Cómo afecta a Sevilla la bajada de velocidad en vías secundarias

Ana S. Ameneiro | 29 de diciembre de 2018 a las 5:30

El Consejo de Ministros ha aprobado reducir la velocidad máxima de todas las carreteras secundarias del país a 90 kilómetros por hora como medida para bajar los accidentes mortales que le cuestan la vida cada año en España nada menos que a mil personas al año. El cambio de pegatinas debe estar culminado en un mes.

En Sevilla, esta medida gubernamental –con la que nos equiparamos a la media europea– afectará a un total de 138,5 kilómetros del total de 3.316 kilómetros de carretera convencional de calzada única existentes en la provincia. Esta cifra supone que afecta a un 4,1% del total que hasta ahora contaban con una velocidad genérica de la vía de 100 Km/h, según los datos facilitados este viernes a este periódico por la Jefatura Provincial de Tráfico de Sevilla. En el cuadro adjunto se puede ver la radiografía de las carreteras de Sevilla por titularidad y tipo de vía.

Infografia Sevilla

Las carreteras de la provincia de Sevilla. Autor: Departamento de Infografía.

La DGT asegura que “del total de kilómetros con velocidad 100 km/h, el 29,56% corresponden a carreteras autonómicas”. Y añade que en las carreteras de la Diputación Provincial de Sevilla no existen vías a 100 km/h, según la información que especifica la Jefatura Provincial del Tráfico .

Desde la Junta de Andalucía, la dirección de Carreteras mantiene que en las vías autonómicas la medida de reducción de velocidad les afecta mínimamente porque la mayor parte tienen ya una limitación de 90 km/h. “En la provincia de Sevilla se verían afectados algunos tramos de carretera que exigirían tan sólo el cambio de unas 39 señales de limitación de velocidad”, explica Carreteras de la Junta para ejemplificar su afirmación.

La administración autonómica estima que la medida en la comunidad afecta a cerca de un 2% de los tramos de estas carreteras, es decir, 200 kilómetros de vías de los más de 10.000 gestionados por la Junta. “Se trata de tramos que disponen de buenas condiciones para la circulación: rectas, con visibilidad y sin elementos que entrañen riesgo y en los que la velocidad máxima es de 100 km/h”.

Las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico son las que respaldan con más fuerza la medida del Gobierno y celebran que el Ejecutivo de Pedro Sánchez se haya atrevido con este paso porque “en esos kilómetros menos (de velocidad) puede estar la vida o la muerte”, en palabras de la presidenta de Stop accidentes, Ana Novella, según la información que facilita la agencia Efe.

La relación entre velocidad y accidentes es directa: se calcula que el 20% de los accidentes mortales se dan por el factor velocidad.

La asociación DIA de víctimas de accidentes considera que el verdadero problema de los accidentes son los adelantamientos y que esta medida gubernamental de reducción de la velocidad en vías secundarias no los soluciona, según su presidente Francisco Canes.

Otras entidades como la Asociación de Estudio de la Lesión Medular Espinal aseguran que el Gobierno tiene que seguir avanzando en este camino iniciado y aprobar una reducción de la velocidad máxima dentro de las ciudades, con zonas donde se establezca la limitación a 30 km/h. La entidad que dirige Mar Cogollos aporta el dato de que en las ciudades las víctimas mortales fueron más de 500 en 2017.

La Confederación Nacional de Autoescuelas, que preside José Miguel Báez, está convencida de que la reducción de velocidad en vías secundarias se traducirá en menos siniestralidad en carreteras. Con todo el gremio demanda que se complete la medida con más vigilancia de la Guardia Civil de Tráfico para controlar los excesos de velocidad.

  • Alberto Mantis

    Creo que seguimos sin enterarnos. El problema sigue siendo el mismo porque son los de siempre los que incumplen las normas. si antes sobrepasaban los 100 Km/h ahora, con más motivo, sobrepasarán el nuevo límite implantado.
    La cuestión es también una falta de control por parte de las autoridades en la materia y unas sanciones que supongan (ante una reincidencia) la retirada de por vida del carnet y la confiscación del vehículo.
    Si como asegura Francisco Canes (Asociación DIA de víctimas de accidentes) el verdadero problema de los accidentes son los adelantamientos, ahora al reducirse la velocidad serán más los que se desesperen y, sin darnos cuenta, hemos multiplicado por dos la probabilidad de que se produzcan más infracciones.
    En resumen, los que circulamos bien seguiremos haciéndolo y los que lo hacían mal reincidirán en su mal hacer, por lo que el problema, lejos de minimizarse, lo hemos agrandado.

  • Azertayano

    Otra lectura: La red de carreteras secundarias de un solo carril de Sevilla es tan mala que solamente por el 4% se podía circular a 100 km/h.
    Ahora se circulará a 90 km/h, pero siendo tan bajo el porcentaje al que se puede aplicará la reducción no dará hueco al ahorro de ningún muerto al año.
    Eso quiere decir que los muertos que se producen lo son por otros motivos. A nuestro juicio por falta de formación de los conductores, los cuales en cuanto salen del “conduces como puedas en tu propio caos” se la pegan. Llamamos caos a las amotillos por Sanlúcar, Lebrija, ¡Chipiona!…). En pocos años están con un volante en las manos y en cuanto conectan con una realidad más reglamentada en Los Palacios ¡zás! accidente.
    Otro día que de lugar hablaremos de los fallos garrafales de señalización en las autovías de la Junta. En cuanto tocamos el mismo tema en la A49 en este mismo lugar, redujeron la velocidad a 100 en algunas incorporaciones, como habrá visto.
    Feliz año 2019

  • Azertayano

    … dé lugar …

  • MANUEL

    Este no es más que otro ejemplo de los malos tiempos que corren para las libertades. Más y más seguridad a costa de libertad. Si el que conduce a 150 o 200 por hora le da igual las limitaciones de velocidad que se establezcan. Esta medida solo conlleva reducir el margen a los muchos que cumplimos, solo por rebajar las consecuencias de unos pocos. Como siempre, y todos tan contentos con esta medida tan original. Y digo yo, llegados a este punto tan problemático con los accidentes, ¿no sería mejor y mas efectivo prohibir el uso del coche e invertir de verdad en EDUCACIÓN?

  • ridewithus

    el principal problema es el de siempre, que los políticos al cargo no gobiernan por norma para y por el bien del pueblo, lo hacen para el beneficio propio y el de sus amigotes, y en consecuencia está todo como está y continuaremos pagando los de siempre, literalmente pq es el dinero de nuestros impuestos el que malgastan y también pq somos los nosotros los que usamos esas infraestructuras en mal estado.

  • bigtaxibcn

    Lo cierto es que no creo que suponga mucho cambio, quiero decir, el que habitualmente se pasa los limites de velocidad lo va a seguir haciendo, sea de 100 o de 90. Si que valdrá para que los respetuosos y precavidos, que procuramos respectar la normativa de circulación, entre otros factores por respecto al projimo, viajemos algo mas seguros… siempre a expensas de que alguna tarado nos la lie!

  • Vanesa

    Esto es el cuento de nunca acabar, estuvimos debatiendo este tema aquí y la conclusión fué que al final los políticos actuan sin razonamiento alguno. Tienen soluciones muy eficaces pero prefieren hacer pequeñas modificaciones que no llevan a ningun sitio.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber