El emblema de Málaga en el puerto

Juan Carlos Cilveti Puche | 27 de septiembre de 2016 a las 8:28

Resulta curioso que en las dos últimas décadas, las noticias más significativas que ha generado el puerto de Málaga y que han suscitado intensos debates mediáticos y ciudadanos, hayan tenido muy poco que ver lo que realmente es y significa la actividad portuaria.

Con el recuerdo de aquella desafortunada soflama política que ofrecía a los malagueños el muelle de Levante para pasear, la polémica demolición del silo, las luces y sombras del Palmeral Sorpresas y el Muelle Uno, amén de lo que afean, para muchos, las grúas de la terminal de contenedores, el puerto malacitano, tras lidiar con una noria que en un futuro será más grande, afronta ahora el reto de convertirse en un destino turístico albergando en sus instalaciones un superhotel que, en esta ocasión, no será flotante.

Y sin entrar en el sangrante tema de lo que ya se escucha sobre la calidad emblemática que  se le atribuirá a esta torre de 135 metros de altura (para construcciones emblemáticas ya está la catedral o si me apuran el monumento a Torrijos o la Farola), este superhotel, participa de dos circunstancias que podrían afectar mucho al éxito crucerístico malacitano. Ocupando casi la totalidad  de la explanada de Levante, los 57.000 metros cuadrados donde se ubicará esta construcción, reducirán considerablemente las amplias zonas de aparcamiento que en la actualidad usan los autobuses que movilizan a los turistas de barco. Pero además de esto, lo más peliagudo del asunto radica en los dos años y medio de obras; unos trabajos que no sabemos cómo acogerán las compañías cruceristicas al tener que afrontar treinta largos meses atracando sus lujosos buques a menos de cien metros de una ¿emblemática obra?

Puerto y catedralVieja postal malagueña del puerto que muestra a la catedral.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 27 de septiembre de 2016.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber