Cosa de dos (X)

Rafael Román y Juan Ojeda | 18 de marzo de 2012 a las 19:52

Rafael Román: Revisión autonómica

CRÍPTICAS palabras las que pronunció hace unos días Javier Arenas afirmando que hay que hacer un análisis crítico del Estado de las Autonomías. ¿Qué quiso decir? Este debate es el que afecta al futuro de Andalucía como comunidad autónoma dentro de España. La carrera autonómica andaluza siempre ha tenido a la derecha andaluza o en la oposición o a rastras. Para el último Estatuto se llegó a un acuerdo que reconcilió a la derecha con la autonomía. Pero, ahora, Arenas avisa de la necesidad de un análisis crítico de nuestra posición en España. Los sindicatos andaluces invitan a defender los derechos conquistados y evitar una regresión autonómica. Diego Valderas ha sido el más duro advirtiendo que la Constitución y el Estatuto no se dobleguen ante el Estado o ante el PP. Quizá quien sabe de las intenciones de Arenas sea la dirigente del PP en Cataluña que con tanta facilidad y gusto ayuda al gobierno de Convergencia y Unió, que no oculta sus intenciones de convocar un referéndum para el año 2014 ni tampoco su pretensión de modelo fiscal similar al concierto vasco. A pesar de ello, no le falta el socorro para el día a día del PP, sin hacerles renunciar a nada. Que lo cuente Arenas.

Juan Ojeda: Lo que se puede hacer

QUEDAN sólo cinco días de campaña y, a estas alturas, algunos estrategas electorales del PSOE piensan que, si se pudiera prolongarla quince días más, podrían darle un vuelco a unos resultados que, incluso para muchos socialistas, aparecen como un pronóstico favorable a una contundente victoria de PP. Pero como esa prórroga es lo que podríamos llamar un escenario imposible, no merecería más comentario, si no fuese porque refleja un estado de ánimo y porque implica un reconocimiento de hecho de un error de partida. Y es que el PSOE inició la movilización electoral con retraso y poco gas, dándole mucha ventaja al PP, al que permitió salir, en términos de Fórmula 1, en el primer puesto de la pole. Cierto que eso fue un error estratégico debido a problemas internos pero la actual equivocación está en pensar que más tiempo de campaña supone más votos. Esto se debe a que no han hecho un acto público de reconocimiento de sus propios errores y tampoco han planteado un proyecto alternativo a su propio proyecto. Difícil de entender, pero cierto. Por eso le han dejado mucho terreno libre al PP para que diga lo que no se ha hecho, lo que no se debería haber hecho, lo que se podría haber hecho y lo que se puede hacer.

Los comentarios están cerrados.