Archivos para el tag ‘test de la verdad’

Mucho más que la credibilidad de Carcaño

Jorge Muñoz | 7 de marzo de 2014 a las 8:00

Miguel Carcaño, en el hospital Miguel Servet de Zaragoza

Miguel Carcaño, en el hospital Miguel Servet de Zaragoza

Lo que estaba ayer en juego en una habitación del servicio de Neurofisiología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza era mucho más que la credibilidad de Miguel Carcaño, un asesino confeso que en los últimos cinco años se ha burlado de la Policía y de la Justicia con sus continuos cambios de versión sobre el crimen y el paradero de la joven.

En esa sala en la que Carcaño se sometió por espacio de una hora al test de la verdad, estaba en juego el prestigio de la propia Policía y de los investigadores que durante estos años han realizado un ingente trabajo, que nunca debe quedar en el olvido, para tratar de devolverle un poco de esperanza a Antonio del Castillo y Eva Casanueva, los padres de Marta, y al resto de sus familiares.

Y la Policía se jugaba su prestigio profesional porque desde que hace más de un año Miguel ofreció su último relato, en el que acusaba a su hermano Javier Delgado del crimen –según el joven le golpeó con la culata de una pistola y Marta cayo muerta-, los investigadores han mostrado una fe ciega en esta versión, aun a costa de recibir duras críticas por parte del juez instructor y de la Fiscalía.

Ni el juez Francisco de Asís Molina ni el fiscal Luis Martín concedieron el más mínimo crédito al séptimo cambio de versión de Carcaño, una postura que también tenía su lógica. ¿Por qué creer ahora al asesino confeso y no antes? La apuesta de los investigadores por esta versión provocó el divorcio definitivo en las relaciones entre los mandos policiales y el instructor del caso, que creía que éstos habían derrumbado los cimientos sobre los que habían basado la investigación del caso.

El malestar era tan evidente que los policías ni siquiera informaron al juez sobre el resultado negativo de la búsqueda en el maizal de Majaloba hasta que el instructor tuvo que requerirles expresamente que le dieran cuenta del mismo, dado que se había enterado del resultado por la prensa.

La prueba a Miguel Carcaño es prácticamente, por todas las circunstancias que rodean a la desaparición de Marta y el tiempo transcurrido, la última oportunidad para hallar el cuerpo de la joven. Si el test de la verdad dice que Carcaño ha vuelto a mentir con Majaloba, el caso entrará definitivamente en una vía sin retorno.

Si por el contrario, el doctor Valdizán demuestra, con un grado de probabilidad importante, que está diciendo la verdad, se abrirán nuevas vías a la investigación centradas en Majaloba. Y las máquinas excavadoras tendrán que volver a actuar, pero el resultado no se conocerá hasta que pasen al menos unas semanas.

Luz verde a la prueba de Carcaño

Jorge Muñoz | 25 de febrero de 2014 a las 17:23

Como era de esperar, el juez ha resuelto finalmente autorizar la excarcelación de Miguel Carcaño, el asesino confeso de Marta del Castillo, para practicarle la prueba del Potencial Evocado Cognitivo (PEC), la P300 o el test de la verdad.

El juez argumenta que, como Carcaño, un penado que cumple condena por el asesinato de Marta del Castillo, ha aceptado someterse voluntariamente a este estudio neurológico, no hay ningún inconveniente en autorizar su excarcelación, puesto que el estudio propuesto “no atenta a la dignidad personal del penado, el cual libremente lo ha consentido”.

De la lectura del auto, se desprenden, entre líneas, varios aspectos interesantes. De un lado, el juez avisa de nuevo a la Policía de que no va a consentir que la investigación policial vuelva a dirigirse contra Javier Delgado, el hermano de Carcaño, que ya ha sido absuelto por la Audiencia y el Supremo. “El presente proceso no es una causa judicial en fase de instrucción; no tiene por objeto la investigación de nuevos hechos, ni la participación de personas distintas en los hechos juzgados”.

Recuerda el magistrado que la Policía “no precisa de una mandato judicial expreso” para continuar las investigaciones relacionadas con la búsqueda y localización del cuerpo de la víctima, pero también subraya que ésta vez espera no tener que enterarse del resultado de la prueba por la prensa, como ocurrió con la búsqueda en la finca Majaloba. Por ello, en la parte dispositiva del auto, el magistrado señala que la Policía “deberá informar” del resultado de la prueba.

El juez sigue mostrando públicamente su reconocimiento a la labor policial, a pesar de los enfrentamientos que ha tenido con los mandos policiales por el retraso a la hora de informarle -en esta ocasión la petición de excarcelación llegó con casi un mes de retraso-, al poner de manifiesto el “denodado esfuerzo y diligencia” de la Policía Judicial en las tareas de búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo.

Búsqueda de Marta en la finca Majaloba de La Rinconada

Búsqueda de Marta en la finca Majaloba de La Rinconada

¿Por qué sigue la Policía sin informar al juez sobre el test de la verdad a Carcaño?

Jorge Muñoz | 18 de febrero de 2014 a las 17:48

Una pregunta que sigue sin respuesta casi un mes después. La Policía sigue sin realizar ninguna petición formal al juez del caso Marta del Castillo para que el asesino confeso Miguel Carcaño se someta a la prueba del test neurológico conocido como el test de la verdad, en el que los investigadores parece que han puesto ahora todas sus expectativas para encontrar el cuerpo de la joven desaparecida desde hace cinco años.

Hace ya casi un mes desde que la Policía hizo público que pretendía hacer esta prueba a Miguel Carcaño, algo que trascendió el 26 de enero, y desde entonces no se ha efectuado ninguna petición formal al juez, aunque es cierto que se ha producido un contacto telefónico. En cualquier caso, el magistrado ha tenido que desmentir ya hasta en dos ocasiones -envió un comunicado en el que en mayúsculas aseguraba que “NO” tenía noticias de la Policía- que haya recibido una petición en este sentido, siquiera para excarcelar al condenado, que cumple condena ahora en la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real).

Desconozco qué esperan lograr ahora los agentes con esta nueva prueba y qué efectividad práctica puede tener a la hora de recuperar el cuerpo de Marta. Si el test dice que Carcaño está diciendo la verdad respecto a que enterraron el cuerpo en la finca Majaloba, esto no se traducirá en un inmediato hallazgo de los restos, porque el joven sigue sin precisar a los investigadores el lugar exacto dónde enterraron el cuerpo.

Miguel Carcaño sí que ha aceptado ya someterse de forma voluntaria a esta prueba, que se realizará en el hospital Miguel Servet de Zaragoza por el neurofisiólogo José Ramón Valdizán, quien ya practicó el mismo análisis a un sospechoso del asesinato de su esposa.

El comisario jefe de la Brigada Provincial de Policía Judicial, José Martínez de Mandojana, como responsable final de la investigación, debería cuidar más las relaciones con el instructor del caso, porque no es de recibo -y ya ha ocurrido varias veces- que el magistrado se entere por la prensa de las actuaciones policiales, como sucedió con los trabajos negativos de la búsqueda en Majaloba.

Como he dicho en alguna ocasión anterior, después del tiempo transcurrido, todo indica que la Policía ha perdido el Norte en la investigación del caso Marta, por lo que se hace necesario un  nuevo enfoque que cada vez más requiere un cambio en las personas que durante estos años han dirigido y/o participado en la investigación. Desde luego, no sería ningún despropósito ceder el testigo a otros policías que, desde una posición más alejada, puedan aportar nuevas ideas a la investigación.

La obstinación de la Policía en creer la última versión de Miguel Carcaño, en la que éste culpa a su hermano del crimen y mantiene que la enterraron en la finca Majaloba de La Rinconada, ha perjudicado las relaciones entre los investigadores y el juez instructor, Francisco de Asís Molina, quien desde un principio no dio ninguna credibilidad al último testimonio de Carcaño.

El desencuentro entre la Policía y el magistrado llegó a tal extremo que éste último se enteró por la prensa del resultado negativo de la búsqueda en Majaloba, sin que hasta ese momento los responsables de la investigación le hubiesen informado sobre el estado de ese rastreo. El juez llamó al orden a la Policía y le recordó la obligación que tienen los agentes de informarle sobre el resultado de las pesquisas. ¿Se repetirá la historia ahora con la prueba neurológica? ¿Hasta cuándo aguantará el magistrado sin tomar decisiones contundentes?