Archivos para el tag ‘Opileak’

La recta final se hace cuesta arriba en redes sociales

Jesús Ollero | 18 de marzo de 2015 a las 19:24

Es posible que, navegando por la web del periódico, haya recaído en una gráfica que ofrece datos sobre la actividad en Twitter de los candidatos, llamada ElecciON-line. Opileak ofrece esos datos a los lectores de las cabeceras de Grupo Joly y lo primero (o lo segundo) que le ha debido llamar la atención es que el interés ha ido decreciendo. Las curvas de actividad en torno a los candidatos van claramente a la baja, como si la campaña se le estuviera haciendo larga a las redes sociales. El cénit del primer debate no ha sido alcanzado después por ningún candidato, ni siquiera los que no estuvieron. Y el nivel del arranque de la campaña no se ha igualado ni por asomo, como si el interés se hubiera evaporado y quedaran únicamente los legionarios respectivos.

opileak

Si es de esas personas que revisa la lista de la compra a fondo, igual se ha dado cuenta de que los porcentajes sobre la actividad alrededor de los candidatos supera el 100%: oscila entre el 116 y el 120% al haber muchos usuarios que citan a más de uno de ellos. Pues bien. La capacidad de atraer nuevos usuarios se ha ido desplomando conforme avanzaba la campaña. De los más de mil diarios del arranque de campaña para PP y Podemos, y dos mil en el caso del PSOE, a apenas 300 ó 400 en la recta final. Hastío.
Según los datos que ofrece Opileak, el PA es el que más usuarios concentra que puedan considerarse spammers, con un 15% de usuarios que realizan más de 10 comentarios sobre el partido. IU y Podemos lideran la franja entre 3 y 10 mensajes (20% del total) mientras Ciudadanos manda entre los que han realizado sólo uno o dos (77%). En total, el PSOE multiplica por tres los usuarios de C’s, por 3,5 los de UPyD y casi por siete los del PA, además de doblar ampliamente los de IU.

Por ubicación, Susana Díaz concentra los usuarios que la referencian en Sevilla y Juanma Moreno, en Málaga. En Almería, zona clave, Díaz tiene casi tantos usuarios como el resto de candidatos juntos. En contra de lo que pudiera parecer, Teresa Rodríguez es superada en Cádiz por todos menos De la Herrán y Marín, y concentra sus apoyos en Sevilla (a la par que Maíllo, por detrás de Moreno y cinco veces menos que Díaz) y Málaga (la cuarta parte que Moreno y la mitad que Díaz).

En referencias cruzadas (a más de un político) los dos candidatos principales aparecen cuatro veces más que las siguientes y llamativas combinaciones: Moreno con Maíllo y Díaz con Rodríguez.

 

La frase del día:

@Cs_Andalucía
.@juanmarin_cs “Nosotros no vamos a entrar en gobiernos de coalición, pero sí vamos a ayudar a gobernar en #andalucia”

Los otros

Rafael Navas | 13 de marzo de 2015 a las 2:59

La candidata de Podemos, Teresa Rodríguez, se toma días “para conciliar” en plena campaña electoral. Está muy bien lo de conciliar pero en este caso es como si un bombero se cogiese días libres en plenas Fallas o si lo hiciese una bailaora durante la Feria. Lo que sucede es que la profesora roteña sabe que podría conciliar toda la campaña si quisiera porque sacaría los mismos votos. Vamos, que si decidiese permanecer escondida su partido no obtendría menos apoyo.

El suyo es un caso tipo de candidato claramente por debajo de la marca, como sucede también muchas veces en los grandes partidos, ojo. Rodríguez no tiene una trayectoria profesional dilatada (al contrario que su actividad sindical, más intensa) y cuando se la escucha hablar resulta imposible encontrar propuestas concretas; al estilo de sus compañeros de filas, lo que ofrece son diagnósticos y más diagnósticos de lo que ha pasado en este país los últimos años (algo que ya sabemos todos) y dardos a las grandes multinacionales, ese discurso que tanto vende, en la línea de su paso por Izquierda Anticapitalista. La líder de Podemos en Andalucía está ahí, como podría estar cualquier otro, para recoger la lluvia de votos que le van a caer desde el malestar generalizado hacia la situación económica y la clase política. Lo que se dice estar en el lugar oportuno en el momento oportuno. Y, diga lo que diga, el barómetro de su popularidad no va a bajar como lo demuestra cada día el Opileak que publica este Diario, que la sitúa incluso por encima de Susana Díaz. Fenómeno digno de estudio.

Algo parecido sucede con Ciudadanos. Da igual quién sea el candidato. ¿Alguien conoce a Juan Marín? No, pero ahí está el sanluqueño disputándole la cuarta plaza a Izquierda Unida. No digamos del resto de los miembros de las listas de Podemos y Ciudadanos. El aluvión de votos que prevén recibir no se corresponde ni con el nivel de conocimiento de estos candidatos ni con su experiencia política, por supuesto. Poniéndonos cinematográficos, en esta campaña están el PSOE, el PP e IU, por una parte, y en el lado contrario, los otros. Y, como en la película de Amenábar, por mucho que se cierren las puertas y ventanas a sus candidatos fantasmas, por muy etéreos que sean y no se les visualice, los otros están aquí y han venido para quedarse.