Veinte desembarcos

Juan Carlos Cilveti Puche | 4 de abril de 2017 a las 8:45

Cuando aún falta algo más de una semana, en los corrillos portuarios ya se habla del desembarco de la Legón. Con la complicación que para algunos supone la multitud de gente que acude para ver el acto y la expectación que, para la mayoría, significa recibir otro año más a estas tropas, el puerto ya está preparado para recibir al barco que traerá a las unidades legionarias que desfilarán el jueves Santo por las calles malagueñas.

Y aunque hace ya algunos años en esta misma columna con el título “El barco de la Legión”  les hablé de él, hoy, debido a una circunstancia muy especial, quiero volver a retomar la historia del Contramaestre Casado, un buque que ya forma parte de la historia marítima de Málaga.

Tras haber efectuado hasta la fecha 19 desembarcos, si finalmente se cumplen las previsiones, este próximo jueves Santo el  Contramaestre Casado A-01 cumplimentará su vigésima llegada a Málaga con las tropas legionarias; un record que lo convierte en el buque de la Armada que más veces ha ejecutado este transporte.

Con la particularidad de que este barco inició su vida en 1953 como un mercante de bandera sueca, en 1982, tras una operación contra el contrabando en aguas gallegas, este buque era adquirido y remodelado por la Armada. Rebautizado con su actual nombre, en 1983, el Casado, como popularmente se le conoce, comenzó a trabajar como transporte ligero, llegando por primera vez a Málaga  con unidades de la Legión en el año 1991.

Y sin bien se anunciaba su retirada para enero de 2012, el veterano Contramaestre Casado A-01 ha seguido en activo, y desde entonces, año tras año no ha faltado a su cita primaveral para desembarcar a los legionarios en la Semana Santa malagueña.

OLYMPUS DIGITAL CAMERACONTRAMAESTRE CASADO entrando en 2016 col las tropas legionarias.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 4 de abril de 2017.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber