Archivos para el tag ‘IU’

Viva el centro

David Fernández | 15 de diciembre de 2015 a las 6:15

EL candidato socialista ha sido el último, que no el único, en sumarse a los que quieren ocupar el centro, ese gran caladero de votos. “Atacan al PSOE porque es el centro”, ha dicho Pedro Sánchez, sin mover un músculo de la cara. Ese pensamiento del siglo pasado un tanto utópico ligado a la idea de libertad e igualdad ha sido sustituido en el seno de su partido por un discurso de urgencia mucho más pragmático. Como tantos pensadores dispares, a Sánchez ya no le alcanza con proclamar que están dispuestos a terminar con la injusticia económica para propiciar un espacio de fraternidad y otras historias de principios del siglo pasado, cuando aún la sociedad industrial era un sueño. Esta puede ser su meta, pero el camino trazado por el líder delPSOE para alcanzarla ha variado, a la vista de las últimas encuestas.
También Pablo Iglesias ha girado al centro, al comprobar que nadie le adelantará por la izquierda. IU se ha volatilizado.

Y el comunista que vive en el interior del líder de Podemos emprendió hace meses un viaje para encarnarse en un socialdemócrata tan convencido, que si se cruzara con Maduro por la calle se haría el sueco. Los podemitas que nacieron con una sola idea del modelo de Estado, con tal de acercarse al triunfo total, han vendido su alma, su ideología, como el resto, por un voto. Quien más claro lo ha tenido desde el principio ha sido Albert Rivera. El ideario político de su formación subraya que es un partido que nace para ocupar el espacio de centro izquierda, toda vez que el PSOE dejó en Cataluña a muchos huérfanos por el camino. Rivera también aglutina a los descontentos con el PP que no podían pegar ojo pensando que votarían a Podemos para castigar a su partido de toda la vida. Gracias a todos ellos, Rivera se convirtió en un conservador moderado, guardián de la unidad de una España menos descentralizada. El PP no se ha quedado al margen, y como no le salen competidores por la derecha, puso toda la carne en el asador para fijar a su electorado de centro consciente de que su clientela más reaccionaria no tenía adónde ir. Como los discursos se parecen tanto, es hasta lógico que el número de indecisos se dispare, ya que no se fían de unos líderes que no se arriesgan a exhibir su auténtica personalidad.

¿Con v o con b?

Rafael Navas | 20 de marzo de 2015 a las 4:51

Es la pregunta del millón, la duda metódica y existencial, el arcano de los arcanos. “No sé qué votar”, se escucha desde hace meses por muchas esquinas, en el mercado, en la consulta del médico o en el bar. Y se va acercando la hora. Los mensajes que lanzan los candidatos como balones de playa desde una avioneta no surten efecto para despejar las dudas.

“¿A quién votamos?”, inquiere el marido a la esposa o la esposa al marido, sin más respuesta que el encogimiento de hombros desde hace días. “¿Tú que vas hacer?”, le suelta un compañero de trabajo a otro y por toda contestación encuentra un “de momento ir al pregón de Semana Santa y después ver el clásico”. Nada, mucha gente no suelta prenda… sencillamente porque no sabe qué hacer. Los militantes, cargos políticos, simpatizantes y votantes fieles lo tienen más claro, estaría bueno. Pero incluso en el último grupo, el de los votantes fieles, hay muchos que, como confesaba uno hace un par de días, votarán “esta vez con la nariz tapada”.

Quienes lo tienen mucho más claro son los que ya saben a quién votar, pero con b. Lo saben desde hace mucho tiempo porque el suyo será un voto de castigo en toda regla. Sus partidos han planteado estas elecciones (y las que vienen) como una oportunidad de desalojar del poder a quienes lo vienen ocupando desde hace años.

“¿A quién botamos?”, preguntan. Y sus seguidores contestan sin pestañear que a PSOE, PP e IU, que además se encargan de ponerles en bandeja esa claridad de ideas. El último acuerdo secreto para subir el sueldo de los parlamentarios andaluces en 2013, conocido ahora, ha sido otro soplo de viento a favor de sus pretensiones, por si a alguien de los suyos le quedaba alguna duda. El discurso del cambio en Andalucía propugnado por el PP se ha encontrado con el de Podemos y Ciudadanos, que es bien distinto porque éstos aún no han tocado poder. Maíllo, muy correcto toda la campaña, podría haber sacado mayor provecho del “y tú más” de socialistas y populares de no haber sido por la irrupción de Podemos. No se puede negar que la gran habilidad de los pequeños y nuevos partidos en esta campaña ha sido la de generar la duda en muchas personas sobre si utilizar el domingo la letra v o la b.

El tren de los escobazos

David Fernández | 20 de marzo de 2015 a las 4:38

La emoción nos embarga. En el ambiente se respira un escenario diferente para Andalucía. Aunque el PSOE siga siendo el claro favorito, los electores presienten que estas elecciones serán distintas. El cambio real parece posible y en los despachos oficiales hay más nervios que en la primera cita con tu pareja. Emitir un pronóstico hoy es parecido a lanzar una moneda al aire, de ahí que nadie se atreva a publicar su intención de voto ni en el confesionario. Los sondeos avanzan que los parlamentarios tendrán que acostumbrarse a debatir y hablar entre ellos para garantizar la gobernabilidad a partir del lunes, justo lo que se han negado a aceptar tantos años, a pesar del clamor popular que exigía la generosidad de todos.

Las mayorías absolutas parecen inalcanzables, y el equilibrio sólo será posible desde el consenso. La agitación se palpa hasta en los partidos emergentes, que no las tienen todas consigo, y ya no se fían de tanto halago. IU y el PP un día temen perder lo que tanto les costó, y al siguiente recobran el aliento. El informe caritas del PSOE es un poema: a veces parece que no le salen las cuentas y otras justo lo contrario. Si estos tres últimos hubiesen aparcado su vanidad para apagar el fuego de la crisis hoy podrían dormir a pierna suelta, en lugar de despertarse de madrugada sin saber por qué. Sus candidatos empiezan a tener la misma cara del que sube al tren en la Feria y no sabe de dónde le llegarán los escobazos. La incertidumbre está servida porque ahora les toca hablar a los ciudadanos. Los más cabreados han dicho basta y están dispuestos a educar, como si fuesen sus hijos, a los dirigentes que no paran de buscarse las cosquillas y ponerse zancadillas justo cuando Andalucía más les necesita. El nuevo escenario a la italiana que proyectan las encuestas no parece el ideal para salir de la crisis. Tal vez, pero si lo quieren los electores para dar una lección a sus representantes obligándoles a negociar y de paso recordándoles los valores de la democracia, amén.

Etiquetas: , , , ,

De vídeos y anglicismos

Jesús Ollero | 12 de marzo de 2015 a las 19:45

Audiovisual y redes, magnífica combinación en los tiempos electorales que corren. El consumo de vídeo por internet es espectacular, y creciendo. La campaña tiene sus fases y entre debate y debate se lanza nuevo material para convertir el engagement en algún voto y dulcificar la depauperada imagen del político al uso. Este jueves hubo dos ejemplos, con su correspondiente anglicismo. Qué sería de nosotros para explicar ciertas cosas sin un más o menos atinado anglicismo. Oh my God.

Moreno Bonilla compartió el making off de su último vídeo de campaña, grabado el 18 de febrero en Coín con la colaboración de 30 simpatizantes del lugar y un grupo de técnicos también de allí, de la Ciudad del Cine. Poco habitual, por no decir nada habitual, es ver la tramoya de la realización de un anuncio en campaña política, con los asesores pululando, el candidato recibiendo instrucciones y los extras haciéndose los nuevos.

 

En UPyD se marcaron una suerte de flashmob pero con poco flash y menos mob. Subieron a Toni Cantó al tranvía de Sevilla para presentar a los viajeros al candidato Martín de la Herrán. Muy preparado y poco dinámico. Y había casi más fotógrafos que pasajeros y, por supuesto, se amontonaban en las cercanías del abogado, que en apariencia quedaba algo lejos de su target (precioso anglicismo), de la gente en definitiva. Por mucho que lo intente no se les ve, básicamente.

 

Dicho lo cual, nos quedamos con la buena intención del equipo de Bonilla, que para eso maneja un presupuesto distinto y que ya hizo un vídeo conceptual aceptable con la luz como leit motiv, pero de lo visto hasta ahora sobresale la estética cinematográfica de IU. Una auténtica preciosidad dirigida por Felipe Vara del Rey con poemas de David Eloy en la que los políticos tienen un papel muy secundario. Seguramente por eso lidera el ranking de vídeos electorales con unas sensacionales 50.000 visitas. Bravo.

 

Por detrás, Ciudadanos consigue la nada despreciable cifra de 38.000.

 

Para que nos hagamos una idea del mérito, el spot de campaña que Teresa Rodríguez grabó en Bruselas va por 30.000, muy por encima del paseo por el parque de Susana Díaz –“soy Susana, tú me conoces”– lanzado por el PSOE al inicio de la campaña y que apenas llega a 7.000, mil más que el #EREseUnaVez del PP.

 

 

 

Tristamente, el que triunfó de lo lindo fue Monago, que no retiró el vídeo de Er Vidente y superó de largo las 200.000 visitas.

Cosa de dos (XV)

Jesús Ollero | 23 de marzo de 2012 a las 10:12

Rafael Román: El día después

FALTAN 72 horas. El PA, si consigue una diputada, se habrá salvado. Lo mismo puede decirse de UPYD, en masculino. Si no, ambos tendrán una travesía del desierto parlamentario, más grave para el PA, porque su ámbito es exclusivo andaluz. IU tiene altas expectativas y su dilema -bases mediante- sólo se presentará si se ve en la coyuntura de apoyar al PSOE. El PP da por descontado ya el triunfo electoral. Si lo consigue, tendrá una hegemonía nunca vista antes en la política española, tanto que el debate sobre el Estado de las Autonomías lo podrán hacer en la calle Génova. Un dislate. En Sevilla, hasta la Parra en Otoño de Carmen Laffon del Palacio de San Telmo la podrán tirar al Guadalquivir. Predominio sin contrapoderes. Si no, Arenas sufrirá la frustración de su vida y buscará alternativas en el océano azul de la política nacional. El PSOE, que ha gobernado desde el 82, se juega mucho más que el Gobierno. Con o sin victoria, Griñán tendrá que proponer un programa de relevos sin ataduras, basado en la capacidad de revitalizar a fondo al PSOE y en la honradez intransigente. Si gana, lo hará con comodidad. Si no, le tocará pelearlo. En 72 horas, Andalucía decidirá todo esto.

Juan Ojeda: Esperanzas contra miedos

ESTAMOS ya en el último día de campaña, y si tuviese que hacer un resumen de lo que han sido estos 15 días, contados desde la apertura oficial, en la madrugada del día 9, diría, en primer lugar, que se ha hablado menos de Andalucía, de su presencia y de su futuro, de lo que pensábamos en un principio, porque creíamos que era nuestra campaña, al no coincidir con otras de ámbito superior. Han tenido más presencia los encontronazos entre Gobierno de España y Junta que la discusión de proyectos autonómicos. En cuanto a los candidatos, Javier Arenas, sobre todo desde que la mayoría de las encuestas daban casi segura la mayoría absoluta, mejor dicho, sólida, ha ido de prudente ganador, con un proyecto genérico de reformas, que podrían resumirse en gobernar de otra manera, sabiendo que los treinta años en el poder y los últimos escándalos han deteriorado seriamente al PSOE. En lo que respecta a Griñán, se ha comportado como un perdedor animoso, buscando la recuperación de ese voto dormido en las últimas elecciones, pero que todavía los socialistas consideran potencialmente suyo, y también ha procurado meter miedo con la agenda oculta. Ha sido una campaña de esperanzas contra miedos.

Etiquetas: , , ,

Vídeos electorales: de la aldea gala a los hitos imposibles

Jesús Ollero | 23 de marzo de 2012 a las 6:15

Los partidos parecen haber reservado creatividad, ese bien escaso, para el final de la campaña. El PSOE va por 8 vídeos y el PP por 6. Se podían haber ahorrado (casi) todos los anteriores. Los socialistas aparecen en un vídeo lanzado ayer llamado 25M, La resistencia andaluza como los indigestos galos que resisten a los romanos peperos: vídeo ameno y mensajes claros, si bien Rajoy aparece a las órdenes de Arenas. Esos romanos no van a la zaga con Las grandes predicciones de la historia, donde equiparan sentencias como que no se llegaría a la luna o que la gente se aburriría de ver a tele a la frase de Griñán de que el PP nunca ganaría en Andalucía. No va a la zaga La trituradora del PSOE (recurrente estos días la trituradora…). El resto, poca cosa. Sólo Equo, con el vídeo de Fernando Colomo, ofreció un buen spot en el minuto 1 de campaña. Todos pueden verse a continuación.

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.

 

Algunos vídeos electorales

 

PSOE

 

PP

 

IU

 

PA

 

UPyD

 

Equo

De las fotos del equipo de campaña a la geolocalización

Jesús Ollero | 22 de marzo de 2012 a las 11:54

Quién lo diría, pero en Twitter los políticos están hablando poco y fotografiando bastante. A veces, las más, retratándose a sí mismos (¿recuerdan lo que hablábamos de mi equipo? Otras utilizando imágenes para reforzar sus mensajes. O para atacar, que tampoco es cosa ligera. De las fotos que más sorprende es una que Cayo Lara ha colgado en su cuenta: Arenas y Camps rinden pleitesía a la Macarena, tema que ya trajo su cola en su momento y que IU (no Valderas: cero fotos en campaña) recupera en la recta final. En su afán por apoyarse en su equipo, Arenas sube fotos de sí mismo desde aplicaciones distintas (equipo amplio): la del velatorio del Sabio de Tarifa no gustó al PSOE. Y Griñán… ha subido una foto en toda la campaña (y desenfocada…). Sale él, claro. Del resto, Pilar González (PA) sube todas las que puede y Martín de la Herrán (UPyD) prefiere la geolocalización (4square) para mostrar dónde está.

 

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.

UPyD y PA, al acecho

Ignacio Martínez | 18 de marzo de 2012 a las 19:52

QUÉ pasaría si Arenas no tiene mayoría absoluta? Lo probable es que tenga más de 55 diputados en la próxima legislatura. Sólo los optimistas dentro del PSOE creen que podrán componer una coalición con IU. Y sólo Griñán piensa que su opción puede sacar más votos que el PP. A una semana de la votación, Arenas tiene la partida ganada. Ayer dio por enterrado el doberman con el que los socialistas asustaban a su clientela en los 90. En cambio, destacó la buena salud de los reptiles. Sigue castigando al PSOE en el hígado de la corrupción. Así va a ganar. Lo sabe. Ya se permite cifrar en mil millones el recorte en los presupuestos, sin precisar en qué partidas. Su victoria no está en discusión, pero si no tiene mayoría absoluta, además de la alternativa de izquierdas, queda la posibilidad de un gobierno en minoría. ¿Cómo? UPyD no andará lejos de sacar escaño por Sevilla y el PA en Cádiz. ¿Se imaginan al PP a dos escaños de la mayoría absoluta y a estos dos partidos con esos diputados, dispuestos a dejar gobernar a la lista más votada? Es poco probable pero no imposible. Ambos serán el refugio principal de los indecisos que quieran desalojar a los socialistas, pero no quieran votar a los populares. El problema es que comparten el perfil de sus votantes. Curioso, porque se trata de la opción menos autonomista y la que más. Si todos los que van a votar al PA en Sevilla lo hicieran por UPyD y ocurriera a la inversa en Cádiz, lo conseguirían. De momento andan a la gresca. Precisamente porque se disputan los mismos electores.

El alcance de la tijera

Javier Chaparro | 17 de marzo de 2012 a las 21:51

Cansado de que muchas de sus apreciaciones no fueran tenidas en cuenta, Pedro Solbes acabó marchándose de aquel Gobierno que, en contra de su criterio, había aprobado entre otras cosas la rebaja de 400 euros en el IRPF y el cheque-bebé de 2.500. “El Estado no es una instancia de último recurso”, afirmó el vicepresidente económico del Gobierno al término de una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en la que, sin embargo, las autonomías habían arañado 1.000 millones de euros extra para financiar sus sistemas sanitarios. Un parche a un problema que ahora nos ha estallado en la cara.

Tiene razón el presidente de la Junta de Andalucía al defender las políticas puestas en marcha en nuestra comunidad autónoma desde hace muchos años para reducir el gasto en sanidad, empezando por la receta electrónica, siguiendo por la prescripción de tratamientos por principios activos y terminando por la subasta de medicamentos, que el Gobierno de la nación medita recurrir ante el Tribunal Constitucional pese a que supondría un nuevo ahorro para las arcas públicas. Aún así sería insuficiente, pero seguimos de campaña electoral. De menú, sopa boba. Más allá de Despeñaperros están en otra onda tras las elecciones generales y por eso hablan ya sin tapujos del copago sanitario, de suprimir empresas públicas, de la movilidad del personal al servicio de las administraciones y de acabar con tanto consejo de administración inútil, salvo para cobrar las correspondientes dietas. Demos por seguro que Arenas va a mantener un tiempo alejado de los mítines al gallego Núñez Feijoo.

Por unanimidad, los candidatos de PSOE, PP e IU abordaron ayer el tema de las prestaciones sociales para decir lo que casi siempre dicen y nunca cumplen: que ni sanidad ni educación se tocarán. Que pregunten a los médicos que deben atender a destajo las bajas de sus compañeros o a las universidades andaluzas, cuyo presupuesto ha subido en 2012 un 3%, pero a las que no llega el dinero prometido en el capítulo de inversiones o en el de contingencias, al arbitrio ambos de lo que decida el consejero de turno. Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio.

Los nudillos rotos

Rafael Ruiz | 15 de marzo de 2012 a las 10:47

Mismo escenario. Canal Sur, antier mismo. José Antonio Griñán y Diego Valderas emprenden un debate de guante blanco. Más cosas son las que unen que las que separan. Políticas sociales, salida de la crisis por la izquierda, desarrollo estatutario, algún pellizco de monja del de Bollullos al presidente en funciones por el escándalo de los enchufados en los ERE. Escenifican que es posible un entendimiento para detener la ola conservadora, de derechas, que pretende colocar en San Telmo o la Casa Rosa a Javier Arenas, el ausente.
Plató de la tele autonómica. Año 2000. Antonio Romero es el candidato a la Presidencia de IU tras la decisión estratégica de descabalgar a Luis Carlos Rejón. El de Humilladero “llama a la puerta” de un PSOE hegemónico para emprender un gobierno de izquierdas, en la línea de la catastrófica propuesta en términos electorales que defendían en Madrid Joaquín Almunia y Francesc Frutos, reconvertido en Paco para la ocasión. Error de cálculo. Manuel Chaves, habitualmente parco en salidas de guasa, le espeta a Antonio Romero: “Se te van a romper los nudillos de tanto llamar”. Telón o fundido en negro.
Se da por supuesta una alianza poselectoral si los números son propicios durante la madrugada del 25 de marzo. Largo lo fían. La tradición demuestra que el PSOE e IU terminan mal cuando se sientan en la misma mesa, vistas las experiencias municipales que han acabado como el rosario de la aurora. Ambos partidos funcionan como vasos comunicantes, como imágenes especulares. La fortaleza del uno es la debilidad del otro, la mano izquierda del uno es la derecha del adversario. Desconocen, además, la diversidad de la vida interna de IU, que tiene que someter a referéndum entre su militancia cualquier alianza.  Si el PSOE está revuelto de puertas hacia dentro, IU –esta IU– es inestable.
Muchos años de rencillas se han acumulado en ambas  casas como para propiciar un escenario coherente enfrente del Partido Popular. Año 2000, tan cerca y tan lejos. Como Extremadura. A la vuelta de la esquina.