Archivos para el tag ‘bicicleta’

La señalización “caótica” del centro

Ana S. Ameneiro | 15 de noviembre de 2017 a las 5:30

Los ciclistas son los perjudicados por el caos en la señalización que limita el acceso de vehículos al centro. La nueva señalización de zona 30 y zona 20 perjudica a peatones y ciclistas. A Contramano lo denuncia y señala que no hay una política clara sobre los lugares por donde pueden circular las bicis.

La asociación ciclista A Contramano ha denunciado “la absoluta incoherencia” del área de Movilidad del Ayuntamiento con la bicicleta por la señalización “incongruente” que está instalando en las calles del centro de la ciudad, ya que no se corresponde con la ordenación que aprueba teóricamente en favor de las bicis. Según Ricardo Marqués, lo más sangrante son las señales que prohiben el paso en el centro a todos los vehículos salvo taxis, autobuses eléctricos y motos, sin que en ningún lado se incluyan las bicis en esa lista de vehículos que pueden pasar. Esas señales se pueden ver por ejemplo en zonas como la Puerta Osario y en el tramo Encarnación-Campana (Foto 1).

foto_1_encarnacion-campana.jpg

Foto 1.

“Hay una política de cara a la galería de hacer gestos favorables a la bici, pero en la práctica no hay una señalización clara sobre los lugares por donde pueden o no pueden ir los ciclos, hay un absoluto caos de señalización y una discriminación de las bicis frente a otros vehículos como taxis y motos porque en muchos lugares del centro pueden entrar las motos y los taxis pero no las bicis”. A Contramano advierte que los ciclistas “estamos en la más absoluta indefensión. Si tenemos un accidente con un taxi o una moto en el tramo de la Encarnación a la Campana el taxista, el motorista o el juez pueden decirle al ciclista que no debía pasar por allí. Y cualquier ciclista puede ser multado si llega a la Campana”.

Otro efecto de esta “incongruencia”, añade Marqués, se da en la nueva señalización de zona 30 (velocidad máxima 30 km/h) en todas las calles del centro abiertas al tráfico, concretamente en las vías de plataforma única -aceras y calzada al mismo nivel- declaradas zona 20 (velocidad máxima 20 km/h). El problema es que la señalización que indica el fin de la prohibición dice también que se acaba la prioridad de paso de peatones y ciclistas (Foto 2), sin tener en cuenta que todo el centro ya es zona 30 y, por tanto, los peatones y ciclistas nunca dejan de tener prioridad se acabe o no el tramo de velocidad máxima a  20 km/h. En definitiva, que cualquier conductor puede interpretar con esas señales de fin de prohibición que peatones y bicis ya no tienen la prioridad de paso.

Foto 2.

A Contramano lamenta que su Plan de movilidad ciclista para el centro trataba de superar todas esas incongruencias al dejar bien claras las prioridades de paso en el centro y, sin embargo, el documento “quedó para su estudio” y no fue aprobado por el Ayuntamiento pese a estar incluido en el orden del día de la Mesa de la Movilidad

En la resolución, ya publicada en el BOP el 25 de octubre de 2017 (boletín número 247), el área de Movilidad aclara los motivos por los que se ha declarado el centro zona 30 y 20. «Dada la nueva concepción de la movilidad en la que prima el desplazamiento a través de medios más saludables tales como los desplazamientos en bicicleta y a pie, se hace necesario tanto la recuperación de espacios para el uso y disfrute de las personas como el avance en el establecimiento del modelo de calles compartidas haciendo especial hincapié en el Centro Histórico de la ciudad, ya que este no dispone de espacio suficiente para poder implantar las infraestructuras segregadas específicas necesarias para cada modelo de transporte”.

A Contramano denuncia multas ilegales por amarrar la bici al mobiliario

Ana S. Ameneiro | 2 de febrero de 2016 a las 17:18

La asociación ciclista de Sevilla A Contramano denuncia en su blog (www.acontramano.org) las multas “injustificadas y excesivas” que está poniendo el Ayuntamiento de Sevilla a ciclistas por amarrar la bici en el mobiliario urbano. Las sanciones son  de 200 euros y pueden ser recurridas, advierte la entidad, porque “la Ordenanza de Circulación (Art. 145) tipifica el amarre de bicicletas al mobiliario urbano de forma indebida (es decir, obstaculizando el tráfico o el tránsito peatonal) como infracción leve, con multa de hasta 70 euros (no 200)”.

El catedrático Ricardo Marqués, portavoz de A Contramano, con su bicicleta en la facultad de Física de Sevilla. Fotógrafo: Alejandro Sarria.

“No paran de llegarnos quejas de usuarios acerca de retiradas de bicicleta y de multas por amarrar bicicletas a señales de tráfico, farolas y otros elementos del mobiliario urbano. Con multas que a veces llegan a los 200 euros”, lamenta a Contramano.
Recuerda que, en ausencia de plazas de aparcamiento específicas, la Ordenanza de Circulación (Art. 50) permite amarrar bicicletas al mobiliario urbano siempre que con ello no se entorpezca el tráfico de vehículos ni el tránsito peatonal.

La asociación vuelve a quejarse de la “la creciente falta de aparcamientos específicos para bicicletas en la vía pública” y reclama al Ayuntamiento que inicie un plan para crear este tipo de infraestructuras, “preferentemente sobre la calzada y  ocupando plazas de aparcamiento de coches, dado que en una plaza de aparcamiento de coche caben cómodamente entre 7 y 10 bicicletas, (ver imagen ilustrativa) antes que poner multas”.

 

Sevilla pagará 17.000 euros para volver a la dirección de la Red de Ciudades Ciclistas

Ana S. Ameneiro | 9 de noviembre de 2015 a las 12:14

La capital de Sevilla se incorporó en 2009 a la Red de Ciudades por la Bicicleta que ella misma impulsó y formaba parte de su junta directiva cuando este transporte estaba en pleno auge, no dejaba de crecer y Sevilla empezaba a despuntar en el panorama internacional como una de las mejores ciudades del mundo para la bicicleta. Eran los tiempos de Monteserín y de su socio de gobierno, Izquierda Unida, que gestionaba la Oficina de la Bicicleta, adscrita a Urbanismo.

A partir de 2010 la situación cambió radicalmente. El gobierno socialista de Monteseirín deja de pagar la cuota anual que entonces era de 5.000 euros. Y lo mismo hace en 2011 y en todo su mandato el PP cuando llega al gobierno local: deja de abonar la cuota que ya había bajado a 3.000 euros anuales como socio de la red de ciudades ciclistas.

En total los impagos elevan a 17.000 euros la deuda de Sevilla con la citada red que la propia capital impulsó. Eso supone que el Ayuntamiento ya no podía formar parte de la junta directiva de esta activa organización de 150 ciudades españolas, aunque ha seguido como socio. La red, que tiene sede en Murcia, renovó a finales de octubre pasado la junta directiva: la presidencia ha recaído en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y la vicepresidencia en Alcobendas, Murcia, Valladolid y Alicante.
pic-20151109063225S1798P4.jpg
El nuevo alcalde socialista, Juan Espadas, se ha propuesto pagar la deuda para que la ciudad vuelva a estar en la directiva de esta organización de ciudades que participa en los eventos nacionales e internacionales y se coordina con la Administración y las entidades públicas y privadas en la promoción de la bici.

“Se van a iniciar los trámites para arreglar la situación de forma que cuando se produzca la renovación de los órganos directivos de nuevo Sevilla pueda volver a los órganos de gobierno”, aseguraron esta semana fuentes del gobierno local a este periódico. La decisión se tomó en la reciente asamblea de la Red de Ciudades por la Bicicleta. La intención del gobierno era entrar en los órganos directivos, pero se lo impedían los impagos de cuotas acumulados durante los últimos cinco años (2010-2014).

Desde el PP de Juan Ignacio Zoido se justifican los impagos en los elevados costes que implicaba “tanto de cuotas como de viajes” y se decidió que el pago no era prioritario porque la información y las conclusiones de los encuentros estaban disponibles plenamente para los socios. Así pues, según el PP de Zoido, “se prefirió destinar ese dinero a algo mas práctico como el mantenimiento y la ampliación del carril bici” de la ciudad.

El objetivo de la red es promover la movilidad sostenible y “promocionar el uso de la bicicleta como herramienta de movilidad alternativa al coche y a la moto en los desplazamientos cortos, impulsar iniciativas para conseguir que el desplazamiento en bicicleta sea más seguro, intensificar la promoción de la bicicleta y desplegar su potencial, incrementar las infraestructuras para el uso de la bicicleta y defender el potencial de la bicicleta como vehículo silencioso, limpio, asequible y sostenible ante la opinión pública”.

Respecto a los miembros, cuando se creó en 2009 (durante la celebración de las II Jornadas de la Bicicleta Pública en Sevilla) la integraban más de 30 municipios, mientras en la actualidad los socios son casi 70 y representan a más de 150 ciudades españolas. En Sevilla forman parte de la red los ayuntamientos de Sevilla, La Rinconada y Olivares, además del Consorcio Metropolitano de Transportes de Sevilla.

Desde la asociación A Contramano, que luchó durante décadas por una Sevilla con una verdadera red de carriles bici, su líder natural, Ricardo Marqués, lamenta los cuatro años del mandato de Zoido con los avances que se habían logrado. “En estos cuatro años el Ayuntamiento de Sevilla desapareció de todos los foros nacionales e internacionales de la bici sin hacer absolutamente nada. La presencia de la ciudad sólo la hemos mantenido desde nuestra asociación y desde el servicio de bici (Sibus) de la Universidad”, se queja.