Archivos para el tag ‘Javier Arenas’

Los ausentes de la campaña

Carlos Navarro Antolín | 20 de marzo de 2015 a las 4:50

Y de pronto alguien preguntó dónde está Javié, el que fue vicepresidente del Gobierno (de España). Y lo vieron un día en la esquina de una foto cuyo centro de impacto visual era Juan Manuel Moreno Bonilla, ese hombre. El hombre que se ha ganado, al menos, el derecho a ser oído en sus propias filas tras el debate del lunes. Arenas es un candidato que sabe estar en la esquina, como sabe cuándo procede o no salir al balcón de Génova en las noches electorales.

El PSOE también tiene sus ausentes, esos linces de Doñana de los que todo el mundo habla pero que casi nadie ve, porque es difícil de avistar hasta el lince que habita en el zoo de Jerez, más tiempo en horizontal que desarrollando la agudeza visual propia de la especie. Los socialistas parecen tener en la reserva a Emilio Llera, el número dos por Sevilla, nada menos que el hombre que sigue en la lista a La Que Manda en el PSOE, el fiscal metido en política, la cara amable del Ministerio Público. Llera sale menos en las fotos esta campaña que Javié. Es el ausente. Va a los mítines, pero ni mú. Hay quien dice que mejor así, no vaya a soltar alguna de esas perlas a las que don Emilio nos tiene acostumbrados. “Trabaja mucho y encima sigue guapa”, dijo de Alaya. ¿Estará cuidando su perfil ante la posibilidad de ocupar un cargo eminentemente institucional como la Presidencia del Parlamento? O simplemente ocurre que la luz que emite La Que Manda todo lo eclipsa, que la marca única y principal todo lo engulle, incluidos el puño y la rosa.

Otro que anda con el perfil bajo en clave autonómica es el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, otrora el bastión del municipalismo pepero en toda España. Zoido se está colocando de perfil. Está haciendo una campaña de servicios mínimos. Se ve, se siente. Su entusiasmo por esta campaña electoral es el mismo que tiene por reformar el PGOU. No se ha ido a visitar mercados con Moreno Bonilla, ni a pegar abrazos por el territorio amigo de Los Remedios con ese Juan Bueno con el chaleco a la espalda en modo Siempre Así. Pareciera tener claro que lo único interesante de estos comicios es el resultado en clave local: que el PSOE pueda interpretar (y vender) la noche del domingo como el inicio de la recuperación de la Alcaldía, y que Ciudadanos pueda obtener un resultado que haga atractiva la candidatura para cualquier personaje de la sociedad civil con notoriedad y con capacidad para arañar votos. A Zoido parece que le ha salido su particular Lauren Postigo: “Juan Ignacio, éstas no son tus elecciones”.

Javié no molesta. Se hace el sueco. Del avión de vicepresidente a hacer de busto silente en las fotos para arropar al candidato . Llera no aparece en los papeles, más allá de los tuits, ni se le acercan las alcachofas. De consejero locuaz a número dos tácticamente enmudecido. Y el alcalde de Sevilla se coloca de perfil para sortear la posible embestida del morlaco andaluz. Hay campañas idóneas para jugar a descubrir dónde está Wally. Yestar, siempre estaba.

‘Speakers’ corner’ con Javier

Luis J. Pérez-Bustamante Mourier | 13 de marzo de 2015 a las 14:37

Juanma Moreno, en Almería. Foto:  Francisco J. Fernandez

Juanma Moreno, en Almería. Foto: Francisco J. Fernandez

 

Juanma Moreno empieza el día en Jazatrans, una empresa dedicada al transporte en carretera con sede en El Ejido. Allí lanza una serie de compromisos para fomentar las exportaciones y vuelve a arrearle a la candidata socialista con que las únicas exportaciones por las que se preocupan son la spropias para archarse a Madrid. No pierde ocasión el aspirante. El acto no es que sea en un sitio especialmente lucido, pero nos deja dos hechos reseñables. El primero es la consabida foto montado en la cabina de uno de estos gigantes. La segunda es que Javier Arenas aparece por primere vez en la campaña al lado del candidato. Aparece el de Olvera sonriente como siempre, resalta la kilómetrada que lleva encima (“vengo de Ayamonte”) y destaca lo bien que ve al candidato. Raro sería que dijera lo contrario, por otra parte. A decir verdad a uno le da la impresión de que el candidato y su antecesor bien podrían ser familia porque los gestos de uno y otro se parecen cada día más.

Tras la visita ejidense, la caravana se va a Almería para darse el tradicional paseo de mediodía por las calles céntricas de la ciudad. La provincia es objetivo número uno para los populares, que no se quieren dejar comer la tostada por un PSOE que sueña con arrebartarles un feudo histórico. Tras los consabidos besos y abrazos, chascarrillos y apretones de manos llega la sorpresa del día, el estreno de la mitad de la campaña. Al llegar al mercado central, el candidato se sube a una especie de poyete (algo así como una caja de cerveza forrada de fieltro gris) y se dirrige a los almerienses en mitad de la calle, sin distintivos del partido ni micro. Es un speaker’ corner, importado directamente del Hyde Park londinense. Los estrategas de campaña buscan epatar siempre y con esto quieren que el candidato aparezca más cercano y accesible a los ciudadanos. La idea es buena, claro que la amplia corte que acompaña a Juanma Moreno impide a esos ciudadanos acercarse mucho. Ya se sabe que en campaña es importante estar con el líder del partido, no vaya a se que luego te digan algo.

El aspirante insiste en su mensaje habitual de regeneración, de oportunidad d eoro, de que el voto es oro líquido, de que después de 33 años toca el cambio… La cosa está simpática y no son pocos los que se acercan preguntando quién está formando este revuelo y qué hace ahí. Al aspirante le gusta el contacto directo, se le da mejor que el mitin y por primera vez en la campaña dice que su compromiso es “reformista y centrista” -atentos a esto que lo vamos a escuchar más y es una llamada a ampliar la base electoral-. Saca también la anécdota del día, en esta ocasión protagonizada por una señora que le ha pedido que quite el impuesto de sucesiones porque ella está muy mayor y quiere dejarle a sus hijos el fruto del trabajo de su marido emigrante en Alemania. Que de vivencias tiene este hombre.

El relato emociona al personal que acaba aclamando a Juanma Morreno como “presidente, presidente” cuando este se baja de la tarima feliz y contento por el resultado de su innovación de campaña. La cosa ha salido bien, sorprende y garantiza cierto impacto. Y todos se van contentos, empezando por Javier Arenas que ve “muy bien” a su candidato porque “está haciendo un campañón”. Todo un halago viniendo a uno al que le llamaban el campeón.

Cruel ‘déjà vu’

Alberto Grimaldi | 26 de marzo de 2012 a las 21:53

La peor de las pesadillas de Javier Arenas se reprodujo ayer en las elecciones de Andalucía. Y la revivió de manera más cruel que hace dieciséis años: Pepe Griñán, como Manuel Chaves en 1996, ha volteado las encuestas y seguirá gobernando la Junta aun perdiendo el PSOE por primera vez los comicios autonómicos.

Escribí en la primera de esta serie de reflexiones de campaña que pírrica sería la victoria del PP andaluz si Arenas no tenía mayoría para gobernar. Así ha sido: el hipotético éxito que supone vencer en las urnas -por tercera vez consecutiva en diez meses- se ha tornado en fracaso sin paliativos, porque el cambio que se prometía nunca se producirá desde los bancos de la oposición.

Si dura fue la derrota de 1996, cuando el PP rompió el techo de cristal que le impedía ser fuerza de Gobierno en la Carrera de San Jerónimo, amargo ha sido este déjà vu que confirma que Arenas y el PP-A no logra quebrar esa montera que, incluso siendo el que más votos aglutina en toda Andalucía, le impide gobernar la comunidad igual que cuanto era derrotado en el recuento de votos.

Amargo porque probablemente Arenas es uno de los principales artífices de que Rajoy hoy gobierne España. Y paradójicamente -y en contra de lo que yo opinaba hace unos días, que veía en las encuestas votos consecuentes- es la gobernanza de Rajoy la que le ha lastrado: más por recortar derechos que por ajustar presupuestos.

Porque los números dicen no sólo que Arenas ha perdido casi 415.000 votos respecto a los que obtuvo Rajoy hace sólo cuatro meses, sino que ha perdido también casi 163.000 sufragios respecto a los que él mismo consiguió en 2008.

Poco importa que con menos votos pero más escaños que entonces gane por primera vez las autonómicas. Tampoco es relevante que el PSOE haya perdido en cuatro años casi 655.000 votos o que Griñán haya obtenido menos sufragios -sólo unos miles pero menos- que Pérez Rubalcaba el 20-N: el peor resultado de la historia del PSOE.

No. Lo que hoy torna en derrota su éxito objetivo es que no gobernará Andalucía. Y probablemente nunca lo haga. Porque será difícil que pueda presentarse de nuevo como alternativa tras no lograrlo en cuatro ocasiones distintas y ante dos oponentes diferentes.

Iguales para hoy

Rafael Ruiz | 25 de marzo de 2012 a las 8:00

La jornada electoral equipara en un gesto –lo que se tarda en elegir la papeleta, cerrar el sobre, sacar el DNI y sortear al pesado de turno– al banquero y al chapero, al literato y al niñato del Tuenti, a la vanguardia obrera concienciada –necesaria– y al trabajador alienado, contingente. En cierta manera, se establece una ficción o una liturgia que empata por un rato al que sale de misa y se acerca al colegio electoral absuelto de los pecados cometidos con el que termina en la cafetería con el cortado y la media tostada de tomate en proceso de laica digestión. El que llega en coche oficial o el que pasea: iguales para hoy.
La Andalucía toda está convocada a la caja acristalada que llamamos urna en eso que se ha calificado, de forma rimbombante, elecciones históricas. En juego, ustedes lo saben, echar la raya que en tantos pueblos y ciudades informa de hasta dónde llegó la riada. Galos y romanos quedan hoy homologados al pueblo, convertido en el que importa cada cuatro años, cuando elige, porque la democracia española sigue siendo imperfecta. Se ejerce de tarde en tarde, lamentablemente, con normas obsoletas que bloquean candidaturas y reparten escaños para que gane siempre la banca. Así le entra un ataque de desafección a cualquiera.

Andalucía decide hoy a quien decidirá por ella. Arenas, Griñán, Valderas. Personajes principales del teatrillo de una autonomía que está más lejos de sus actores y a los que, en muchas ocasiones, ni escucha a pesar de que hablan cada vez con más gritos. Crisis, empleo, recortes, bolsillos de cristal. Las cuatro claves de una legislatura que no va a entender de barcos.

Quien salga victorioso de esta noche, que se vaya preparando.  Quien pierda, ídem de ídem. El Gobierno, con tantas personas penando fatiguitas, se ha convertido en papel de lija. Desgasta, abrasa. Con altura de miras, que no la hay, llegaría el momento de los acuerdos, de las personas de Estado, que sí las hubo. Generosidad del vencedor hacia el vencido, la misma que nunca se tuvo. Mala costumbre nacional esa la de no estar nunca a la altura de las circunstancias.

Balance de Twitter: intendencia frente a actores principales

Jesús Ollero | 24 de marzo de 2012 a las 9:54

Hay tres clases de políticos en Twitter: los que hablan de política, los que no hablan y los que hablan de todo sin parar. Este grupo se divide entre los que aportan y los que no. Cada uno que se ubique donde estime. Con la recta final de la campaña se ha acelerado la escritura, pero no varía el global. Griñán ha mantenido una línea discreta: su equipo, como ayer, y sólo a veces. El gobierno saliente ha estado poco o nada. Notable Micaela Navarro y activo, a su aire, Recio. Algunos de los miembros más representativos del PP andaluz se han dejado ver poco, al contrario que los actores principales: Arenas y, en particular, Antonio Sanz, han sido muy activos. Pronto sabremos si, como vaticina la periodista Carmen Torres, será el nuevo consejero tuitero. De la primera línea de la política autonómica es el que ha sacado mayor provecho de Twitter, tema que el PSOE parece haberse encomendado a la intendencia.

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.

Escápate

David Fernández | 23 de marzo de 2012 a las 10:18

LOS dos candidatos al triunfo coincidieron un mal día en el despacho de la empresa demoscópica Ycómovalonuestro.com. El encuentro fue desagradable, como coincidir en el ascensor con el vecino que no te deja pegar ojo. Y aunque duró un minuto, se hizo eterno y ambos tuvieron tiempo de ver toda tu vida pasar por delante de sus narices. Conste que algún día tenía que pasar porque PSOE y PP se pasan la vida realizando encuestas. Los allegados de los candidatos, de hecho, no se atreven a preguntarles por nada porque cualquier pamplina la someten a la consideración del primero que pase. Hasta en la barra del bar, cuando les va a tomar nota el camarero, se decantan por vino o cerveza en función de lo que dicten los sondeos entre la clientela, para empatizar y quedar bien. Como habrán imaginado, Griñán y Arenas coincidieron para preguntarle al sociólogo ¿y cómo va lo mío? Y un experto en sondeos de porte intrigante a lo Philip Marlowe invitó a ambos a sentarse en su mesa. Tras exhalar el humo de su cigarrillo y alargar innecesariamente un silencio impostado, respondió al primero lo mismo que le dijo el famoso abogado del chiste al criminal confeso al que pillaron con las manos en la masa: “¿Lo tuyo? ¡Ah!, sí, ya me acuerdo… Lo tuyo, Pepe, lo tuyo va bien, bien… Sí hombre… Ahora bien, si te puedes escapar, te escapas”. Griñán, al principio no dio crédito y pensó que la broma la grababan con cámara oculta, pero al ver la muestra del sociólogo se rindió a la evidencia. Más tarde lo comprendió todo porque pudo comprobar con más calma y en compañía de una copa de amontillado, que las encuestas de las que él venía presumiendo estos días y que pronostican un PSOE superior al resto eran una copia falsa de las de 2008. Al parecer alguien le había dado el cambiazo. Y el palo aún le mantiene mosqueado, pero lo que en realidad le costará olvidar es la prolongada y sonora carcajada de Arenas, sentado a su lado, frente al sociólogo. Conste que tampoco éste se fue de rositas: “¿Y usted de qué se ríe? Tenga cuidado porque aún no está claro del todo que vaya a ser usted el presidente”, le reprendió el sociólogo, para añadir en tono grave: “¿Sabía usted que las victorias amargas duelen más que las derrotas en toda regla?”. Arenas se puso blanco como la pared y empezó a ver pinzas por todas partes… Al final ambos salieron de la oficina llorando sin consuelo posible.

La mano abierta

Rafael Ruiz | 23 de marzo de 2012 a las 10:15

DAR la mano es un gesto tan antiguo como el hombre (y la mujer, disculpen) y su significante originario es un dechado de sentido común. El interlocutor no lleva armas, no tiene intenciones violentas, porque su extremidad más poderosa, habitualmente la derecha, está vacía. Si se saluda de esa manera, es que no se lleva una espada, una navaja, un hacha, una piedra con la que partirle la madre al que está en frente.

La mano es, junto al aparato fonador, el órgano electoral por excelencia. Cada candidato dedica muchas horas del día a repartir apretones entre sus interlocutores. Cosifica una realidad propia del proceso electoral: el mismo brazo de la misma persona que firma decretos, redacta leyes o beneficia a los grupos de poderosos se pone a disposición del pueblo llano durante 15 días. Apunta con el dedo, acaricia cabezas de niños inherentemente guapos, palmea espaldas de paisanos.

La mano es símbolo político. “Me fui con el puño cerrado, vengo con la mano tendida”, dijo Rafael Alberti a la vuelta de su exilio por comunista y poeta. El Partido Andalucista celebró su mejor resultado electoral, cinco diputados (uno de ellos procedente de la diáspora de Cataluña), creando su logotipo con otros tantos dedos abiertos. Los socialistas, sabido es, tienen su imagen en un puño y una rosa, al modo francés, desde que se sustituyó el tintero y el yunque del tipógrafo Pablo Iglesias.

La cartelería electoral del PP retrata a Javier Arenas ofreciendo una mano, la derecha, palma hacia arriba, que no se sabe si ofrece cariño o si pide 20 euros para cuadrar el déficit. Los propagandistas populares han iluminado la mano del candidato hasta la saturación, imagen subliminal que quiere decir que el aspirante popular no lleva piedras, ni espadas, ni navajas. Que va de buenas, de guay.

Arenas dice que si gana por el montón de votos que algunos le auguran no va a ejercer una mayoría absoluta de ordeno y mando, que no habrá rodillo, que no cambiará un “régimen” por otro. Con la mano abierta, tendida. Ese viejo truco.

Cosa de dos (XV)

Jesús Ollero | 23 de marzo de 2012 a las 10:12

Rafael Román: El día después

FALTAN 72 horas. El PA, si consigue una diputada, se habrá salvado. Lo mismo puede decirse de UPYD, en masculino. Si no, ambos tendrán una travesía del desierto parlamentario, más grave para el PA, porque su ámbito es exclusivo andaluz. IU tiene altas expectativas y su dilema -bases mediante- sólo se presentará si se ve en la coyuntura de apoyar al PSOE. El PP da por descontado ya el triunfo electoral. Si lo consigue, tendrá una hegemonía nunca vista antes en la política española, tanto que el debate sobre el Estado de las Autonomías lo podrán hacer en la calle Génova. Un dislate. En Sevilla, hasta la Parra en Otoño de Carmen Laffon del Palacio de San Telmo la podrán tirar al Guadalquivir. Predominio sin contrapoderes. Si no, Arenas sufrirá la frustración de su vida y buscará alternativas en el océano azul de la política nacional. El PSOE, que ha gobernado desde el 82, se juega mucho más que el Gobierno. Con o sin victoria, Griñán tendrá que proponer un programa de relevos sin ataduras, basado en la capacidad de revitalizar a fondo al PSOE y en la honradez intransigente. Si gana, lo hará con comodidad. Si no, le tocará pelearlo. En 72 horas, Andalucía decidirá todo esto.

Juan Ojeda: Esperanzas contra miedos

ESTAMOS ya en el último día de campaña, y si tuviese que hacer un resumen de lo que han sido estos 15 días, contados desde la apertura oficial, en la madrugada del día 9, diría, en primer lugar, que se ha hablado menos de Andalucía, de su presencia y de su futuro, de lo que pensábamos en un principio, porque creíamos que era nuestra campaña, al no coincidir con otras de ámbito superior. Han tenido más presencia los encontronazos entre Gobierno de España y Junta que la discusión de proyectos autonómicos. En cuanto a los candidatos, Javier Arenas, sobre todo desde que la mayoría de las encuestas daban casi segura la mayoría absoluta, mejor dicho, sólida, ha ido de prudente ganador, con un proyecto genérico de reformas, que podrían resumirse en gobernar de otra manera, sabiendo que los treinta años en el poder y los últimos escándalos han deteriorado seriamente al PSOE. En lo que respecta a Griñán, se ha comportado como un perdedor animoso, buscando la recuperación de ese voto dormido en las últimas elecciones, pero que todavía los socialistas consideran potencialmente suyo, y también ha procurado meter miedo con la agenda oculta. Ha sido una campaña de esperanzas contra miedos.

Etiquetas: , , ,

Vídeos electorales: de la aldea gala a los hitos imposibles

Jesús Ollero | 23 de marzo de 2012 a las 6:15

Los partidos parecen haber reservado creatividad, ese bien escaso, para el final de la campaña. El PSOE va por 8 vídeos y el PP por 6. Se podían haber ahorrado (casi) todos los anteriores. Los socialistas aparecen en un vídeo lanzado ayer llamado 25M, La resistencia andaluza como los indigestos galos que resisten a los romanos peperos: vídeo ameno y mensajes claros, si bien Rajoy aparece a las órdenes de Arenas. Esos romanos no van a la zaga con Las grandes predicciones de la historia, donde equiparan sentencias como que no se llegaría a la luna o que la gente se aburriría de ver a tele a la frase de Griñán de que el PP nunca ganaría en Andalucía. No va a la zaga La trituradora del PSOE (recurrente estos días la trituradora…). El resto, poca cosa. Sólo Equo, con el vídeo de Fernando Colomo, ofreció un buen spot en el minuto 1 de campaña. Todos pueden verse a continuación.

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.

 

Algunos vídeos electorales

 

PSOE

 

PP

 

IU

 

PA

 

UPyD

 

Equo

De las fotos del equipo de campaña a la geolocalización

Jesús Ollero | 22 de marzo de 2012 a las 11:54

Quién lo diría, pero en Twitter los políticos están hablando poco y fotografiando bastante. A veces, las más, retratándose a sí mismos (¿recuerdan lo que hablábamos de mi equipo? Otras utilizando imágenes para reforzar sus mensajes. O para atacar, que tampoco es cosa ligera. De las fotos que más sorprende es una que Cayo Lara ha colgado en su cuenta: Arenas y Camps rinden pleitesía a la Macarena, tema que ya trajo su cola en su momento y que IU (no Valderas: cero fotos en campaña) recupera en la recta final. En su afán por apoyarse en su equipo, Arenas sube fotos de sí mismo desde aplicaciones distintas (equipo amplio): la del velatorio del Sabio de Tarifa no gustó al PSOE. Y Griñán… ha subido una foto en toda la campaña (y desenfocada…). Sale él, claro. Del resto, Pilar González (PA) sube todas las que puede y Martín de la Herrán (UPyD) prefiere la geolocalización (4square) para mostrar dónde está.

 

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.