Preguntas

Alberto Grimaldi | 9 de marzo de 2015 a las 12:52

Todas las encuestas: la misma tendencia. Un Parlamento con hasta cinco fuerzas. Sin mayorías fuertes. ¿No íbamos a votar en busca de la estabilidad? De confirmar los andaluces que votan el vaticinio de los estudios demoscópicos, no es que habrá que pactar para gobernar, es que hay hasta riesgo alto de bloqueo institucional. El PSOE -y Susana Díaz- quedaría sujeto a la voluntad de PP y Podemos. Sólo con que ambos actuasen con coherencia a su discurso político y votasen contra la investidura no habría nuevo Gobierno andaluz. Y con dos meses de bloqueo: de nuevo elecciones. ¿No votábamos para lograr un Ejecutivo fuerte? Tiempos para la finezza, ahora que la política andaluza -y española- se italianiza. ¿Pero están los bisoños líderes autonómicos dotados para la finura? Veo en esta campaña exceso de confianza en unos y comodidad en la derrota en otros. Una invitación que aleja de la certeza de que sean capaces de trabajar, de veras, por mejorar nuestras vidas. Intereses. Cálculos. E inexperiencia, incluso de quien ya gobierna. ¿Muestran algo más? En trece días tenemos que votar y aún me hago la pregunta: ¿qué necesidad tenemos los andaluces de vernos en esta tesitura un año antes? Ruego respondan.

Los comentarios están cerrados.