Archivos para el tag ‘José Antonio Griñán’

Cruel ‘déjà vu’

Alberto Grimaldi | 26 de marzo de 2012 a las 21:53

La peor de las pesadillas de Javier Arenas se reprodujo ayer en las elecciones de Andalucía. Y la revivió de manera más cruel que hace dieciséis años: Pepe Griñán, como Manuel Chaves en 1996, ha volteado las encuestas y seguirá gobernando la Junta aun perdiendo el PSOE por primera vez los comicios autonómicos.

Escribí en la primera de esta serie de reflexiones de campaña que pírrica sería la victoria del PP andaluz si Arenas no tenía mayoría para gobernar. Así ha sido: el hipotético éxito que supone vencer en las urnas -por tercera vez consecutiva en diez meses- se ha tornado en fracaso sin paliativos, porque el cambio que se prometía nunca se producirá desde los bancos de la oposición.

Si dura fue la derrota de 1996, cuando el PP rompió el techo de cristal que le impedía ser fuerza de Gobierno en la Carrera de San Jerónimo, amargo ha sido este déjà vu que confirma que Arenas y el PP-A no logra quebrar esa montera que, incluso siendo el que más votos aglutina en toda Andalucía, le impide gobernar la comunidad igual que cuanto era derrotado en el recuento de votos.

Amargo porque probablemente Arenas es uno de los principales artífices de que Rajoy hoy gobierne España. Y paradójicamente -y en contra de lo que yo opinaba hace unos días, que veía en las encuestas votos consecuentes- es la gobernanza de Rajoy la que le ha lastrado: más por recortar derechos que por ajustar presupuestos.

Porque los números dicen no sólo que Arenas ha perdido casi 415.000 votos respecto a los que obtuvo Rajoy hace sólo cuatro meses, sino que ha perdido también casi 163.000 sufragios respecto a los que él mismo consiguió en 2008.

Poco importa que con menos votos pero más escaños que entonces gane por primera vez las autonómicas. Tampoco es relevante que el PSOE haya perdido en cuatro años casi 655.000 votos o que Griñán haya obtenido menos sufragios -sólo unos miles pero menos- que Pérez Rubalcaba el 20-N: el peor resultado de la historia del PSOE.

No. Lo que hoy torna en derrota su éxito objetivo es que no gobernará Andalucía. Y probablemente nunca lo haga. Porque será difícil que pueda presentarse de nuevo como alternativa tras no lograrlo en cuatro ocasiones distintas y ante dos oponentes diferentes.

Iguales para hoy

Rafael Ruiz | 25 de marzo de 2012 a las 8:00

La jornada electoral equipara en un gesto –lo que se tarda en elegir la papeleta, cerrar el sobre, sacar el DNI y sortear al pesado de turno– al banquero y al chapero, al literato y al niñato del Tuenti, a la vanguardia obrera concienciada –necesaria– y al trabajador alienado, contingente. En cierta manera, se establece una ficción o una liturgia que empata por un rato al que sale de misa y se acerca al colegio electoral absuelto de los pecados cometidos con el que termina en la cafetería con el cortado y la media tostada de tomate en proceso de laica digestión. El que llega en coche oficial o el que pasea: iguales para hoy.
La Andalucía toda está convocada a la caja acristalada que llamamos urna en eso que se ha calificado, de forma rimbombante, elecciones históricas. En juego, ustedes lo saben, echar la raya que en tantos pueblos y ciudades informa de hasta dónde llegó la riada. Galos y romanos quedan hoy homologados al pueblo, convertido en el que importa cada cuatro años, cuando elige, porque la democracia española sigue siendo imperfecta. Se ejerce de tarde en tarde, lamentablemente, con normas obsoletas que bloquean candidaturas y reparten escaños para que gane siempre la banca. Así le entra un ataque de desafección a cualquiera.

Andalucía decide hoy a quien decidirá por ella. Arenas, Griñán, Valderas. Personajes principales del teatrillo de una autonomía que está más lejos de sus actores y a los que, en muchas ocasiones, ni escucha a pesar de que hablan cada vez con más gritos. Crisis, empleo, recortes, bolsillos de cristal. Las cuatro claves de una legislatura que no va a entender de barcos.

Quien salga victorioso de esta noche, que se vaya preparando.  Quien pierda, ídem de ídem. El Gobierno, con tantas personas penando fatiguitas, se ha convertido en papel de lija. Desgasta, abrasa. Con altura de miras, que no la hay, llegaría el momento de los acuerdos, de las personas de Estado, que sí las hubo. Generosidad del vencedor hacia el vencido, la misma que nunca se tuvo. Mala costumbre nacional esa la de no estar nunca a la altura de las circunstancias.

Balance de Twitter: intendencia frente a actores principales

Jesús Ollero | 24 de marzo de 2012 a las 9:54

Hay tres clases de políticos en Twitter: los que hablan de política, los que no hablan y los que hablan de todo sin parar. Este grupo se divide entre los que aportan y los que no. Cada uno que se ubique donde estime. Con la recta final de la campaña se ha acelerado la escritura, pero no varía el global. Griñán ha mantenido una línea discreta: su equipo, como ayer, y sólo a veces. El gobierno saliente ha estado poco o nada. Notable Micaela Navarro y activo, a su aire, Recio. Algunos de los miembros más representativos del PP andaluz se han dejado ver poco, al contrario que los actores principales: Arenas y, en particular, Antonio Sanz, han sido muy activos. Pronto sabremos si, como vaticina la periodista Carmen Torres, será el nuevo consejero tuitero. De la primera línea de la política autonómica es el que ha sacado mayor provecho de Twitter, tema que el PSOE parece haberse encomendado a la intendencia.

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.

Escápate

David Fernández | 23 de marzo de 2012 a las 10:18

LOS dos candidatos al triunfo coincidieron un mal día en el despacho de la empresa demoscópica Ycómovalonuestro.com. El encuentro fue desagradable, como coincidir en el ascensor con el vecino que no te deja pegar ojo. Y aunque duró un minuto, se hizo eterno y ambos tuvieron tiempo de ver toda tu vida pasar por delante de sus narices. Conste que algún día tenía que pasar porque PSOE y PP se pasan la vida realizando encuestas. Los allegados de los candidatos, de hecho, no se atreven a preguntarles por nada porque cualquier pamplina la someten a la consideración del primero que pase. Hasta en la barra del bar, cuando les va a tomar nota el camarero, se decantan por vino o cerveza en función de lo que dicten los sondeos entre la clientela, para empatizar y quedar bien. Como habrán imaginado, Griñán y Arenas coincidieron para preguntarle al sociólogo ¿y cómo va lo mío? Y un experto en sondeos de porte intrigante a lo Philip Marlowe invitó a ambos a sentarse en su mesa. Tras exhalar el humo de su cigarrillo y alargar innecesariamente un silencio impostado, respondió al primero lo mismo que le dijo el famoso abogado del chiste al criminal confeso al que pillaron con las manos en la masa: “¿Lo tuyo? ¡Ah!, sí, ya me acuerdo… Lo tuyo, Pepe, lo tuyo va bien, bien… Sí hombre… Ahora bien, si te puedes escapar, te escapas”. Griñán, al principio no dio crédito y pensó que la broma la grababan con cámara oculta, pero al ver la muestra del sociólogo se rindió a la evidencia. Más tarde lo comprendió todo porque pudo comprobar con más calma y en compañía de una copa de amontillado, que las encuestas de las que él venía presumiendo estos días y que pronostican un PSOE superior al resto eran una copia falsa de las de 2008. Al parecer alguien le había dado el cambiazo. Y el palo aún le mantiene mosqueado, pero lo que en realidad le costará olvidar es la prolongada y sonora carcajada de Arenas, sentado a su lado, frente al sociólogo. Conste que tampoco éste se fue de rositas: “¿Y usted de qué se ríe? Tenga cuidado porque aún no está claro del todo que vaya a ser usted el presidente”, le reprendió el sociólogo, para añadir en tono grave: “¿Sabía usted que las victorias amargas duelen más que las derrotas en toda regla?”. Arenas se puso blanco como la pared y empezó a ver pinzas por todas partes… Al final ambos salieron de la oficina llorando sin consuelo posible.

Vídeos electorales: de la aldea gala a los hitos imposibles

Jesús Ollero | 23 de marzo de 2012 a las 6:15

Los partidos parecen haber reservado creatividad, ese bien escaso, para el final de la campaña. El PSOE va por 8 vídeos y el PP por 6. Se podían haber ahorrado (casi) todos los anteriores. Los socialistas aparecen en un vídeo lanzado ayer llamado 25M, La resistencia andaluza como los indigestos galos que resisten a los romanos peperos: vídeo ameno y mensajes claros, si bien Rajoy aparece a las órdenes de Arenas. Esos romanos no van a la zaga con Las grandes predicciones de la historia, donde equiparan sentencias como que no se llegaría a la luna o que la gente se aburriría de ver a tele a la frase de Griñán de que el PP nunca ganaría en Andalucía. No va a la zaga La trituradora del PSOE (recurrente estos días la trituradora…). El resto, poca cosa. Sólo Equo, con el vídeo de Fernando Colomo, ofreció un buen spot en el minuto 1 de campaña. Todos pueden verse a continuación.

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.

 

Algunos vídeos electorales

 

PSOE

 

PP

 

IU

 

PA

 

UPyD

 

Equo

De las fotos del equipo de campaña a la geolocalización

Jesús Ollero | 22 de marzo de 2012 a las 11:54

Quién lo diría, pero en Twitter los políticos están hablando poco y fotografiando bastante. A veces, las más, retratándose a sí mismos (¿recuerdan lo que hablábamos de mi equipo? Otras utilizando imágenes para reforzar sus mensajes. O para atacar, que tampoco es cosa ligera. De las fotos que más sorprende es una que Cayo Lara ha colgado en su cuenta: Arenas y Camps rinden pleitesía a la Macarena, tema que ya trajo su cola en su momento y que IU (no Valderas: cero fotos en campaña) recupera en la recta final. En su afán por apoyarse en su equipo, Arenas sube fotos de sí mismo desde aplicaciones distintas (equipo amplio): la del velatorio del Sabio de Tarifa no gustó al PSOE. Y Griñán… ha subido una foto en toda la campaña (y desenfocada…). Sale él, claro. Del resto, Pilar González (PA) sube todas las que puede y Martín de la Herrán (UPyD) prefiere la geolocalización (4square) para mostrar dónde está.

 

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.

Hágale un favor a los políticos: no se muera en campaña

Jesús Ollero | 20 de marzo de 2012 a las 10:37

Recta final para todos aunque con algunos no lo parezca. Celebra el PSOE que su vídeo Quien no te conozca, que te compre sobre Arenas pasa de cien mil visitas. Está muy bien, pero justo cuando no hay la menor reacción de Griñán o su equipo ante la catarata de encuestas que coincide en quitarles el mando por primera vez…

Griñán anda como desaparecido. No de la campaña sino de internet. Quintamos a su equipo  relatando el no-debate de Canal Sur y la entrevista en La Sexta, y muy poco: apenas 20 mensajes en diez días y la mayoría para ubicarse. Jornadas enteras de vacío. En todo el fin de semana sólo hizo una excepción por la muerte de Paco Valladares. Otra muerte, la del Sabio de Tarifa, llevó ayer a Arenas al tanatorio. Críticas feroces del equipo de Griñán por una foto poco afortunada. Si tiene amistad con un político hágale un favor y no se muera en la campaña. Por si acaso.

 

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.

¡Menos notario y más debate!

Ignacio Martínez | 20 de marzo de 2012 a las 10:32

LA campaña es decepcionante por muchos motivos. El primero es la ausencia de debate. No sólo del debate andaluz que algunos ilusos veníamos reclamando desde hace muchos años. No. Faltan debates a secas. Aquí han dialogado en Canal Sur los presuntos socios del Frente Popular, PSOE e IU, Griñán y Valderas, Ávila y García, con la ausencia del partido que se ve ganador. Pero debates en condiciones no ha habido. Y podían organizarse muchos. Por ejemplo un cara a cara de Arenas con Griñán. Otro a tres con Valderas. Y, por qué no, uno a cinco con UPyD y PA, los dos outsiders que de entrar en el Parlamento podrían romper muchos equilibrios. Nada de debates. Pero por el contrario mucho notario. Una prueba palmaria de cómo los políticos son conscientes de su falta de credibilidad. Ya estrenó esta moda Artur Mas en 2006, comprometiéndose a no pactar con el PP para llegar a la Presidencia de la Generalitat. Lo han hecho en esta campaña Diego Valderas y Pilar González: han firmado el compromiso de cumplir y hacer cumplir su programa. ¿? Valderas ha pedido además a PSOE y PP que prometieran ante notario que no aplicarán el copago. Arenas mandó a Canal Sur un requerimiento notarial para que se leyese la razón de su ausencia del debate televisivo. También utilizó el mismo método en julio pasado para eludir enseñar su declaración de la renta. Y uno de los principales lugartenientes de Griñán, el onubense Mario Jiménez, registró ante notario el estado de las infraestructuras de su provincia en diciembre, para comprometer al Gobierno. La credibilidad es escasa, pero la osadía máxima. Van al notario a comprometerse con la esperanza de que la gente crea que pueden mentir al común de los mortales, pero no al fedatario público. Es ridículo. Cambian el método de la promesa, cuando lo que tendrían que modificar es su seriedad y su comportamiento. ¡Menos notario y más debate!

Cosa de dos (XI)

Rafael Román y Juan Ojeda | 19 de marzo de 2012 a las 13:32

Rafael Román: La Pepa

HOY la campaña descansa. Al menos cambia de formato. Los líderes políticos nacionales y andaluces han acudido ¡juntos! a rendir homenaje a la primera Constitución española, La Pepa de 1812, en un Cádiz radiante. El inglés William Hazlitt se entusiasmó: “Los ecos de la libertad habían despertado otra vez en España y de nuevo despuntaba el amanecer de la esperanza humana”. Pero la Constitución fue tan desgraciada como el propio devenir de las libertades españolas. Símbolo convertido en mito por anhelada, por llorada, porque muchos dieron su vida por ella. Así ha sido la historia de la conquista de la democracia en España. Tanto que nuestra generación está disfrutando su periodo más prolongado. Somos afortunados porque los que nos antecedieron sufrieron persecución, exilio y muerte por defender su legado. Los tiempos hoy son otros y los peligros distintos. Lo ha entendido bien Jordi Sevilla cuando ha escrito su libro Para qué sirve hoy la política con un subtítulo con el mal que nos aqueja “Una democracia para escépticos”. Una democracia verdadera exige la inclusión de cada vez mayores sectores sociales y debe preocuparnos que nadie se quede ni fuera ni atrás. Ese es el reto.

Juan Ojeda: Ni equivocados ni engañados

MI compañero de esta sección, Rafael Román, al que desde hace mucho tiempo le tengo un gran respeto, terminaba ayer su columna con la frase “que lo cuente Arenas”. Y yo coincido absolutamente con él, o sea, con que lo cuente Arenas, aunque sé, con toda seguridad que, aunque decimos lo mismo, estamos queriendo decir cosas distintas. Para mí, eso de que lo cuente Arenas significa que al candidato del PP a la Junta hay que darle el espacio de credibilidad necesario para que no se malinterprete lo que dice en contra de lo que dice. Por ejemplo, si Arenas ha dicho que no es partidario del copago, lo que después ha sido ratificado por el propio Rajoy, se le debe suponer que su propósito es no introducir el copago en la sanidad andaluza. Es como si, cuando Griñan dice que quiere acabar con el paro en Andalucía, se pusiera en duda que de verdad quiera hacerlo. Andalucía es un pueblo razonable que ha votado siempre lo que mejor le ha parecido -que ya es hora de que dejemos de creernos lo del servilismo electoral- y que dentro de unos días va a votar también lo que mejor le parezca, sin miedos y, pase lo que pase, los andaluces habrán acertado. Quienes se equivocan son los que piensan que a Andalucía se la puede engañar. Así que, ni equivocados, ni engañados.

En números aproximados

Rafael Ruiz | 19 de marzo de 2012 a las 12:19

AUNQUE sea difícil hacerse una idea, el Producto Interior Bruto (PIB) andaluz, todo lo que tenemos y hacemos en un año, viene a sumar unos 145.000 millones de euros, chispa más o menos y disculpen los puristas. Consecuencia lógica de la crisis, se ha reducido porque somos un poco más pobres y, además, fabricamos y vendemos menos cosas y servicios. Nuestra Administración común, la Junta, tiene un presupuesto aproximado de 32.000 millones anuales, según dicen los papeles. La última previsión realizada por el Gobierno andaluz aseguraba que, para salir del pozo, había que ingresar y gastar un poquito más, unos 320 millones, para darle alegría, Macarena, al sistema.

El problema es que, como está la cosa mal, se ingresa menos y se abona más. En 2010, la Junta de Andalucía gastó, también chispa más o menos, unos 4.400 millones de euros más de lo que le pagaron. Y en 2011, vinieron a ser, otros tantos miles de millones de euros. Hagan la cuenta en pesetas con las sales cerca o atención sanitaria experta.

El Gobierno le ha dicho a las comunidades autónomas que tienen que equilibrar sus cuentas, de forma que ingresos y gastos se acerquen. No que se igualen, sino que la diferencia no sea tanta para que nos presten dinero a un interés razonable. Para que se hagan una idea, Andalucía debe de acabar el año, sí o sí, gastando unos 2.175 millones de euros más de lo que haya ingresado, la mitad de los 4.000 millones y pico de 2011. La cuenta de la vieja dice que el recorte al descuadre tiene que ser de seis de cada 100 euros del presupuesto con el que se pagan tanto los despilfarros como los médicos y las medicinas que nos curan las enfermedades, los colegios que enseñan a leer a nuestros hijos o las residencias de mayores.

Las campañas electorales son momentos de enajenación política transitoria. La realidad se esquiva. Se quiera o no –sea procedente o una locura– habrá recortes. Y habrá sufrimiento, menos empleo, unos servicios básicos peor financiados aún. ¿Susto o muerte? En este caso, no hay disyuntiva.