Archivos para el tag ‘Bulk Carrier’

Plastificado

Juan Carlos Cilveti Puche | 25 de julio de 2017 a las 10:03

En enero de 1998 visité el buque Danica Violet que llegaba  al puerto malagueño para cargar  dolomita. Aquel embarque, el primero que realizaba de una forma exhaustiva a un barco que no era de pasaje,  me sirvió para aprender  cómo se realizaban las operativas de carga y descarga. Aunque muchas fueron las cosas que me sorprendieron, la que más me llamó la atención, fue  cómo se cerraba todo el barco mientras se llenaban o vaciaban las bodegas. En este caso que les cuento, al estar operando con  dolomita (una mercancía muy polvorienta), el Danica Violet que estaba atracado en el muelle número seis, permanecía cerrado a cal y canto para evitar que los residuos volátiles de esta mercancía  se apoderaran de todo el barco.

Hace unos días, al muelle número nueve llegaba el bulk carrier de bandera maltesa Manna para cumplimentar un embarque de clinker. Con sus cinco bodegas abiertas, este carguero que llevaba protegidas con lonas unas grandes cucharas que iban estibadas en su cubierta, antes de iniciar la maniobra de carga, cubría de igual forma sus botes salvavidas; una medida de protección ante la  atmósfera polvorienta producida por el embarque de una mercancía de estas características.

Pero además de todo esto, la tripulación de este bulk carrier de 190 metros de eslora construido en Japón en el año  2005, había tomado otra curiosa medida de protección. En su mástil, los dos radares habían sido literalmente plastificados.

Y si bien los radares pueden tener fundas o unos paneles frontales los preserven de posibles deterioros, las nada ortodoxas envolturas plástica de Manna constituyen una verdadera rareza; una imagen que nunca había visto y que por suerte pude fotografiar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERARadares del MANNA cubiertos con plásticos.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 25 de julio de 2017.

Dientes de tiburón

Juan Carlos Cilveti Puche | 1 de noviembre de 2016 a las 10:12

El pasado 22 de octubre, el bulk carrier de bandera panameña Nordic Odyssey atracaba en el muelle número siete. Procedente del puerto letón de Liepaja y con destino a Tarragona, llegaba para cumplimentar durante seis días una descarga de 27.000 toneladas de trigo.

Y aunque esta operativa no tiene nada de especial, sí que se puede convertir en significativa si hablamos del barco que realizó; un destacado granelero al que le acompaña una muy interesante historia y una imagen nada usual.

Construido en  2010 en los astilleros japoneses de Oshima, unas instalaciones navales dedicadas a la fabricación de grandes buques de carga, este barco de 40.142 toneladas de registro bruto, 225 metros de eslora y 32 de manga, comenzaba su vida de mar bajo el nombre Sako Odyssey para la naviera nipona Sako Line.

Fletado a los pocos meses de su botadura por la compañía danesa Nordic Bulk Carriers, este granelero clasificado como Panamax (buque ajustado a las dimensiones máximas permitidas para transitar por el canal de Panamá), en 2011 cumplimentaba con éxito una navegación por el afamado paso del Noroeste; una ruta marítima que, por el Ártico, enlaza los océanos Atlántico y Pacífico.

Tras aquella singladura,  en 2012 el barco pasaba a ser propiedad de la naviera danesa que lo rebautizaba como Nordic Odyssey y lo pintaba con sus colores. Con su casco rojo y un dibujo a proa donde se representan los dientes de un tiburón, este carguero que realiza de forma habitual, como los demás buques de la compañía Nordic Bulk Carriers, viajes por el Ártico, atracaba hace unos días en Málaga; una muy buena oportunidad para ver a un barco que en el año 2013 fue galardonado como el mejor bulk carrier del mundo.

IMG_3708NORDIC ODYSSEY mostrando sus dientes de tiburón en el muelle número siete.

Columna “LA MAR DE HISTORIAS” publicada en la página Marítimas 1 de noviembre de 2016.

Colisión en el Canal de la Mancha

Juan Carlos Cilveti Puche | 8 de octubre de 2010 a las 18:08

Dos buques colisionan a la entrada del canal de la mancha.

Esta es la noticia:

El buque de bandera maltesa YM URANUS, tras colisionar con el buque panameño Hanjin Rizhao* en el Canal de la Mancha, muestras claros signos de hundimiento. Los miembros de su tripulación son evacúados en helicóptero a la localidad francesa de Brest.

Según las autoridades francesas, el YM URANUS que transportaba 6.000 Tm de Pygas pesado (un derivado de gasolina), presenta “serias dificultades”, mostrando una importante vía de agua y una considerable escora a babor. Este barco navegaba desde puerto italiano de Porto Marghera a Amsterdam.

Al parecer, la colisión se produjo a las 05:30 (03:30 GMT) de hoy (8 de Octubre de 2010) a unos 100 kilómetros al sudoeste de la isla de Ouessant, momento en el que los servicios marítimos galos recibieron la alerta.

El otro buque implicado en la colisión, navegaba desde Las Palmas a Rotterdam.

EL CHOQUE DE 2 BARCOS EN EL CANAL DE LA MANCHA AMENAZA CON UN VE

YM URANUS. EFE/CPAR.

Aunque responsables de los  servicios de Guardacostas franceses e ingleses confirman que por el momento “no hay riesgo inminente de vertido de combustible”, todas las alertas se mantienen activadas. En la zona, en las inmediaciones del buque maltés, se encuentran una fragata de la marina de guerra francesa, así como un remolcador de altura y diversas unidades aéreas.

EL CHOQUE DE 2 BARCOS EN EL CANAL DE LA MANCHA AMENAZA CON UN VE

Fotografía tomada desde un buque de la marina de guerra francesa. EFE/CPAR.

El YM URANUS es un tanque químico (Chemical/Products Tanker) de 4.829 TRB y 119,600 m de eslora, construido en el año 2008 en los astilleros  turcos de Marmara Tersanesi. Este barco está operado por Ibex Maritime Ltd. Gibraltar.

*El otro buque implicado en el accidente; buque que según todas las agencias de prensa se llama Hanjin Richzad, curiosamente no existe.

Tras consultar la lista de buques operados por Hanjin Shipping, y ver posibles rutas, el buque más cercano a la zona del accidente es el HANJIN RIZHAO, un bulk carrier del año 2010 construido en Hyundai Samho Heavy Industries Co Ltd. (Corea del Sur) de 93.152 TRB y 292 metros de eslora.

hanjin  R blog

Ruta seguida por el HANJIN RIZHAO (posición del buque a las primeras horas de la tarde de hoy).

Al parecer, y tras una primera valoración de emergencia, el buque siniestrado podría ser remolcado una vez estabilizado.

Confiemos que todo vaya bien y no haya males mayores.

¿Cuántos balones se habrán caído al agua?

Juan Carlos Cilveti Puche | 12 de agosto de 2010 a las 9:59

Si se fijan en la siguiente foto, podrán apreciar que tras la chimenea de este buque de crucero, se puede ver un nada estético recinto vallado (más bien habría que decir mallado o enredado).

MSC Armonia blog

Este espacio, no es otra cosa que un campo polideportivo; básicamente un área de deportes donde se podría jugar al tenis, baloncesto o algún que otro deporte más.

Este tipo de recinto, más o menos enmascarado o tan visible como el del MSC ARMONIA  (a mi se me ocurre llamarlo corralillo), es algo muy frecuente en los grandes buques de crucero. Además de otras muchas actividades, la cuestión deportiva es básica en cualquier hotel flotante que se precie.

Con esta premisa (ya no entro en que si el que realiza un crucero necesita o no echar unas cuantas canastas), el que se encuentren este tipo de campos polideportivos en un barco para turistas, es, hoy día, además de lógico, necesario.

Pero, ¿qué les parecería si les dijera que hace unos días encontré una canasta de baloncesto en un barco de carga? Sí, para más señas en un Bulk-Carrier.

Como ya son muchos años viendo barcos de todo tipo, permítanme la pedantería, el ojo, además de ver lo que normalmente se ve, va buscando cosas que normalmente se salen de lo habitual.

Global Hermes blog1

GLOBAL HERMES.

El pasado día seis del presente, a primera hora de la tarde, atracaba en el muelle número cuatro del puerto de Málaga el Bulk-Carrier GLOBAL HERMES. Sin nada especialmente destacable, salvo que este buque originariamente se llamó SIDER SEA (los Sider durante un tiempo fueron unos habituales en el puerto malagueño), lo que mereció la pena y el sol de justicia de las cinco de la tarde, fue la “canasta oficial de baloncesto” de este buque.

Justo al final del castillo de proa, en el pasillo que, de banda a banda, queda entre este y el inicio de las bodegas, se podía ver a la perfección la canasta.

Global Hermes blog2

 

Y si ya de por sí, ésta llamaba la atención, lo hacía mucho más al llevar en el tablero (en el recuadro en el que dicen que hay que tirar la pelota para hacer canasta), las iniciales del operador del barco: Global Hanseatic Shipping; de ahí que anteriormente hubiera dicho eso de “canasta oficial”.

Global Hermes blog3

Desde luego que habrá muchos otros barcos de carga que lleven canastas de baloncesto u otros pequeños recintos para hacer deporte (los mini gimnasios son ya algo casi obligatorio en cualquier barco); aunque una canasta con el logo de la empresa, deberán de reconocer conmigo que es algo cuando menos sorprendente.

Al ver la canasta y su ubicación, lo primero que pensé fue: ¿Cuántos balones se habrán caído al agua?

¿Dónde estaban?

Juan Carlos Cilveti Puche | 14 de abril de 2010 a las 17:29

El pasado Lunes, finalmente, el buque chino Shen Neng 1 pudo ser desencallado de la zona de la  Gran Barrera de Coral australiana en la que quedaba atrapado el día 3 del presente mes de Abril.

Después de transferir el combustible que se estaba vertiendo a la mar a una gabarra cisterna, el bulk carrier fue remolcado a una zona de fondeo en los alrededores de la isla de Great Keppel, a 38 millas del lugar del incidente.

Los daños producidos por el vertido de combustible (casi cuatro toneladas) parece que son graves;  e incluso, hay indicios de contaminación a bastante distancia de donde se produjo el accidente. Se han encontrado pequeñas bolas de una sustancia alquitranada a diez millas del lugar donde ha permanecido el  buque encallado.

Tras esto; y teniendo en cuenta que según los expertos, la zona de coral afectada podría tardar en regenerarse (si lo hace), más de 20 años, a bote pronto, sólo se me ocurre hacer/hacerles unas preguntas.

Durante todos estos días, ¿Dónde estaban los agresivos activistas-ecologistas de las lanchas? ¿Dónde se encontraban los defensores de la naturaleza que se suben a  chimeneas para colgar pancartas o sufren los manguerazos de agua de los balleneros?, ¿Y los que protestan por el uso de pieles tirados en la calle o en exclusivos pases de modas?

O estaban todos ellos allí y no los hemos visto (quizás las televisiones han considerado poco espectacular sacarlos), o lo mismo han protestado desde sus despachos; seguramente a muchos miles de kilómetros de la zona.

Hasta la próxima, que si es espectacular, la veremos en la tele.

Llegar antes, gastar poco y ganar lo máximo posible

Juan Carlos Cilveti Puche | 7 de abril de 2010 a las 16:10

EXPERTOS INTENTAN EVITAR QUE EL BUQUE ENCALLADO CAUSE UN DESASTR

Con el drama del Shen Neng 1 ya en escena, y con el daño ecológico-medioambiental ya en marcha; quizás, la pregunta o reflexión  que ahora toca hacerse, es, ¿por qué ocurrió lo que ocurrió?

Tras leer muchas de las notas que hasta la fecha se han publicado, y discriminar algunas informaciones que no parecen demasiado rigurosas, la historia queda así:

Buque que sale del puerto australiano de Gladstone con destino a un puerto de China llevando 65.000 toneladas de carbón. Sus tanques de combustible almacenan 975 Tm. de carburante.

Dejando las habituales vías de navegación comercial de la zona, el barco se desvía 15 millas de la ruta que debería haber tomado y encalla en la noche del sábado día tres de Abril. Lo hace en una zona de la  gran barrera de coral australiana del Pacífico Sur. El accidente se produce en un área con fondos mixtos de tierra y coral a 70 kilómetros al este de la ciudad de Great Keppel Island, en la costa del estado australiano de Queensland.

Tras el accidente, el buque empieza a tener pérdidas de combustible; pérdidas que provocan una mancha que comienza a dañar (contaminar) la zona.

Con todo esto, y con el añadido, según las últimas informaciones, de que las tareas  de rescate y lucha contra la contaminación podrían retrasarse de 24 a 48 horas (por las condiciones del tiempo), el barco sigue vertiendo combustible, amén de que existe un cierto riesgo de que el buque sufra alguna rotura estructural. En unos primeros momentos, se habló del peligro de que el barco se pudiera partir; aunque, parece ser que esta hipótesis, por el momento, no es del todo cierta.

Ante esta situación, y mientras los equipos de rescate y limpieza se coordinan para ver cómo actuar, y los portavoces de diversas asociaciones ecológicas avisan de lo grave de esta situación, el Shen Neng 1 sigue encallado en un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad (Unesco 1.981).

Gran_barrera_de_coral blog

Y ahora viene la pregunta:

¿Cómo ha podido ocurrir esto?

Si necesidad de ser un entendido en la materia, cualquiera que lea lo anteriormente expuesto, notará que hay algo que llama poderosamente la atención.

¿Cómo un barco se desvía tanto de una ruta comercial más o menos establecida?

La respuesta está muy clara. Un desvío de esta magnitud (15 millas que son algo más de 24 kilómetros) sólo puede deberse a motivos de “celeridad”; me explico.

Aunque los ecologistas australianos llevan años anunciando que la gran barrera de coral se convertirá en una autopista para el tráfico de carbón entre Australia y China; estos avisos  parece que no han calado lo suficiente en las autoridades que deben controlar el tráfico marítimo de la zona. Con deficiencias notables en lo que significa esta coordinación (y eso que hay radiobalizas, faros y prácticos que operan en determinadas zonas), el tráfico no termina de estar regulado.

Y aunque hay varias rutas comerciales de navegación; rutas que evitan pasar demasiado cerca de esta zona, la posibilidad de buscar otras vías para llegar más rápido existe.

Ante esta permisividad, y ante la posibilidad de ahorrar tiempo, determinados armadores intentan reducir gastos y aumentar ganancias navegando por áreas por las que debería estar totalmente prohibido circular.

Un lema tan viejo como la historia de la navegación: Llegar antes, gastar poco y ganar lo máximo posible,  que en determinadas ocasiones provoca accidentes como el de este Bulk Carrier de bandera china.   

 

Para los amantes de los datos, aquí les dejo la ficha del Shen Neng 1:

Año de construcción: 1.993.

Astilleros (El buque se construyó en dos astilleros diferentes):

Sanoyas Hishino Meisho Corp. Kurashiki, Japón. Casco.

Sumitomo Heavy Industries Ltd. Oppama, Japón.

Bandera: China.

Armador registrado: Shenzhen Energy Transport.

Registro bruto: 36.575 TRB.

Eslora: 225 m.

Manga: 32,300 m.

Calado: 13,291 m.

Anteriores nombres: Bestor (1993. Bandera de Liberia), Bestore (1993. Bandera de Isla de Man), Shen Neng 1 (2007. Bandera de China)

Tripulación: 23