La mar de Historias » Archivo » El AIDASTELLA

El AIDASTELLA

Juan Carlos Cilveti Puche | 4 de agosto de 2020 a las 11:19

Hoy, de no estar inmersos en la crisis del coronavirus, el puerto malacitano habría recibido al buque de crucero Aidastella. En una escala entre las ocho de la mañana y las seis de la tarde, este barco, ya habría cumplimentado cinco atraques, teniendo previsto finalizar 2020 con un total de 10 visitas.

Ante estos números y con la previsión, aunque tal vez mejor decía decir la esperanza, de que este buque podría ser el primero que retomar la actividad crucerística en septiembre, hoy les contaré la historia malagueña de este barco.

Construido en los astilleros alemanes Meyer, el Aidastella, séptimo de una serie denominada Sphinx, iniciaba su vida de mar en marzo de 2013. Con 71.304 toneladas de registro bruto, 253 metros y una capacidad máxima para 2.700 pasajeros repartidos en 1.096 camarotes de 14 categorías diferentes, este barco, luciendo sus llamativos labios a proa y sus ojos que recuerdan a los de las barcas de jábega, realizaba su primera escala malacitana en abril de 2015. Procedente de Cádiz y con destino a Mallorca, el Stella, atracado en el muelle norte de la estación marítima de levante se estrenaba en una visita de once horas y media trayendo a su bordo a 2.218 turistas.

Con posterioridad a aquel estreno, este barco de 14 cubiertas ha realizado hasta el momento un total de 20 escalas; unos atraques en los que cabría destacar su amplio programa de excursiones y sus ya clásicas rutas en bicicleta; una de las principales señas de identidad dentro las actividades en tierra de los buques de Aida Cruises.

Convertido como la gran mayoría de sus hermanos de naviera en unos habituales y con la esperanza de que los barcos de los labios rojos a proa programen en un futuro cercano rutas con salidas y llegadas desde Málaga, el Aidastella participó en abril de 2019 en un día de récord. En aquella jornada, además de pernoctar por primera vez en aguas malagueñas, nuestro protagonista de hoy compartió atraque con cinco buques turísticos más. Y ya, con este hecho histórico en su biografía, el Stella, en octubre de ese mismo año coincidió en un mismo día con su hermano Aidacara, siendo aquella fecha la primera en que dos buques Aida atracaban juntos en el puerto malacitano.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAIDASTELLA en una de sus escalas malagueñas.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 4 de agosto de 2020.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber