Ideas sencillas para que nuestros hijos coman verduras

Regina Martín | 10 de diciembre de 2011 a las 20:07

Todos los que tenemos niños en casa sabemos que entre ellos y las verduras hay una difícil amistad. Sin embargo es nuestra labor de padres, conseguir que esta relación funcione, ya que las verduras deberían ser parte fundamental de la dieta de nuestros hijos.  Pero ¿cómo hacer ver a los niños que las verduras son unas “amigas” estupendas y están llenas de “un montón” de vitaminas y minerales?

Aquí tenéis algunas ideas  que podéis poner en práctica:

– Hay que presentar los platos de forma divertida, con ingredientes que aporten vistosidad y colorido y refuercen el atractivo. El niño se fijará en la composición del plato y no le dará tanta importancia a los ingredientes.

– Recetas innovadoras. A los niños les cansa comer siempre lo mismo y de la misma manera. Evita repetir el mismo plato cada semana y prueba de cocinarlo de distintas maneras.

– Utiliza verduras congeladas o en conserva cuando sea imposible conseguir productos frescos para que así no pasen días sin comer verduras variadas.

– Enmascarada. Si no hay manera de conseguir que el niño coma verdura porque cuando la identifica la aparta del plato o se la saca de la boca, prueba a servírsela sin que se dé cuenta. En  forma de purés o picada finamente como relleno de canelones o croquetas.

– Deja que tu hijo colabore en la cocina. Si dejas que intervenga en la preparación de la ensalada, de una pizza de hortalizas o de un plato de carne con guarnición de verduras, quizás se muestre más receptivo a la hora de comer.

¿CÓMO PODEMOS PREPARÁRSELAS? Con un poco de imaginación podremos preparar la verdura de manera atractiva, con mucho colorido para que a los niños les resulte apetitoso.

SOPAS DIVERTIDAS

Se puede añadir trocitos muy pequeños a la sopa, pues con la cocción acabarán siendo invisibles. También podemos utilizar el puré de verduras en las sopas para espesarla o añadirle sabor. Sugerencias: sopa juliana con  pasta de animalitos, sopa de verduras con pollo y arroz.

FLANES O CREMAS  DE VERDURAS

Para que tomen cualquier tipo de verdura sin que su aspecto o sabor les haga rechazarla nada mejor que triturarla. Estos platos pueden servirse fríos o calientes, según la estación del año. En Invierno: crema de puerros, calabaza, calabacín o zanahorias. Y en verano: gazpacho o salmorejo.

Con los flanes nos aseguramos de que nuestros hijos tomen un plato muy completo, ya que contiene huevo, leche y por supuesto verduras (acelgas, espinacas, berenjena, calabacín, calabaza, judías verdes…). Los podremos hacer en moldes y decorarlo de forma divertida.

MEZCLADAS CON CARNE:

A los niños les encanta comer milanesas o hamburguesas, por eso, resulta muy buena idea elaborar estas recetas con verduras. Por ejemplo, podemos hacer hamburguesas de espinaca o acelga y milanesas de calabacín, calabaza, berenjenas… basta con rebozar las verduras con huevo y pan rallado antes de freírlas.

También podemos hacer San Jacobos de verduras. Primero se asan las verduras al horno sin trocear, por ejemplo, una berenjena. La dejamos enfriar, la pelamos y la cortamos en lonchas finas. Con una loncha de jamón de york formamos un librito y ponemos en su interior el queso y una rodaja de berenjena. Pasamos el San Jacobo por huevo batido y pan rallado para empanarlo y lo freímos. La verdura queda tan blanda y mezclada que los niños no sospechan que esté dentro y se la comen sin rechistar.

ACOMPAÑANDO A LA PASTA:

La pasta es el plato favorito de los niños además de uno de los mejores alimentos para poder camuflarle las verduras. Con ellas se pueden elaborar infinidad de platos tales como: canelones de espinacas y carne picada, canelones de bonito y pimientos o pescado y calabacín, lazos de pasta con salchichas y espinacas, espaguetis con champiñones, beicon  y nata, lasaña rellena de pollo con setas y espárragos trigueros.

EN TORTILLA O MEZCLADAS CON HUEVO:

Con los huevos y las verduras podemos preparar entre otros: huevos con queso y tomate, huevos sobre tostadas con espinacas, revueltos con champiñón y jamón.

No debemos olvidar la tortilla que nos sirve muy bien para camuflarle las verduras; las podemos hacer de infinidad de alimentos (champiñones y setas, espinacas, judías verdes, patatas y cebolla, pimiento y jamón, calabacín con quesito, espárragos, etc).

EN GUISOS CON LEGUMBRES:

Nos admiten diferentes formas para introducirla, como añadirle a los potajes (garbanzos y lentejas) trocitos de zanahorias, judías verdes, espinacas, etc.

Para los niños que les gustan las legumbres pero no se comen la verdura que las acompañan, un buen truco es separarlas de las legumbres pasarlas por el chino y ponerlas a cocer de nuevo todos junto.

PIZZAS CASERAS CON VERDURAS:

Las pizzas son un plato fácil de preparar y de gran aceptación entre los niños. Se pueden incluir ingredientes como queso, jamón york, serrano, atún en conserva, tomate triturado, además de diversas hortalizas o verduras como ruedas de tomate, cebolla, pimiento, champiñones, alcachofas, ruedas de calabacín, berenjena, etc. Así, una porción de pizza resulta de lo más completa y apetitosa

BROCHETAS DE VERDURAS

En celebraciones o barbacoas podemos preparar brochetas con verduras, donde los más pequeños pueden participar en la preparación, haciendo distintas combinaciones de taquitos de verduras. Podemos hacer muchas combinaciones con pollo, pavo, cerdo, ternera o pescado y diferentes vegetales: champiñones, pimiento verde y rojo, calabacín, berenjena, cebolla, tomate cherry…

SALSAS

Os voy a dar una receta llamada la salsa de las siete verduras. Con esta salsa puedes hacer que tus hijos coman siete verduras. Solo tienes que sofreír cebolla, puerro, pimiento rojo, pimientos verdes, zanahorias y calabacín. Cuando todo esté pochado, añade una lata de tomate natural triturado o tomate natural con un hervor. Pásalo por el chino, después por la batidora y ¡listo! Puedes añadir esta salsa a pasta, salchichas, albóndigas, pescado o pizzas.

Después de todas estas alternativas no queda más opción que ponerse “manos a la obra” e intentar incorporar las verduras en su alimentación diaria.

Los comentarios están cerrados.