El sudoku de Ciudadanos

Javier Chaparro | 17 de diciembre de 2015 a las 12:28

RAJOY está sobrado tras el cara a cara, aunque anoche tratasen literalmente de partírsela. El lunes recibió otro golpe, bajo e innecesario por parte de Pedro Sánchez, que le dejó sin aliento por unos segundos, aunque el candidato del PP ha vuelto a su estado natural. Lo demostró ayer por la mañana con un desplante de esos que hacen época en una entrevista en la Ser, al ser preguntado sobre el último caso de corrupción en el PP: “Si quiere hablamos de lo que queremos hacer en España y, si no, usted misma”. Las urnas decidirán, pero los modos no habrían sido tan desabridos de no verse cuatro años más en La Moncloa.

Descartados otros aliados por razones obvias, el presidente del Gobierno ha lanzado a Ciudadanos un órdago mostrándose a favor de un pacto de legislatura que garantice la estabilidad del futuro gobierno. Tiene toda la pinta de que esa pelota quedaría tras el 20-D en el tejado de Albert Rivera, cuyo partido en Andalucía, en cambio, mantiene una alianza con el PSOE sin entrar en el Ejecutivo de Susana Díaz: C’s demuestra haber aprendido de los errores ajenos, del PA primero y luego de IU, muertos por el abrazo del oso.

Eso no quita que el proyecto de Ciudadanos esté aún en proceso de construcción. Algunos de quienes hoy están en su primera fila se acercaron a las nuevas siglas atraídos por un anuncio en la prensa y, si bien su número de afiliados crece cada día, tampoco cuenta con una estructura de partido que permita grandes aventuras. Su estrategia en Andalucía se centra en servir como plataforma para el verdadero objetivo: llevar a Rivera hasta la presidencia del Gobierno de España. Mientras lo intentan, deberán explicar al respetable si su socios preferentes son los populares o los socialistas. Menudo sudoku.

Los comentarios están cerrados.