o Plan Nacional.

Los datos estadísticos acerca de que las salidas de la vía se hayan constituido en la primera causa de los fallecimientos, 601 constituyendo un 33% del total, que los procedimientos sancionadores administrativos por distracción y uso del móvil alcancen la cifra de 117.921 en 2016 y que la velocidad inadecuada concurra en el 29% de los accidentes llevan a la conclusión de que la prisa y la tensión psicológica con la que se conduce, trasunto de la aceleración con la que se vive en sociedad, el exceso de velocidad consiguiente, la fatiga, el sueño, la utilización del móvil y la distracción concomitante son principalísimas causas de la siniestralidad y están omnipresentes en nuestras carreteras.