Komo como » Archivo » Los diez mandamientos contra la obesidad infantil

Los diez mandamientos contra la obesidad infantil

Regina Martín | 21 de octubre de 2011 a las 7:59

La obesidad infantil se ha convertido en una de las  amenazas más graves para la salud en los países industrializados. España es el  principal país europeo en obesidad infantil con una tasa del 13,9% de niños. En  Andalucía uno de cada cuatro niños presenta sobrepeso u obesidad.

Os voy a dar 10 consejos aplicables a todos los  niños para prevenir la obesidad. Y especialmente útil para aquellos que padecen  sobrepeso:

 1.  Se han de realizar cinco comidas al día. No saltarnos ninguna comida es la única  manera de no pasar hambre. Incluir en cada tiempo de comida hidratos de carbono
de absorción lenta (legumbres, pan, pasta, arroz  y patata) que nos ayuda a mantener la reserva  de glucosa ante la siguiente toma. Hay que desterrar el mito de que los  hidratos de carbono hay que eliminarlos si queremos perder peso.

2 .Desayuna todos los días. La primera comida del día aumenta la concentración, la memoria,  la capacidad física y mental para aprender y jugar. El desayuno es un hábito,  así que ayúdale a que se acostumbre.

3. Suma colores a la dieta. Hay que tomar cinco raciones de fruta y verdura al día.  Cuanto más  variada más completa será su  alimentación.

4. Usa el aceite con moderación. No más de tres cucharadas soperas al día (cada  cucharada  sopera de aceite aporta 90  Kcal). Utiliza técnicas culinarias sencillas (plancha, horno, vapor…)

5. Recordar: los alimentos integrales tienen las mismas calorías que sus equivalentes  refinados (aunque son más ricos en fibra y minerales) y los productos light o  bajos en azúcar o grasa tienen menos calorías que sus equivalentes, pero ello  no quiere decir que sean productos con pocas calorías.

 6. Comed en familia al menos una vez al día. La comida es un punto de reunión familiar.
Ambiente relajado y sin prisas. Favorece el aprendizaje por imitación.

7. No utilicéis los alimentos como premio, ni para conseguir que el niño realice una
buena acción. Tampoco se debe utilizar como castigo.

8. Los padres deben determinar que comida hará y cuando. No comer a la carta. Es una
forma sana de educar, que te agradecerán después.

9. Fomenta el ejercicio físico. Es recomendable asociar dos objetivos complementarios:  llevar a cabo una actividad física programada y aumentar el ejercicio cotidiano  es decir reducir las actividades sedentarias (ir andando al colegio, pasear, no  utilizar siempre el ascensor…). Planear actividades familiares que conlleven  ejercicio y diversión: excursiones, paseos en bicicleta…

Pirámide ejercicio físico

10. Marca un máximo de 90 minutos al día frente al televisor, los videojuegos o el  ordenador.

Y recuerda siempre: “No hay predicador tan persuasivo como fray Ejemplo”.

Los comentarios están cerrados.