El caos de la campaña digital

Jesús Ollero | 22 de marzo de 2015 a las 4:44

¿Sabemos cómo es la estructura/estrategia digital de los partidos? Si a veces cuesta entender detalles de la campaña en su conjunto, pararnos a analizar su conglomerado web puede parece un exceso. Sí lo ha hecho Jose Miguel Moreno (Jose, sin acento), consultor malagueño experto en SEO y usabilidad que ha diseccionado la estructura de los partidos a través del blog de Fernando Muñoz (un experto mayúsculo en la materia) con varios puntos de partida: posicionamiento, programa electoral, experiencia de usuario, mobility y presupuesto. Algunas conclusiones son sorprendentes.

Recuerda Moreno que el SEO es una ciencia inexacta, pero en general Google favorece un dominio principal y un desarrollo de subcarpetas, puesto que arrastran el Page rank (importancia de una web para una temática), señalando “errores graves” en la disposición de los partidos. Tras la ordenación por carpetas, los subdominios son una opción aceptable. Así, el único que en Andalucía cuenta con un subdominio en lugar de un dominio propio es Podemos, con una estructura distinta respecto a la web nacional y que incluye información de las candidaturas de todas las provincias separadas entre sí. Otra cosa es que el acabado de las provinciales sea, digamos, mejorable, pero orden sí que hay, aunque recuerda Moreno que a Google no le gusta que se le oculten textos y para ver la sucinta información de los candidatos hay que pinchar.

Versiones móviles de las webs de los partidos. Versiones móviles de las webs de los partidos.

 

Destaca Jose Miguel Moreno que cada partido lo ha hecho a su manera, y así es: El PSOE a nivel nacional (psoe.es) no tiene nada que ver con el regional (psoeandalucia.com), ni siquiera en la extensión de la web, y para las provincias alterna subdominios (cadiz.psoeandalucia.com) con dominios específicos (psoemalaga.es). El PP lo tiene algo más ordenado, al menos homogéneo: a pp.es se contrapone ppandaluz.es y los locales como pphuelva.es; eso sí, como cada provincia va por su lado y no siguen ni el diseño de la web regional, en algunos casos resulta imposible encontrar las direcciones de las otras webs provinciales o la regional en el portal andaluz. El candidato tiene su propio portal: contigoporandalucia.com, este sí referenciado desde la web regional. El PSOE no ha habilitado un espacio específico para Susana Díaz (la web del regional está completamente llena con la campaña de la candidata) y en su caso tampoco es posible encontrar los portales provinciales, entre otras cosas porque en algunos casos no los hay como tales, sino como comunidades dentro de la web nacional.

Ciudadanos ha separado la campaña de la web del partido (ciudadanos-cs.org) con la landing page elcambio.es, pero sí cuenta con subdominios para Cádiz, Sevilla y Granada (no para Andalucía como tal). Izquierda Unida tiene una web para cada cosa, menos para el candidato. En algunos casos incluso separa la capital de la provincia(como en Sevilla) y aunque hay unidad en la extensión (.org) no la hay en la composición del dominio (iu-jaen.org frente a iualmeria.org, por ejemplo).

Todas estas incorrecciones, eso sí, no perjudican un tráfico básicamente de marca.

De todas las páginas, destaca Moreno que la velocidad de carga es mejorable y que ninguna redirecciona si no se teclea www. primero. Más aún, resulta difícil encontrar algunos de los programas electorales, además muy variables en tamaño y estructura, de los 43 folios de Ciudadanos a los 222 del PSOE (128 Podemos, 148 el PP y 155 IU), destacando la cantidad de hojas en blanco que contienen, señal inequívoca de haber sido realizados para ser consultados de manera impresa y no digital.

Mientras las webs del PP, Podemos y Ciudadanos no están correctamente adaptadas a dispositivos móviles, la del PSOE sí lo está pero las imágenes pesan demasiado para navegar desde smartphones y Moreno considera excesivo el scroll (tamaño de la web por su recorrido vertical total). Ocurre que en el PP y en Podemos el menú acaba situando letras blancas sobre fondo blanco. Ilegible, pues. Es pertinente recordar que más del 70% de usuarios tiene internet en el móvil.

Se analiza igualmente el presupuesto dedicado al entorno web por cada partido, algo que a pesar de las continuas referencias a la transparencia resulta imposible de comprobar para los desarrollos para Andalucía. Moreno subraya que en los casos del PP y el PSOE es imposible ver los gastos en comunicación y marketing, mientras en Podemos y Ciudadanos (el que más lo desglosa) oscilan entre 150.000 y 165.000 euros pero sumando publicidad web, material gráfico, servidores, prensa y alguna factura de servicios externos. No consta qué parte viene de los célebres microcréditos en el caso de Podemos, mientras C’s añade 60.000 euros para área digital y comunicación desde otro departamento. Un galimatías, en definitiva.

  • Alberto

    A lo mejor es eso lo que quieren precisamente, que nadie sepa que proponen porque en realidad no proponen nada…