Archivos para el tag ‘PSOE’

Calle arriba, calle abajo

José Aguilar | 21 de marzo de 2012 a las 11:32

QUÉ perra se han cogido con la calle! Los que no suelen pisar la calle ni en los pocos días de descanso que les deja la frenética política ahora parecen los más callejeros del mundo. Según Griñán, las encuestas todas se equivocan en su insólita unanimidad porque a él la calle le está diciendo continuamente que va remontando la diferencia con el PP y que podrá seguir gobernando. Debe ser porque las encuestas se hacen ahora por teléfono y los que contestan tampoco salen mucho a callejear. Su fiel Susana Díaz, que a esta hora ya no debe ser tan fiel ni ver su fidelidad tan correspondida por la otra parte contratante -Griñán mismo-, también se huele, en contacto declarado con la calle, que hay un viraje de los ciudadanos, que ganará el PSOE en Sevilla y que la absoluta del PP ya corre un serio peligro. Pero ¿esta gente que vive en la burbuja de la política sabe de verdad lo que es la calle? A lo que hacen estos días visitando mercados, achuchando niños, preguntando por el precio de las cosas y comiendo todo lo que les dan a probar se le ve claramente el defecto de fábrica: la impostura. Y la conciencia de que no lo volverán a hacer en cuanto acabe la campaña. Javier Arenas, por su parte, ha querido distinguirse, y lo ha empeorado: dice que cuando sea presidente estará mucho tiempo en la calle, más que ahora. Como diría Lola Flores, no lo premita Dios. Necesitamos un presidente de la Junta, Arenas u otro, que esté muchas horas en su despacho, gestionando las cosas y recibiendo inversores, o de viaje para vender Andalucía por todo el mundo. La calle es una demagogia de campaña.

Cosa de dos (X)

Rafael Román y Juan Ojeda | 18 de marzo de 2012 a las 19:52

Rafael Román: Revisión autonómica

CRÍPTICAS palabras las que pronunció hace unos días Javier Arenas afirmando que hay que hacer un análisis crítico del Estado de las Autonomías. ¿Qué quiso decir? Este debate es el que afecta al futuro de Andalucía como comunidad autónoma dentro de España. La carrera autonómica andaluza siempre ha tenido a la derecha andaluza o en la oposición o a rastras. Para el último Estatuto se llegó a un acuerdo que reconcilió a la derecha con la autonomía. Pero, ahora, Arenas avisa de la necesidad de un análisis crítico de nuestra posición en España. Los sindicatos andaluces invitan a defender los derechos conquistados y evitar una regresión autonómica. Diego Valderas ha sido el más duro advirtiendo que la Constitución y el Estatuto no se dobleguen ante el Estado o ante el PP. Quizá quien sabe de las intenciones de Arenas sea la dirigente del PP en Cataluña que con tanta facilidad y gusto ayuda al gobierno de Convergencia y Unió, que no oculta sus intenciones de convocar un referéndum para el año 2014 ni tampoco su pretensión de modelo fiscal similar al concierto vasco. A pesar de ello, no le falta el socorro para el día a día del PP, sin hacerles renunciar a nada. Que lo cuente Arenas.

Juan Ojeda: Lo que se puede hacer

QUEDAN sólo cinco días de campaña y, a estas alturas, algunos estrategas electorales del PSOE piensan que, si se pudiera prolongarla quince días más, podrían darle un vuelco a unos resultados que, incluso para muchos socialistas, aparecen como un pronóstico favorable a una contundente victoria de PP. Pero como esa prórroga es lo que podríamos llamar un escenario imposible, no merecería más comentario, si no fuese porque refleja un estado de ánimo y porque implica un reconocimiento de hecho de un error de partida. Y es que el PSOE inició la movilización electoral con retraso y poco gas, dándole mucha ventaja al PP, al que permitió salir, en términos de Fórmula 1, en el primer puesto de la pole. Cierto que eso fue un error estratégico debido a problemas internos pero la actual equivocación está en pensar que más tiempo de campaña supone más votos. Esto se debe a que no han hecho un acto público de reconocimiento de sus propios errores y tampoco han planteado un proyecto alternativo a su propio proyecto. Difícil de entender, pero cierto. Por eso le han dejado mucho terreno libre al PP para que diga lo que no se ha hecho, lo que no se debería haber hecho, lo que se podría haber hecho y lo que se puede hacer.

El alcance de la tijera

Javier Chaparro | 17 de marzo de 2012 a las 21:51

Cansado de que muchas de sus apreciaciones no fueran tenidas en cuenta, Pedro Solbes acabó marchándose de aquel Gobierno que, en contra de su criterio, había aprobado entre otras cosas la rebaja de 400 euros en el IRPF y el cheque-bebé de 2.500. “El Estado no es una instancia de último recurso”, afirmó el vicepresidente económico del Gobierno al término de una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) en la que, sin embargo, las autonomías habían arañado 1.000 millones de euros extra para financiar sus sistemas sanitarios. Un parche a un problema que ahora nos ha estallado en la cara.

Tiene razón el presidente de la Junta de Andalucía al defender las políticas puestas en marcha en nuestra comunidad autónoma desde hace muchos años para reducir el gasto en sanidad, empezando por la receta electrónica, siguiendo por la prescripción de tratamientos por principios activos y terminando por la subasta de medicamentos, que el Gobierno de la nación medita recurrir ante el Tribunal Constitucional pese a que supondría un nuevo ahorro para las arcas públicas. Aún así sería insuficiente, pero seguimos de campaña electoral. De menú, sopa boba. Más allá de Despeñaperros están en otra onda tras las elecciones generales y por eso hablan ya sin tapujos del copago sanitario, de suprimir empresas públicas, de la movilidad del personal al servicio de las administraciones y de acabar con tanto consejo de administración inútil, salvo para cobrar las correspondientes dietas. Demos por seguro que Arenas va a mantener un tiempo alejado de los mítines al gallego Núñez Feijoo.

Por unanimidad, los candidatos de PSOE, PP e IU abordaron ayer el tema de las prestaciones sociales para decir lo que casi siempre dicen y nunca cumplen: que ni sanidad ni educación se tocarán. Que pregunten a los médicos que deben atender a destajo las bajas de sus compañeros o a las universidades andaluzas, cuyo presupuesto ha subido en 2012 un 3%, pero a las que no llega el dinero prometido en el capítulo de inversiones o en el de contingencias, al arbitrio ambos de lo que decida el consejero de turno. Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio.

No hay encuesta desfavorable ni éxito garantizado

Jesús Ollero | 17 de marzo de 2012 a las 7:58

Comoquiera que el copago (repago) no parece haber sido suficiente para animar las caravanas y los soliloquios no tienen recorrido, salen sondeos nada sospechosos de ir contra el gobierno autonómico actual que ofrecen el regreso del PA –metafórico Álvarez-Ossorio…– y la mayoría absoluta del PP. Con la lección bien aprendida, Arenas arenga en redes para que no haya relajo y Griñán le da la vuelta. No contento con decir en público que espera ser la lista más votada, la calle le da el triunfo, dice. Se verá.

Y se verá en el Pabellón de la Navegación, sede del centro de datos la noche electoral. Viene ocurriendo últimamente que detalles más que reseñables llegan al mundo real por Twitter. Y entre soliloquios, de lo poco que nos saca del tedio es el gran el seguimiento de las caravanas de Javier Gómez (@Javiergomez76) y Paco Sánchez Zambrano (@FcoSchezZambran).

 

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.

Mucho Loewe y poca política: un bolso, un voto

Jesús Ollero | 15 de marzo de 2012 a las 11:01

Seguro que usted ya lo suponía, pero al ciudadano medio le impacta bastante más la cachondeable campaña de Loewe para promocionar sus bolsos que cualquier bravata electoral. Ni que Alaya cite al ex consejero Antonio Fernández al año de su imputación (14 de marzo de 2011 por 14 de marzo de 2012) altera el guión de mensajes unidireccionales en Twitter. Acaso una imagen publicitaria del PSOE según la cual habría una flagrante falta de ortografía: “Elije (en vez de Elige) el camino hacia tus derechos”. Parece retocada, pero tras el Arenas, quién (sic) no te conozca que te compre de un vídeo electoral, todo es posible.
Leído en Twitter: “Si es imposible el careo Griñán/Arenas, que se vote este domingo”. Pues sí. Nos ahorraríamos decenas de descalificaciones, decenas de miles de euros de la campaña e incongruencias como la que apunta el alcalde de El Coronil sobre Marinaleda.

Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel. Invalid installation. Please check the 'Embedded Tweets' admin panel.

Eso no se hace

José Aguilar | 15 de marzo de 2012 a las 10:54

MIENTRAS la juez del caso ERE ha llamado a declarar en abril al ex consejero de Trabajo Antonio Fernández -al que imputó hace justamente un año y ha tenido aparcado en la indefensión-, los jefes supremos de CCOO y UGT en Andalucía se reunieron con el candidato Griñán en una especie de reconciliación absolutoria de sus pecados neoliberales en aras del combate común contra el enemigo principal: no pidieron el voto para el PSOE ni para IU. Pero sí llamaron expresamente a no votar a la derecha que representa Arenas. Verde y con asas. Ha sido más explícita, como es natural, la delegada provincial de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar. Su caída de la lista socialista, en la que figuraba inicialmente hasta la recomposición derivada de las disputas internas, no le ha restado ni lealtad a las siglas ni combatividad contra el adversario. Lo que pasa es que ha errado en la elección del ámbito y del destinatario de su ardor guerrero. Dio un mitin en un instituto de Gines, a cuyos alumnos aleccionó sobre la diferencia entre la izquierda y la derecha, los ricos que pueden pagárselo todo frente a la gente corriente que necesita de lo público y hasta la eventual pérdida del nuevo gimnasio del centro si el PP ganase las elecciones. Eso, la manipulación de las conciencias adolescentes, no se hace, señora, ni siquiera en campaña. De los Amigos de Gines a la Amiga de Griñán. A la Junta Electoral ha ido el tema, denunciado por el PP. Pero el mal ya está hecho. Mal lugar, público inconveniente, ocasión inadecuada. Arrepentida la quiere el Señor.

Los nudillos rotos

Rafael Ruiz | 15 de marzo de 2012 a las 10:47

Mismo escenario. Canal Sur, antier mismo. José Antonio Griñán y Diego Valderas emprenden un debate de guante blanco. Más cosas son las que unen que las que separan. Políticas sociales, salida de la crisis por la izquierda, desarrollo estatutario, algún pellizco de monja del de Bollullos al presidente en funciones por el escándalo de los enchufados en los ERE. Escenifican que es posible un entendimiento para detener la ola conservadora, de derechas, que pretende colocar en San Telmo o la Casa Rosa a Javier Arenas, el ausente.
Plató de la tele autonómica. Año 2000. Antonio Romero es el candidato a la Presidencia de IU tras la decisión estratégica de descabalgar a Luis Carlos Rejón. El de Humilladero “llama a la puerta” de un PSOE hegemónico para emprender un gobierno de izquierdas, en la línea de la catastrófica propuesta en términos electorales que defendían en Madrid Joaquín Almunia y Francesc Frutos, reconvertido en Paco para la ocasión. Error de cálculo. Manuel Chaves, habitualmente parco en salidas de guasa, le espeta a Antonio Romero: “Se te van a romper los nudillos de tanto llamar”. Telón o fundido en negro.
Se da por supuesta una alianza poselectoral si los números son propicios durante la madrugada del 25 de marzo. Largo lo fían. La tradición demuestra que el PSOE e IU terminan mal cuando se sientan en la misma mesa, vistas las experiencias municipales que han acabado como el rosario de la aurora. Ambos partidos funcionan como vasos comunicantes, como imágenes especulares. La fortaleza del uno es la debilidad del otro, la mano izquierda del uno es la derecha del adversario. Desconocen, además, la diversidad de la vida interna de IU, que tiene que someter a referéndum entre su militancia cualquier alianza.  Si el PSOE está revuelto de puertas hacia dentro, IU –esta IU– es inestable.
Muchos años de rencillas se han acumulado en ambas  casas como para propiciar un escenario coherente enfrente del Partido Popular. Año 2000, tan cerca y tan lejos. Como Extremadura. A la vuelta de la esquina.

Debate devaluado

Alberto Grimaldi | 14 de marzo de 2012 a las 11:56

MENOS de cuatrocientos mil andaluces vimos el debate de la noche del lunes en Canal Sur, pese a emitirse en prime time. Con poco más del 10% de la audiencia andaluza a esa hora, fue ampliamente superado por la segunda entrega de la vida de Isabel Pantoja en Tele 5, que tuvo 919.000 espectadores. Por cada televidente del debate electoral hubo dos y medio para Mi Gitana: el dato lo dice todo.

No es de extrañar. El debate estaba devaluado antes de empezar. La decisión de Javier Arenas de no acudir a Canal Sur, bajo el pretexto de que fue condenada por manipular -en un ataque innecesario y torpe a los periodistas de RTVA-, mató cualquier interés real para un formato que debería ser obligatorio en cada campaña. Debió ir Arenas a dar la cara ante los andaluces y exigir frente a frente a Griñán en directo y en horario de máxima audiencia lo que ya ha hecho decenas de veces en el Parlamento. Pese a este error, el resultado que vimos 358.000 andaluces, según los audímetros, fue beneficioso, a mi juicio, para el PP, aunque dejase todo el espacio para PSOE e IU.

Los esfuerzos por confrontar modelos entre el presidente Griñán y el candidato Valderas quedaron forzados y poco creíbles, porque si hay algo claro en estas elecciones es que si el PSOE conserva el Gobierno de la Junta de Andalucía será apoyado por los parlamentarios que obtenga IU, suponiendo que la dinámica interna de la federación lo permita.

Y es que creo que ese “hay partido” que se repite una y otra vez desde el PSOE es un arma de doble filo, que recuerda que para gobernar dependerá de políticos del perfil de Juan Manuel Sánchez Gordillo. Dicho de otro modo, al votante indeciso o perdido en anteriores comicios que se quiere recuperar ahora se le está diciendo: voy a seguir por el mismo camino -es su lema- otros cuatro años tras sólo treinta, pero esta vez con la muleta izquierdista.

Valderas también se ve lastrado porque, de ser determinante, se da por hecho que IU ignorará a la mayoría de andaluces que -como en mayo y en noviembre- vote cambio, en vez de ser oposición al nuevo Gobierno, como en Extremadura.

Arenas, sin ir al debate, fue el protagonista y sacó rédito siguiendo la estrategia tipo del PP: campaña de perfil bajo para mantener la ventaja ya lograda.

La diferencia entre ataque grueso y ataque eficaz

Jesús Ollero | 13 de marzo de 2012 a las 12:56

Me están gustando. En las municipales sus candidatos sostenían que el partido no permitía usuarios personales en Twitter y el 20-N debieron verle la punta porque destacados dirigentes tuitean con regularidad y con más ingenio en sus ataques a la derecha que los paladines del 2.0 del PSOE.

IU tardó en entrar en este apasionante juego del “y tú más” digital, pero van al ataque y no al ataquerrr, ya que hay quien llamaba a Arenas cobarderrr como Chiquito. Queda feo leer a un cargo de un partido decir que otro candidato está cagao o enlazar un vídeo equiparando al rival con una gallina bailona. Terrible. Lees un mensaje y el inverso y la única diferencia son las siglas. IU, creciéndose por la coyuntura favorable, afina bastante más. A los ejemplos previos de Valderas y Concha Caballero se añaden Cayo Lara o Felipe Alcaraz. Más contundencia sin faltas de respeto. Follow al canto.

@cayolara
“No confundir izquierda con izquierdismo. Como infancia e infantilismo. En Andalucía la izquierda es IU. No hay más”

@FelipeAlcarazM
“De California de Europa a ‘Corrupción en Miami’. Arenas nos meterá en el congelador. No habrá paz para los malvados”

@mavazquezb
“No sé si @javierarenas_pp pensará que un gallinero es un sitio neutral para celebrar el debate”

Cosa de dos (V)

Rafael Román y Juan Ojeda | 13 de marzo de 2012 a las 12:55

Rafael Román: Elecciones en solitario

PARA qué quería Arenas elecciones en solitario? Para que se debatieran los problemas de Andalucía. ¿Por qué criticaba Arenas las elecciones andaluzas juntas con las generales? Porque se solapaban los temas y se ocultaba el debate andaluz. ¿Por qué el régimen socialista andaluz huía de las elecciones solas? Porque le convenía el manto de Madrid. Al modo de los padres Astete y Ripalda este catecismo de Javier Arenas lo hemos escuchado durante bastantes años. Hasta que llegó la hora. Llegado el momento de la verdad -elecciones en solitario-, el debate de los problemas de Andalucía importa menos o nada. Como los temas los va escalonando convenientemente la juez, sobran todos los demás. Con hacer de altavoces de los razonados autos judiciales, tenemos la campaña. No es de recibo que una campaña electoral no tenga debates a dos ni debate a tres ni en ningún formato. Por cierto, TVE, cuando Javier Arenas estaba en el Gobierno de Aznar, también fue condenada. Por la manipulación informativa sobre la huelga general de 2002. Lenin le dijo a Fernando de los Ríos en 1920 “¿Libertad, para qué?”. Los andaluces ahora podrán decirle a Arenas: “¿Elecciones separadas para qué?”

Juan Ojeda: Elecciones en solitario

LOS candidatos no han caído en que hoy es martes y 13, o no son supersticiosos, porque siguen a su bola, sin hacer caso del mal fario. Y como uno tampoco es supersticioso, salvo que las circunstancias lo demanden, hoy vamos a dedicarle estas líneas a los pezqueñines de la política, o sea, los partidos chiquititos, como el Partido Andalucista (PA), Unión, Progreso y Democracia (UPyD), EQUO y algunos más, que compiten sin recursos, sin medios y sin apoyos, por un espacio, que, conforme avanza la campaña, se convierte en más estrecho. Tienen mérito, porque sus carencias económicas y orgánicas las suplen con imaginación y esfuerzo personal. Y, claro, a algunos de ellos les alimenta la ilusión de que pudieran obtener algún escaño que, en caso de que no hubiese mayorías absolutas, les daría un protagonismo inesperado en la próxima legislatura, rompiendo lo que parece predestinado a ser una batalla a tres, o a dos y a uno. No es fácil, pero ahí siguen intentándolo. Algunos piensan que estorban, porque les restan algunos votos a los que compiten por arriba, pero le ponen su poquito de pimienta a una campaña excesivamente sosa, previsible y centrada en dos. Por eso, pezqueñines, sí, gracias.