La falacia de Cabrera sobre la gestión del taxi

Ana S. Ameneiro | 14 de marzo de 2017 a las 5:30

La experiencia de Málaga en su aeropuerto desmonta las razones del edil

SEVILLA, 10/02/2017.

Juan Carlos Cabrera (Movilidad), en el centro, flanqueado por los dos líderes de las asociaciones mayoritarias del taxi, Enrique Filgueras y Fernando Morales. Foto: M.J.López

La ciudad de Málaga no tiene reparo alguno en aplicar en su aeropuerto un sencillo turno rotatorio de taxis que permite organizar a la perfección el servicio de recogida de viajeros, como adelantó el domingo este periódico gracias al trabajo del compañero Fernando Pérez. Así pues, el modelo funciona en un señor aeródromo como el malagueño, que mueve casi cuatro veces más pasajeros que el de Sevilla y con una ciudad similar en población (569.000 habitantes) a la de la capital, lo que echa por tierra el argumento principal de nuestro concejal delegado de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, para oponerse a implantarlo en el aeropuerto de Sevilla.

En sus declaraciones a la prensa, el socialista Cabrera justifica una y otra vez su negativa a aplicar en San Pablo turnos rotatorios donde participe toda la flota de 2.000 taxistas en que “posiblemente la demanda de taxis no estaría atendida con los turnos rotatorios porque hay que ver si hay la suficiente oferta”. El argumento es del todo falaz. Es un razonamiento erróneo o falso porque Málaga ya está aplicando con éxito esa organización de taxis por turnos, teniendo unas proporciones mucho mayores de pasajeros y una población capitalina sólo algo menor que la de Sevilla.

La cerrazón del edil y del Instituto municipal del Taxi que preside no se sustenta, por tanto, en ninguna base real, y sería más honesto si admitiera a las claras las razones de fondo que le llevan a oponerse una y otra vez a una organización que recomienda la sentencia de 2002. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía avaló que el Ayuntamiento de Sevilla aplicara esos turnos por considerar que mejoran la calidad del servicio y por ser más democráticos para el sector que la organización actual (un monopolio que controla la asociación Solidaridad del Taxi).

Más curioso aún resulta que el área de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla se haya mirado en el modelo del aeropuerto de Málaga y pretenda copiarlo en otro servicio que no es el de los taxis municipales cuya licencia otorga el Consistorio. Sevilla quiere copiar la organización por turnos rotatorios sólo para el servicio de alquiler con conductor, que cuenta con las licencias VTC. Cabrera ha optado por zanjar con solución policial el problemadel taxi en el aeropuerto y no está interesado en gestionar con eficacia, pese a las 552 firmas de ciudadanos en www.change.org que le piden “el turno rotatorio, además de vigilancia policial y otros dispositivos que hagan cumplir las normas y sancionar llegando incluso a la retirada de licencias”.

  • Aytonito

    Espadas no es consciente del daño que le está haciendo el compadre del mafioso. Arreglar el problema del Taxi no necesita grandes presupuestos ni una mente preclara. Es tan sencillo como pensar en la Ciudad ( todos vivimos del turismo directa o inderectamente) por encima de compadreos. Hacer lo que funciona en otros sitios y poner orden. Muchos dejamos de votar a Zoido por ineficacia en temas de este tipo. Y muchos dejarán de votarle a el. El Taxi es un cancer de la ciudad y muchos ciudadanos somos los afectados. Bye bye votitos…

  • Cristobal

    Dejad tranquilo al taxi de sevilla …que bastante tenemos con diario de sevilla

  • Cristobal

    Dejad tranquilo al taxi de sevilla con este tema y ocuarte del intrusismo que no nos vale este tipo de noticias para desviar la atención. …Cabifi

  • juan

    Mientras no entre en escena la Guardia Civil el cancer no se elimina. Otra cosa que habría que aclarar es porque hay que subirse en el primer taxi de la fila aunque no nos guste el aspecto del vehículo o el del taxista. Esta gente sin embargo si irá al supermecado que más les apetezca. Fuera mafias y monopolios.

  • pepe

    Ahora se entiende muchas cosas, como la actitud de la Policía Local que tarde una hora en acudir a socorrer a personas “secuestradas” por individuos de este colectivo.
    Y respondiendo a Cristobal, parece que escuece que por fin un medio, en este caso Diario de Sevilla, toque este tema, que es tabú para otros medios de la ciudad. Y así nos podamos enterar los sevillanos que se cuece en todo este entuerto.
    Porque seguís empecinados en lo de Cabify, pero que tiene que ver el bus de Tussam del Aeropuerto para que también le tiréis piedras. De eso no interesa hablar verdad. Y dejad ya la violencia y si de verdad creéis que es ilegal lo otro, a denunciar y punto. Estáis quedando retratados.

  • juan

    El Cristobal se retrata, no da explicaciones sino que no quiere que se hable del problema que es conocido en el ambiente del negocio turístico a nivel nacional.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber