Sevilla es el cuarto aeropuerto del país con más peso de compañías de bajo coste

Ana S. Ameneiro | 9 de noviembre de 2015 a las 20:44

Gerona, Murcia y Santiago están a la cabeza de los aeropuertos españoles con mayor porcentaje de pasajeros en ‘low cost’

pic-20151102063443S2005P6.jpg

Los aeropuertos españoles con mayor peso de las compañías de bajo coste son Gerona, Murcia-San Javier, Santiago y Sevilla, en cuarto lugar. En estas ciudades el dominio de estas compañías varía entre el 94,55% de Gerona, el 93,41% de Murcia, el 84,84% de Santiago y el 84,19% de Sevilla, según un informe de Aena de 2015 que incluye los últimos datos hasta el 30 de septiembre. En el extremo contrario se sitúan los aeropuertos con un fuerte volumen de pasajeros, como Madrid y Mallorca, donde las compañías tradicionales o de bandera dominan por encima de las de bajo coste. (Ver infografía adjunta)

En Barcelona y Málaga dominan las de bajo coste, pero en un nivel moderado. El de Barcelona, con 37,5 millones de pasajeros, es el segundo del país en volumen de viajeros transportados y las compañías de bajo coste dominan el 67,2% de la cuota de mercado y creciendo. En Málaga, el cuarto aeropuerto del país con un volumen de pasajeros de 13,7 millones, las de bajo coste aglutinan un 67,43%, porcentaje que ha bajado dos puntos en lo que va de año respecto a 2014.

De los cuatro citados con más peso del bajo coste, el de Sevilla es el más potente en pasajeros en general, ya que en 2014 movió 3,8 millones de viajeros al año. Le sigue el de Gerona, con 2,14 millones de viajeros, Santiago con dos millones y Murcia con algo más de un millón de pasajeros al año.

Por debajo de este grupo, los aeropuertos en los que las de bajo coste dominan igualmente pero en un porcentaje menor son Santander (aeropuerto Seve Ballesteros), Zaragoza, Alicante, Málaga, Barcelona e Ibiza.

En el extremo contrario, los aeródromos del país con más peso de las compañías tradicionales o de bandera son Tenerife Norte, Madrid, Fuerteventura, Palma, Lanzarote y Bilbao.

El caso de Madrid es relevante al tratarse del primer aeropuerto del país en volumen de pasajeros (41,7 millones al año) y un mínimo peso del bajo coste: 29,7%.

En el de Palma, pese a ser el tercer aeropuerto en cifra de pasajeros transportados, con 23 millones, hay poco peso de las de bajo coste, que concentran un 40,71%. En el de Gran Canaria, el quinto del país en volumen de viajeros transportados, el bajo coste sólo concentra un 32,2%.

Sevilla pagará 17.000 euros para volver a la dirección de la Red de Ciudades Ciclistas

Ana S. Ameneiro | 9 de noviembre de 2015 a las 12:14

La capital de Sevilla se incorporó en 2009 a la Red de Ciudades por la Bicicleta que ella misma impulsó y formaba parte de su junta directiva cuando este transporte estaba en pleno auge, no dejaba de crecer y Sevilla empezaba a despuntar en el panorama internacional como una de las mejores ciudades del mundo para la bicicleta. Eran los tiempos de Monteserín y de su socio de gobierno, Izquierda Unida, que gestionaba la Oficina de la Bicicleta, adscrita a Urbanismo.

A partir de 2010 la situación cambió radicalmente. El gobierno socialista de Monteseirín deja de pagar la cuota anual que entonces era de 5.000 euros. Y lo mismo hace en 2011 y en todo su mandato el PP cuando llega al gobierno local: deja de abonar la cuota que ya había bajado a 3.000 euros anuales como socio de la red de ciudades ciclistas.

En total los impagos elevan a 17.000 euros la deuda de Sevilla con la citada red que la propia capital impulsó. Eso supone que el Ayuntamiento ya no podía formar parte de la junta directiva de esta activa organización de 150 ciudades españolas, aunque ha seguido como socio. La red, que tiene sede en Murcia, renovó a finales de octubre pasado la junta directiva: la presidencia ha recaído en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la vicepresidencia en Alcobendas, Murcia, Valladolid y Alicante.
pic-20151109063225S1798P4.jpg
El nuevo alcalde socialista, Juan Espadas, se ha propuesto pagar la deuda para que la ciudad vuelva a estar en la directiva de esta organización de ciudades que participa en los eventos nacionales e internacionales y se coordina con la Administración y las entidades públicas y privadas en la promoción de la bici.

“Se van a iniciar los trámites para arreglar la situación de forma que cuando se produzca la renovación de los órganos directivos de nuevo Sevilla pueda volver a los órganos de gobierno”, aseguraron esta semana fuentes del gobierno local a este periódico. La decisión se tomó en la reciente asamblea de la Red de Ciudades por la Bicicleta. La intención del gobierno era entrar en los órganos directivos, pero se lo impedían los impagos de cuotas acumulados durante los últimos cinco años (2010-2014).

Desde el PP de Juan Ignacio Zoido se justifican los impagos en los elevados costes que implicaba “tanto de cuotas como de viajes” y se decidió que el pago no era prioritario porque la información y las conclusiones de los encuentros estaban disponibles plenamente para los socios. Así pues, según el PP de Zoido, “se prefirió destinar ese dinero a algo mas práctico como el mantenimiento y la ampliación del carril bici” de la ciudad.

El objetivo de la red es promover la movilidad sostenible y “promocionar el uso de la bicicleta como herramienta de movilidad alternativa al coche y a la moto en los desplazamientos cortos, impulsar iniciativas para conseguir que el desplazamiento en bicicleta sea más seguro, intensificar la promoción de la bicicleta y desplegar su potencial, incrementar las infraestructuras para el uso de la bicicleta y defender el potencial de la bicicleta como vehículo silencioso, limpio, asequible y sostenible ante la opinión pública”.

Respecto a los miembros, cuando se creó en 2009 (durante la celebración de las II Jornadas de la Bicicleta Pública en Sevilla) la integraban más de 30 municipios, mientras en la actualidad los socios son casi 70 y representan a más de 150 ciudades españolas. En Sevilla forman parte de la red los ayuntamientos de Sevilla, La Rinconada y Olivares, además del Consorcio Metropolitano de Transportes de Sevilla.

Desde la asociación A Contramano, que luchó durante décadas por una Sevilla con una verdadera red de carriles bici, su líder natural, Ricardo Marqués, lamenta los cuatro años del mandato de Zoido con los avances que se habían logrado. “En estos cuatro años el Ayuntamiento de Sevilla desapareció de todos los foros nacionales e internacionales de la bici sin hacer absolutamente nada. La presencia de la ciudad sólo la hemos mantenido desde nuestra asociación y desde el servicio de bici (Sibus) de la Universidad”, se queja.

El Cercanías Jardines de Hércules se retrasa por un cerramiento

Ana S. Ameneiro | 6 de noviembre de 2015 a las 11:20

El Ministerio de Fomento respondió ayer jueves a este periódico que “la ejecución de un cerramiento” ordenado por la Agencia de Seguridad Ferroviaria está retrasando la puesta en servicio de la estación de Cercanías Jardines de Hércules, pese a que fue inaugurada hace más de un mes por la ministra Ana Pastor. El cerramiento en cuestión forma parte de una propuesta que hizo en su día el administrador ADIF, pero Fomento no la debió considerar necesaria. ADIF asegura que es Renfe quien ejecuta la obra del cerramiento. El Ministerio declara que “a finales de la próxima semana está previsto que finalice” esta obra y que espera que se abra pronto al público cuando la Agencia de Seguridad Ferroviaria vuelva a inspeccionar el nuevo apeadero con el cerramiento ya ejecutado.

Sin tren a San Pablo

Ana S. Ameneiro | 4 de noviembre de 2015 a las 12:05

Málaga ya tiene una línea ferroviaria al aeropuerto al igual que Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante y Jerez. Pero Sevilla no tiene ninguna conexión de tren con el aeropuerto

malaga-airport-train.jpg

El Cercanías saliendo del aeropuerto internacional de Málaga-Costa del Sol

 

El alcalde, Juan Espadas, ha propuesto dar prioridad a la conexión directa por AVE del aeropuerto internacional de Málaga antes que reclamar la histórica conexión entre Málaga y Sevilla por Alta Velocidad que logró ejecutarse hasta 2011, cuando la Junta de Andalucía paralizó la obra sin más. Aún más grave fue que ya se habían invertido 280 millones en 77 de los 129 kilómetros de esta infraestructura necesaria y urgente que se proponía acercar por primera vez las dos ciudades andaluzas más importantes, y éstas a su vez con Granada y Almería. El abandono de la obra dejó esta plataforma terriza elevada construida a falta de las vías y de la electrificación.

Sorprende también que el regidor socialista sevillano pida para Málaga una conexión ferroviaria que ya tiene este aeropuerto (de 13 millones de pasajeros/año) a través de trenes de Cercanías cuando la capital administrativa que es Sevilla no tiene tren alguno con el aeropuerto, a sólo 11 kilómetros de la estación de tren. Sevilla atiende a los casi 4 millones de pasajeros que pasan por los aviones de San Pablo con una sola línea de autobús que tarda demasiado (recorre buena parte de la ciudad) y un servicio de taxi con evidentes carencias (como es la falta de transparencia en las tarifas).

El privilegio de Málaga de contar con un tren directo a su aeródromo se da en otras grandes capitales españolas como Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante e incluso la ciudad gaditana de Jerez, en unos casos con líneas de Metro y en otros con tren-tranvía o bien con Cercanías. La paradoja es que Sevilla, estando a la cabeza de las grandes capitales más pobladas del país, se ha quedado sin un transporte público masivo para el aeropuerto y lo mismo le ha sucedido al perder las tres líneas de Metro que le faltan en la ciudad y su área metropolitana.

Lo que pide Espadas supondría duplicar una infraestructura, una decisión nada eficiente en estos tiempos de crisis y recortes presupuestarios.

Respecto al primer eje ferroviario tranversal de Andalucía que iba a conectar la región occidental con la oriental de una punta a otra (Huelva, Sevilla, Antequera -Málaga-, Granada y Almería), el Gobierno central y la Junta se repartieron en su día la construcción. Para empezar, al Estado le correspondía ejecutar el tramo Granada-Antequera (Málaga) con 1.600 millones de euros y la Junta debía hacer el Antequera (Málaga)-Sevilla con 1.300 millones. Pues bien, el Gobierno central no ha dejado a un lado su compromiso y la obra avanza hasta el punto de que se propopone inaugurar su tramo en 2016.

Por contra, la Junta devolvió sin gastar los 186 millones que había recibido del Banco Europeo de Inversiones para esta conexión de Alta Velocidad entre Sevilla y Antequera, dijo a la prensa que retrasaba su ejecución hasta 2020 y nunca más se supo. Sin embargo, ha destinado millonarias inversiones a los, al tren-tranvía de Bahía de Cádiz y al tranvía de Jaén.

Una visita con mucho séquito y pocas noticias

Ana S. Ameneiro | 3 de noviembre de 2015 a las 13:22

LA MINISTRA DE FOMENTO FATIMA BAÑEZ INAUGURA EL APEADERO DE DE JARDINES DE HERCULES.

28 septiembre 2015. La ministra Pastor en la nueva estación Jardines de Hércules junto al delegado y subdelegada del Gobierno, Zoido y el edil del PSOE Joaquín Castillo. Fotógrafo: Juan Carlos Muñoz

Qué lleva a una ministra sensata y cumplidora como Ana Pastor a trasladarse hasta Sevilla para inaugurar una obra, la estación de Cercanías de Jardines de Hércules, que en realidad aún está cerrada y de la que no tiene siquiera fecha de apertura al público? ¿Y por qué si aún no hay nada que vender lo hace rodeada de un séquito de no menos de 50 personas entre los que abundan concejales del PP del Ayuntamiento de Sevilla y diputados del Parlamento andaluz, además del delegado y la subdelegada del Gobierno central? La cercanía de las elecciones generales es una buena razón que explica tanto despliegue, pero hay que decirle a sus asesores políticos que bastaba esperar unas semanas a que todo estuviera cerrado y terminado y hacerlo coincidir con su apertura al público.

El viaje de la comitiva partió de Santa Justa con destino a la estación de Bellavista remozada recientemente, donde el séquito bajó del tren y se paseó en bloque ante la mirada atónita del público, y concluyó en la nueva estación de Jardines de Hércules dotada con ascensores, tornos para cancelar billetes y pasarela elevada, en este caso vacía de usuarios, salvo el dirigente de la asociación de vecinos Jardines de Hércules, que fue invitado al acto.

Otra cuestión inexplicable es por qué la ministra convocó a la prensa para anunciar la creación de un consorcio de transportes que estrenó su billete único en 2003 a la espera de que se sumara Renfe (lo que no sucedió nunca) y para no dar noticias sobre otros temas urgentes que espera Sevilla del Ministerio de Fomento, en especial la ampliación del Cercanías de la Cartuja hasta la estación del Metro de Blas Infante, una obra sencilla y vital para solventar el problema de movilidad de la isla que empeorará cuando la torre Pelli esté a pleno rendimiento. El PP dice que hay dinero en 2016 para esta obra, pero Pastor no dio fecha ni ofreció compromiso alguno.