Archivos para el tag ‘San Telmo’

Temblor de piernas

Javier Chaparro | 5 de diciembre de 2015 a las 12:32

¿Habrá relevo al frente del PSOE si Pedro Sánchez se queda por debajo de los cien diputados? La pregunta hecha hace un par de meses a un alto responsable socialista andaluz tuvo una sonrisa por respuesta. El cálculo no iba descaminado. Hace cuatro años, Pérez Rubalcaba dejó la Secretaría General del PSOE tras obtener 110 escaños, con el PP de Rajoy superando de largo el umbral de la mayoría absoluta, con 186. El escenario hoy es muy distinto, con dos nuevos y destacados actores que reclaman papeles protagonistas, pero los socialistas no podrían permitirse ni aun así un retroceso como el que dibuja el sondeo del CIS. Y mucho menos pasar a ser la tercera fuerza parlamentaria, una posibilidad abierta al situarse tan sólo 1,8 puntos porcentuales por encima de la formación de Albert Rivera.

El primer día de campaña dejó dos titulares: el primero es que el pulso por el 40% de indecisos va a ser fuerte y aventura una memorable subasta de promesas de gobierno de aquí al día 20; el segundo es el temblor de piernas que le ha sobrevenido al candidato socialista a las primeras de cambio, proponiendo un acuerdo anti-PP al resto de partidos. Regla número uno del manual de estrategia electoral: durante la campaña queda terminantemente prohibido hacer referencia a futuros pactos. Hacerlo denota escasa confianza en las propias posibilidades de victoria y/o debilidad para ejecutar el programa electoral. Si encima se abre el abanico de ese acuerdo a todo el arco parlamentario, desde la derecha moderada de Ciudadanos a Podemos pasando por el PNV, la sensación que genera frisa la desesperación. ¿Qué perfil pretende mostrar Pedro Sánchez en los debates? ¿El del candidato a presidente del Gobierno con hambre de balón o el de quien firma el empate antes del partido? Cosas así borran las sonrisas hasta en el Palacio de San Telmo.

Silencio elocuente

Alberto Grimaldi | 15 de marzo de 2015 a las 5:05

Siete días. Ya sin encuestas en público (va siendo hora de que los legisladores asuman que somos una nación madura capaz de tener datos demoscópicos hasta llegar a la urna). Y el panorama no cambia. Incluso empeora. La fragmentación de auguran las encuestas es cada vez mayor: el PSOE no alcanzaría ni sus 47 escaños. O los andaluces sorprendemos con nuestros votos o es inexplicable este adelanto electoral innecesario. Diría caprichoso. Susana Díaz quería tener manos libres para competir por el liderazgo nacional de su partido. El cálculo es recuperar el cetro de partido más votado, conservar el Gobierno de la Junta y esperar a ser reclamada tras una debacle en las municipales y autonómicas de las comunidades constituidas según el artículo 143 de la Constitución. ¿Pero yerra la cábala? ¿Es un resultado similar al que dibujan los sondeos un aval determinante? Incluso aunque la aritmética dé para pactar con Ciudadanos, yo lo dudo. El recuento de votos lo ha de certificar. Los gestos sí confirman la hoja de ruta: Pedro Sánchez, en el único mitin antes del de cierre de campaña, instó a Susana Díaz a que gobiernen a la vez, ella en San Telmo y él en Moncloa. El mutis que hizo la presidenta habla por sí solo.

No es partidario

José Aguilar | 19 de marzo de 2012 a las 13:26

LO van a conseguir. Los populares, me refiero. Se propusieron que la campaña fuese para Javier Arenas un paseo triunfal y que nada ni nadie frenase su camino hacia la victoria en el sprint final. Y menos que nada y que nadie, el Gobierno de la nación. Bueno, alguien estaba todavía en menos condiciones de obstaculizar la larga marcha -cuarta etapa ya- de Arenas al Palacio de San Telmo: los socialistas, que llevan años disparándose en las dos piernas. Vencido de antemano el enemigo principal, Mariano Rajoy ha cuidado de que Javier (ahora no es el Arenas, sino Javier, como le nombran sus innumerables amigos sobrevenidos) no padezca desapegos ni merma de votos por culpa de los ajustes y recortes. Rajoy se las ha apañado para no sacar los presupuestos del Estado hasta después del 25-M -y que se fastidie Europa-, y para no explicar dónde aplicará las tijeras para ahorrar los 35.000 millones comprometidos (más allá de trasladar el marrón a las autonomías, que también son del PP). ¿Copago sanitario, dicen? “Si me preguntan a mí, personalmente yo no soy partidario del copago en la sanidad”, aseguró el sábado el presidente del Gobierno. Lo mismo, exactamente, que había dicho en la campaña de las generales sobre la subida de impuestos. No era partidario, pero los subió nada más llegar al poder. Culpa de los socialistas, claro, que le dejaron una herencia ruinosa. Con el copago le pasará igual: él personalmente no quiere implantarlo, pero lo implantarán las comunidades autónomas bajo su inspiración, porque no tendrán más remedio. Menos Andalucía cuando gane Arenas, que personalmente tampoco es partidario. Por supuesto.

Vídeo y congresos para lanzar la campaña para las Andaluzas

Jesús Ollero | 22 de noviembre de 2011 a las 9:58

El PP no pierde el tiempo. Sin margen para celebrar el rodillo triunfal ya ha lanzado la carrera hacia San Telmo. Javier Arenas es un tipo listo e implacable. Mientras el PSOE se lame las heridas, analiza la derrota más según su interés que el de los votantes perdidos y observa cómo sus dirigentes buscan silla en lugar de solidez, ya ha empezado de forma decidida la campaña del albor de la primavera.

Andalucía va a ser el epicentro de los movimientos de ambos partidos. Pasado el atracón, el sur manda porque está en juego la última esperanza socialista de encarar el grueso de la crisis sin haberlo perdido todo (inestable País Vasco aparte, que ya llegará). Así, Griñán anuncia que el congreso en el que el PSOE definirá su transición será en Sevilla y el PP ya había anunciado que su cita nacional sería en Andalucía (durante el día también la anunciado en Sevilla). Ambas, en febrero.

Tres días antes del batacazo, una conversación entre dirigentes socialistas dibujaba el panorama invernal: Griñán disolvería la cámara andaluza e la segunda quincena de enero y fijaría las elecciones algo más tarde de lo previsto, en abril y no en marzo. Teniendo en cuenta (sería raro que el presidente andaluz no lo haya contemplado) que el 1 de abril es Domingo de Ramos y el 8 de Resurrección, pensemos ya en el 15 de abril como posible fecha de los comicios.

Para la fecha que sea, Arenas sigue su camino y ya tiene su primer vídeo de ‘campaña’. Tras el triunfo en las nacionales y el hecho de que España se haya sumado al cambio, ahora toca Andalucía, viene a decir. Ojo que, además de un mensaje muy cuidado, de amplio espectro (ciudad y campo, jóvenes y mayores, la esperanza y el nuevo impulso del recién nacido, etc) y que transmite equilibrio (visual y sonoro), el vídeo guarda un detalle muy llamativo. Fue subido a youtube el día 18, dos antes del 20N…

PS: Parece difícil que las Andaluzas sean en abril. Me limito a reproducir una conversación al respecto. Suena más razonable 18-25 de marzo.