Más barro

Ignacio Martínez | 17 de diciembre de 2015 a las 12:29

UN joven agredió ayer tarde en Galicia al presidente del Gobierno. El festival de descalificaciones colectivas que practican unos y otros partidos en campaña se interrumpió para condenar la agresión y solidarizarse con la víctima. La buena educación es estupenda. E infrecuente. Al insulto de Sánchez a Rajoy, el lunes en su debate cara a cara, ha seguido una andanada de descalificaciones al líder socialista desde las filas populares. Más barro. Para Sánchez, Rajoy era indecente. Para el patrón del PP su adversario era ruin, mezquino, miserable y deleznable. Ayer para la guardia pretoriana del presidente, el jefe del PSOE era un chulo y un macarra. Todo esto, dicho en nombre de la buena educación. El domingo sabremos si la estrategia diseñada en la sala de máquinas del PP de una campaña cómoda para su candidato ha sido acertada. Huir de toda dificultad, como hizo Rajoy en vísperas de las elecciones de 2004, tiene enormes riesgos. Las encuestas andorranas dicen que el PP sigue igual que antes del debate, y el PSOE ha perdido algo a costa de Podemos. Según ese sondeo, Sánchez no habría conseguido polarizar la atención hacia su figura. Entretanto, TVE sigue dando cobertura en tarifa plana al PP, en el peor estilo de los viejos tiempos. Y nadie se solidariza con sus víctimas, los espectadores.

Los comentarios están cerrados.