Archivos para el tag ‘PP’

Algo más que felicidad

Jorge Bezares | 16 de noviembre de 2011 a las 11:33

Desde que el líder del PP, Mariano Rajoy, se nos volvió algo poeta al usar la felicidad en plena campaña electoral, se ha sentido tan cómodo que no ha regresado aún de vuelta a la refriega política ni a la realidad patria. Por cierto, no es una originalidad del gallego apelar a tan bello palabro. El artículo 13 de la Constitución de Cádiz de 1812 ya estableció que “el objeto del Gobierno es la felicidad de la Nación, puesto que el fin de toda sociedad política no es otro que el bienestar de los individuos que la componen”. Pero esta deriva nada prosaica, que también le valió para tumbar por puntos al candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el debate televisivo cara a cara, no la puede mantener sine die. Tal como se están poniendo de soviéticos los mercados, que no dan tregua a la prima española pese a que en Italia y Grecia -países sumamente contagiosos- han cambiado sus respectivos gobiernos en un intento desesperado de saciarlos, algo más tendrá que decir para que esa confianza que viene prometiendo nos quite de encima a esos inversores que se mueven en círculos concéntricos emulando milimétricamente a las rapaces falconiformes.

Teniendo en cuenta que la victoria por mayoría absoluta está más que asegurada a cuatro días de los comicios, Rajoy debería empezar a concretar. Está muy bien que diga, por ejemplo, que en algunos bares se podrá fumar con el retorno del PP a Moncloa, que reformará la ley del aborto para eliminar la última vuelta de tuerca que le dieron los socialistas, que le subirá la tarima a los maestros o que los matrimonios homosexuales pasan por la sentencia que tiene que dictar del Tribunal Constitucional. Pero aquí es necesario que revele quién va a ser su vicepresidente económico y concrete las primeras medidas legislativas que pretende adoptar.

Tanta cautela, lógica desde el punto de vista electoral para no espantar a indecisos cuando los resultados se prevén ajustados, no tiene ya ningún sentido. Sobre todo, cuando se supone que la llegada al poder del PP es la baza que España va a jugar para salir pitando del epicentro del terremoto de confianza. Por ello, Rajoy tiene que darle a Europa el mensaje de que “somos un gran país y que queremos estar en la primera división”, pero con pelos y señales. Tiene que hacerlo por pura responsabilidad, si no quiere que su Presidencia, por no dar señales de vida antes, nazca lastrada por unos mercados que están acostumbrados a amortizar los acontecimientos -Italia y Grecia son dos buenos ejemplos- casi antes de que se produzcan. De camino, además, conseguirá que muchos ciudadanos se enteren con más detalle del programa del PP, que, lógicamente, debe ser mucho más que un tratado para conseguir la felicidad en 15 días de campaña electoral. O no, que diría el señor Rajoy.

La juez y la campaña

José Aguilar | 16 de noviembre de 2011 a las 11:32

Para ganar las elecciones del domingo el Partido Popular no necesita ayuda externa. Le basta con la ayuda interna (de dentro del Partido Socialista, que lleva unos años suicidándose). No hace falta ponerse guerrista para deducir que el PP está recibiendo un plus en esta campaña. Un plus de deterioro de la imagen de sus adversarios socialistas. Esto es objetivo: cada avance en la instrucción judicial del escándalo de los ERE -que ya no es propiamente de los ERE, sino también de la política de ayudas a las empresas que ha practicado la Junta- viene a cuestionar un poco más al socialismo en el poder y a mermar sus posibilidades electorales, que ya estaban lastradísimas a causa de la crisis. Insisto para que nadie se confunda: la responsabilidad de lo que le está pasando al PSOE andaluz concierne enteramente al PSOE andaluz, y perdón por la tautología. Si se enfrenta a un proceso que más que salpicarlo lo enloda es por lo que ha hecho él mismo, no por una conspiración. Dicho lo cual, ahí está el nuevo auto de la juez Mercedes Alaya en el que se citan dos nombres, el del actual presidente de la Junta y el de la actual consejera de Hacienda, y se alude a otro, el de Manuel Chaves y su hija apoderada de Matsa. Ninguno está imputado. Ninguno ha sido citado como testigo, pero a los tres se refiere inequívocamente el auto judicial, dictado cuando la campaña electoral está dando las boqueadas y se sabe que los tres van a estar entre los que perderán los comicios. Y los perderán no sólo por los ERE y lo que sale tirando de su ovillo, pero también por eso.

El corredor en el desierto y el bofetón del desempleo

Jesús Ollero | 16 de noviembre de 2011 a las 2:11

La campaña afronta su recta final y nada mejor para escenificarlo que un corredor que enfoca ese último esfuerzo. Los partidos mayoritarios se han ido esmerando tras su acartonado comienzo audiovisual y, en general, han terminado por plasmar el verdadero leit-motiv electoral respectivo. Más vídeos que días y poco margen para difundirlos; la campaña agoniza y no ha recobrado el pulso del país tras el debate, a decir verdad. El PP, firme, seguro y procurando no resbalar, incide de nuevo en el empleo con datos. El PSOE, tras mostrar la celebradísima retórica Rubalcaba aprovechando el 11/11/11, quema las últimas naves acudiendo a la metáfora.

Tras mostrar a Rubalcaba como el brillante orador que es (igual el escenario podía interpretarse en su contra por cierta similitud con la dramaturgia poco favorecedora), aparece un corredor de fondo (símbolo de la caravana socialista y hasta del propio Rubalcaba) en plena diatriba sobre si merece la pena el esfuerzo tras 35.000 kilómetros y tropecientos actos habida cuenta de la lejanía del objetivo (ventaja del PP, se entiende). Con una estética muy lograda (como si el socialismo estuviera predicando en el desierto), enumera qué hay en juego (educación, sanidad, derechos, futuro) y retoma con decisión la carrera mientras se le va sumando una multitud. Tardío, pero puede que el vídeo de campaña más logrado.

En el PP, como continuación del sensible vídeo en el que se escenificaba cómo comunicar a tu entorno que te quedabas en paro, llega una segunda parte que describe a cámara lenta (los vídeos parecen símbolos del frenesí que necesitan los socialistas y la calma que transmiten los populares) cómo 1 de cada 5 españoles está en paro (brutal similitud tipográfica con cierto rotativo nacional), 1 de cada 5 es pensionista y les han recortado la pensión, la mitad de los jóvenes no ha encontrado su primer empleo, 1 de cada 8 negocios cerró este año, 1 de cada 10 familias tiene pleno de parados… no hace falta insistir en Rajoy ni en el silogismo de votar PP como apuesta de empleo. De libro.

Los últimos mohicanos

Javier Chaparro | 15 de noviembre de 2011 a las 9:07

Todos los sondeos pronostican que aumentarán o mantendrán con cierta holgura su representación en aquellas comunidades autónomas donde tradicionalmente han tenido presencia política e institucional. Aragón, Cataluña, Navarra, País Vasco, Cantabria, Galicia, Canarias y Comunidad Valenciana contarán previsiblemente con representación de algún o algunos de sus partidos nacionalistas en el Congreso de los Diputados. No será el caso de Andalucía, donde la presencia del PA-PSA se reduce a algunos ayuntamientos gracias al tirón personal de sus alcaldes y concejales.

Los andalucistas llevan desaparecidos de la Cámara Baja desde 1993 y perdieron su representación en el Parlamento de Andalucía en 2008, tras rechazar un año antes la reforma del Estatuto de Autonomía. PSOE, PP e IU pactaron el proyecto aprobado en referéndum y se repartieron en pedacitos la blanca y verde, quedando el PA en fuera de juego por propia voluntad y torpeza.

En un contexto político donde otros muchos sacan réditos a costa del desplome del PSOE, la marca del andalucismo sigue sin salir a flote. Y si no es ahora, ¿cuándo lo conseguirá? La última oportunidad la tendrán en las andaluzas del año próximo, si es que el tsunami del PP deja algo en pie a su paso. Tataranietos del movimiento romántico del siglo XIX, los herederos de Blas Infante son hoy los últimos mohicanos de un proyecto llamado a su enésima refundación. O a la extinción.

‘Somos madres…': ¿Las cosas del directo?

Jesús Ollero | 15 de noviembre de 2011 a las 4:23

Rajoy, Barberá, Fabra, Trillo, González Pons y Mato, en Valencia. / Efe

Rajoy, Barberá, Fabra, Trillo, González Pons y Mato, en Valencia. / Efe

Igual que al PSC se le fue un poco la mano con el vídeo del tijeretazo mortal, en el PP tampoco han calculado bien el impacto de lo que llaman “chirigota” (¿?) y que ha espantado al más sensato de los lectores de prensa, oyentes de radio y espectadores de televisión. La campaña más audiovisual y digital de la democracia está dejando al aire todo lo que antes se nos escapaba. Cualquier patinazo adquiere una repercusión brutal, más que nada porque el material está al alcance de todos y su distribución es sencillísima y de alcance sideral.

Resulta que en un acto del PP conmemorando el Día de la Familia se entona una versión amable y dulce del Yo quiero tener un millón de amigos de Roberto Carlos, con participación de González Pons (secretario de comunicación del PP), Rita Barberá (alcaldesa de Valencia) y Alberto Fabra (sustituto de Camps al frente del PP valenciano). Algo estomagante pero perfectamente válido. Se ha hecho habitual en actos del PP. Luego, con un coro de madres del colegio donde se celebró el acto, llegó Somos novios, de Armando Manzareno, pero en versión inclasificable.

“Somos madres, mantenemos nuestra casa limpia y pura, como todos, trabajamos sin desdén, no hay duda alguna. Choferesas, enfermeras, cocineras y modistas, pedagogas, cantantes y hasta artistas, cuentacuentos, albañil y economista. Somos madres. Alguna cana en nuestra sien se nos asoma y lloramos cuando el hijo ya mayor nos abandona, nos engaña recibir alguna flor y un achuchón, pero más nos gusta un bolso de Vuitton, sin hacer más comentarios. Somos madres, somos madres, somos madres”. Leer (o escuchar) para creer. [puedes escucharlo aquí]

Es la transcripción literal de la performance, que dejó (dicen) descolocados incluso a los dirigentes del PP. Así, sin anestesia ni nada. ¿Cosas del directo? Lo que no puede pretender el PSOE es que en plena campaña Rajoy desautorice a Fabra. Pedirlo es obligado y ahí queó. Baño de masas, que vote el presidente y a otra cosa. De aquí al domingo ya no se acuerda (casi) nadie. Desde luego, mejor olvidarlo.

Miedo a la derecha

Jorge Bezares | 14 de noviembre de 2011 a las 10:46

En la campaña electoral de 1996, el PSOE sacó a un dóberman para alertar del peligro que suponía la llegada al poder de la derecha. Siguiendo los criterios de Felipe González, que siempre mantuvo que si las cosas van mal es necesario lanzar un bomba atómica electoral y si van bien, dormitar, lo socialistas intentaron combatir la clara victoria del PP que pronosticaban las encuestas -hasta 14 puntos de diferencia en el arranque de la campaña-, insuflando miedo al electorado a través de un perro de una raza considerada peligrosa que simbolizaba a esa derecha que, sobre todo en el medio rural, tenía aún reminiscencias franquistas y no las ocultaba.

Aquellos comicios los ganó el PP por apenas 300.000 votos, pero tocó pelo por primera vez. Los populares, con José María Aznar como capitán general, se mantuvieron en el poder hasta 2004. Y lo cedieron por la mala gestión de los atentados islamistas de Madrid, que puso la victoria electoral en bandeja al PSOE y a José Luis Rodríguez Zapatero. Durante esos ocho años, el PP vacunó a la sociedad española más urbana contra ese “miedo a la derecha” que tan buen resultado siempre había dado a los socialistas en las campañas electorales.

En los últimos comicios municipales y autonómicos, donde Rajoy y los suyos cosecharon un triunfo sin paliativos premonitorio, ese miedo desapareció hasta en el medio rural, con una traslación del voto hacia el centro-derecha muy significativo. A pesar de ello, el PSOE, en esta campaña a la desesperada diseñada por Pérez Rubalcaba, también ha apostado por apelar de nuevo al miedo: miedo a los recortes en educación, sanidad y servicios sociales, miedo a un PP dispuesto a mermar el Estado de bienestar, miedo, en definitiva, a la derecha… Y, aunque en Madrid, Baleares, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, sin olvidar a la Cataluña de CiU con apoyo presupuestario de los populares, daban muestras de que sí, de que las tijeras de podar estaban haciendo su trabajo sobre el terreno de las conquistas sociales, el PP no ha parado de crecer en votos durante lo que llevamos de campaña. Tanto es así que ahora la incógnita es si alcanzará o no los 200 diputados. El miedo, el auténtico miedo que se ha movido en esta campaña, el mismo que lleva tres largos años asustando a más de media España, es el paro. Los cinco millones de parados que deja como legado Rodríguez Zapatero han sido demoledores para Pérez Rubalcaba y absolutamente benéficos para Rajoy.

Las recetas de los socialistas para combatirlo, tras una reforma laboral que no ha servido absolutamente para nada -bueno, para aumentar algo el trabajo temporal-, no son ahora creíbles para la misma aplastante mayoría que parece dispuesta a otorgarle a Rajoy la segunda mayoría absoluta más amplia desde la restauración democrática tras la que logró en 1982 Felipe González (202 escaños). Guste o no, la fórmula del PP, aunque no se conozca detalladamente a estas alturas, es la alternativa, una forma de esperanza con fecha de caducidad.

Manda webs (II): El abandono del portal de Rajoy

Jesús Ollero | 14 de noviembre de 2011 a las 1:37

Portal electoral de Mariano Rajoy

Portal electoral de Mariano Rajoy

Si el PSOE ha apostado claramente por el candidato (Rubalcaba, hasta el extremo además), el PP lo ha hecho por el PP. Hizo un intento por convertir a Rajoy en algo más que su candidato con una web electoral presentada pocas semanas antes de la campaña a bombo y platillo. Fue empezar la campaña y el portal, la verdad, se paró. El site del partido está surtidísimo; en el del candidato abundan secciones anticuadas y de mero recordatorio. El pulso de la campaña lo lleva en internet el PP.

Viendo venir la lógica aplastante de las encuestas, el PP está exponiendo lo mínimo a su candidato. Tan poco tan poco que hasta el portal electoral expresamente dedicado a Rajoy presenta un semiabandono poco edificante. La agenda recoge actos ya pasados, no los previstos (con lo cual no sirve de nada). El programa (aquí se le ha dado mucho más protagonismo que en las webs del PSOE) no requiere actualización. Tampoco la biografía, llamada En confianza. Recorriendo España abarca de septiembre de 2008 a octubre de 2011 (o sea, también se paró para la campaña). Rajoy en acción, el videoblog del candidato, sigue en el 14 de octubre. Rajoyistas por el mundo (una joya de obligada visión) no pasó de los dos capítulos iniciales.

Total, que la actividad real permanece en la web del PP, que sí se presenta completa y con cada tema bien a la vista. Lo único actual del portal de Rajoy son los últimos vídeos y el último mensaje en Twitter. Abandono total, pues.

El programa oculto, en ‘radiopatio’

Jesús Ollero | 11 de noviembre de 2011 a las 14:30

Cualquiera habrá escuchado que Rajoy tiene un programa oculto y que va a hacer cosas terribles cuando llegue (como parece) a la presidencia. Sin entrar a valorar la magnitud de las decisiones que tome, que seguro que no dejan indiferente a nadie, oculto, lo que se dice oculto, igual ese programa al que tanto alude el PSOE no está tan oculto. Al menos en parte. Ya se han encargado desde el propio PP de avanzar detalles tanto en campaña como antes.

La web que recoge todo ese ocultonismo de Rajoy se presenta como un ingenioso portero electrónico (al más puro estilo radiopatio) que en lugar de vecinos tiene temas a esconder por parte del PP. Se dividen, como las escaleras, en diversos bloques: privatizaciones, dependencia, libertad de expresión, mujer, derechos y empleo. Cuando se toca cada timbre del telefonillo sale la respuesta, evidentemente en clave socialista. Grandioso el soniquete final: el ruido clásico de portal abriéndose después de haber llamado al porterillo.

La web viene acompañada de un pdf descargable con los presumibles tijeretazos y el último vídeo de campaña del PSOE, lanzado coincidiendo con la retirada del spot del PSC en el que un paciente terminaba agonizando por la falta de atención médica a causa de los previsibles recortes; en el mismo, se subraya el hecho de que el líder del PP parezca haberle cogido cierta aversión a los medios: apenas da entrevistas, hace tiempo que no permite preguntas en sus comparecencias y en campaña directamente no comparece ante los medios.

Algo más que un último cartucho

Alberto Grimaldi | 6 de noviembre de 2011 a las 23:31

Más que un quiebro inesperado en la campaña, el debate de esta noche medirá si la R de Rubalcaba sucede a ZP en el PSOE

Por más oculto que esté en esta campaña electoral, José Luis Rodríguez sigue siendo el secretario general del PSOE hasta que el 38º Congreso ordinario del partido elija a su sucesor. La negativa a que, cumpliendo los estatutos, se adelantase la cita orgánica –no era necesario que fuese extraordinario– para encumbrar antes de las elecciones a la R de Rubalcaba como la nueva letra capital de los socialistas que sucediera a una Z y una P maltrechas, sitúa al cántabro ante la tesitura de ganarse los galones en las urnas.

Ante ese reto, el más importante a mi juicio que asume Rubalcaba, el debate de hoy con la R de Rajoy es algo más que el último cartucho, que también lo es, para dar un quiebro inesperado a una campaña en la que el PP lleva una agenda en la que apenas se preocupa de qué hace el adversario.

En la medida en que una R se imponga a la otra en el duelo ante las cámaras –y los españoles– que se vivirá en el prime time televisivo de hoy, el futuro orgánico del PSOE puede variar. El único debate, para mí, será más determinante que si el candidato socialista rebaja el suelo de escaños, que marcó Felipe González (118 en 1977) y no Joaquín Almunia (125 en 2000).

Rubalcaba no ha brillado como candidato en la medida que lo ha hecho siempre como parlamentario y como ministro, tareas en las que se ha situado entre los mejores de la política española. Es más, por momentos ha estado irreconocible.

Si en el cara a cara de esta noche, el candidato socialista muestra mayor solvencia que un Rajoy al que la inercia del triunfo cantado le lleva en volandas, podrá presentarse con garantías de seguir siendo el jefe de la oposición como secretario general. Sobre todo porque por muy grande que sea la victoria del PP, el crédito que obtenga será más corto que largo y dependerá de la capacidad real de su futuro Gobierno de hacer que baje el paro lo suficiente en la próxima legislatura.

Spots electorales: 13 rue del youtube

Jesús Ollero | 5 de noviembre de 2011 a las 8:05

Hasta no hace mucho estábamos acostumbrados a soportar los anuncios de campaña en esos espacios electorales tan cansinos y extemporáneos, pero que nos permitían deleitarnos con las propuestas más variopintas. Gracias a youtube eso se mantiene multiplicado por las infinitas posibilidades de acceder a la creatividad de cada cual. En la sociedad de la información y las redes, youtube es el paraíso del vídeo. En temas políticos, algo menos, para qué engañarnos.

Estos son algunos vídeos electorales de partidos de presencia nacional o, caso de UPyD y Equo, pretendida presencia nacional. A destacar la similar línea relajada y antigüita de los spots de campaña de PSOE y PP, la austeridad (rayana en el cutrerío) de los aspirantes UPyD y Equo y la racionalidad de IU, probablemente con el spot más ajustado por mensajes de los partidos nacionales (grandioso ese “somos más los que no tenemos cuenta en Suiza”).

Spot electoral del PSOE

Spot electoral del PP

Spot electoral de IU

Spot electoral de UPyD

Spot electoral de Equo

Para finalizar, qué menos que recordar el más que cuestionable spot del PSOE en defensa de la enseñanza pública, salpicado de clichés y de ramalazos de otra época.

Etiquetas: , , , , , ,