Archivos para el tag ‘Feria’

El tren de los escobazos

David Fernández | 20 de marzo de 2015 a las 4:38

La emoción nos embarga. En el ambiente se respira un escenario diferente para Andalucía. Aunque el PSOE siga siendo el claro favorito, los electores presienten que estas elecciones serán distintas. El cambio real parece posible y en los despachos oficiales hay más nervios que en la primera cita con tu pareja. Emitir un pronóstico hoy es parecido a lanzar una moneda al aire, de ahí que nadie se atreva a publicar su intención de voto ni en el confesionario. Los sondeos avanzan que los parlamentarios tendrán que acostumbrarse a debatir y hablar entre ellos para garantizar la gobernabilidad a partir del lunes, justo lo que se han negado a aceptar tantos años, a pesar del clamor popular que exigía la generosidad de todos.

Las mayorías absolutas parecen inalcanzables, y el equilibrio sólo será posible desde el consenso. La agitación se palpa hasta en los partidos emergentes, que no las tienen todas consigo, y ya no se fían de tanto halago. IU y el PP un día temen perder lo que tanto les costó, y al siguiente recobran el aliento. El informe caritas del PSOE es un poema: a veces parece que no le salen las cuentas y otras justo lo contrario. Si estos tres últimos hubiesen aparcado su vanidad para apagar el fuego de la crisis hoy podrían dormir a pierna suelta, en lugar de despertarse de madrugada sin saber por qué. Sus candidatos empiezan a tener la misma cara del que sube al tren en la Feria y no sabe de dónde le llegarán los escobazos. La incertidumbre está servida porque ahora les toca hablar a los ciudadanos. Los más cabreados han dicho basta y están dispuestos a educar, como si fuesen sus hijos, a los dirigentes que no paran de buscarse las cosquillas y ponerse zancadillas justo cuando Andalucía más les necesita. El nuevo escenario a la italiana que proyectan las encuestas no parece el ideal para salir de la crisis. Tal vez, pero si lo quieren los electores para dar una lección a sus representantes obligándoles a negociar y de paso recordándoles los valores de la democracia, amén.

Etiquetas: , , , ,

Los otros

Rafael Navas | 13 de marzo de 2015 a las 2:59

La candidata de Podemos, Teresa Rodríguez, se toma días “para conciliar” en plena campaña electoral. Está muy bien lo de conciliar pero en este caso es como si un bombero se cogiese días libres en plenas Fallas o si lo hiciese una bailaora durante la Feria. Lo que sucede es que la profesora roteña sabe que podría conciliar toda la campaña si quisiera porque sacaría los mismos votos. Vamos, que si decidiese permanecer escondida su partido no obtendría menos apoyo.

El suyo es un caso tipo de candidato claramente por debajo de la marca, como sucede también muchas veces en los grandes partidos, ojo. Rodríguez no tiene una trayectoria profesional dilatada (al contrario que su actividad sindical, más intensa) y cuando se la escucha hablar resulta imposible encontrar propuestas concretas; al estilo de sus compañeros de filas, lo que ofrece son diagnósticos y más diagnósticos de lo que ha pasado en este país los últimos años (algo que ya sabemos todos) y dardos a las grandes multinacionales, ese discurso que tanto vende, en la línea de su paso por Izquierda Anticapitalista. La líder de Podemos en Andalucía está ahí, como podría estar cualquier otro, para recoger la lluvia de votos que le van a caer desde el malestar generalizado hacia la situación económica y la clase política. Lo que se dice estar en el lugar oportuno en el momento oportuno. Y, diga lo que diga, el barómetro de su popularidad no va a bajar como lo demuestra cada día el Opileak que publica este Diario, que la sitúa incluso por encima de Susana Díaz. Fenómeno digno de estudio.

Algo parecido sucede con Ciudadanos. Da igual quién sea el candidato. ¿Alguien conoce a Juan Marín? No, pero ahí está el sanluqueño disputándole la cuarta plaza a Izquierda Unida. No digamos del resto de los miembros de las listas de Podemos y Ciudadanos. El aluvión de votos que prevén recibir no se corresponde ni con el nivel de conocimiento de estos candidatos ni con su experiencia política, por supuesto. Poniéndonos cinematográficos, en esta campaña están el PSOE, el PP e IU, por una parte, y en el lado contrario, los otros. Y, como en la película de Amenábar, por mucho que se cierren las puertas y ventanas a sus candidatos fantasmas, por muy etéreos que sean y no se les visualice, los otros están aquí y han venido para quedarse.