Archivos para el tag ‘Gürtel’

A cara de perro

Javier Chaparro | 15 de diciembre de 2015 a las 6:07

EL riesgo para Mariano Rajoy al acudir al debate era que tenía más que perder que ganar; para Pedro Sánchez, confirmar su condición de candidato a la baja en las encuestas. Visto lo visto anoche, uno y otro amarraron los apoyos con que ya contaban, los más incondicionales, pero difícilmente sumaron adhesiones a sus respectivas causas. Fue un debate bronco, a cara de perro, con acusaciones de trazo grueso provocadas por el candidato del PSOE y respondidas en casi igual medida por el del PP. Las propuestas quedaron en un segundo plano en medio del rifirrafe, del ruido de las descalificaciones.

Sánchez comenzó firme al poner en solfa tanto los datos de la recuperación económica -a priori, el terreno más pantanoso para él- como la repercusión social de las reformas llevadas a cabo en los últimos cuatro años. Sus gráficos a color mostrados a cámara contrastaban con las hojas arrancadas de un cuaderno que Rajoy agitaba en el aire para referirse al peso de la herencia recibida.

La bronca en su máximo nivel vino al abordar la actuación de uno y otro ante la corrupción. La previsión era que Sánchez pusiera en este asunto toda la carne en el asador. Y así fue: Gürtel, Bárcenas, Caja Madrid y demás salieron a la palestra con un colofón inédito a estas alturas de la campaña por parte de Sánchez: la exigencia de dimisión y la acusación de indecente contra el presidente del Gobierno. La pausa de varios segundos mantenida por Rajoy y su “hasta ahí hemos llegado” marcaron el resto del debate sin solución de continuidad.

El problema vendrá tras el 20 de diciembre, cuando PSOE y PP debieran entablar un diálogo obligado para sacar adelante las propuestas esbozadas durante la campaña. Difícil tarea cuando el punto de partida es una tensión como la vista anoche. Quizás sea porque uno y otro intuyen que sus potenciales socios estaban fuera de las cámaras. Quizá sea porque Rajoy y Sánchez son conscientes de que, después del domingo, uno u otro no estará al frente de su respectivo partido.

Mayo en diciembre

Rafael Navas | 2 de diciembre de 2015 a las 9:49

Primeras impresiones a poco del comienzo de la campaña: cambio de guiones. Se quejaban los partidos políticos de que en las elecciones municipales no se hablaba de los ayuntamientos, de las cuestiones más cercanas al ciudadano, y de que los candidatos se dedicaban al debate de asuntos nacionales. Y ahora llegan las elecciones generales y no paramos de escuchar a muchos políticos lo mal que lo están haciendo sus contrarios en los ayuntamientos, sobre todo los recién llegados a la política. Se entiende ya por qué Podemos no quiso usar su marca en las pasadas municipales. ¿En qué quedamos? Parece claro que se utiliza lo que más conviene en cada momento. En la campaña de mayo se habló de los ERE y de la Gürtel.

Los candidatos de PSOE, Ciudadanos y Podemos se tutean (y tuitean) entre ellos. Con Mariano Rajoy suena rara esa confianza. Es un arma de doble filo. Supuesta seriedad frente a supuesta cercanía en una campaña que -era cierto lo que se vaticinó en 2011- se celebra en un clima de sobreexposición de los candidatos, de romería por las televisiones y con humo en las redes sociales. Vivimos en la era de los mítines virtuales.

Después del Black Friday en las tiendas, en pocas horas comienza el Black Friday político. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, lo adelanta al anunciar que en la provincia de Cádiz, la más castigada por el paro en España, se crearán 100.000 puestos de trabajo la próxima legislatura. No 50.000 ni 150.000. La cifra elegida, redonda toda ella, es un brindis al sol en la tierra de los lunes al sol. Muchos políticos piensan que la memoria de los electores es frágil y que sus promesas son objeto de consumo rápido y masivo, como la comida basura o los gadgets que se compran y venden por internet. Y qué más da a estas alturas un cero más u otra promesa sin cumplir, si ya hemos perdido la cuenta. Y si alguien se atreve a echarla en cara, hablamos de los ayuntamientos.

Los silencios de Juanma

José Aguilar | 18 de marzo de 2015 a las 9:33

La soberbia y el autoritarismo con que Susana Díaz acometió el debate del lunes le vinieron bien a Juanma Moreno, y no sólo por el contraste entre la actitud de una y de otro. También porque puso el foco sobre las interrupciones y la falta de respeto y lo quitó sobre las carencias del candidato popular. Susana le hizo el juego a Juanma en su papel deliberado de candidato suavón, tranquilo y sonriente, de nervios templados y aparente firmeza. Se le fue vivo. Se permitió, por ejemplo, no responder a preguntas y cuestiones inquietantes que podían dibujar su auténtica estatura.

Por ejemplo, ¿cobró sobresueldos procedentes de la trama Gürtel durante su estancia en la calle Génova? ¿Es cierto que en su etapa de secretario de Estado fue cuando se impusieron los recortes a la dependencia? ¿Lleva un par de imputados en la lista de Cádiz? ¿Qué valor tiene su propuesta de desaforar a los diputados andaluces cuando el PP nacional ha rechazado las iniciativas para eliminar el aforamiento de todos los parlamentarios? ¿Cómo va a conseguir crear tantísimos puestos de trabajo como prometen él y Rajoy?

Moreno Bonilla pudo guardar silencio sobre estos y otros asuntos. Fue gracias a cómo enfocó Susana el debate.

La desconfianza de José

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 6 de marzo de 2015 a las 17:52

moreno_jose

 

José Sanmartín Pérez puso esta mañana en un brete a Juanma Moreno y le obligó a torear en corto. José está jubilado y andaba jugando su partidita de dominó con sus compañeros de siempre cuando la caravana del candidato popular irrumpió en la sede de la Asociación de Vecinos Barrio Obrero del Puerto de Santa María (Cádiz). Y no es que entraran tres personas, no, que en estas cosas de las elecciones el candidato se mueve siempre rodeado de una amplia corte en la que se mezclan el personal de confianza que viaja siempre con el aspirante con el rosario de aspirantes provinciales, ediles, alcaldes y adláteres en busca de foto.

Y allá que se fue Juanma a hablar con José y a preguntarle por el dominó y sus secretos cuando la sorpresa la salió al paso. Y es que José, ceutí afincado por amor en la localidad gaditana, le soltó al candidato de buenas a primeras y sin anestesia que “siempre he votado al PP, pero me habéis decepcionado”. La corte se quedó en silencio, pero ahí salió el Moreno torero y, mano e el hombro de su interlocutor, le dice que sí, que habido cosas que no han estado bien “pero tenemos que recuperar”. Animado por el líder alguien le interpeló a José con un “dale una oportunidad”, lo que nuestro jubilado respondió rápido que “no la merece, porque ha habido muchas cosas”. Pero no se iba a amilanar Juanma por eso y, nuevamente rápido de reflejos, terciaba con un “yo no soy el responsable” y pedía confianza y apoyo a este prescriptor de voto. José se relajó un poco y con una sonrisa le daba media aprobación al candidato, eso sí, si este le daba “unos bolis o algo de eso que lleváis para las elecciones”. Juanma, venido arriba ya, veía temblar su victoria mientras miraba alrededor en busca de alguien que le arrimase algo. Pero no hubo suerte. Ahí pegó el tercer muletazo y ya en la despedida le decía a José que no había nada porque “estamos tan tiesos en esta campaña que no tenemos ni para bolis”. Sonrisas, abrazos y un voto medio recuperado.

Minutos después José volvía a su partida y comentaba con Antonio, Juan y Paco la jugada. “Me han decepcionado estos con lo de la Gürtel, Bárcenas y lo demás. Rajoy –continuaba– es un mariacomplejado, está muy bien preparado pero no le echa huevos. El PSOE se mete con él y no responde, que los de los ERE, Griñán y el Chaves ese deberían estar ya en la cárcel”. Más dureza reclama el jubilado quien, no obstante, tiene claro que “me dicen que vote a otro y no lo hago porque son peores”. Un consuelo para el PP y un aviso de cómo anda la cosa con el Gobierno. Y mientras Rajoy cada tres días de mitin. Para quien lo entienda…